Roth ´18; Try#2: La Persistencia garantiza justicia, y es la Constancia quien mientras… la mantiene VIVA® by Rafuky.

Persistencia: De Lat. 1. intr. Mantenerse firme o constante en algo.

Nota Aclaratoria como siempre: Largo muy largo. Responde a necesidades como siempre, de revivir con todo lujo de detalles en un futuro cada vez más cercano todo eso que me hizo disfrutar tanto, por eso me recreo tanto; esta vez no había ninguna necesidad como si la hay otras veces, de decirle a las RRSS nada, esta vez todo había quedado dentro y lo sabia quienes lo tenias que saber. La insistencia del coprotagonista en ¿donde esta el post? y la necesidad antedicha hacen posible que vayais a perder 20 minutos de vuestro tiempo en ello. Pero será vuestra elección. Comenzamos

      No soy rencoroso, ¿o si? no lo sé, pero venia buscando JUSTICIA: el título redundante del post (Try2) así lo adelanta: cuando hay un segundo intento, es que el primero fué fallido. Se lo comentaba a otro buen amigo,  currante como pocos de esto, y que recientemente ha conseguido su sub10* en Vitoria hace unos días, también en un segundo intento: – Suerte no, Manu deséame justicia joder que entrenamos un huevo de horas al año,  para fiarlo todo a la suerte. (*Esto juro que lleva escrito desde 2 de Julio de 2.018, porque hay personas que como el Mago Merlin que vienen del futuro y todas estas cosas ya las han visto).

 Muchas veces la obstinación, el trabajo duro, desgraciadamente no son garantías de nada, pero si te olvidas del tema temporal, y las dejas pasar casi siempre suelen dar resultado. Como la vida misma, te devuelve todo cuanto le das… esa frase la escucho resonar tumbado en meta, extenuado del esfuerzo y recibiendo puñetazos en el pecho del protagonista de esta historia… pero no adelantemos acontecimientos. 

Decidí abandonar la presión, para no frustrarme, rayado  de intentos imposibles para correr la Maratón en 4h (ó eso creía) este mismo año. Me dije a mi mismo, que para que esto fuera disfrute, quizás debería recordar de vez en cuando de los 146 kg que vengo…  y que quizás el mérito tan solo esté en realizarLOS y prepararlos.  Pero por otro lado, no me resignaba  a que algún año llegara la tan ansiada carrera perfecta “para liar el taco”. Un año este en que por circunstancias excepcionales se me cruzaron 2 IM por acompañar a un buen amigo a su primer Lanzarote, y por la cejación que tenia de quitarme la espina en Roth, el caso es que siendo hombre de #ONEIronmanYEAR, se me presentaron ambas oportunidades en poco más de dos meses y arriesgúe. La logística y la situación complicada que tenemos en casa, hacia que el viaje muy al contrario de aquel primer RothVideo, tuviéramos que hacerlo en plan pareja, en cómodo avión, alquilando coche en Munich en unas minivacaciones de enamorados, fantásticas, muy lejos de las “penurias” de la AC.

face

Ya en esta entrada de Facebook, me dije que para que esto fuera disfrute, quizás debería recordar de vez en cuando de los 146 kg que vengo…

Permitirme aquí,  en lo extenso ya del post, hacer un publireportaje con mi amigo Alex de Tritransport al que pretendo hacer toda la publicidad del mundo, porque el servicio que da y las comodidades que proporciona son absolutamente increíbles. No dudes en contactar con él si tenéis algún Ironman y os queréis despreocupar de la bici: trato top, y fiabilidad. Yo era la primera vez que lo usaba porque todos los Ironman que hasta la fecha había ido por Europa hablamos viajado toda la familia en autocaravana, pero la verdad es que no tiene precio ni el trato de la bici, que te desentiendas de ella, y dejes toda la gestión de algo tan necesario en una prueba de este tipo. Gracias Alex, solo los que te conocemos sabemos el curro que lleva eso por detrás, y lo poco que lo agradecemos muchas veces.

IMG_2638.jpg

Así de espectacular lucia la Transición de Roth desde el MavicAir.

Al lio que nos dispersamos. Llegaba eso sí fuerte, abandonado ya de muchos tecnicismos, y muchas de mis “freakadas”, resignado de otras, y avalado con mucho entreno, como siempre,  pero con pocas esperanzas, convencido ya como estaba a que no podré nunca correr una maratón en 4h por principios de fisiología deportiva… Mandaban los números del ultimo IM de Lanzarote, de este mismo año. Era una norma básica que había contrastado con “especialistas” en la materia y a ella me había resignado. Pero guardaba un AS en la manga, que ni en mis mejores sueños, soñaba que fuera a cuadrar. Ya recordareis a mi Madre que falleció hace unos años, pero me envía siempre alguien.. debe ser por aquello de no estar solo… Ella me decía siempre: – Hermoso que tu no estás acostumbrado a estos esfuerzos, que has estado muy gordo Rafa, tu si te cansas TE paraS. Por ello, acostumbra a enviar UN ANGEL, como  ya hizo en Vitoria que recordareis me mando el primero en forma de amigo catalán “trote, trote no andes” que me animara a seguir en el IM que peor lo he pasado nunca; luego se me presentó ella en Lanzarote cuando atardecía en mi segundo LZ, y que acabé feliz pero en silla de ruedas con una trocanteritis en la cadera; o me mandó otro, incluso en este mismo Roth del año anterior, a Nacho, en forma de profesor de Educación Física de un instituto de Valencia. Pero esta vez me enviaba, me tenia reservado, uno de verdad… de carne y hueso. Me mandaba a un buen amigo, que por edad podría ser mi hijo, forjada amistad en penurias de aventuras de carretera, para ayudarme en el empeño que nos traíamos entre manos. Era lo que el bueno de mi amigo aún desconocía, y mi madre se había dedicado a planear a nuestras espaldas, Codito de ahí que cuadrara todo: el viaje un año antes, la plaza con lo difícil que es, salir en la misma oleada -de entre 4000 tíos en mas de 14 turnos-, hasta el mismo bañador, en el mismo color cuando nos desvestíamos para ponernos al neopreno.. ahora…… que me fueras a coger, justo donde más te necesitaba, justo en los kms donde te podía “aguantar” fue ya de brujería… capaz de hacerla solamente mi señora Madre, pero en realidad yo no te quería anticipar nada, para que no te pusieras nervioso. ¡ Hasta el segundo de entrada fue el mismo, amigo, como para no desempatar un año de estos!

La natación muy accidentada, con lo relajado que se nada aqui.  Mira que se me había dado Lanzarote bien este año apenas un mes antes, pero aquí ya empezó mal -un poquito de excusita, venga! soltándose las goma de las gafas, y después rompiéndose la hebilla del reloj… 1h:17: ¡ Hoy tampoco va a ser el día ! En mis más optimistas sueños, me había planteado una natación en 1:10-1:12 para intentar el asalto… 5:35 bici, y 4:00 de Maratón y 15 min Transiciones. Así que me resigne a que tenia que ser otro el día del asalto al sub11: a gestionar Rafa, y a disfrutar como tú sabes. Pocos errores permitía el plan perfecto y ya se han cometido.

De salida, -aún a sabiendas de ocasionar algún pesar- con un Tritraje de Endura (el D2Z Road Suit) espectacular, muy cómodo testado ya en Lanzarote y en Marbella este año, que me iban a hacer ganar unos minutos interesantes en las transiciones porque iba a hacer todos los sectores con el mismo (hemos pasado de 22 minutos a 14!! ya me duermo algo menos). Muchas veces los sentimientos de pertenencia van mas dentro de lo que manifiesta externamente un simple traje.

En la bici, esta vez no hubo mala interpretación con los datos. Cuando le das a los pedales, sabes sufrir y te mueves en los 239w medios, salen los planes, que es lo q no supe interpretar el año anterior, donde mi candidez creía que con 204w íbamos a hacer milagros. (1400D+ para los de “la planicie” que es Roth :):

IMG_2763

Cuando al TP le das vatios, te devuelve rendimiento. ¡ No hay otra!

Ensayamos el día de antes, en un accidentado y corto reconocimiento del circuito (corto por averías varias que hicieron derivar nuestras bicis al caro Hospitality, el uno por montajes de ultima hora, el otro por cortar el cable del di2 en el desembalaje), un ritmo que a Codo se le antojaba “pelin” fuerte… Yo fantaseaba con poder hacer buena parte del recorrido juntos. Pero Codo (hábil como pocos en detectar rueda buena) no quiso ni saber de mí, cuando le dí alcance justo cuando empezaba la segunda vuelta. Como otro buen amigo, Javito, hizo muy inteligentemente en Famara, unos años antes… ;)))

IMG_2589

Las “familiares” en la sala UVI del Hospital de Bicis, esperaban ansiosas noticias de las mismas….

En realidad, en carrera, fue un subidón cuando Elena me gritó… (como me conoce ¡ señor mío!): – Rafa, ¡ ahí está, lo tienes a 500 metros !, que me hizo salir de mi zozobra de que estuviera siendo una bici regular, y me hizo crecerme para pensar que pudiera estar haciendo un sector espectacular. Muchas veces cuando se entrenan tantas horas en solitario, pierdes la noción de como estás en realidad, porque no hay agravio comparativo con nadie (del que ahora os hablaré y que yo tanto necesito para tener seguridad), salvo tus propios vatios, y como estoy regañado con ellos últimamente… ver a Codo, que le había recortado al menos 10´ (que era lo que calculaba me había sacado en la natación. Con Codo apenas había quedado este año, apenas una salida en Diciembre, con el pie pisado por un caballo, y que salí aún sin calas, porque sabia la ilusión que le hacia, pero  sabia que este es de los  que venia preparado, con muchas y concienzudas horas de bici; con un medio que me contó había saldado con media de 36 Km/h, me hizo creer que si seguía perseverando, que si seguía manteniendo ese ritmo, podría estar orgulloso de la bici que hiciera, como de hecho así fue.

Es por eso, que a pesar de la buena e irreal Maratón que hice, y digo irreal Maratón, porque es para entendernos, como si teniendo un 600, te dejan un día para una carrera un Ferrari. Pero fue la bici del sector que mejor gestioné, y más orgulloso me hace sentir por dos razones: porque lo hice solo sin ayuda (la carrera en parte sigo pensando que es innegable por la ayuda de Codito, aunque él diga misa); y segundo, porque supe reponerme con esfuerzo y tesón, y no desanimarme dando cobijo a los pensamientos  negativos: que iba a sacar una media similar a la del año anterior, (en la primera vuelta tan solo mejoraba 10 minutos, mis “normalitos” 6:03 del año anterior) cuando muy al contrario iba a sacar un tiempo fantástico, de estar volando, literalmente, encima de mi bicicleta; a ello con seguridad contribuyó la segunda de las vueltas, donde llevado por la emoción de coger a Codo, no solo mantuve la media de la primera vuelta, sino que la aumente en 10w, para pegarle un recorte de mas de 40 minutos de a lo que había hecho el año anterior. Esto que se dice y se gestiona tan fácil desde aquí, en carrera es complicado… porque cuando estaba en carrera daban ganas de tirar todo por la borda y volver a la comodidad, a buscar excusas fáciles que dar a lo que esperan de uno, y solo los que lo han sufrido saben lo que cuesta dar la vuelta a la tortilla revertir eso  y ello explica el motivo por el que estoy tan orgulloso de este sector.  Mantener media de 33, una hora tras otra, concentrado en un dato solamente hace que las horas pasen muy lentas y sino se le dan refuerzos positivos (que no venían en ganancias sustanciales de tiempo) era complicado mantener donde agarrarse que no fueran los acoples de la P5. Ahí es donde hay que PERSISTIR como dice el título del post (cuya frase no es copiada, sino bien meditada en carrera y con ®) como única arma de conseguir justicia, y sobre todo de CONFIAR EN MI, una vez más.

20x30-CRKR1417.jpeg

Habia mucho concentración. Pero eran muchas horas por delante para mantener ese esfuerzo, y habia que jugar… como Grizzman, sin el Fornite, pero en la bici

Esto me sirve  ahora además, para  ver en perspectiva ya en frío,  el distinto enfoque que dio Codo a nuestro encuentro corriendo, yo en bici salí a por el “picado” de demostrarle/demostrarme ¿que? y él sin embargo me dio una lección en carrera, cuando pudo hacerme lo mismo, y decidió quedarse a mi lado… por eso lo de generosidad amigo, otros hubieran tirado, arriesgando hacia lo desconocido, pero hubiesen tirado, aunque solo hubiera sido por despecho de la bici… Tú decidiste quedarte, ya me dejaste claro buscando qué, pero eso no quita tu grandeza, nobleza, y como supiste anteponer lógica, y preferencias personales, a la ambición de un tiempo o de ganar (bien ganado) al amigo, con lo que tanto habíamos bromeado todo el año. (No me vayas de oveja muerta, que te conozco que me decías cuando iba de “humilde” ; o el ¡ Ojalá me ganes, -con que te retaba cuando me venia arriba- eso significará que ambos estamos bajando de 11h!)

Por eso Codito, por todo eso y mucho más, y con esto zanjo el tema -que al final vamos a parecer dos cansinos pagando la cuenta de un Restaurante-: el generoso fuiste tu. Mucho que aprender de ti, porque yo sería de los que a riesgo de estamparme hubiera tirado… de haber podido.

Porque tampoco pretendo justificarme.  Mucho me temo que los  que me conocen saben que soy un tío que se pica hasta con su sombra, que si hubiese nacido toro me hubieran “indultado” en todas las plazas, y que si Dios me hubiera dotado de facultades para esto seria alguien inaguantable -de momento ahora solo lo soy escribiendo y hablando como buen Tdah que NO pone foco-; Eso no es ninguna novedad, pero lo que me preocupaba y se lo comentaba a Elena (esa pedazo Coach que me ha puesto al alcance la vida) es que no sé si es esa eterna manía de compararme la que me hace llegar a este estado, de rendir por encima de mis posibilidades; pero no sin criterio ella me decía que el deporte un componente fundamental es la competencia (unas veces contra uno y otras contra los demás), y mucho más cuando te apuntas a una Competición, como su propio nombre indica. No obstante en ese afán comparativo-competitivo, me ha llevado a ganar en alguna ocasión algún triatlón a compañeros que son mucho más completos de que yo, y tan solo el hecho de compararme con ellos, me HAN hecho mejor de lo que EN REALIDAD soy, haciéndome correr mis mejores carreras, sabiendo que daba igual si es por delante o por detrás por donde iban, ayuda igual. Y Roth Parte II fue un buen ejemplo.  Con Codo se daban ambos extremos: intenté ir tirando cuando iba delante, por encima de lo que le hubiera hecho de haber estado solo, para que me cogiera cada vez mas lejos, y no importaba que me hubiera pasado, pues hubiera ido siempre con idea de ir llevándolo a la vista y que me fuera sacando cuanto menos mejor en cualquiera de los dos casos rindiendo por encima de lo que lo hubiera hecho en solitario.

Y con ese aprendizaje me consuelo, pero por eso digo que me siento como haciendo un poco de “dopping sentimental”, como “aprovechándome” del compañero con el que compito, porque es mérito compartido, sin duda debido a alguien que te hace llevar ritmos que tu sólo ni soñarias. Es lo que obtengo, de esto que para mi, lejos de ser una virtud es un defecto: rindo más cuando me comparo con alguien. No sé si lo explico bien, pero sino dijera esto me estaría quedando algo dentro de mi que NO es mérito mio.

Por contra, y este es el aprendizaje bueno, también me ha enseñado, que puedo exigir más de lo que mi mente me hace conformarme cuando estoy sin esa competencia cercana, escondiéndome en el competir contra mi mismo en que tantas veces nos excusamos cuando las cosas van mal… Descubro que en solitario la mente se hace más conformista, y es fuera donde crece mucho más buscando la competencia . Resumiendo: A mi competir, y más si es con conocidos aunque sean mucho mejor que yo, me hace ir por encima de mis posibilidades (sobre todo las mentales).

  Por todo lo expuesto, la carrera, lo ya mencionado: totalmente irreal, sigo estando convencido que un tío con su mejor Maratón (como es mi caso) preparada en específico y sin hacer nada antes, es 3:40 le va a costar siempre un montón hacer la maratón de cualquier Ironman en 4:15, 4:30, pero el otro día tuve la inmensa fortuna de contar con la ayuda desinteresada de Codo, con un circuito lleno de sombras, muy llano, con un airecito fresco con 24º, todo fue un cumulo de circunstancias que permitieron el “milagro”.

Solo la fortuna de que se hubiera dado esa casualidad me permitió mantener el ritmo, cuando venia la flojera, y tornar a azul, todo lo que se venia negro. Literalmente le dije. “cuando te veo se me quitan todos los dolores”; de la alegría que me inundaba le tiraba la mano al cuello, que él me quitaba –no te apoyes que voy muerto-, pero tan solo quería abrazarlo de la emoción … Él, en cambio, me decía con una cara que no era la suya,  que me iba buscando como agua de Mayo, le leo después con orgullo en FB, que se sintió protegido (“con la seguridad que te dá un padre cuando eres pequeño” como de los piropos más bonitos que me han dicho y que Ojalá el día de mañana pudieran decir mis hijos aplicado a este u otro ámbito)  y a mi no se me ocurría otra cosa para animarle (que ocurrencias!!) que pensara lejos de que quedaba mucho, que lo quedaba era bien poco, que esto se nos acababa, pero que lejos de proporcionarle alegría le proporcionara pena, porque “ya se nos acaba Codito” ya no sabremos si volvemos a correr algún Ironman juntos. No se me ocurrió mejor técnica para que no se le hiciera eterno los 14km que nos quedaban juntos; luego con bromas para dar liviandad al asunto sobre que no nos parábamos en una Barbacoa que estaban haciendo unos lugareños, con un aroma que desprendía, porque – claro, como eres vegano… No se si estas chorradas le calaban o no, el caso es que íbamos con un ritmazo por el km.30 (ritmazo para mi claro, para el era un “ir tocándose los huevos” que le permitía hasta dar arcadas intentando vaciarse el estomago: Ay que joderse como es esto de los ritmos jajaja. En todos los IM que hasta ahora había hecho, necesitaba ir buscando refuerzos en mirar las pulseras, o cruzarme y ver las caras de los que todavía tenian que recorrer lo que yo ya había hecho, para reafirmarme…  . Aquí no hizo falta, tal era ¡ la alegría que llevaba¡ Tanta que primera vez, en un Ironman, a estas alturas, aún no había parado en ningún avituallamiento, y por todos pasaba cogiendo, algo solido, 3 vasos de agua, que me echaba por dentro o por fuera “a demanda”.  Le iba soltando improperios para hacerlo sentir importante y poner en valor lo que iba haciendo (no obstante lo era, porque aunque el confiara en mi experiencia, él era quien marcaba el ritmo) me llevaba con la lengua fuera, como aquella carrera en nuestra querida Cuenca a la que me llevó engañado un año, conocí por fin el Rio Cuervo, y corrimos por sitios con nieve ¡hasta las rodillas! – Codo, cabrón me llevas muerto… así me revientas… Cada vez que veíamos a  “mi entrañable” Flora (su madre) o a Maria, les decía: –Decidle que no abuse de un señor mayor, que no tiene compasión. Pero era con la boca pequeña, iba feliz, sabiendo que era un ritmo que podía mantener, y me/nos iba a dar la vida hasta el final. Por ultimo quería que se lo creyera, basándonos en lo mucho que se lo había currado: – Rafa, si nos queda lo peor... – Que cojones Codito, lo peor para los que no han entrenado, nosotros venimos con los deberes hechos, y a esos no hay bajón que valga… 6km y 3 cuesta abajo… ¡ No me jodas!

codo im.jpeg

Aunque pueda parecer que por lo estrecho de tiempo lo fuéramos hablando, (apenas 46 segundos) mentiría si os dijera que lo pensé como posible en algún momento. Ni ya en la mala natación que me hacia presagiar un día de no intentarlo, ni en la bici, y en la carrera sin mirar el reloj; mentalmente sabia que íbamos a estar en torno a las 11 y pico y me estaba ya conformando con vivir lo que estábamos viviendo, y conformarme con mejorar mi mejor marca en IM… Tuve tentación de mirarlo, pero hubieras sido un ingrato con él si le cargo esa presión añadida y hubiera sido muy injusto emborronando un recuerdo que estaba siendo maravilloso. Cagamos, meamos nos avituallamos, estaba siendo precioso (aunque esté metido lo escatológico en la frase). Por eso decidí callar… y entrar en meta sin conocer aún el tiempo pero levantando brazos como si el objetivo se hubiera conseguido. Ni siquiera el tiempo que me dijo Elena que se impresionaba en el arco a nuestro paso me permitió verlo. Tan poco sabedores éramos, que dejamos pasar a gente por delante, me encantó aquello de: “Déjalos pasar Rafa, busquémos nuestro momento“. Solo tumbados en el césped, dí vuelta al reloj, miré tiempo total, y le dije a Codo: – No sabes lo mejor amigo: Hemos bajado de 11!! y tu sabes lo importante que era para mi. Y así fue… – Cabezón, cabezón, eres un puto cabezóny lo de los puñetazos en el pecho que os decía al inicio como la agresión más dulce que recibí nunca y así un montón de recuerdos y caras inconfesables que quedarán en nuestra memoria por siempre. 

Si que me pareció reseñable y por eso os pongo la foto, que al entrar en meta tuve la extraña sensación de estar ajustando cuentas con alguien…. Vuelvo a jurar que no sabia tiempo exacto…y el bueno de Codito no me dejaría mentir,  pero tenia la sensación y las fotos lo demuestran q el objetivo estaba nuevamente cumplido (había disfrutado si) pero esta vez, me  daba la sensación que  había sido con nota. Así lo reflejaba en mi mirada a Elena…

20x30-CRKA2249.jpeg

Terminando: mi sueño sub11 me ha perseguido desde aquel primer Ironman de Klagenfurt, que ya os glosé en su día, y que juro fue el primero que hice sin saber que existía la palabra “subX” relacionada con un Ironman. Y ciertamente pensaba, y no era ambicioso creo, que si sin pretensiones logré hacer marca, pasados los años con mas experiencia, mejor material, mas vivencias, podría rebajarle esos 20 min para hacer sub11. En Vitoria lo tuve muy cerca; “los” Lanzarotes  no cuentan para estas lides, y Roth el año pasado me puso en mi sitio, demostrándome que al Ironman ni se le puede vilipendiar por mucho que entrenes ni pedirle cuentas por muchas horas que le dediques… Así que aquí, como decía al principio venia a ajustar cuentas, como un ser vengativo y rencoroso. Buscando obtenerla sobre todo con mis enanos, que me habían hecho “bullying” con el tema todo el año, ante el más mínimo despiste: Papi, así no; Papi así se nos va el sub11, cada vez que me comía con ellos unas palomitas, o los llevaba al McDonalds a por una hamburguesa… ;)))) .  De hecho entré por casa a la vuelta con el certificado mordido en la boca.. riendo en un afán de demostrarles que cuando se cree, y se trabaja se consiguen cosas, porque entrenos me han visto saltarme pocos.

36735820_957207747773773_9120636767026806784_n.jpgAhora ya logrado el objetivo, lo dije las muchas veces que falle en el intentó agarrándome a la frase como consuelo, pero lo sigo pensando: el Ironman a pesar de todo es una prueba, que cuando metes en la ecuación el parámetro de tiempo corres el riesgo de mandar al traste muchas cosas, obligándote a optar solo por el resultado, vuelves al Ironman el ser más ingrato cuando a lo mejor te habrías de quedar con lo que has aprendido del mismo, independientemente de como haya sido este. Que tienes que hacer muchos IM para obtener la perspectiva que te da poder manejar los tiempos, y que esta vez salió bien, pero que hay otras ocasiones que no sale así y se tiran por la borda meses de entrenamiento jugados a una sola carta.

Me sigo quedando no ya con el sub11, que vete tu a saber cuando volveré a conseguir si es que lo consigo alguna vez más. Porque lejos de todo ello me vuelvo a quedar con la filosofía de vida, y los aprendizajes que me ha hecho obtener. Por eso estoy tan enamorado de esta prueba, por este modo, por ese estilo de vida que me permite llevar, por poder contar historias como la de Codo esta vez, la de JaviR, Isra, PedroM, la de Joserra, Ramon, Álvaro, Santi, Dani (mentor), Nieves, Amaya, RafaH, Luis, JuanitoDV, IñigoC*, Jesus, DavidL…  y la de tantos otros que he tenido la inmensa fortuna que me hayan acompañado en todo este camino y a los que digo que me siento orgulloso de haberles metido el gusanillo del Ironman en sus venas, y haberles incitado a realizar al menos uno en su vida.

Se lo dije a él en carrera, y juro q lo decía sin ningún miramiento, ni con ánimo de hacerle sentir mejor que lo que ya estaba porque él tampoco lo necesitaba ya, pero probablemente  sea el q más intenso he vivido de los 7 que llevo hasta la fecha: fue muy bonito el primero por supuesto, los 3 que hice en LZ porque nunca seré objetivo con esa carrera, y  principalmente con la edición en  que junto con otros 14 pirad@s, a los q engañé vilmente, conseguimos ser todos Finishers. Pero este ha sido especial, por el logro, SI, no me engaño, pero también por haber exprimido hasta la ultima gota de mi, y también, por todo lo q estaba surgiendo,  por lo mucho que había vivido desde dentro, y lo consciente, y el estar presente,  que por primera vez habia sido las 11 horas que habia durado esto.  

Al igual q con Joserra describía el año pasado el momento inicial en el que flipábamos literalmente  viendo aquellos globos en el Disneyworld del Triatlon que es Roth,  en este me quedo con los ratos pasados a la llegada  y que en este corazón quedarán por mucho tiempo… hasta aquí podemos leer….

20x30-CRKV0008.jpeg

El resto ya lo conocéis, 10:59:14, Puesto 859 de casi 4000 tíos y sobre todo otra experiencia más acumulada, más aprendizajes que integrar. Aún no se donde acabaremos el año próximo (Niza, Wales quizás Zurich…), pero ya quitada la fijación seguro que en alguno donde sin dejar de fijarnos cotas que no nos vuelvan conformistas,   disfrutemos como lo hemos hecho en todos en mayor o menor medida, y que nos sigan dando la razón de ser, estructura y estilo de vida, que nos dá este bendito deporte.

 

Agradecimientos:

     A ti Codo, por todo lo que ya te he dicho, porque sin tí no hubiera sido posible,  y por todo aquello que nos dijimos tumbados en aquel césped. Ay Codito, Codito quien nos lo iba a decir… Tenia la sensación de que eras alguien especial, pero después de todo lo que hablamos, confidencias reveladas 24h antes, lo cuesta arriba que en ocasiones se pone la vida y las decisiones que a veces tenemos que tomar, me sorprendiste porque siempre lo haces de forma acertada: eres capaz de dejar ambiciones, pensar de manera fría… en un mundo en este que nos devora, en el que nada es suficiente nunca, y conformarse en lo razonable parece que es la excepción. Es tan raro en alguien tan joven, vea esto con tal claridad. Curisoso que en la Charla tipo TEDx que les di, el pasado mes a chavales de 15 años, sobre los valores del IM, (y que los que no la hayáis visto ya estáis tardando llevamos casi las 300 reproducciones, -ratio del 90% visionado de los 20 minutos que dura-) les aludía a  conceptos como generosidad, y de lo que  se aprende muchas veces si dejamos el resultado (el tiempo en este caso) al margen y aprendemos del camino que nos lleva hasta él sea bueno o malo. Que bueno! todo concentrado ahí en el mismo sitio, viviéndolo en primera persona,..;). Que lecciones más grandes le dan a veces los amigos a uno!! y que no hacen sino dar valor a todo lo que vivimos en una prueba de este tipo Por eso ahora valoro el doble la generosidad de Jose Codoñer que decidió no aventurarse a seguir (y como se lo agradeceré), y tener la ama de ir arrastrarse conmigo. Ya sabes y tú especialmente porque me lo llevas oyendo en las muchas salidas, lo que me gusta establecer paralelismos entre Ironman y la vida Por eso estoy aún más que seguro que todos esos valores que llevas incorporados de serie, y serán garantía de éxito para ti en un futuro, y te ayudara a sobrellevar todo lo que te venga por delante… Ah, una ultima cosa: Te dejé pasar primero, porque soy del Atleti, y lo de entrar segundos empezamos a interiorizarlos.. pero ¿cuando desempatamos? ;)))

     A ESA, por ser la de siempre, por mantener viva en mi la llama de todo esto, la que me ayuda a superar cada día con una lección todo lo que viene por delante, la que anima cuando se está bajo, y la que te alaba la constancia, como principal arma para que sigas adelante, y a la mejor consejera que puede tener uno en la vida. Que poco consciente eres de todo lo que aprendo de ti, y que intento aplicar en cada carrera y en la vida cada dia que me levantó. Te debo un POST por cierto, pero confórmate de momento co n un párrafo jajajaja.. y una foto!!!

 

IMG_2329.jpg

Gracias a Javier Sola, que aunque no seguiré con él el año próximo, ha sido una parte muy importante de esto, por los valores que me ha enseñado a mi como deportista, y por haberme enseñado a personalizar la formula W que he necesitado en cada momento. Me  mostraste optimismo cuando te mostré mis miedos a hacer dos IM este año y tu lo viste claro: Adelante! Tu me enseñaste a correr de nuevo, a salir de aquella lesión, a demostrarme con datos, porque era mejor meter cadencia a pie que no meterla …  Me pasa contigo,  lo que con la bici, las ruedas que llevo y con tantas cosas: me sobra entrenador por todos lados… y quizás sea otro de tu larga lista de espera quien tenga que pasar a ocupar mi lugar, alguien a quien puedas exprimir mucho más de lo que has hecho conmigo. Gracias de corazón, sabes donde tienes un amigo para siempre: no nos salió a la primera, pero a la segunda lo hemos “bordao”.

Y a la persistencia, por habérseme sido regalada del cielo, en bolsas de 1.000kg, sin ella sería imposible prosperar en nada en la vida. Y gracias también a la Constancia que es la que hace más llevadero el camino.

A todos cuantos leeis, pasais, opinais, y los que no opináis, da igual: soy consciente de los muchos piropos que ya habéis dejado y que me alientan a seguir adelante, cuando vienen mal dadas. Cada paso por la alfombra, era un poco conectar con vosotros y saber que estabais pendientes. Esto también ayuda, no sabeis cuanto! Nos volvemos a ver en 2019 ;)))

 

poder persistente

 

 

Anuncios

Un entrenador de Verdad

IMG_0266

“Entrenadores son los que entrenan a sus deportistas” (cit. Anónimo)

Los hay, los que yo llamo “de barra de bar”: aquellos que lejos de querer prosperar, dicen continuamente al Triatleta lo “maquina”, o “crack” que es, y lo bien que funcionan sus resultados; los hay que indecorosamente (su título en mano eso SI), se llevan mensualmente su ración a cambio del “enorme trabajo” de mandar arcaicas tablas en Excel que una vez impresas poner con un imán en la nevera, sin más feedback que el de saberse memoria las quejas del personal, porque son las mismas de un año para otro (haciendo del Control+V, el servicio más excelso que realizan a la sociedad porque además, logran saciar las conciencias de quienes la reciben, y así poder justificar al Mundo que tienen SU entrenador… Dios me libre, yo de criticar donde emplea cada uno su tiempo su dinero, y donde encauza sus necesidades: las ganas de autoengañarse del ser humano, son de los mas variopintos -incluidas las mias- , y libre es cada uno de coger la opción que mas le llene. A algunos le parecerá que es mas importante que su pareja esté contenta con el entrenador que tiene, y al contrario le parecerá criticable, que yo sepa lo que es la batería FRC, y los ciclos “de carga” que tiene en mi caso, porque ni lo voy a necesitar nunca, y los watios son solo para los “pro”… Libertad absoluta en maneras de “autoengaño” unas y otras, pero en las que yo por “suerte o fortuna” me creo haber pasado por varios, y hablo de la que creo me va mejor a mi.

Podríamos entrar a debatir, pero no será el caso, de las “titulitis”, los profesionales, los que no, los que se esfuerzan por aprender, los que consideran que los saben todo y que ya no hay nada que deban aprender… casi tantos entrenadores como personas. Yo desde luego tengo claro, que en la vida, elegiría siempre, -y lo llevo a mi terreno de la Abogacia – al involucrado, al estudioso incansable que considera que se puede seguir formando, aprendiendo, un estudiante con la carrera sin terminar pero continuamente formado y sin parar de aprender, que el recién titulado, que no sabe ni donde ha de sentarse en el estrado ante el Juez, y no se va a molestar ni en conocer nuevas bases de datos de legislación, nuevos procedimientos… porque eso SI el ya tiene SU TÍTULO … que si me apuras llegará a usar como arma arrojadiza contra los que carecen de él, para contratar a seis chavales y poder usar el mismo amparándose en lo mucho que sabe por su titulación. No digamos ya si lo tiene desde hace tiempo, y encima puede meter la coletilla de Titulado ¡¡¡ desde hace más de treinta años!!!! cuando a mi juicio, mas que un haber debería ser un handicap, no haber vuelto a tocar un libro, ni dado un avance desde la carrera…

Decía que de entre todos estos sub-grupos, que proliferan al abrigo de lo popular que estamos volviendo el deporte como modus vivendi, está el genero de los que personalizo en @jsolalo (pero me dá que hay alguno que otro más), que reúnen sin ambages, y son excelentes Licenciados, a la vez que estudiosos de lo más novedoso en el mundo del entrenamiento, porque se quiere SEGUIR FORMANDO. Lo contrario sería mediocridad y estos no la conocen. Desempeñan además, correctamente su labor, la viven desinteresadamente, y tan claro tienen su cometido que no cogen de forma personal más de lo que pueden abarcar. En esta dinámica es en la que últimamente he tenido la fortuna de encuadrarme, y quería compartir hoy unas líneas sobre el personaje que vamos a hablar, Don Javier Sola, como entrenador @jsolalo, seguidle en Twitter si queréis aprender de verdad.

Aclaración: Lo más malpensados que los habrá, ahora ya no manejo Facebook pero nunca sabes a que manos desaprensivas puede ir a parar algo tan personal, decía que  seguramente pensarán que hemos acordado algo así, para promocionar, mínimamente  en RRSS al sujeto en cuestión: nada más lejos, ni él sabe que llevo este articulo en ciernes un tiempo, (de hecho me costará a buen seguro una buena reprimenda, porque se creerá no merecedor de reconocimiento alguno) y lo que es mejor no lo necesita, pués me consta que no puede ni quiere de forma personal llevas más entrenamientos que los que puede abarcar. Pero dejo la maledicencia de cada uno en opinar lo que más oportuno crea, estamos en Internet, ¡oiga!

Aún no sé como resultará este año en cuanto a objetivos y resultados. Vaya tela, el que me oiga a mi decir algo así: no dejo de ser un tío del montón tirando para abajo, cuyo éxito es seguir haciendo ESTO año a año, pero creo firmemente en los objetivos, como forma de  continuar creciendo, progresando, y mantener vivo el entrenamiento semanal que tanto aporta en mi vida diaria, y hace centrar a un recién auto-diagnosticado TDAH como yo (aunque esto si que daría para llenar otro post).  Sin ellos por pequeños avances que fueran seria un planteamiento mediocre, aunque luego habrá que conformarse con lo que viniera, pues como digo siempre el mérito será en mi caso seguir haciendo deporte, pero desde el inicio este no puede ser el planteamiento, porque son ya muchas las veces que se ha entrado en meta, para conformarse con aquello de lo importante es entrar, NO el tiempo.  Haciendo un paralelismo con los entrenadores vistos anteriormente, tal y como criticaríamos los entrenadores que consiguen su titulo y se echan a dormir, es misma mediocridad la de Triatletas que van a su segunda o quinta prueba, con el solo éxito de acabar, cuando ya han tenido esta sensación unas cuantas veces, creo que al menos a priori lo que toca es “exigirse” al menos un mínimo para continuar creciendo y dar sentido a las horas de entrenamiento; al menos a priori es un planteamiento respetable, pero a mi juicio sin un pelín de ambición personal es difícil buscar sentido a tanto entreno.  Luego suficientemente es de larga una temporada, las vicisitudes de una casa y un trabajo o la propia prueba para tener que conformarse con el “finisher”, pero creo que salir siempre a por ello no saca a relucir el verdadero premio el día de la prueba y que no son todos esos dias de entrenos.

 Como algun buen amigo diría, es como “ir a la escuela de la bici”: desde volver a enseñarte a correr, a meter watios en un jodido aparato que no hace sino fluctuar de manera cuasi epiléptica ¡ como para mantenerlo a los datos que él dice! Por lo que creo igualmente, que el compromiso no por mí parte, sino por la suya, es tan equitativo, llegando a ponerse a la misma altura de las muchas horas que invierte el deportista, había de de ser premiado de alguna forma, abrumado como estoy ya, en este casi ocho meses que llevamos juntos, de sus continuas muestras de amistad personal y profesionalismo.

Porque solo con él he aprendido la disciplina (bien es verdad que la traía ya enfermizamente impuesta, ahora entiendo que para sobrevivir a muchas cosas), que una cosa es salir, y otra cosa es salir a hacer el trabajo bien. Con Javi, no, aquí no vale salir un Martes en pleno invierno a hacer 2 horas de bici, no; ni siquiera que se ponga “en verde” el TP de turno es suficiente (#everydaygreen)..  aqui hay que salir a hacer algo, en busca de un trabajo específico para avanzar en algo… para buscar adaptaciones, para mejorar la carrera …

Me repite continuamente, cada vez que le saco los colores (me tienes en demasiada estima, Rafa -me dice siempre-), que su mayor satisfacción la constituye su trabajo, pero a mi lo que me sorprende aún más, en un mundo de “egos” tan gigante como el que estamos desarrollando, es que se interese igual por una gran profesional, mucho más justificada de su tiempo como Maria Pujol, que por un aspirante a globero como yo, enviándome videos y gráficas a las tantas de la madrugada, para animarme lo bien o mal que va el cambio de técnica de carrera, para correr sin dolor…  ahí es donde radica su grandeza. Diseccionar con paciencia el recorrido de una prueba larga, para decirte donde se ha apretar o aflojar; llamarte a los diez minutos de terminada una prueba, para escuchar de tu voz o por simple Whatsapp, como ha ido todo, e interesarse de manera real y sincera por las sensaciones que has tenido… para ver donde se puede mejorar…  es un entrenamiento de otra galaxia.

 

Llegado el punto en que además, nos hace disfrutar por partido doble de lo que el deporte supone, máxime si como yo eres exponencial de “freak” y te gustan todo el tema de las medias, los datos cruzados, el CTL para valorar tu estado de forma y otra serie de cosas en las que tan eminencia es en todo ese campo, haciéndote sentir como si el verdadero profesional de esto lo fueras tu: ¡ que paradoja!

 

Pues todo esto y mucho más, sin haber aún casi empezado le debo a D. Javier Sola (@jsolalo), este es su método, y lo que le diferencia y separa de los demás. Ni mejor ni peor, simplemente distinto. Consideraba que humildemente, debía dar RECONOCIMIENTO, en este minúsculo y autobiográfico blog, que lejos de buscar publicidad, me sirve como todos sabéis recordarme en un tiempo, que me tropecé con gente tan profesional, que tuve la inmensa fortuna de aprender con ellos, y de convertirme en un Triatleta mejor de lo que era.