New York Marathon 2015, mi Maratón soñada



Nueva York, cuanto cuesta un sueño.

IMG_0001

     Os hablo siempre de sueños. Donde se quedarían los sueños sino le das forma contándose a los demás? Desde q empecé el blog, además, lo hago continuamente: proponerlos en voz alta, soñarlos y por supuesto cumplirlos y realizarlos, todo en uno: cuan afortunado es uno. Este del que os hablo hoy, desde el principio fue de los primero en la lista. Desde aquellas primeras carreras en Runkeepeer el fantaseo de venir aquí había acompañado mis largas tiradas, cuando había que vencer al sueño, al cansancio a la propia pereza, a la misma lluvia…
Venir a a correr por NYC lo puede hacer cualquiera, pero yo quería (chorrada como otra cualquiera) entrar sino por méritos propios (que no los conseguiría nunca, 2:35 en Maratón, creo que ni corriendo con bici) si entrar de la manera más romántica y oficial posible: y a fé que lo conseguí por la vía del sorteo, (tres años jugando la Lotería sin tocar te hace ir al cuarto)
Y así se abrieron las puertas de la gloria “Runnistica”, que comenzaba 50 meses atrás…
El hecho de haber viajado ya en alguna que otra ocasión a esta ciudad, nos hizo poder vivir el Maratón de otra forma, ya que al no tener que ir “obligado” a ningún sitio (aunque esta ciudad siempre te descubre rincones ocultos), nos hizo tomarnos con cierto relajo el viaje, pudiendo disfrutar del calentamiento de la propia carrera de Naciones Unidas, antigua carrera oficiosa, hoy ya reconvertida en todo un 5k con inscripción bajo el titulo “Dash to the Finish Line”, y a fé que lo limpiamos lloviendo sin parar los 5000 metros; o los propios fuegos artificiales que culminan el desfile de banderas, por la alfombra que supone el último kilómetro en Central Park.
IMG_1565

Volver a NYC es siempre objeto de alegría, aunque solo fuere para recordar momentos como este… Pablo en la 5ª

Antes de que se me pase, no quiero dejar sin mencionar a nuestros amigos Ichy y Nacho, que tuvieron la desafortunada llamada, y teniéndolo todo previsto tuvieron que quedarse en tierra. Nos acordamos mucho de vosotros, y volveremos, a hacer un viaje juntos, porque NOS lo debemos.
Los días antes del día D, tranquilos, sin mucho andar (dentro de lo q es NYC) e intentando cumplir la alimentación en lo posible.
 Dado que tengo un maravilloso proyecto que explotar, decidí, como no, correr con ropa técnica de mi tienda, u51pro Madrid. Nada mejor que pasear por todo Manhattan luciendo con orgullo las marcas que vendemos en Walktopro.es Técnicamente para el día de la carrera no lo dudé: daban frío, pues #Xbionic. La térmica, mi nunca suficiente nombrada Accumulator EVO, hizo las veces de termoregulación, después de una salida infernal de frío y aire atravesando el mítico Verazzano, que hicieron que no desfalleciera en los sucesivos kilómetros e ir encontrando, muy poco a poco, un equilibrio de temperatura. Os he hablado mil veces de ella, pero cada vez que la pruebo me reafirmo en mis sensaciones.
En pantalones tenía algo mas de miedo, pero al tener en la tienda los Maraton Pants quise darles una oportunidad y abandoné por primera vez, los que en las cuatro maratones anteriores siempre me habían  acompañado y que empezaban a ser ya un objeto de puro fetichismo. Dicen que no se debe hacer, estrenar nunca. Pero se llamaban Marathon Pants, y eran de Xbionic, una auténtica marca señera en lo que a deporte y tecnología se refiere. Para mi sorpresa, y especial como soy con los rozamientos en la partes bajas, comentar, la excelente suavidad de los mismos, a lo que ayudan costuras que cuesta verlas y hay que mirar dos veces para localizarlas, su ajuste, y sobre todo la ligereza de los mismos, hacían que pareciera ir corriendo sin nada, era como correr desnudo, por la ligereza y aporte que realiza la ropa también. Compresión q aparece justo donde mas se necesita, en los kilómetros donde los cuadriceps ya empiezan a decir basta.

Las tecnologías de siempre en la marca, (aunque no es objeto de este post,) en seis lineas, vamos a intentar desenmarañar de una vez por todas que es esto del sudor, que parece que unas veces sirva y otras no, dependiendo de la temperatura del año en la que estemos, y de lo que queramos vender. Y es que la gente de Xbionic, considera que demasiado nos cuesta generar ese sudor para dejarlo escapar. Pues si señor: “Turn sweat into energy”. Algo así como convertir el sudor en energía. ¿Cómo has dicho? ¿Sudor? Si porque estudios revelan que los corredores consumen un alto porcentaje de su energía en refrigerar su cuerpo durante el ejercicio. Y todo esto ¿como se consigue? Con unos paneles que se denominan ISO PAD® y que situados en las zonas más sensibles a los cambios de temperatura, mantiene la misma, eliminando tan solo el “sudor sobrante”, utilizando el que queda, para crear una fina capa de húmedad que actúa como termoregulación…. Es tan solo una de las patentes, que lleva la prenda, galardonada, con más de treinta de ellas: 3D-BionicSphere®, X-BIONIC ® Parcial Kompression, SkinNODOR…y otras muchas complementan algo tan simple como un pantalón de running y que os invito a descubirla en los enlaces que os pongo, y que ya descubriréis algún día, si os diera por comprarla.

     Después de la cuña publicitaria…. HABIAMOS decidido, de común acuerdo, que ninguna de las cuatro noches íbamos a corregir el jetlag. Era lo mas inteligente. Así madrugamos los cuatro días que estuvimos ayer: el primero para recoger el dorsal (me decepcionó por cierto un poco la Expo, comparada con la grandiosa que es la del Maraton de Berlin); el segundo para la carrera de Nacionas Unidas, donde mi chica pulverizó todos sus récords en 5k 😉 ; madrugamos para el Maraton, y madrugamos para intentar conseguir los encargos que en la tienda Apple nos habían hecho…
vlcsnap-2014-11-11-23h28m32s100
Así que a las cinco estábamos en vela todos los días, incluido el día de autos, en que a las 4.30 ya un correo de la organización avisaba del fuerte viento y la imposibilidad de colocar algunos carteles. Habíamos comprando en un Delhi, algo liviano para no ir de vacíoy todo lo sigiloso que pude, intenté desayunar, pero de poco me sirvió pues Elena, solícita como siempre, ya compartía conmigo miedos e incertidumbres previas…
     Me lo recordaba mi amigo Codito -siempre atento- la noche anterior: … disfruta, pero no como otras veces, esta MAS!  y me fui acordando de eso toda la carrera: como un paralelismo de mi vida aquella carrera y aquel viaje a Nueva York algo tan inhóspito como extraño, que yo estuviera allí haciendo algo así… Madre de Dios, lo atrás que quedaban aquellos primeros viajes a NY de aquella guisa, ¡ con 50 kg más! y una plan de vida tan, tan distinto. Me sentía orgulloso de poder haber reconducido una situación a un lifestyle mucho más saludable de la mejor manera que me había enseñado la providencia: con el esfuerzo y la perseverancia, no dispongo de otras armas; el Señor no me dotó con genes atletas con los que pulverizar registros…  pero ahí estaba, donde sueñan estar los grandes. Un paralelismo de vida, que se establecía además, por lo mucho que cuesta llegar en todos los sentidos, y la agradable sensación de estar en un sitio así. El gélido frío en los inicios, que dá paso a los mejores augurios, como en las mejores relaciones de la vida misma…

DSC_0544_2

De esta “guisa” osaba conocerme NuevaYork, unos añitos (4), atrás… y 146 kg que contemplaban a la “criatura”….

     Manu Robaina (Blog OBJETIVO42K.COM que recomiendo para todo el que quiera algún día “tirarse” por aquí y ver todo aquello que no viene en los “manuales”), Santi Asuar, el propio Ramon Arroyo (Reto IM4EM) absolutamente todos me lo habían dicho: ¡¡¡ ABRIGATE !!! Pero como buen “burrito” hasta que uno no tropieza dos veces con la misma, pues eso… Pero no es lo típico de un frío helador no. Es un frío de cortar el pis ¿verdad Manuel?. Menos mal que aún así, con sudadera y chandal viejo que llevaba, me dio por comprar un impermeable a 20$ en la Expo…
IMG_9066_2 
Con esta cara de “homeless” y buscando allí cobijo con una señora alemana, que me dejo un cachito de lona, donde apoyar posaderas sin que subiera mucha humedad del suelo, intentaba para evadir la mente, recordar epócas de frio similar: no me salían, ni los más gélidos recuerdos de infancia en la fantástica  Noche del Vitor en mi pueblo, ni las noches de Pingüinos en mi época motera pasar tantiiiisimo frio, por Dios!!… Pero lo mejor es que aún quedaban más de cuatro horas para iniciar la salida… Eso si: café, baños, donuts, baggels… lo que quisieras y más… ¡ Para todos ! Envidia del “profesional” que monto su tienda enfrente ante mi asombro, y se metió literalmente a sobar las cuatro horas que aún había por delante… Se levanto diez minutos antes de la salida, poco menos que para ducharse, tomarse un cafelito, calentar y salir… ¡ cuanto que aprender !
Mientras… ¿Frío? ¿Espera tensa? Quien quiera que pase por aquí: aquello si que era buscarse la vida para correr un maratón. Aquí no había que esperar hasta el 30k para ver pasar con desánimo al tío del mazo, aquí ya desde el metro cero, estabas pensando, que vaya una forma de hacer el canelo, no parar de preguntarte si merece la pena esto…. y en esas me dio por pensar que la Maratón de New York, era tan mítica porque albergaba 3 maratones en una (pero para eso soy Triatleta), a saber: la primera de las maratones, la haces de 5 a 10 que sales de meta, en la tensa espera; la segunda, es para la que has entrenado y realizas en mi caso, casi cuatro horas… y una media maratón final, hasta que finalmente llegas a la Meta de ver a los tuyos.

La maratón en sí, luego discurrió por otros derroteros: sin pretensión de tiempo ninguna (la de la honrilla personal q esa siempre esta ahí y ojalá no se vaya nunca), sabedor de lo lejos q queda un Berlin’12 en 3:40, y del que probablemente no lograré volver a ver… pero  fui saboreando cada uno de los kms, como si no fuera a correr nunca más: pensando, como siempre en los míos: mi madre, Elena, a los enanos que bien lejos habíamos dejado esta vez, a mi padre, a mi hermano que tanto hubiera disfrutado aquí, la suerte de estar … en fin, los típicos recuerdos de abuelo cebolleta, de alguien que ya empieza a serlo. De menos a más, costaba una eternidad subir cada puente, con viento fuerte en contra, pero según fué levantando el día, como fuí levantando yo el vuelo de la carrera, logrando conectarme a la misma, cuando más bonita se estaba poniendo.
 El griterío en toda la prueba, es ensordecedor. La entrada a Manahattan, brutal. Después de recorrer StatenIsland, Brooklyn, Queens, Harlem, y el afamado Bronk, nos quedaban, ya solo la pasada de West a East por Central Park (de largo lo más espectacular, apenas mil doscientos metros de auténtica locura), para ya entrar en la finish line, que nos llevaba abocados, a la  tercera de las Maratones del día: la de salir en la calle 63, tener que subir por el desfile de fantasmas hasta la 74, personajes deshumanizados al estilo de XMen después de un desastre nuclear, y que fué la imagen que permaneció en mi retina aquel ya lejano primer Maraton en Roma. De la 74 a su vez, de nuevo hacia la 63 para poder volver a dar un abrazo a Elena, después de casi ONCE horas (se dice pronto).
A mi llegada, entre toda esa horda de gente orgullosa, que caminar por inercia y  que supone siempre todo Maratón…. una bandera americana en el suelo (con el cariño que esta gente profesa a su bandera), y que yo admirador a ultranza como soy del pueblo americano, me arropé la espalda y sirvió como recuerdo más premonitorio que nunca, que hay que volver alguna vez en la vida por estas tierras. Segundo de los CincoMajors que corro, y a tener salud, y sobre todo posibles, para poder intentar, el próximo… ¿Chicago? ¿Boston?… Otro sueño más por el que trabajar, ahorrar y perseverar unos añitos, por lo bonito que es soñar con algo… Ojalá tengamos salud, para volver a intentarlo.
Km. 32, ni "solo disfrute" ni "venia solo a hacerla": el sufrimiento termina saliendo siempre ;)

Km. 32, ni “solo disfrute” ni “venia solo a hacerla”: el sufrimiento termina saliendo siempre 😉

Concluyo: Así visto, y así leído , pudiera parecer, que en mi siempre intento de dar epicidad, quizás a veces excesiva a lo que hago, pudiera parecer que hay una constante queja, a un recorrido, a una forma de organizar, nada mas lejos de la realidad: lo repetiría una y mil veces, por el antes por el después y por el durante, y sobre todo por el hecho de seguir cumpliendo sueños.
 Pero siempre, siempre con ese gusanillo que me invade la tripa hasta en un simple 10k,  con la mente puesta, alerta y a la espera de poder volver a sentir, algo tan acertado, como lo que leí en aquel libro que compré por Amazon, justo antes de meterme en el Avion de ida, y a que antes de aterrizar ya había acabado:
758470-1129-0013s10437499_351015745059646_8822299102790050146_n
Te respeto pero no te tengo miedo, me has hecho sufrir y disfrutar como nada, volveré a sentir incertidumbre, miedo, ilusión y comprobaré otra vez tu grandeza y mi pequeñez. Jamás pensé que te vencería una y otra vez y no puedo dejar de pensar en cada uno de tus kilómetros y en el momento de volvernos a enfrentar de nuevo. Cada día es un día menos para sentir esa sensación única e imposible de describir, de saborear tu derrota.

 

MaratonNYC

Los comentarios de Facebook, nunca dejen ni de agradarme ni de sorprenderme… En el mismo Blog, ya me parecen ciencia-ficcion, por eso los guardo siempre con tanto recelo, para el día que ojalá sea dentro de mucho, tenga que parar mirar atrás y volver a pensar una vez más que sin todos vuestros ánimos, esto hubiera sido mucho más dificil. Gracias por seguir ahí.

Anuncios

42×18 La Maratón más humana de cuantas he realizado

     En realidad, el sueño de correr algo tán mágico, se monto a la propia vez que iniciaba el sueño de mi nueva andadura profesional, materializado en el proyecto Walktopro, y la tienda física u51proMadrid, de la que muchos sois conocedores. Miguel, Javier y Carlos. Así se escribe el reto. No sé como ni donde lo fraguaron, pero SI que hicieron una presentación a todo el Club de Triatlon, elaborada, muy enigmática y bien aprovechado el tirón que daban unos números mezclados, con unas equis: 42×18, 42×18… ni yo auténtico obseso de la distancia de Filípides lograba desentrañar… ¿Será un desarrollo de bici? ¿Será…? El caso es que logró embaucarnos desde el principio, desmontando con espectacularidad el enigma, despejando la “x” y nunca mejor dicho. Por ello, y por lo atractivo que resultaba el mismo, decidimos volcarnos en ayudarles en todo lo que nos precisaron.

Pero, ahora desde el responso que dá la calma y el acomodo de los acontecimientos, y desde el plano meramente personal, quería dejar una impronta escrita. Pues aunque desde Walktopro, como tienda, conseguimos una pareja de relojes gentileza @Suunto1Esp y que pusimos a su completa disposición, y la instalaciónes de u51proMadrid, siempre que nos lo requirieron, no quisiera dejar de pasar una oportunidad como este, en un blog de sensaciones tan personales, -dejando aparte su lado “patrocinio”- para manifestar lo bien que lo pasamos, y como fueron las sensaciones de correr una Maratón tan atípica, pero a la vez tan reconfortante, como la que realizamos con los chicos de 42×18. Yo desde dentro lo vivi así:

     En cierto que la distancia ya la había realizado en alguna que otra ocasión (como vosotros ávidos lectores ya sabeis) aunque esos miedos estaban superados, no hacia falta hacer como antaño, 34 kms de tirada, para saber que podíamos con ello; si nos hizo falta, en cambio, conocer el terreno, y para ello, nos subimos, apenas 24 horas, tres semanas antes, el bueno de Joserra (@jrugarte), (que subía a inspeccionar de primera mano, y al que no logramos engañar para el reto), mi compañero en estas lides D. Rafael Conde  y un servidor, a inspeccionar el camino, en bicicletas de montaña-ciclocros, mi querida Giant.

     Para ello reservamos en el Albergue del Peregrino del propio Pamplona (donde por 8 módicos euros dormimos) y levantándonos a las 6 de la mañana iniciamos, nuestra marcha (en sentido contrario y en Bici) hacia Roncesvalles, para luego deshacerla de nuevo, y así tendríamos doble visión del recorrido, su ruta y posibles explicaciones. Duro, en extremo para tíos que como yo, se han mantenido bastante alejados de las subidas, pero con la confianza de llevar a un buen compi, que aúnque no ha realizado ninguna Maratón, si se de su buen hacer por montaña, y la fortaleza mental que me iba a aportar para ello. A Joserra, después de muchas vueltas, no hubo forma de “engañarle”, pero al menos desde aquí agradecerle los buenos ratos, y los ánimos que nos dio durante todo el camino.

IMG_8389 IMG_8390

     Y así poco a poco fueron llegando los días. Lo que en Mayo, parecía lejos, lejos, estaba cada vez más cerca… Por la tienda (u51proMadrid) pasaban unos, otros, en todos se notaba la inocencia del que todo lo hacia por primera vez, sabedores de que lo que estábamos haciendo era algo grande. Bien es cierto que no éramos conocedores de la magnitud que el evento estaba alcanzando, ni se iban a llegar a los casi 26.000 Euros de recaudación, que ni los organizadores más optimistas habían previsto. Yo les insistía, por animarles, que la labor de concienciación que hacían era poco cuantificable, y que yo mismamente había estando viendo Maktub con mis hijos, el fin de semana, y eso no tiene precio, ni para ellos, ni para mi…   Y por  allí con la excusa de la compra de la ultima camiseta publicitaria, nuestra reuniones de “aladinos” , íbamos retratándonos cada uno, con nuestros miedos y con las muchas ilusiones que en el proyecto habíamos puesto, recelosos de que a cualquier cosa que saliera mal, las repercusiones eran en cadena. De hecho, muchos de los que participaron, era su primera Maratón, lo que aún engrandece más la ilusión que desde el primer momento nos transmitió el proyecto.

Ya el día anterior a la carrera, subiendo con Elena, en el viaje, empiezo a sentirme (hasta la fecha no había tenido ni tiempo de pensarlo), como parte muy importante de un engranaje que había de funcionar a la perfección, para que todo saliera fantástico. Subo para Pamplona, el día anterior a la carrera, después de cerrar la tienda. Llegamos pasadas las 1.30, y el despertador sonaba a las 6.30 para subir a Roncesvalles. Desayuno copioso, en demasía…  Habíamos quedado con ellos, en el Albergue donde finalmente íbamos a fijar el encuentro con el segundo relevo, y con caras circunspectas, deseosos de comenzar el reto subíamos en coche hacia Roncesvalles. Carlos con la misma ilusión que un niño le cuenta a su padre lo que le han traído los Reyes Magos, nos iba contando, el avance de la recaudación, lo que se organizaba con los del Colegio Logos, que no sé cuantos niños iban a correr junto a nosotros en la distancia, en un recreo, a las mismas, horas … que se presumía una recaudación grande… Todo muy rápido, sin parar de atender emisoras, Miguel (@RunnerNovato) con un teléfono, Carlos con otro entrando en dirécto para la COPE en pleno Monte Mezkiritz, y Javi (@PontonDeSalida) atendiendo TVE Navarra, en Roncesvalles… ¡ Ahí es nada!

 

IMG_8626

Las caras de Carlos, -por las de todo el equipo- hablaban por si solas…

Llegados al punto, apenas veinte minutos para dar el escopetazo inicial. Declaraciones previas (sintiéndonos unos “pro” total), las piernas ya quieren empezar a correr, porque no es la Salida de un Maraton más, es dar rienda suelta, a un montón de buenos propósitos, así lo quiero creer al menos: me siento, junto con Rafa (Conde y Morán -diría la TV), como liberando una jaula de tresmil globos de ilusión…

DSC_0207

Este sería el PRIMER paso que daba inicio a todo lo que vino después…Ahi empezaba todo, se iniciaban un reguero de sueños con los que regar el Camino

Y zás!! La carrera, sin apenas desnivel, y toda cuesta abajo (alguien no me dejará mentir, y quien conozca el Camino a fondo evaluará la pedazo de mentira que estoy soltando ;))), decía que … ah si que me había perdido… 😉  Que sin duda, es el tramo más bonito de todo el camino, y así lo vamos charlando mi tocayo y yo, todo el camino, saludando con el “¡ Buen camino !” a todo bicho que nos cruzábamos, y disfrutando mucho de los parajes, algunos verdaderamente increíbles que el Camino nos iba ofreciendo. El Camino, como ya me paso semanas atrás, iba entrando en mi, muy poco a poco, casi de manera mística. (pero eso daría para otro post)

El apoyo logístico, inconmensurable: en cada cruce, en cada atisbo de salir a la Carretera allí estaban ellos… y lo mejor es que así permanecieron los cinco días que duró el reto, con sus mañanas y por supuesto sus noches….

IMG_8613

Maltrecho gemelo… que dejaron las muchas bajadas … ;)))

Voy supliendo estos primeros kilómetros con la paciencia de mi compi, que me sufre mis dolores intestinales, fruto de un desayuno propio de un animal, como si esto de hacer Maratones, fuera el rodaje habitual de una mañana… Pero como el cuerpo es sabio, las molestias intestinales, con tanta bajada, se van diluyendo hacia abajo, y se quedan en forma de un dolor sordo en el gemelo que arrastraría hasta Pamplona. No hay mal que por bien no venga: aceptamos cambio de mal cuerpo, por dolor en el gemelo va!  Para eso está luego mi amiga Cruci, de FisioFima, (y ya aprovecho la cuña, y le doy publi a una excelente persona, y gran profesional de esto).

     No hay tiempos, ni ritmos, tan solo el Suunto Ambit, que nos va guiando por los múltiples senderos… Llegados a Zubiri (precioso pueblo por cierto), donde se hace aproximadamente la mitad (lo que vendríamos en llamar la Media Maratón Compostelana), decía que llegados aquí, están unos cuantos, de buena gente, de tíos que se piden UN DIA de trabajo, y a los que no conoces de nada, pero vienen volcados con el proyecto: No me quiero dejar ninguno, pero ahí van: el gran @Jimbilu @fjaristu, @MaiteRoncal23 @dnrunning y el correoso @NovatilloTotal. Nos llevaron en volandas, hasta Pamplona, primero llevando detraída nuestra mente, y en segundo lugar contando historias, que llevan dentro, y que nos hicieron sentir.

Mi madre como muchos sabeis, tan solo unos meses antes, se la habia llevado una puta enfermedad con el mismo apellido que por la que ahora estábamos luchando. Yo quizás mitad coraza protectora de no querer ver las cosas, mitad trasiego del año de cambos que llevaba no fuí consciente de todo ello hasta el final, como tampoco lo fuí hasta un momento del camino, en el que NO diré nombres, porque pertenece a la intimidad de cada uno, pero fue precioso descubrir, en pleno camino el verdadero motivo por el que corríamos . Creia que, hasta entonces, corríamos, -yo al menos- y que hacíamos una actividad física más, repeitda 18 veces en formato Maraton, pero ya está… loable el objetivo, pero sin transcendencia real.  Hasta la fecha no habíamos tenido verdadera constancia de lo que hacíamos y porque lo hacíamos en si, en suma,  el contacto con el lado humano de la enfermedad, y nos lo iban a brindar en bandeja …  Tuvimos que pararnos a realizar necesidades, para formar en un corro, y que uno de los participantes, nos hablara de como su hijo menor, gracias a la Fundación Aladina (@FundAladina) se recuperó de un tumor bastante complicado… “se engancho a la vida” decia el tio.. Buff!, aún se me ponen los pelos de gallina, recordándolo… Nos marcó en un silencio. A todos. ni siquiera muchos de sus compañeros, conocían el detalle, (y pinta tenían de haber realizado bastantes ks juntos). Bonita manera esta de repatir geles en forma de bonitas historias, con los que adormecer mi maltrecho gemelo, y subir las endorminas para afrontar, la última parte de tan “humana” Maratón.

IMG_8608

Que bien acogidos, estuvimos en todo momento con los “pamplonicas”…. Gracias

     Aún recogemos, a un par de “runners” más que nos aguardaban a la entrada de Villaba (el pueblo de Miguelon Indurain), para darnos entrada en la Ciudadela, y explosión a nuestra llegada a la calle Compañía, en el centro de Pamplona, donde dábamos el testigo de nuestro relevo, al compañero Javi Santamaria. Más prensa, más televisión, y la caravana partía dejándonos solos y un poco cariacontecidos de pasar del todo a la nada en tan poco tiempo… Eso si encantados de haber podido realizar mi sueño, el del propio Rafa, y el de otros muchos, que con esos miles de Euros, y con toda la campaña de solidaridad que se llevo a cabo, probablemente puedan tener un futuro algo mejor del que tenían antes de empezar todo esto… Ojalá cundan muchas iniciativas como está, que aporte tanto, y que en lugar de desmembrar, asocie y de ¡que manera! en torno a ella.

Volviamos en el coche, apenas viaje relámpago que no llego a 24h, aún oyendo por RRSS  los ecos de Villacorta (donde acababa el segundo relevo), viendo entre tweets y Me Gustas,  como salíamos en la portada del Telediario de Navarra, como recibía al segundo Aladino una banda de música, un pueblo entero haciendo fiesta… y así estuvimos casi una semana.. Ojipláticos, de ver como algo tan pequeño, había hecho una bola tan grande.

El recuerdo más bonito, fue haberme traído una deuda con el camino para volver: conocer sus albergues, sus gentes, sus costumbres, no ha hecho sino acrecentar en mi, algo, que quería hacer algún día y que no dejarñe de hacerlo aunque sea por etapas. No entré yo con buen pie en el camino, pero sin duda este si que lo hizo en mi.

 

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/telenavarra/telenavarra-24-09-2014/2775281/?media=tve

A partir del min 23:14

 

Contraportada del Diario de Navarra del dia

Contraportada del Diario de Navarra del dia

 

Agradecer a mi compañero Rafa, con el que me embarqué en este bonito viaje; a Joserra, por su acompañamiento y notoriedad, aunque fuere moral, el día de la Maraton; por supuesto a mi mujer, Elena, por involucrarse de manera tan especial en todo esto, y sin la que nada de esto, ni de nada sería posible; a todos los que participaron en el proyecto, de una forma u otra, patrocinadores, y por supuesto a los Organizadores del mismo, mi Enhorabuena por la iniciativa, y mi mas sinceros agradecimientos por darme la oportunidad de haber corrido la Maratón mas solidaria de cuantas correré nunca.

IMG_8628