Roth ´18; Try#2: La Persistencia garantiza justicia, y es la Constancia quien mientras… la mantiene VIVA® by Rafuky.

Persistencia: De Lat. 1. intr. Mantenerse firme o constante en algo.

Nota Aclaratoria como siempre: Largo muy largo. Responde a necesidades como siempre, de revivir con todo lujo de detalles en un futuro cada vez más cercano todo eso que me hizo disfrutar tanto, por eso me recreo tanto; esta vez no había ninguna necesidad como si la hay otras veces, de decirle a las RRSS nada, esta vez todo había quedado dentro y lo sabia quienes lo tenias que saber. La insistencia del coprotagonista en ¿donde esta el post? y la necesidad antedicha hacen posible que vayais a perder 20 minutos de vuestro tiempo en ello. Pero será vuestra elección. Comenzamos

      No soy rencoroso, ¿o si? no lo sé, pero venia buscando JUSTICIA: el título redundante del post (Try2) así lo adelanta: cuando hay un segundo intento, es que el primero fué fallido. Se lo comentaba a otro buen amigo,  currante como pocos de esto, y que recientemente ha conseguido su sub10* en Vitoria hace unos días, también en un segundo intento: – Suerte no, Manu deséame justicia joder que entrenamos un huevo de horas al año,  para fiarlo todo a la suerte. (*Esto juro que lleva escrito desde 2 de Julio de 2.018, porque hay personas que como el Mago Merlin que vienen del futuro y todas estas cosas ya las han visto).

 Muchas veces la obstinación, el trabajo duro, desgraciadamente no son garantías de nada, pero si te olvidas del tema temporal, y las dejas pasar casi siempre suelen dar resultado. Como la vida misma, te devuelve todo cuanto le das… esa frase la escucho resonar tumbado en meta, extenuado del esfuerzo y recibiendo puñetazos en el pecho del protagonista de esta historia… pero no adelantemos acontecimientos. 

Decidí abandonar la presión, para no frustrarme, rayado  de intentos imposibles para correr la Maratón en 4h (ó eso creía) este mismo año. Me dije a mi mismo, que para que esto fuera disfrute, quizás debería recordar de vez en cuando de los 146 kg que vengo…  y que quizás el mérito tan solo esté en realizarLOS y prepararlos.  Pero por otro lado, no me resignaba  a que algún año llegara la tan ansiada carrera perfecta “para liar el taco”. Un año este en que por circunstancias excepcionales se me cruzaron 2 IM por acompañar a un buen amigo a su primer Lanzarote, y por la cejación que tenia de quitarme la espina en Roth, el caso es que siendo hombre de #ONEIronmanYEAR, se me presentaron ambas oportunidades en poco más de dos meses y arriesgúe. La logística y la situación complicada que tenemos en casa, hacia que el viaje muy al contrario de aquel primer RothVideo, tuviéramos que hacerlo en plan pareja, en cómodo avión, alquilando coche en Munich en unas minivacaciones de enamorados, fantásticas, muy lejos de las “penurias” de la AC.

face

Ya en esta entrada de Facebook, me dije que para que esto fuera disfrute, quizás debería recordar de vez en cuando de los 146 kg que vengo…

Permitirme aquí,  en lo extenso ya del post, hacer un publireportaje con mi amigo Alex de Tritransport al que pretendo hacer toda la publicidad del mundo, porque el servicio que da y las comodidades que proporciona son absolutamente increíbles. No dudes en contactar con él si tenéis algún Ironman y os queréis despreocupar de la bici: trato top, y fiabilidad. Yo era la primera vez que lo usaba porque todos los Ironman que hasta la fecha había ido por Europa hablamos viajado toda la familia en autocaravana, pero la verdad es que no tiene precio ni el trato de la bici, que te desentiendas de ella, y dejes toda la gestión de algo tan necesario en una prueba de este tipo. Gracias Alex, solo los que te conocemos sabemos el curro que lleva eso por detrás, y lo poco que lo agradecemos muchas veces.

IMG_2638.jpg

Así de espectacular lucia la Transición de Roth desde el MavicAir.

Al lio que nos dispersamos. Llegaba eso sí fuerte, abandonado ya de muchos tecnicismos, y muchas de mis “freakadas”, resignado de otras, y avalado con mucho entreno, como siempre,  pero con pocas esperanzas, convencido ya como estaba a que no podré nunca correr una maratón en 4h por principios de fisiología deportiva… Mandaban los números del ultimo IM de Lanzarote, de este mismo año. Era una norma básica que había contrastado con “especialistas” en la materia y a ella me había resignado. Pero guardaba un AS en la manga, que ni en mis mejores sueños, soñaba que fuera a cuadrar. Ya recordareis a mi Madre que falleció hace unos años, pero me envía siempre alguien.. debe ser por aquello de no estar solo… Ella me decía siempre: – Hermoso que tu no estás acostumbrado a estos esfuerzos, que has estado muy gordo Rafa, tu si te cansas TE paraS. Por ello, acostumbra a enviar UN ANGEL, como  ya hizo en Vitoria que recordareis me mando el primero en forma de amigo catalán “trote, trote no andes” que me animara a seguir en el IM que peor lo he pasado nunca; luego se me presentó ella en Lanzarote cuando atardecía en mi segundo LZ, y que acabé feliz pero en silla de ruedas con una trocanteritis en la cadera; o me mandó otro, incluso en este mismo Roth del año anterior, a Nacho, en forma de profesor de Educación Física de un instituto de Valencia. Pero esta vez me enviaba, me tenia reservado, uno de verdad… de carne y hueso. Me mandaba a un buen amigo, que por edad podría ser mi hijo, forjada amistad en penurias de aventuras de carretera, para ayudarme en el empeño que nos traíamos entre manos. Era lo que el bueno de mi amigo aún desconocía, y mi madre se había dedicado a planear a nuestras espaldas, Codito de ahí que cuadrara todo: el viaje un año antes, la plaza con lo difícil que es, salir en la misma oleada -de entre 4000 tíos en mas de 14 turnos-, hasta el mismo bañador, en el mismo color cuando nos desvestíamos para ponernos al neopreno.. ahora…… que me fueras a coger, justo donde más te necesitaba, justo en los kms donde te podía “aguantar” fue ya de brujería… capaz de hacerla solamente mi señora Madre, pero en realidad yo no te quería anticipar nada, para que no te pusieras nervioso. ¡ Hasta el segundo de entrada fue el mismo, amigo, como para no desempatar un año de estos!

La natación muy accidentada, con lo relajado que se nada aqui.  Mira que se me había dado Lanzarote bien este año apenas un mes antes, pero aquí ya empezó mal -un poquito de excusita, venga! soltándose las goma de las gafas, y después rompiéndose la hebilla del reloj… 1h:17: ¡ Hoy tampoco va a ser el día ! En mis más optimistas sueños, me había planteado una natación en 1:10-1:12 para intentar el asalto… 5:35 bici, y 4:00 de Maratón y 15 min Transiciones. Así que me resigne a que tenia que ser otro el día del asalto al sub11: a gestionar Rafa, y a disfrutar como tú sabes. Pocos errores permitía el plan perfecto y ya se han cometido.

De salida, -aún a sabiendas de ocasionar algún pesar- con un Tritraje de Endura (el D2Z Road Suit) espectacular, muy cómodo testado ya en Lanzarote y en Marbella este año, que me iban a hacer ganar unos minutos interesantes en las transiciones porque iba a hacer todos los sectores con el mismo (hemos pasado de 22 minutos a 14!! ya me duermo algo menos). Muchas veces los sentimientos de pertenencia van mas dentro de lo que manifiesta externamente un simple traje.

En la bici, esta vez no hubo mala interpretación con los datos. Cuando le das a los pedales, sabes sufrir y te mueves en los 239w medios, salen los planes, que es lo q no supe interpretar el año anterior, donde mi candidez creía que con 204w íbamos a hacer milagros. (1400D+ para los de “la planicie” que es Roth :):

IMG_2763

Cuando al TP le das vatios, te devuelve rendimiento. ¡ No hay otra!

Ensayamos el día de antes, en un accidentado y corto reconocimiento del circuito (corto por averías varias que hicieron derivar nuestras bicis al caro Hospitality, el uno por montajes de ultima hora, el otro por cortar el cable del di2 en el desembalaje), un ritmo que a Codo se le antojaba “pelin” fuerte… Yo fantaseaba con poder hacer buena parte del recorrido juntos. Pero Codo (hábil como pocos en detectar rueda buena) no quiso ni saber de mí, cuando le dí alcance justo cuando empezaba la segunda vuelta. Como otro buen amigo, Javito, hizo muy inteligentemente en Famara, unos años antes… ;)))

IMG_2589

Las “familiares” en la sala UVI del Hospital de Bicis, esperaban ansiosas noticias de las mismas….

En realidad, en carrera, fue un subidón cuando Elena me gritó… (como me conoce ¡ señor mío!): – Rafa, ¡ ahí está, lo tienes a 500 metros !, que me hizo salir de mi zozobra de que estuviera siendo una bici regular, y me hizo crecerme para pensar que pudiera estar haciendo un sector espectacular. Muchas veces cuando se entrenan tantas horas en solitario, pierdes la noción de como estás en realidad, porque no hay agravio comparativo con nadie (del que ahora os hablaré y que yo tanto necesito para tener seguridad), salvo tus propios vatios, y como estoy regañado con ellos últimamente… ver a Codo, que le había recortado al menos 10´ (que era lo que calculaba me había sacado en la natación. Con Codo apenas había quedado este año, apenas una salida en Diciembre, con el pie pisado por un caballo, y que salí aún sin calas, porque sabia la ilusión que le hacia, pero  sabia que este es de los  que venia preparado, con muchas y concienzudas horas de bici; con un medio que me contó había saldado con media de 36 Km/h, me hizo creer que si seguía perseverando, que si seguía manteniendo ese ritmo, podría estar orgulloso de la bici que hiciera, como de hecho así fue.

Es por eso, que a pesar de la buena e irreal Maratón que hice, y digo irreal Maratón, porque es para entendernos, como si teniendo un 600, te dejan un día para una carrera un Ferrari. Pero fue la bici del sector que mejor gestioné, y más orgulloso me hace sentir por dos razones: porque lo hice solo sin ayuda (la carrera en parte sigo pensando que es innegable por la ayuda de Codito, aunque él diga misa); y segundo, porque supe reponerme con esfuerzo y tesón, y no desanimarme dando cobijo a los pensamientos  negativos: que iba a sacar una media similar a la del año anterior, (en la primera vuelta tan solo mejoraba 10 minutos, mis “normalitos” 6:03 del año anterior) cuando muy al contrario iba a sacar un tiempo fantástico, de estar volando, literalmente, encima de mi bicicleta; a ello con seguridad contribuyó la segunda de las vueltas, donde llevado por la emoción de coger a Codo, no solo mantuve la media de la primera vuelta, sino que la aumente en 10w, para pegarle un recorte de mas de 40 minutos de a lo que había hecho el año anterior. Esto que se dice y se gestiona tan fácil desde aquí, en carrera es complicado… porque cuando estaba en carrera daban ganas de tirar todo por la borda y volver a la comodidad, a buscar excusas fáciles que dar a lo que esperan de uno, y solo los que lo han sufrido saben lo que cuesta dar la vuelta a la tortilla revertir eso  y ello explica el motivo por el que estoy tan orgulloso de este sector.  Mantener media de 33, una hora tras otra, concentrado en un dato solamente hace que las horas pasen muy lentas y sino se le dan refuerzos positivos (que no venían en ganancias sustanciales de tiempo) era complicado mantener donde agarrarse que no fueran los acoples de la P5. Ahí es donde hay que PERSISTIR como dice el título del post (cuya frase no es copiada, sino bien meditada en carrera y con ®) como única arma de conseguir justicia, y sobre todo de CONFIAR EN MI, una vez más.

20x30-CRKR1417.jpeg

Habia mucho concentración. Pero eran muchas horas por delante para mantener ese esfuerzo, y habia que jugar… como Grizzman, sin el Fornite, pero en la bici

Esto me sirve  ahora además, para  ver en perspectiva ya en frío,  el distinto enfoque que dio Codo a nuestro encuentro corriendo, yo en bici salí a por el “picado” de demostrarle/demostrarme ¿que? y él sin embargo me dio una lección en carrera, cuando pudo hacerme lo mismo, y decidió quedarse a mi lado… por eso lo de generosidad amigo, otros hubieran tirado, arriesgando hacia lo desconocido, pero hubiesen tirado, aunque solo hubiera sido por despecho de la bici… Tú decidiste quedarte, ya me dejaste claro buscando qué, pero eso no quita tu grandeza, nobleza, y como supiste anteponer lógica, y preferencias personales, a la ambición de un tiempo o de ganar (bien ganado) al amigo, con lo que tanto habíamos bromeado todo el año. (No me vayas de oveja muerta, que te conozco que me decías cuando iba de “humilde” ; o el ¡ Ojalá me ganes, -con que te retaba cuando me venia arriba- eso significará que ambos estamos bajando de 11h!)

Por eso Codito, por todo eso y mucho más, y con esto zanjo el tema -que al final vamos a parecer dos cansinos pagando la cuenta de un Restaurante-: el generoso fuiste tu. Mucho que aprender de ti, porque yo sería de los que a riesgo de estamparme hubiera tirado… de haber podido.

Porque tampoco pretendo justificarme.  Mucho me temo que los  que me conocen saben que soy un tío que se pica hasta con su sombra, que si hubiese nacido toro me hubieran “indultado” en todas las plazas, y que si Dios me hubiera dotado de facultades para esto seria alguien inaguantable -de momento ahora solo lo soy escribiendo y hablando como buen Tdah que NO pone foco-; Eso no es ninguna novedad, pero lo que me preocupaba y se lo comentaba a Elena (esa pedazo Coach que me ha puesto al alcance la vida) es que no sé si es esa eterna manía de compararme la que me hace llegar a este estado, de rendir por encima de mis posibilidades; pero no sin criterio ella me decía que el deporte un componente fundamental es la competencia (unas veces contra uno y otras contra los demás), y mucho más cuando te apuntas a una Competición, como su propio nombre indica. No obstante en ese afán comparativo-competitivo, me ha llevado a ganar en alguna ocasión algún triatlón a compañeros que son mucho más completos de que yo, y tan solo el hecho de compararme con ellos, me HAN hecho mejor de lo que EN REALIDAD soy, haciéndome correr mis mejores carreras, sabiendo que daba igual si es por delante o por detrás por donde iban, ayuda igual. Y Roth Parte II fue un buen ejemplo.  Con Codo se daban ambos extremos: intenté ir tirando cuando iba delante, por encima de lo que le hubiera hecho de haber estado solo, para que me cogiera cada vez mas lejos, y no importaba que me hubiera pasado, pues hubiera ido siempre con idea de ir llevándolo a la vista y que me fuera sacando cuanto menos mejor en cualquiera de los dos casos rindiendo por encima de lo que lo hubiera hecho en solitario.

Y con ese aprendizaje me consuelo, pero por eso digo que me siento como haciendo un poco de “dopping sentimental”, como “aprovechándome” del compañero con el que compito, porque es mérito compartido, sin duda debido a alguien que te hace llevar ritmos que tu sólo ni soñarias. Es lo que obtengo, de esto que para mi, lejos de ser una virtud es un defecto: rindo más cuando me comparo con alguien. No sé si lo explico bien, pero sino dijera esto me estaría quedando algo dentro de mi que NO es mérito mio.

Por contra, y este es el aprendizaje bueno, también me ha enseñado, que puedo exigir más de lo que mi mente me hace conformarme cuando estoy sin esa competencia cercana, escondiéndome en el competir contra mi mismo en que tantas veces nos excusamos cuando las cosas van mal… Descubro que en solitario la mente se hace más conformista, y es fuera donde crece mucho más buscando la competencia . Resumiendo: A mi competir, y más si es con conocidos aunque sean mucho mejor que yo, me hace ir por encima de mis posibilidades (sobre todo las mentales).

  Por todo lo expuesto, la carrera, lo ya mencionado: totalmente irreal, sigo estando convencido que un tío con su mejor Maratón (como es mi caso) preparada en específico y sin hacer nada antes, es 3:40 le va a costar siempre un montón hacer la maratón de cualquier Ironman en 4:15, 4:30, pero el otro día tuve la inmensa fortuna de contar con la ayuda desinteresada de Codo, con un circuito lleno de sombras, muy llano, con un airecito fresco con 24º, todo fue un cumulo de circunstancias que permitieron el “milagro”.

Solo la fortuna de que se hubiera dado esa casualidad me permitió mantener el ritmo, cuando venia la flojera, y tornar a azul, todo lo que se venia negro. Literalmente le dije. “cuando te veo se me quitan todos los dolores”; de la alegría que me inundaba le tiraba la mano al cuello, que él me quitaba –no te apoyes que voy muerto-, pero tan solo quería abrazarlo de la emoción … Él, en cambio, me decía con una cara que no era la suya,  que me iba buscando como agua de Mayo, le leo después con orgullo en FB, que se sintió protegido (“con la seguridad que te dá un padre cuando eres pequeño” como de los piropos más bonitos que me han dicho y que Ojalá el día de mañana pudieran decir mis hijos aplicado a este u otro ámbito)  y a mi no se me ocurría otra cosa para animarle (que ocurrencias!!) que pensara lejos de que quedaba mucho, que lo quedaba era bien poco, que esto se nos acababa, pero que lejos de proporcionarle alegría le proporcionara pena, porque “ya se nos acaba Codito” ya no sabremos si volvemos a correr algún Ironman juntos. No se me ocurrió mejor técnica para que no se le hiciera eterno los 14km que nos quedaban juntos; luego con bromas para dar liviandad al asunto sobre que no nos parábamos en una Barbacoa que estaban haciendo unos lugareños, con un aroma que desprendía, porque – claro, como eres vegano… No se si estas chorradas le calaban o no, el caso es que íbamos con un ritmazo por el km.30 (ritmazo para mi claro, para el era un “ir tocándose los huevos” que le permitía hasta dar arcadas intentando vaciarse el estomago: Ay que joderse como es esto de los ritmos jajaja. En todos los IM que hasta ahora había hecho, necesitaba ir buscando refuerzos en mirar las pulseras, o cruzarme y ver las caras de los que todavía tenian que recorrer lo que yo ya había hecho, para reafirmarme…  . Aquí no hizo falta, tal era ¡ la alegría que llevaba¡ Tanta que primera vez, en un Ironman, a estas alturas, aún no había parado en ningún avituallamiento, y por todos pasaba cogiendo, algo solido, 3 vasos de agua, que me echaba por dentro o por fuera “a demanda”.  Le iba soltando improperios para hacerlo sentir importante y poner en valor lo que iba haciendo (no obstante lo era, porque aunque el confiara en mi experiencia, él era quien marcaba el ritmo) me llevaba con la lengua fuera, como aquella carrera en nuestra querida Cuenca a la que me llevó engañado un año, conocí por fin el Rio Cuervo, y corrimos por sitios con nieve ¡hasta las rodillas! – Codo, cabrón me llevas muerto… así me revientas… Cada vez que veíamos a  “mi entrañable” Flora (su madre) o a Maria, les decía: –Decidle que no abuse de un señor mayor, que no tiene compasión. Pero era con la boca pequeña, iba feliz, sabiendo que era un ritmo que podía mantener, y me/nos iba a dar la vida hasta el final. Por ultimo quería que se lo creyera, basándonos en lo mucho que se lo había currado: – Rafa, si nos queda lo peor... – Que cojones Codito, lo peor para los que no han entrenado, nosotros venimos con los deberes hechos, y a esos no hay bajón que valga… 6km y 3 cuesta abajo… ¡ No me jodas!

codo im.jpeg

Aunque pueda parecer que por lo estrecho de tiempo lo fuéramos hablando, (apenas 46 segundos) mentiría si os dijera que lo pensé como posible en algún momento. Ni ya en la mala natación que me hacia presagiar un día de no intentarlo, ni en la bici, y en la carrera sin mirar el reloj; mentalmente sabia que íbamos a estar en torno a las 11 y pico y me estaba ya conformando con vivir lo que estábamos viviendo, y conformarme con mejorar mi mejor marca en IM… Tuve tentación de mirarlo, pero hubieras sido un ingrato con él si le cargo esa presión añadida y hubiera sido muy injusto emborronando un recuerdo que estaba siendo maravilloso. Cagamos, meamos nos avituallamos, estaba siendo precioso (aunque esté metido lo escatológico en la frase). Por eso decidí callar… y entrar en meta sin conocer aún el tiempo pero levantando brazos como si el objetivo se hubiera conseguido. Ni siquiera el tiempo que me dijo Elena que se impresionaba en el arco a nuestro paso me permitió verlo. Tan poco sabedores éramos, que dejamos pasar a gente por delante, me encantó aquello de: “Déjalos pasar Rafa, busquémos nuestro momento“. Solo tumbados en el césped, dí vuelta al reloj, miré tiempo total, y le dije a Codo: – No sabes lo mejor amigo: Hemos bajado de 11!! y tu sabes lo importante que era para mi. Y así fue… – Cabezón, cabezón, eres un puto cabezóny lo de los puñetazos en el pecho que os decía al inicio como la agresión más dulce que recibí nunca y así un montón de recuerdos y caras inconfesables que quedarán en nuestra memoria por siempre. 

Si que me pareció reseñable y por eso os pongo la foto, que al entrar en meta tuve la extraña sensación de estar ajustando cuentas con alguien…. Vuelvo a jurar que no sabia tiempo exacto…y el bueno de Codito no me dejaría mentir,  pero tenia la sensación y las fotos lo demuestran q el objetivo estaba nuevamente cumplido (había disfrutado si) pero esta vez, me  daba la sensación que  había sido con nota. Así lo reflejaba en mi mirada a Elena…

20x30-CRKA2249.jpeg

Terminando: mi sueño sub11 me ha perseguido desde aquel primer Ironman de Klagenfurt, que ya os glosé en su día, y que juro fue el primero que hice sin saber que existía la palabra “subX” relacionada con un Ironman. Y ciertamente pensaba, y no era ambicioso creo, que si sin pretensiones logré hacer marca, pasados los años con mas experiencia, mejor material, mas vivencias, podría rebajarle esos 20 min para hacer sub11. En Vitoria lo tuve muy cerca; “los” Lanzarotes  no cuentan para estas lides, y Roth el año pasado me puso en mi sitio, demostrándome que al Ironman ni se le puede vilipendiar por mucho que entrenes ni pedirle cuentas por muchas horas que le dediques… Así que aquí, como decía al principio venia a ajustar cuentas, como un ser vengativo y rencoroso. Buscando obtenerla sobre todo con mis enanos, que me habían hecho “bullying” con el tema todo el año, ante el más mínimo despiste: Papi, así no; Papi así se nos va el sub11, cada vez que me comía con ellos unas palomitas, o los llevaba al McDonalds a por una hamburguesa… ;)))) .  De hecho entré por casa a la vuelta con el certificado mordido en la boca.. riendo en un afán de demostrarles que cuando se cree, y se trabaja se consiguen cosas, porque entrenos me han visto saltarme pocos.

36735820_957207747773773_9120636767026806784_n.jpgAhora ya logrado el objetivo, lo dije las muchas veces que falle en el intentó agarrándome a la frase como consuelo, pero lo sigo pensando: el Ironman a pesar de todo es una prueba, que cuando metes en la ecuación el parámetro de tiempo corres el riesgo de mandar al traste muchas cosas, obligándote a optar solo por el resultado, vuelves al Ironman el ser más ingrato cuando a lo mejor te habrías de quedar con lo que has aprendido del mismo, independientemente de como haya sido este. Que tienes que hacer muchos IM para obtener la perspectiva que te da poder manejar los tiempos, y que esta vez salió bien, pero que hay otras ocasiones que no sale así y se tiran por la borda meses de entrenamiento jugados a una sola carta.

Me sigo quedando no ya con el sub11, que vete tu a saber cuando volveré a conseguir si es que lo consigo alguna vez más. Porque lejos de todo ello me vuelvo a quedar con la filosofía de vida, y los aprendizajes que me ha hecho obtener. Por eso estoy tan enamorado de esta prueba, por este modo, por ese estilo de vida que me permite llevar, por poder contar historias como la de Codo esta vez, la de JaviR, Isra, PedroM, la de Joserra, Ramon, Álvaro, Santi, Dani (mentor), Nieves, Amaya, RafaH, Luis, JuanitoDV, IñigoC*, Jesus, DavidL…  y la de tantos otros que he tenido la inmensa fortuna que me hayan acompañado en todo este camino y a los que digo que me siento orgulloso de haberles metido el gusanillo del Ironman en sus venas, y haberles incitado a realizar al menos uno en su vida.

Se lo dije a él en carrera, y juro q lo decía sin ningún miramiento, ni con ánimo de hacerle sentir mejor que lo que ya estaba porque él tampoco lo necesitaba ya, pero probablemente  sea el q más intenso he vivido de los 7 que llevo hasta la fecha: fue muy bonito el primero por supuesto, los 3 que hice en LZ porque nunca seré objetivo con esa carrera, y  principalmente con la edición en  que junto con otros 14 pirad@s, a los q engañé vilmente, conseguimos ser todos Finishers. Pero este ha sido especial, por el logro, SI, no me engaño, pero también por haber exprimido hasta la ultima gota de mi, y también, por todo lo q estaba surgiendo,  por lo mucho que había vivido desde dentro, y lo consciente, y el estar presente,  que por primera vez habia sido las 11 horas que habia durado esto.  

Al igual q con Joserra describía el año pasado el momento inicial en el que flipábamos literalmente  viendo aquellos globos en el Disneyworld del Triatlon que es Roth,  en este me quedo con los ratos pasados a la llegada  y que en este corazón quedarán por mucho tiempo… hasta aquí podemos leer….

20x30-CRKV0008.jpeg

El resto ya lo conocéis, 10:59:14, Puesto 859 de casi 4000 tíos y sobre todo otra experiencia más acumulada, más aprendizajes que integrar. Aún no se donde acabaremos el año próximo (Niza, Wales quizás Zurich…), pero ya quitada la fijación seguro que en alguno donde sin dejar de fijarnos cotas que no nos vuelvan conformistas,   disfrutemos como lo hemos hecho en todos en mayor o menor medida, y que nos sigan dando la razón de ser, estructura y estilo de vida, que nos dá este bendito deporte.

 

Agradecimientos:

     A ti Codo, por todo lo que ya te he dicho, porque sin tí no hubiera sido posible,  y por todo aquello que nos dijimos tumbados en aquel césped. Ay Codito, Codito quien nos lo iba a decir… Tenia la sensación de que eras alguien especial, pero después de todo lo que hablamos, confidencias reveladas 24h antes, lo cuesta arriba que en ocasiones se pone la vida y las decisiones que a veces tenemos que tomar, me sorprendiste porque siempre lo haces de forma acertada: eres capaz de dejar ambiciones, pensar de manera fría… en un mundo en este que nos devora, en el que nada es suficiente nunca, y conformarse en lo razonable parece que es la excepción. Es tan raro en alguien tan joven, vea esto con tal claridad. Curisoso que en la Charla tipo TEDx que les di, el pasado mes a chavales de 15 años, sobre los valores del IM, (y que los que no la hayáis visto ya estáis tardando llevamos casi las 300 reproducciones, -ratio del 90% visionado de los 20 minutos que dura-) les aludía a  conceptos como generosidad, y de lo que  se aprende muchas veces si dejamos el resultado (el tiempo en este caso) al margen y aprendemos del camino que nos lleva hasta él sea bueno o malo. Que bueno! todo concentrado ahí en el mismo sitio, viviéndolo en primera persona,..;). Que lecciones más grandes le dan a veces los amigos a uno!! y que no hacen sino dar valor a todo lo que vivimos en una prueba de este tipo Por eso ahora valoro el doble la generosidad de Jose Codoñer que decidió no aventurarse a seguir (y como se lo agradeceré), y tener la ama de ir arrastrarse conmigo. Ya sabes y tú especialmente porque me lo llevas oyendo en las muchas salidas, lo que me gusta establecer paralelismos entre Ironman y la vida Por eso estoy aún más que seguro que todos esos valores que llevas incorporados de serie, y serán garantía de éxito para ti en un futuro, y te ayudara a sobrellevar todo lo que te venga por delante… Ah, una ultima cosa: Te dejé pasar primero, porque soy del Atleti, y lo de entrar segundos empezamos a interiorizarlos.. pero ¿cuando desempatamos? ;)))

     A ESA, por ser la de siempre, por mantener viva en mi la llama de todo esto, la que me ayuda a superar cada día con una lección todo lo que viene por delante, la que anima cuando se está bajo, y la que te alaba la constancia, como principal arma para que sigas adelante, y a la mejor consejera que puede tener uno en la vida. Que poco consciente eres de todo lo que aprendo de ti, y que intento aplicar en cada carrera y en la vida cada dia que me levantó. Te debo un POST por cierto, pero confórmate de momento co n un párrafo jajajaja.. y una foto!!!

 

IMG_2329.jpg

Gracias a Javier Sola, que aunque no seguiré con él el año próximo, ha sido una parte muy importante de esto, por los valores que me ha enseñado a mi como deportista, y por haberme enseñado a personalizar la formula W que he necesitado en cada momento. Me  mostraste optimismo cuando te mostré mis miedos a hacer dos IM este año y tu lo viste claro: Adelante! Tu me enseñaste a correr de nuevo, a salir de aquella lesión, a demostrarme con datos, porque era mejor meter cadencia a pie que no meterla …  Me pasa contigo,  lo que con la bici, las ruedas que llevo y con tantas cosas: me sobra entrenador por todos lados… y quizás sea otro de tu larga lista de espera quien tenga que pasar a ocupar mi lugar, alguien a quien puedas exprimir mucho más de lo que has hecho conmigo. Gracias de corazón, sabes donde tienes un amigo para siempre: no nos salió a la primera, pero a la segunda lo hemos “bordao”.

Y a la persistencia, por habérseme sido regalada del cielo, en bolsas de 1.000kg, sin ella sería imposible prosperar en nada en la vida. Y gracias también a la Constancia que es la que hace más llevadero el camino.

A todos cuantos leeis, pasais, opinais, y los que no opináis, da igual: soy consciente de los muchos piropos que ya habéis dejado y que me alientan a seguir adelante, cuando vienen mal dadas. Cada paso por la alfombra, era un poco conectar con vosotros y saber que estabais pendientes. Esto también ayuda, no sabeis cuanto! Nos volvemos a ver en 2019 ;)))

 

poder persistente

 

 

Anuncios

Zwift, algo más que hacer rodillo

Llevo unos pocos días, por un accidente, digamos que doméstico, (equino mejor dicho venga ;)) en el que no me ha quedado más cojones que desempolvar el rodillo, y ponerme al dia, empezando  a pensar, mas bien a consolar,  que no hay mal que por bien no venga, y que las cosas ocurren por algo y que quizás sea momento de meter un poco de entreno indoor que tan buen resultado me dio junto con sus sesiones de spinning cuando hice mi primer IM, y que no había vuelto a reflejar en entrenos… Pero vayamos al lio.

Cuando yo dejé aparcado todo este tema (incluido el programa del que hoy vengo a hablaros- (donde me para sorpresa mía al comprar más kilómetros para estos días, me mantienen una cuota de privilegio precisamente por esa antigüedad), esto estaba aún en cueros. Aún recuerdo una multiparty (entonces se llamaban así) en la que contra un amigo haber estado compitiendo una hora y luego resultó ser un boot porque él andaba dormido a esas horas y decepciones continuas así…  me aburrí de la plataforma Bkool -harto de tanto fallo en contabilizar entrenos, yo tan metódico como soy..-,y ahí lo dejé, desesperado. Las dos, tres veces que a lo sumo lo usé durante este tiempo, fueron apenas sin enchufar siquiera a la red.

Bkool por aquél entonces, empezaba a incorporar miles de rutas, con video real, de todo tipo, de cicloturistas, de etapas del Tour, hasta de circuitos de los propios Ironman, fichaba a Chema Arnelas como fichaje para potenciar entrenamientos y planes… y ahí lo deje…rodándose, en la confianza de pulir fallos, con un foro de críticos que presuntamente les mantenía a raya,

El caso, es que como infinito Tdah, en estos dias, me ha dado por leer, cualquier cosa que sobre ZWIFT, (que así se llama el “parato” en cuestión) ha caído en mis manos (inglés, español o chino), hasta el punto de llegar a integrar una plataforma en Telegram sobre Zwift hispano donde con otros compañeros (¡ya somos más de 35!)(mas de 60) mas de 100) mas de 180 que nos damos en llamar Zwift España ZESP , (ahora ya tenemos hasta Pagina de Facebook y cuenta en Twitter) con el solo ánimo de  aprender sobre el programa y compartir rutas en grupetas como si se estuviera rodando por la calle.  Y antes de empezar a escupir sobre ella, advertir que ni llevo comisión alguna, ni he recibido promesa por parte de Zwift de ayudar, aunque fuere modestamente a publicitar la misma, a través de tan seguido Blog, convertido en “influencer”.

IMG_0336

Pues así nos lo tenemos montado por el grupo de Zwift FMTB….

Si a ello le unimos la especial preocupación de cuatro o cinco amigos, freaks como yo, que se han extrañado del hecho ver que solo subía en Strava, recorridos raros de Zwift y que me han llamado para ver si pasaba algo, y de paso ver que tal va eso… justificaría aún más la procedencia de este post que les he dicho escribiría, pero en realidad el mismo obedece a intentar atisbar (y poder deciros luego aquello de… “os acordáis cuando os decia…” porque creo haber descubierto, -como Edison-, como será el entrenamiento en unos pocos años…por haber tenido el privilegio de atisbar como será el entrenamiento en unos pocos lustros (quizás menos). Lo triste que será pero al realidad que alberga. Empecemos pues a soñar un poco….

Vaya por delante que no soy un tío sospechoso de rodillo, y de los que le guste quedarse en casa. Mas bien al contrario, soy de los que nieva, granice o jarree agua, tengo por bien a salir a cumplir con los entrenos, tengo ropa adecuada para ello, y es algo de lo que siempre he disfrutado, quizás en demasía, abusando tantas veces de la divina providencia para volver a casa nevando.

Zwift es una aplicación como las muchas que existen en el mercado que ha conseguido una importante red social y a mi juicio un cambio sustancial en la manera de concebir los entrenos indoor/online, e inaugurar algo de lo que se ha dado en llamar la simulación deportiva online. Lo podríamos denominar como un Facebook, por lo que aparenta, mezclado con un Gran Turismo de la Playstation pero para la bici, por lo que representa de adictivo, a lo que le unimos una fuente de motivación extra, por los muchos usuarios que atesora, y la forma en que ahora veremos, se nos presenta el producto.

Sin entrar mucho en diatribas técnicas que serían objeto de otro post, en realidad tan solo necesitas de un rodillo (uno muy simple, incluso de rulos, podría valer, nutriéndose de datos de un medidor de potencia que llevara la bici, incluso del propio pulsómetro); sino cualquier ANT+ antiguo valdría, un móvil (bajar la APP de momento solo disponible en iOS -para Android aún solo está disponible el ZwiftMobileLink app para controlar, pero no para visionar-), Tableta, hasta el AppleTV (recientemente) u ordenador (PC & Mac) en su defecto y en pocos segundos estás pedaleando, e interactuando en todo momento con el mismo para saludar, animar y lo que se te ocurra.

IMG_0620

Configuración multiplataforma de Zwift en la que muestra la amplia capacidad de dispositivos conectables,

WhatsApp Image 2017-12-26 at 17.53.39

Como no andaba uno muy ocupado, empezando con vacaciones todo el mundo, y el dedo no cicatrizaba como debiera, empecé a recapitular queriendo buscar explicaciones a todo este fenómeno, y a mirar para atrás, y me resultó cuando menos sintomático, (aunque propio de la sociedad de consumo en que nos hayamos) que antes no existiera sino UN rodillo por encima de los 1.000 euros (el famoso Wahoo KICKR) y sean ahora más de la decena los que por encima de ese precio puedes encontrar en Amazon, en muchos casos más que el precio de una bici. Ello me hizo a plantearme con más recelo aun el tema, del tirón que comenzaba a tener aquello de entrenar sin salir de casa… y el aspecto social que comenzaba a tomar el mismo.

Me sorprendió en primer lugar, la fluidez en ponerse a funcionar. No hay esperas, ni eterna lucha a que todo funcione. En segundo lugar lo que quiero es más resaltar su componente social, y la vuelta que puede dar a todo en unos años), te encuentras preparado para rodar en grupeta, solo, quedar con amigos en una parte del circuito, en suma participar de manera más animada, con otros 4200 usuarios que de media suelen estar rodando por sus circuitos, ya no te digo si te pones unos cascos y un micro e interactúan en la grupeta en seguir a uno u otro, o en el esfuerzo que te está costando seguir ese ritmo o no… por último, me sorprende ver todo el parapeto de marketing que tiene como potencial enorme la aplicación detras, y lo estudiado que está la misma, y que ahora veremos.

Hasta aquí los más asépticos dirán que muy bien, pero que no les aporta nada, pero todo esto aderezado con los ingredientes que ahora veremos cambia totalmente el concepto porque:

– La motivación de salir, para el que no la tiene, aquí desaparece porque “quedas” literalmente con alguien conocido o no, pero es que aparte la obligación una vez has empezado viene sola, a poco que tengas un poco de orgullo en tu interior, (no hace ser un picado como yo) y veas como van pasando ciclistas de todos los niveles y te deseas enganchar a alguna de las grupetas, o rodar unos kilómetros más al ritmo que lo venias haciendo con tres que iban moviendo los mismos w/kg que ibas moviendo tú….

Como espectacular a la vez que motivante, es la sensación de ir rodando en grupo, o de “quedar”, literalmente con un amigo en una parte común del circuito para empezar a rodar. La exigencia en seguir una grupeta, donde habrás de emplearte para engancharte, y esa sensación de ir eternamente acompañado no tiene precio. Ya no solo por la compañía, sino por lo que acompaña en el esfuerzo, cuando en una sesión de rodillo lo fácil es aflojar y permanecer atento a la película o documental que estuvieras viendo, adecuando el pedaleo a la misma…  Aqui el concepto cambia totalmente , y siempre tienes la opción de exprimirte un poquito más, en ese que te acaba de pasar, o en esa grupeta de la que vas harto porque te lleva media hora muerto detrás de ella. Dicen que si además, (este extremo no lo he comprobado) lo pruebas con un rodillo top, las sensaciones son idénticas a las que tendrías con la bici fuera. Existen rodillos que por lo visto, simulan pendientes de hasta el 25% con total fiabilidad, llevan motor inercial que acompaña las bajadas de manera que no diferencias comportamientos frente al que tendría la bici en el exterior, por haber hasta simula el tipo de asfalto por el que pasas, transmitiendo a la bicicleta las irregularidades del mismo. Virtual reality.

Esta sensación de ir rodando en grupo, sino es por difícil que resulta de explicar sino la exprimentas, es sencillamente brutal, como puedes cogerte a una rueda que te pase, (viendo el w/kg que lleva), o dejarla pasar (recordemos cuatro ó cinco mil  hipotéticos compañeros en todo el mundo en hora punta se pueden llegar a acumular en lo que es una perfecta locura.

Los escépticos de los vatios, no os asustéis cuando veas lo de w/kg; porque sí, en efecto el auténtico motor de todo ello, y es por lo que el ciclista se mueve. al igual que en la calle,  por la fuerza que tu le des a los pedales. Y la fuerza se mide en vatios de potencia que lejos de sistemas complicados la extrae del rodillo más simple, con emisor de ANT+, estableciendo el velocímetro por así decirlo en tu relación wat/kg, que es lo que te hace adelantar o ser adelantado en el gran pelotón.

La medición de Vatios al menos aparenta real, y mantenida (aunque supongo que dependerá de rodillos y sistemas, pero como sistema introductorio yo diría que más que suficiente, pues la medida será siempre la misma. El propio sistema ERG que puedes optar por utilizar endurece el rodillo según la cadencia que lleves para ayudarte a realizar tus series en vatios de manera más constante, sin tener que depender de cadencias, lo que creo que contribuye  incluso -creo- a mejorar tu técnica de pedaleo.

     Los circuitos y modelados 3d, aún no siendo reales, son con unos renders y una calidad gráfica muy buena. Y seguramente en este campo es por donde más habrán de avecinarse cambios, modelos de VR, con gafas virtuales incluso, etcétera que ya empiezan a incorporar algunos videojuegos, y que de hecho he solicitado ser beta-tester en un proyecto llamado www.roadgrandtours.com, que si entráis en su página veréis calidad de gráficos, como si fueran fotos reales de circuitos. Los paneles gráficos son sensacionales, invitando en todo momento a la superacion y a rodar en grupo. La propia interfaz gráfica, la agilidad de la mismas, con botonaduras que sino das el OK se ejecutan de forma automática logra dotar a todo el conjunto de una simplicidad bestial, con esa política de fluir todo, sin tocar un solo botón. O, al revés, tocándolos para volverte sobre tus pasos (si te cruzas de frente con alguien interesante y quieres ir a su encuentro),  saludar, gritar, o pedir enfoque a las cámaras en las mas de ocho vistas disponibles (la ultima incorporada DroneCamera, es la bomba!), de las que por supuesto hacer cuantos “selfies” precises y que se almacenan en tu Carrete. De todo menos girar el manillar, que es lo único que en el juego no vale para nada. ;)))

Muestra de lo que se nos viene encima con aplicaciones como Grandtours

Infografias de cronometrado de segmentos, actualizados constantemente, Clasificaciones de todo tipo que te muestran escalados en tiempo real, como subes o bajas en la misma… no es para explicarlo, es para verlo. O los propios mapas que acompañan en cada recorrido indicadores gráficos renderizados espectaculares, que parecen más infografias propias de programas de TV que estén narrando el propio Tour de Francia, que de un simulador casero.

Cada vez, y dá igual la hora del dia en que entres al programa dispones de un amplio abanico, primero de gente conectada, de Workouts para realizar, o una carrera a disputar por categorías (A,B,C, ó D) con muchos de los clubs reales y virtuales que salen cada día a rodar. Prácticamente cada hora, hay una opción. O simplemente, circular, con un amigo o solo por el circuito que corresponda ese día, indagando sus distintas zonas. Todo tiene cabida.

Llegados a este punto, es curioso comprobar, como se ha movido la gente que trabaja Zwift en tan poco tiempo, con un modelado gráfico muy primigenio, del que Bkool decidió prescindir para apostar por el video real, y como de ahí con un producto simple que en realidad funciona han logrado aglutinar a una fiel comunidad virtual detrás, que hace que apetezca salir a pedalear, sin salir de casa. ¿Paradójico verdad? Para mas INRI, tres recorridos tan solo, es cierto (en los que puedes rodar en dependencia del dia que fuere, unos en London, los menos en Richmond y lo más en Watopia de la que ahora hablaremos.), y no la multitud de rutas, Ironman´s, puertos míticos, cicloturistas, que SI tienen incluso algunos en tiempo real otras plataformas. Pero esto no ha hecho sino empezar y el verdadero valor añadido para mi lo constituye el aspecto social y os invito a que entréis en los múltiples enlaces de youtube que acompañan a este artículo, para que os hagais una idea del recorrido que os hablo.

En realidad es como salir y que te vayan poniendo lo que en cada momento quieres ver, lo que tu como ciclista irías eligiendo, y el paisaje que elegirías disfrutar: rodar por Watopia, un entorno futurista creado para ciclistas,  entre carreteras solitarias tan solo llenas de biker´s, viendo mantas raya en un hipotético acuario para recrearnos la vista, el fuego del volcán que te distrae la subida, o la imagen faraónica de la efigie de 3 ciclistas al fondo, es verdaderamente espectacular… y os invito a comprobarlo.

– Muy acertados es el componedor de trabajos (Workouts) que bien puedes usar los del propio Zwift, realizar tu de manera manual acorde con tu plan de entreno, o puedes elegir además entre múltiples opciones, de larga distancia, sprint.. con trabajos adecuados a cada necesidad, ya que  empiezan a existir plataformas con entrenamientos de todo tipo, que importar directamente a Zwift, y La variedad es infinita de verdad. Entre ellas os nombro dos: https://whatsonzwift.com/workouts/, y http://zwiftworkouts.com/,  https://zwiftinsider.com/zwofactory. Para que os hagais una idea de lo mucho que se está moviendo en torno a todo esto.

Puedes y planearlos tu en un par de clicks y lo motivante que resulta la forma de ejecutarlos, y subirlos separados por los laps correspondientes sin tener que tocar absolutamente ningún botón. En este sentido es de agradecer lo transparente de todo el proceso para compartirlo en plataformas tipo Training Peaks, Garmin, la propia Strava .. etc. De especial relevancia la integración que tiene con  esta ultima que dota al trabajo del mismo valor que el realizado en la calle, respetando escrupulosamente, tanto altitud subida, como medias, incluso mención especial los Kom´s que le tiene reconocido al programa, y que tan felices hacen a los amantes de esta aplicación, hasta tal punto que trata el recorrido como si fuera de calle.

 

IMG_0240.png

Continuas estadísticas de todo el año y tu evolución en un punto concreto, para que siga sirviendo de motivación, cada vez que pasas un determinado nivel, un determinado punto del recorrido.

Lo bien ejecutados q están los trabajos de series, perfectamente indicados en gráficos durante el esfuerzo que te hacen ver mejor lo que queda, y lo que llevamos.

El Marketing el verdadero añadido.

     Pero creo que su principal acierto y potencial viene determinado por lo bien que se han sabido mover sus creadores, en el tema del Marketing de producto, involucrando a las marcas más top del sector (Specialized, Zipp, Cérvelo, Canyon, Rapha … etc), consiguiendo acuerdos comerciales que benefician a ambos, y que dan al video juego otra dimensión. Aqui radica el verdadero valor a futuro del mismo: un acierto incluir determinadas marcas, como sus culottes como una forma de personalizar mas ruedas, maillots conmemorativos, distintivos de Strava, Garmin, DimensionData … hay de todo, según el sector por el que quieras distinguirte cuando salgas a rodar. Aquí creo donde viene una parte importante del proyecto, aunque ahora se vea como la más banal.

Vas desbloqueando ruedas de marcas bicicletas, te otorgan bicicletas que usar “y mostrar”  según vas haciendo kms… y:  ¡ hombre!no es que te de la alegría de morirte, como si la trajeras fisicamente de la tienda, pero que te  ayuda a distinguirte del resto  y ayudan a mantener la distracción y a dar este toque que todos buscamos, y en el que soy fiel creyente que llegaremos a pagar por un accesorio virtual, quizás no lo que pagamos por uno real, pero algo al fin y al cabo, simbólico que nos sorprenderá en unos años, y lo haremos , solo para la foto de Zwift, solo para tenerla en nuestro garaje virtual.

Las misiones de marcas  (en determinados periodos del año) donde promocionar nuevos productos, probar sus nuevas bicis aunque sea por momentos como escaparate ideal de nuevo, y da otro atractivo a la vez que mantienen vigente en todo momento el juego. ; las propias campañas de promoción en películas (en el estreno TRON regalaron cupos de bici mismo nombre, con la que todo el mundo suspira y que ahora solo se consigue subiendo 7 veces la altura del Everest); ahora en Navidad, los 12 días Zwiftmass, con sorteos a participantes en cada uno de los retos… etc). Perfil de colaboraciones sociales, donaciones a proyectos con las que obtener nuevos maillots, culottes que poder lucir en cada salida…

 

cervelo-challenge

Campaña Cervelo para conseguir una de sus bicicletas

La propia estructura de recompensas, con las que desbloquear bicis, ruedas, o privilegios de nivel para acceder a determinados circuitos o partes de los mapas que habilitan, cierran un círculo a mi modo que se retroalimentar de modo constante, y mantiene la vigencia del producto vivo siempre, no aburre al usuario, y siempre hay ganas de ponerse a dar pedales, ¡ con lo tedioso que resulta el aparato rodillo de por sí !

Se me ocurre, si las las propias  vallas publicitarias, por las que hoy pasan millares de ciclistas, y que de momento solo pone Zwift, quien sabe si en esas vallas el día de mañana está el futuro del marketing (no olvidemos horas punta de 5000 tíos usando el producto)

Porque todo ello, en un mundo tan global como el que vivimos y tan de escaparate no hablar del sentido de pertenencia a algo, y el potencial que esto puede suponer (se me ocurre en grupos de Triatlon, o grupetas grandes de bici), para los propios grupos cerrados que hacen Kdd´s en la que definen sus normas (observes esta del grupo exclusivo RCC que la prestigiosa marca Rapha tiene creado para sus usuarios en sus salidas). y el sentimiento de pertenencia al grupo de veras que es muy real (en gente que apenas se conocen y solo comparten el gusto por una misma marca de algo), obligándote a ir a un determinado ritmo para no quedarte atrás, y compartir con ellos algo, que viene de una afinidad anterior…

grupeta

Normas del grupo RCC, para “exhibir” los atributos de cada uno, y las formas de hacerlo “please come back to the group after the gun show”

La manera de ir progresando, desbloqueando circuitos mapas, por Retos, proyectos solidarios, al uso con pegatinas de otros juegos, con codigos, con puntos de XP según los kilómetros que lleves, hacen que la App resulte inagotable, y lo que es más importante esté en boga y en continua renovación siempre, como decíamos antes.

Tan redondeado está -siempre a mi juicio el producto- que han atinado aunando que gente como Triatletas o ciclistas de élite lo usen el otro dia fue todo un lujoso rodar Con el aliciente además de poderte cruzar y seguir rueda (si puedes) a la propia Lucy Gossage y un montón de ilustres q pueblan Zwift la ciudad de ciclistas (no olvidemos que Lionel Sanders, mejor parcial de bici en Hawai este año lo usó durante la casi totalidad de su preparación, y buen video llevaron los de Zwift al evento sin saber que resultado iba a tener siquiera… ).

WhatsApp Image 2017-12-26 at 17.38.28

En cualquier caso, otra motivación más por si fueren pocas.

Nada más entrar a la aplicación te dice, quienes de los ilustres andan entrenando por si quieres “osar” a pillarles rueda, y quienes de tus favoritos amigos, andan por el circuito que se trate. Aunque siempre es posible quedar en un punto del mismo… dada la facilidad que tiene de volverte en la misma ruta y usar los cruces para llegar a un determinado punto del mapa.

Creedme que son varias las plataformas que he probado y de la que no visto videos en Internet y testado foros sobre funcionamiento (la propia Bkool, Powertrainer, TrainerRoadVirtual Training o Rouvy, Kinomap, Roadgrantours -la de gráficos espectaculares que os nombre antes- ), son un buen elenco de ellas, las he visto, conozco muchas en profundidad, otras menos y cada una con sus virtudes y defectos, y ninguna funciona con esta celeridad, con tan poco fallo y esta transparencia, y porqué no decirlo: esta adicción.

O se pone las pilas la competencia o mucho me temo, que … claudicarán. Es curioso el caso de Bkool, que hemos comentado, empezando primero, viendo que el potencial no estaba tanto en los gráficos como en lo real, ha fallado estrepitosamente por no atender la inmediatez que da Zwift y que demandaba el usuario, y que me costa está llevando una política de ampliación de producto brutal, pero que tendrá muy dificil con competir con un producto de software tan redondeado como es Zwift. Y me jode hablarlo así de unos profesionales, además españoles, que cuando trabajé con ellos, fueron el unico proveedor que no se prestaba a prostitución de precios alguna en sus productos, y trabajaron un producto realmente bueno en cuanto al propio rodillo, pero esto tiene un desarrollo que va un poco más alla…

Tecnicamente me he hartado de comprobar en lo incipiente del resto de plataformas, lo mal que funcionaban las mismas, subían entrenamientos cuando les apetecia, y aquí todo es transparente todo fluye y es normal. Como curiosidad, incluso una de las ocasiones me quedé sin batería después de 50 minutos, pedaleando y el programa rescató la sesión en cuanto recuperé batería.

En estos momentos me hallo inmerso en el estudio comparativa, con un medidor de potencia (en mi caso Rotor) y en todo el andamiaje numérico que sujeta el mismo (www.zwiftpower.com) para entender un poco mejor la aplicacion, y las diferencias en vatios que puede acabar generando con los distintos rodillos y/o distintos medidores de potencia que puedas estar empleando para decirle al programa tus datos.

Conclusión Final

Quizás este siendo muy influenciado, por la realidad que vivo en casa con los adolescentes que tengo. A poco que veamos la popularización de los ferias Gaming (vengo precisamente el fin de semana de llevar a los míos a IFEMA), y los juegos online, baste ver este video, para ver la forma de interactuar y competir en Ligas mundiales, en que la gente se deja la piel para quedar primero… Brutal. Os aconsejo ver videos adjuntos,   donde ya empiezan a proliferar plataformas de gamers en competiciones ciclistas, donde ya hay creado hasta un circuito de carreras en este sentido (incluso españoles presentando el producto) y a nivel internacional las competiciones en tiempo real que se están montando. Simulacion deportiva como tal  en estado puro.

Me dá que son personas que llevan un tiempo trabajando en la sombra, y que sin duda han dado con el producto ideal

 Y me vuelvo a reafirmar en que  es muy triste pero algun día, y no muy lejano, nuestros hijos entrenarán así. Ya juegan de hecho así, ya compran armas virtuales que valen una pasta… y llegarán a pagar por vestir en una determinada red social una camiseta u otra, por lucir un tipo u otro de bicicleta… Los habrá reacios sin duda, algunos que se pensarán que he bebido, y que ellos no generan esa necesidad; la misma que NO habia cuando llegaron los teléfonos inteligentes, que a todo el mundo le sobraban, “para cuatro llamadas no necesito más” y mira como hemos acabado, que hasta llegamos a pagar por un Politono, los que menos decían necesitarlo… . Llegará y la revolución y  no vendrá sola. Permaneced atentos.

Es sin duda, mucho que nos pese el entrenamiento de Siglo XXi y lo dice alguien que como yo, que prefiero (ya no sé si usar el pasado, prefería :))), hasta tal punto que yo que a partir de ahora me voy plantear un poco más el hecho de salir… en este plan, por la seguridad primero, la ejecución de ejercicios segundo, y porque no decirlo, la adrenalina que genera competir contra otros, a rodar solo un miércoles a media tarde con el riesgo de que se te eche la noche encima

Porque a todo esto es también compatible con los medidores de potencia de CARRERA, o cintas compatibles, que aunque esto es más dificil de encontrar en una casa es perfectamente factible tambien.  Por lo que no tardará en aparecer aquí los de Ironman´s en unos años, convalidando la experiencia, por hacerlo tranquilo en casita, con el mismo nivel de “lucimiento” , pero mucho más calentito claro… En esta sociedad consumista, y de escaparate continuo a la que parece seguimos abocado, si como esta visto todo sigue enfocando a las redes sociales, y a la exposición publica constante, ¿porqué no presumir de hacer 226 kms, sin salir de casa, calentito y sin pasar frio,  con la ropa y la bici que te hayas querido poner para la ocasión? A la que si le incorporamos el plano meramente comercial, como os decia antes… ahí lo dejo.

 

Terminé de escribir este post y le puse a mi amado entrenador este texto:

“Compadre ya te puedes ir poniendo las pilas con esto: Dentro de unos pocos años, mandarás entrenamientos solo para esto, la gente pagará dinero por tener una bici virtual con la que poder salir a rodar online con sus colegas desde casa, y tendrás que ponerlos fuerte no para lucirse en una QH sino para hacerlo desde su casa … y sino al tiempo ya lo verás ya… “

Os invito a probarlo (los primeros 30 kms son gratuitos al igual que el hecho de sacarse una cuenta,) Quizás genere debate lo mucho que da la carretera, sus parajes, y  el constante contacto con la naturaleza y todos sus beneficios, pero quizás también la seguridad tan dejada últimamente, la climatologia, la ejecución de ejercicios que se realizan de forma cuasi perfecta y sin asumir riesgos en series que pille una rotonda … etc etc… encima aprendiendo inglés, hablado y escrito con multitud de jugadores ¿que mas se puede pedir? De lo que si que sé, y es algo que no tengo duda, es que nuestros hijos acabaran entrenando así, de hecho ya lo hacen, aunque no nos estemos dando cuenta, y no olvidéis queridos amigos, como os decía al principio que seré el que os diga… “¿os acordáis cuando os dije?…

Os dejo algunos enlaces interesantes que he recopilado por si decidierais ser visionarios, y anticiparos un poquito a lo que, por suerte o por desgracias nos viene:

Image 2.png

 

 

 

 

 

El Ironman de Klagenfurt (Austria), fue mi primera Linea de Meta


(Al final, el día que muramos lo único que nos quedará serán los recuerdos de las emociones que hemos vivido y estas no se compran. Kilian Jornet @kilianj).

          A los pocos días me lo recordaba Juanan en un precioso mail, una de esas personas que por casualidad te encuentras de camino en esto del “Tri”, y que te da en el clavo: Enhorabuena por vivir el tuyo. Porque lo bonito de los sueños, en cualquiera de sus formas, es vivirlos, es hacerlos realidad”. Totalmente de acuerdo. Pero creo que igual de importante para seguir siendo feliz es tener  la inmensa  fortuna de poder seguir generándolos, dándoles toda la forma que seamos capaces, para que sigan retroalimentando. Para ello necesitas, apoyo, y por supuesto compañía. Sin esta no eres nadie, no tienes con quien compartir nada. Y sin el apoyo de esta, todo se quedaría en malestares, sinsabores y frustraciones de todo tipo. Por eso, este viaje al Ironman, al corazón más bonito de Austria me ha servido para comprobar lo afortunado que soy, y la suerte inmensa que tengo.

Vaya por delante, mis disculpas por la demora. Que ha sido el post que más me ha costado escribir tanto q he tenido que dejar pasar el tiempo para ordenar ideas, MACERAR PENSAMIENTO, y dar reposo a tanta emoción y que los pensamiento y las emociones se fueran calmando. Reposar tanta sensación, tanto encuentro… Si a ello le unimos, avatares familiares, que no vienen al caso…dado que las tristezas no soy partidario de espolvorearlas mucho, a pesar de mi “exposición social” constante, ya que todo el mundo se compadece, mejor expandir las alegrías que los que te quieren de verdad se alegran con ellas… igual que compadecen de verdad, pero en privado los buenos amigos de tus penas. Gracias por vuestro apoyo estos días dificiles. Nada mejor que ponerte a rememorar cosas como las de ahora, para darse cuenta de lo afortunados que somos.

Espero, por tanto, vuestra complacencia Porque no en vano, y hasta llegar a este punto, he tenido que editar un video, realizar un album casero, componer un cuadro para la medalla, y hasta negociar un tatuaje, en suma reordenar una buena parte de mi cabeza, para reposar aún tanto, y aún así, fijaos el tocho que me va a quedar

Os doy mi palabra: Iba tan bien preparado; que los únicos nervios que me producía la prueba, era que surgiera un imprevisto. Imprevisto de llegar hasta allí. Pero es que eran tantas las ganas que tenia de acabarLO, que los tenia previstos todo. Nada dejado al azar. Previsto todo, SIN casis. Al menos lo mecánico: Una rajadura en la cubierta, varios pinchazos, varios Parches, una rotura de cadena (para la que estuve ensayando dos noches), hasta una hipotética rotura de radio con una par de ruedas y la misma Voyager aparcada a pie de donde pasaba el recorrido y una copia de la llave plana en una de las zapatillas de bici, metida entre las plantillas.

Nada dejado a la improvisación. Si fallaba, lo iba a hacer yo, y exclusivamente YO. Esa, algunas llamarían obsesión, en acabar mi primer Ironman, quizás explicara el desarrollo de la parte final de la carrera, en forma de nervios liberados agarrados a un estomago, pero me ha dado igual, lo repetiría así 100.000 veces que viviera, porque me ha permitido recibir las muestras de cariño mas grandes de gente a la que aprecio, y a la que apenas conozco a partes iguales. Me he sentido por momentos mejor persona. Y me he sentido, quizás por primera vez en esta vida, realizado en algo. 

Dicen que el Ironman, engancha tanto porque es tan duro, y  a fé de que en un rato, os lo voy a relatar, pero yo creo que hay algo que engancha aún más…Ya advertía en las redes sociales, que estaba siendo enormemente bonito y satisfactorio es posible que haya sido la vez que mas piropos y enhorabuenas haya recibido en mi vida y eso te atrapa todavía más. ¿A quien no le gusta recibirlos?

Lo estaba advirtiendo ya en las Redes... Era sin duda lo más bonito...

Lo estaba advirtiendo ya en las Redes… Era sin duda lo más bonito…

Quizás lo más bonito q le puedan decir alguno es que están orgulloso de él. Sentirte tan realizado, recibir de tu hermano la misma mañana del Ironman un mensaje diciéndo cosas tan bonitas no tiene precio, o la de un amigo del pueblo, diciendo que está orgulloso de que estés allí, la admiración de alguien que empieza y que te tiene como referente… de veras: no se paga con dinero. Las más de 700 lecturas que tuvo el post en un solo día… ochenta y pico comentarios en el grupo Facebook del Club, el pájaro del Twitter que no paraba de piar,  el  grupo Whatsapp de animos creado para la carrera….

Empezaremos por el viaje planeado por media Europa hasta llegar allí (es el capote que tengo que meter, para cada prueba que preparo), partía de Madrid, Benicassim (a coger fuerzas de los mios), Cannes, Monza, Klagenfurt, Venecia, Benicassim, Madrid.¡ 5.000 Kilómetros, para hacer 226!, cruzando Francia, Italia, y Austria; 298 € en peajes, casi 600 en Gasoleo; . Sencillamente genial. Tengo una familia, y en especial tres hijos maravillosos, que con tal de ver feliz a su padre, aguantan todo.  Pero ahorraremos detalles, para meternos ya con los días pasados en el Ironman, como tal.

El hotel de concentración, excelentemente buscado por mi manager, el sitio ideal para desconectar del mundanal ruido, y disfrutar de los tuyos, sin “electrónica”, sin los grandes lujos que rodean Madrid. Una casita de madera idílica, como la casita de Heidi, rodeada de monte por todos sitios, con unos anfitriones, que no hablaban, ni siquiera chapurreaban inglés, y con los que habíamos de comunicarnos por signos, con la única compañía de  un perro, dos gatos, un burro un pony y varias vacas. ¡Que lugar más bonito!… un lugar privilegiado para estar en lo que hay que estar

Era el sitio ideal, para recuperar el tiempo perdido, y aunque no estaba premeditado de esta forma, se convirtió en el bálsamo mejor para preparar una prueba de este tipo, recomendable para todo el mundo. Perder una tarde entera con tus hijos, dando la vuelta por un prado, haciendo la croqueta, no tiene precio… y ayudaba a distraer la mente que era lo importante.

DSC_0142

IMG_4892

Daría para otro post, el dia que los 3 enanos corrieron el Ironkids, en el que su madre corrió el IronGirl (aquí todo Iron, es increíble como la marca Ironman, envuelve al participante e involucra a todos los miembros y les hace partícipes: todos entrando por el mismo arco, todos haciendo parte del recorrido… ). Podría incluso hablar, de las largas mañanas en las impresionantes instalaciones del Lago Wörthersee tirándonos por los toboganes y trampolines, pero nos pondremos ya en la Linea de salida, que sino va a quedar una Biblia a este paso.

     El Ironman en realidad comienza el día que previa recogida de dorsal y firma de exención de responsabilidad, te ponen la pulsera de Ironman, que te da acceso a todos los sitios, lleva su chip de control .. etc., desde ese momento todo cambia, y empiezas a sentirte protagonista, ya no hay marcha atrás Ese día el día que te calzas la pulseras comienzas un poco a serlo…

     El día en el que iba a debutar, Santiago Nasar, digo Rafael Morán, muy lejos de que lo fueran a matar, se levanto a las 3.15 y iba a cumplir su sueño: Había dormido desde las 11, del tirón,  y amanecía una mañana tranquila y sosegada (es increíble que a las 4.30 aquí sea ya casi de día completamente), como todas las vividas en aquella casa. Desayuno (recena según se mire), sin abandonar detalle de lo ya entrenado, por traer hasta el pavo braseado Campofrio, en finos lonchas traído ex-profeso desde España para la ocasión. Avena, cereales, y un ultimo vistazo a los botes y geles, para saber que todo estaba preparado correctamente, que no se olvidaba nada, incluidas mis bolas de arroz, si. Salíamos a las 4:10 minutos por la puerta de casa, con el dolor de conciencia, de tres criaturas que aún en sueños, daban ánimos de tranquilidad a su padre.La bajada a las 4am por las Carreteras de Liebenfels, fue espectacular, y la primera en la frente: se me destapan los enanos y la madre con sendas camisetas realizadas para el evento… a ritmo de lo que fué mi “hit parade” de la adolescencia (Don Nicanor, de Enrique y Ana.) y que ya nos acompañaría durante todo el viaje. Ya la noche anterior me mostraron la pancarta, que durante semanas prepararon, y que llevaba un dibujo de cada uno, de su padre nadando, corriendo y pedaleando… Era casi lo único que le habian visto realizar ¡los últimos 6 meses!

IMG_4900

Más presión, por tanto. Pero si que es cierto, que no producían nervios en exceso y que iba bastante sereno. El sapientín que todo lo sabía, que había dormido toda la noche, como si una carrera de 10k corriera, y tan bien preparado llevaba todo, hacia acto de aparición, que pena no haber llevado esa sensación, nunca cuando he hecho un examen, otro gallo me cantaría ahora…

Tan solo me preocupaba, en realidad lo venia haciendo toda la semana, un dolor en el no se si piramidal, o lumbar izquierdo, que había arrastrado durante parte de los entrenos, pero intentaba quitármelo de en medio, como que era un dolor de los “acojonotarios” de carrera, y que me iba a doler tanto todo, que sería de lo último que me iba a acordar.

     Directos a la Transición, a despertar a la bici, arropada con mimo la noche anterior, para dejar los bidones repartir geles y comida en las bolsas. Ya aquí me empecé a sentir Ironman, mucho antes de empezar. Entrar en la transición atestada de gente, abriendo a la gente, emulaba a los antiguos jugadores de fútbol, pidiendo paso a un vestuario, y yo, buscador entonces de motivaciones, la encontré de esta guisa en la entrada. Buenas sensaciones, esto marchaba.

Arropadita: Buenas noches, Reina, portate bien mañana...

Arropadita: Buenas noches, Reina, portate bien mañana…

     Una vez colocado todo, dada presión a las ruedas, me enfundé en el traje de neopreno, y trás una penúltima visita a la “fujizipp”, para ver como estaba me dispuse a dirigirme al Lago Wörthersee, donde me esperaban los míos, que estaban más nerviosos que yo por la hora, para darles el ultimo beso, y meterme en la marabunta de 3.000, que eran los que íbamos a nadar en aquél sitio. Emoción en la propia salida, los pelos como escarpias, de ver como se abrazaban unos y otros, del respeto que producía tanta historia, tanto sueño, detrás de aquellas caras. El himno, supongo que sería austriaco, daba paso a un estruendo toque de sirena, con el que se daba por comenzado el Ironman, mirada arriba, para no derramar ni una sola lagrima, aqui todo desgasta, y así pedía más madera a los de arriba, que falta iba a hacer: Ale Rafa, ahí lo tienes por delante, el sueño al alcance de la mano.

swim

Salí, como siempre, de los últimos, queriendo evitar los múltiples golpes que se producen en este tipo de pruebas, conocedor de que tarde o temprano se tendrían que producir, habría de entrar a ellos. Nunca había nadado con más de 300 en un Triatlon, y aquí tendría que hacerlo con ¡diez veces más! Y ciertamente, fue el sector donde más me sorprendió la evolución que hice, y que ni mucho menos esperaba. De hecho, comentaba entre bromas, que me tuve que saltar alguna boya o algo, porque no fue normal. Bien es cierto, que me notaba nadando recto, y no estaba teniendo problemas de choques con nadie, y la orientación me la iban marcando los de delante. Otra historia serían, los últimos mil metros, en un canal de no más de seis metros de ancho, en el que a un lado y a otro, se apiñaba la gente, y donde emocionante y bonito, fue un continuo intercambios e toques, hasta llegar a la salida. 1:08! no daba crédito. Ni en mis cálculos más favorables contaba con hacer algo así. En contrapartida, no iba a ver a Elena y a los enanos, en la salida ni de coña, pues les anuncié mi salida en 10 minutos más tarde…

ironswim

     No traía cálculos, os doy mi palabra que no los quería traer. Mi única pretensión, era acabar, y acabar dignamente, corriendo hasta el ultimo metro de la Maratón final. Pero además -eso ya era pedir mucho- quería disfrutarlo. Pero todos en nuestro fuero interno, albergamos una realidad, que no por no transmitida nos ha de producir decepción: mis tiempos hubieran sido 1:30 de nado, 6:15 de bici y y 4:15 que si sumamos las transiciones, nos iríamos mas cercano a las 13 horas, con lo cual es más que evidente la satisfacción que me produjo entrar bajo este tiempo. Pero aún no constituyendo el tiempo ningún objetivo, ciertamente pequé de ambicioso, y no me arrepiento en absoluto, como describiré posteriormente en el Epílogo que me servirá de recopilatorio final, y que solo relataré al final, para los muy tecnicistas, y morboso, y así contribuir a que la lectura de la carrera sea dinámica y enlazada.

Al llegar a la T1, observé que mi bici, no estaba colocada en su sitio, sino que había sido movida al hueco posterior, imagino ¿porque se caería? ¿se equivocaría el dueño de la otra? Pero no quise pensar mal, de que pudiera haber pasado algo, y la cogí y salí, todo lo rápido que pude a realizar la transición, consciente, que por el tiempo que llevaba invertido, no iba a ver a los míos, y no podría cosechar sus ánimos, con lo cual estos primero 90k los tendría que realizar, sin “avituallamiento sentimental”. No importaba, al menos ahora: la bici era bajo un recorrido espectacular, resultó disfrutada en todo momento, con la sorpresa de los dos (yo los llamaría puertos, a pesar de ser considerado la bici más rápida del circuito Ironman, pero no mire usted señor organizador: llano, llano Lisboa), que yo no contaba con ellos, pero que tan solo se atraganto el ultimo muy al final. Subidas llenas de gente que no paraban de dar ánimos, un djay marcando el ritmo de la subida a ritmo de Sex-Bomb!!

12-2

11%

Tales eran las llanuras, que contemplaban Austria…

Ruppertiberg

El ohpp ohpp ohppp (grito de los lugareños del lugar, que hasta que descifre, ¡Vaya tela!, fue una constante en toda la carrera, y no es de extrañar, que este Ironman agote plazas el mismo día que salen a la venta, por los ánimos presentes de todas sus gentes, durante todos los tramos de la carrera. Para esta gente, el Ironman, constituía una verdadera fiesta: sacan sillones a la calle, hacen barbacoas en familia para para verla pasar… Todo en un ambiente muy festivo, que hacía pasar los kilómetros rápidos.

orig-IKDR0176

     Se intentaba evadir la mente (es el éxito, para ir avanzando kilómetros sin hacerlos anodinos), y aquí ciertamente, aunque solo fuera por paisaje resultaba fácil, y más lo hacía aún el ir viendo dorsales españoles  que cuando no aparecían los Jueces (cuantos y que pesados eran por Dios) nos  juntamos tres o cuatro, que fantaseábamos con terminar antes del partido, para ver nuestra querida España perder contra Brasil…  y así, silbando unas veces, acordándome de Don Nicanor unas y con desánimos otra, íbamos llegando.

     En el giro ensordecedor a la transición que daba inicio a la segunda de las vueltas de 90 km, los veo allí, con su bandera de España, y su pancarta, gritando. Buff que subidón!!! Salí encendido a por esa segunda vuelta, visualizando por enésima vez, la entrada por el arco, que tanto llevaba soñando, que tantos entrenos llevaba anhelando. Me emocionaba, solo de pensarlo, pero me venia bien, para seguirle dando a los pedales.

Esta vez, la subida a Rupertiberg, ya algo más escasa de gente si se atragantó algo más, y el calor empezaba a apretar en exceso. Pero aún así, saque un parcial de bici muy bueno (a más de 32km/h de media), mucho mejor del que pensaba, aunque con las lógicas dudas, de si me iba a afectar mucho a la carrera. El tan temido momento, que me había planteado en todas las transiciones estaba ahí ¿que piernas se tienen después de dejar atrás 180k, y sabedor de tener que empezar una Maratón? Despejar tantos interrogantes, tantos meses repetidos, no iba a tener que esperar mucho, apenas un par de kilómetros mas…

Ambas transiciones las realicé lentas, sin prisa de ningún tipo y haciendo cuántas necesidades me pedía el cuerpo.

     Llegada a la T2, para empezar la carrera, quito el cullote y parsimoniosamente preparo el dos piezas, que tarda en embutirse ante tanto sudor (la ayuda de los voluntarios aquí era fundamental), crema, mucha crema; vaselina mucha vaselina; la gorra, el portadorsal lleno de geles, y a correr.

Nuevamente ni en mis cálculos más optimistas pensaba realizar una bici tan rápida, sin apenas percepción de esfuerzo.

Para esta parte final, me había establecido una técnica mental de carrera, con la que poder vencer el reto, al menos más distraído: recorrer los 42 años que tengo actualmente, durante los 42k q tenia que estar corriendo. Vista sobre plano, la Maratón, parecía un juego de niños. Hacia Krumpendorf y vuelta, hacia Klagenfurt y vuelta, y otra vez lo mismo. Ya está. Hecha, pero joder (con perdón) con  la zona de Krupendorf, ni Harry Potter (a que el pueblo suena a eso?) con su varita hubiera podido diseñar un escenario peor al que mi cabeza dibujaba.

Algo de  sol, quizás excesivo, pero temperatura ideal para correr. Sería la euforia, tras la buena bici realizada, pero mis cuadriceps curiosamente, están aceptables, frescos y con ganas de correr. Me paro incluso en plena carrera, a dar un beso a Elena y los chiquillos. No daba crédito. Increíble. Les digo que voy fenomenal. Pero creo que ya no me vio volver a ver sonreír en toda la carrera. Bien que lo siento. Todo se torno en negro. La tensión de la bici, muy disfrutada, pero siempre con la intranquilidad de que pudiera pasar algo,  me debió dejar tocado (el ansia de llegar a toda costa, sin avería posible, sin caída).. fuere lo que fuere, el caso, es que llevaba diez minutos corriendo y las pulsaciones no bajaban de 165ppm. Intentar mantener ese ritmo de pulsaciones durante toda la carrera iba a ser un suicidio, ó al menos eso creía. Pero intentar bajarlas y ponerlas a ritmos decentes de 145, me hacían poco menos que caminar. Y aquí no habíamos venido a caminar… Si había que hacerlo se hacía, pero no en la primera media hora. Así que me decidí (y pude pagarlo caro), por la de intentar llevar un ritmo, sin atender pulsaciones, y hasta donde llegara llegué..

Asi transcurría la carrera, buen ritmo, hasta el Km. 26, en los que no se si la liberación del bajón de nervios al soltar la bici, sabedor del que se ve finisher, la angustia que atenazan estomago de  pensar en esas pulsaciones, el trago a un Total Recovery muy caliente en la T2,  el mucho acido láctico que se iba generando ya en tantas horas, fuere lo que fuere, me dejaron un caldo de cultivo en el estómago, con un dolor agudo, que me hizo, penar, y mucho, como jamás contemplé en mis cálculos que me iba a pasar, dejándome por delante, 16 kilómetros nada halagüeños. Es curioso además, que fuera del estomago, de lo que más había ido presumiendo, de lo que empezara a fallar la maquinaria… lo había entrenado todo…

Solo bebía agua, los geles no entraban, y ni hablar de meterme algo sólido Paraba en cada avituallamiento, en busca SOLO del agua. No vivía nada más que para llegar al siguiente puesto. Y que se derrumbara la nutrición, con lo bien que llevaba yo ese tema de la lección …. Algo de fruta comía con verdadera fruición, pero los geles, ni verlos. Alguno conseguia engañar, metiéndolos como si fueran pastillas con abundante agua Constantemente me repetía a mi mismo, que tenia que ir metiendo algo. Que así iba a no acabar, o en el mejor de los casos hacerlo arrastrado…

Es increíble, como aquí piensas, incluso ves con claridad, que en nada han valido tantas horas de entrenamiento, sino has preparado el cuerpo también para cualquier contingencia. Que importante es entrenar el estómago. Todo hay que llevarlo previsto. Y yo aquí no había advertido un Plan B. Así que había que improvisarlo sobre la marcha, y lo hice de la peor de las formas que puede hacerse: SEGUIR, sin pararse un instante a pensar con lógica, que si el cuerpo esta con sensación de lleno, a lo mejor hay que vaciarlo. Pero yo llevado, por todo lo que pensaba (y que luego confirme) que había detrás, quería dar lo mejor de mi, hacer el mejor Ironman posible, y no había tiempo, de parar siquiera dos minutos. Craso error. Y es que esté será mi primer consejo para futuros noveles, y al igual que en un medio me permitía el lujo de dar el consejo de reservar en la bici (cuando duela, sube un par de piñones), en esté sin duda será el de PARARSE A PENSAR DE MANERA COHERENTE, tan lógico y tan dificil como suena.  Si hay necesidad de ello, sin opinar, ni esperar lo que hay detrás. Mirando solo hacia uno mismo.

     Los ritmos, a pesar de todo no eran malos (malos, entiéndase para mi), y tan solo se me fueron por encima de “seises” los parciales, en que paré para hacer pis, y un intento de evacuar que hice, mas por ver si cambiaba el panorama, que por verdadera necesidad, pero ante lo ocupados que estaban todos los baños (grabada la cara de la chica, cuando intenté acceder a uno de ellos, donde ella hacia uso de), decidí abortar la iniciativa. Pero a mi el ánimo que me producia, y lo que me seguia retroalimentando a seguir corriendo, era que mi ritmo no bajaba de “seis” y ese era el objetivo.

     Pero la mente, que es con la que se termina una cosa de estas, encima, no lograba hacerme con ella, y tampoco ayudaba en exceso. Los primeros kilómetros, rápidos como la vida misma, de los cero a los 6 sin apenas recuerdos reseñables. Muy fresco. Pero luego, la vida misma, continuas ambulancias, y los muchos vómitos en carrera, ver caer a gente como castillos… Ni acordándome de la estrategia de los 42 años, lograba vencerla. Nada, no había manera de establecer el paralelismo que ayudara a la mente a mantenerse abstraída: a los 23 años, yo no lo había pasado tan mal ni de coña, ¡estaba en plena flor de la vida lesche! copeándome por Salamanca, por no hablar de los 31 ya ni te cuento. A esa edad estaba yo recién casado … y no pasaba estos ratos, por mucho que se cagara Marquitos ¡ ni de coña! Me acordaba, del muro del Maratón, de todas las leyendas ironmaneras que cuenta todo el mundo, de que esto  comienza en el 25 de la carrera si vas bien, o en el 30 si vas muy bien…. a mi me quedaban tantos aún para llegar ahí. Me rondó por la cabeza, la posibilidad de desfallecer, de no llegar. Y hubiera apostado con cualquiera que esa posibilidad no la manejaba yo, ni en mi peor pesimismo. Ni tirando de entrenos, de lo mucho que llevaba, todo lo que había pasado hasta llegar hasta aquí, lograba dominar la puta mente. Hasta el punto de tener q invocar a mi mejor amigo en el cielo al que el tiempo no me permitió tenerlo de mejor amigo en la tierra: chiquillo sácame de aquí, si me sacas vivo de la zona ésta de Krumpendorf, yo sé que lo termino, pero hazme el favor.. que nadie como tú sabe lo que es el esfuerzo, y sabes lo que esto me esta constando, y sobre todo lo que lo he trabajado. Me hizo caso. ¡Vaya si me lo hizo! Sabía lo que lo había currado, y a el trabajar le gustaba mucho. Salí vivo, de la zona de muertos que empezaba a ser Krumpendorf (no te alegraban ya la vista, ni las chicas que a pie de piscina, animaban en bikini subidas en una silla cada una), solo pensaba en que Elena estuviera, en el parque donde había recibido por última vez sus ánimos, venia pidiéndolo a gritos desde unos kilómetros atrás:  ¡porfavor que estén, porfavor que estén!.

Y allí estaba ELLA, la de siempre, en realidad siempre esta, la mayor artífice de todo esto, que soltó la cámara en cuanto me vio la cara (que por no llevar no llevaba ni gafas para ocultar nada). y corrió conmigo (ese ritmo si era fácil ¿eh Ele?) apretándome la mano, unos pocos metros… Era el impulso que necesitaba, y no sé, de verás que no lo sé, que hubiera pasado de no haber estado allí.

DSC_0035

La cara: todo un poema… de amor… 😉

     De tal cariz debía ser la cara, que note con un cariño inusual, la mano de uno de los voluntarios (no tendría más de 12 años), que me dio una palmada diciéndome -”Good Job”, que terminaron de ponerme las pilas. Ahí fue el momento en que decidí invertir la mente, ¿ó sería que ayudaba el propio alma ;)? y ponerme a correr más fuerte, los últimos 6 kilómetros, como debía haber corrido los 9 de penas que llevaba y empezar a disfrutar del pastel, que al paso que iba, me iba a quedar sin guinda ni lesches. Y así lo hice. Fueron los únicos instantes de la carrera, en que muscularmente empecé a notar “algo” de dolor, sin llegar a ser específico de nada, pero no importaba, el final estaba cerca. Y vino así sin duda, el momento con el que estaba soñando desde aquel 2 de Diciembre, en que decidí empezar a preparar algo así.

      El último tercio de la carrera, fué sin duda, el más bonito: el del sueño de llegar, a quien iba a coger de la mano primero, el beso de película a Elena, todo hacia que los ojos se rayasen, visualizando el precioso momento, y en realidad fue lo que alimentó, mis últimos metros. Y llegaron, haciendo cada vez más larga la zancada los últimos momentos. Enfilé la “finisher line” y a su entrada estaban esperando: volví la cara para hacerle un guiño, y verme a su vez en el enorme panel de pantallas que había detrás. Esos apenas 100 metros, daba sentido a cada minuto perdido con ellos, ponían fin a muchas cosas, pero no quería que acabase…  Era una sensación muy bonita, muy plena, la de haber hecho más que un triatlón de distancia Ironman, iba muchos más allá que todo aquello: mirando sus caras, estaba consiguiendo rellenar los huecos vacíos que tanto entreno les había dejado….

fotocompo3

     Lloré, lloré desconsoladamente, abrazando a mis tres hijos, y luego en solitario en una escalera para que no me vieran. Pero me vieron, claro y no entendían nada. Los mayores, quizás algo más si… Pero el pequeño, Pablín, no hacia nada más que preguntar, pero…  ¿a que es de risa papa? ¿a que lloras de alegría?

Pero lloré aún más cuando la ví a ella, detrás de aquella valla, gracias a ella había sido todo posible…  como casi todo lo que he conseguido en esta vida…

Quizás ahora entendiendo lo que previamente me habían explicado en aquel precioso mail,  que recibí antes de marcharme de alguien muy especial, y  me adelantaba en primicia, la razón por la que se llora tanto en un deporte como este cuando se cruza bajo el arco.

          Recogíamos todos los bártulos, dejábamos aquel lago, el  bullicio de esa maravillosa fiesta que monta la marca Ironman, empezaba a anochecer en Klagenfurt, y metiéndonos en la Voyager, seguíamos, escuchando resonar esa maravillosa frase, que el speaker no cesaba de nombrar, y se habría de repetir hasta la medianoche en que entraría el último de los participantes, y que sonaba a música celestial: You´re an Ironman, You´re and Ironman… You are…

Epílogo

Recomendamos a nuestros queridos lectores, y seguidores,
NO PASAR DE AQUI.
SALVO MORBOSOS, FANATICOS DE RAFUKY.COM, FAMILIARES, LOS AMANTES DE LAS SENSACIONES Y MANIATICOS EN GENERAL,
QUE TENGAN TIEMPO SOBRADO PARA ELLO.

      Tenia unas ganas locas de terminar un Ironman. Que os voy a contar, si todos lo sabéis. Desde el principio. Pero la satisfacción era a partes iguales, por mi familia, por lo que disfrutaron, y por los excelentes días que hemos pasado allí. Por primera vez, y los he llevado a muchos, creo que han sido sabedores, y sobre todo partícipes a partes iguales del esfuerzo que realiza su padre. El mayor, Marcos, quizás sorprendido, por haber descubierto tanto mensaje y tanto piropo y alabanza, de repente ha pasado de pensar que su padre era un paquete, un pirado q a la vejez le había dado por hacer el jilipuertas con una bici, a pensar que tiene a Eneko Llanos metido en casa, hasta tal punto, que no paran de presumir, ante otros niños y mayores de la comunidad, de las hazañas de su padre… cuando antes nunca lo habían hecho, como si les diera vergüenza decir, que su padre aún con esta edad sigue montando en Bicicleta, y poniéndose una malla de bailarina para salir a correr por las noches, cuando ellos, y cualquier mortal a esa hora, enfilaban la cama para dormir.

Y en verdad creerme que no es falsa vanidad, si os digo que ambas cosas me alimentaron a partes iguales, sin saber cual exactamente con cual quedarme: Es muy bonito, ver en unos hijos reflejada la satisfacción por el IM de su padre, por el esfuerzo denuado, que no solo estaba realizando ahí… lo que habia costado llegar a hacerlo. Eran muchas las ganas, pero recibir ese premio, no lo esperaba, y me lleno igual o más que acabar la propia carrera.

     No fué fácil, y de verdad que pensaba que iba a escribir a mi vuelta,  mejor dicho, hubiera pensado, porque jamás lo hubiera escrito, que estaba “chupao”. En realidad, todo aquello que requiere esfuerzo es muy placentero, pero no suele ser fácil. Porque tanta pasión, aqui descrita.. toda la que le pongo a las cosas pudo acabar conmigo. Los ánimos son casi siempre buenos consejeros, pero muchas veces el pensar que es lo que esperan obtener de ti las personas e intentar darles lo mejor de ti, para no defraudarles, mentira, para no defraudarte a ti mismo primero, te hace ir a veces muy al límite, quizás por encima de tus posibilidades reales incluso. Ahora pienso que quizás, aunque no lo sabremos nunca, una parada, hubiera revertido la situación. Pero no había tiempo de hacerla. Sabia que eran muchos los que estaban, al otro lado. Ayuda, claro que ayuda. Pero también es un lastre a la hora de llevar a cabo tareas de este tipo,en el que sin quererlo te vuelves competitivo. Los amigos, el club compañeros me han ayudado: mucho. Pero sino fuera por saber todo lo que esperaban de mi, todos los ánimos y comentarios que iba buscando en cada movimiento mío (buscado ojo), quizás hubiera disfrutado algo más, a costa de hacer una o dos horas más, de no llevar previsión de ritmos ni demás como por otra parte me paso siempre en los maratones donde sólo tenía que dar cuenta a Elena y poco más: lo mismo daba 4, 5 q 6 horas el mérito era acabarle

     Pero esto es también querer tirar balones fuera porque bien es cierto que según te vas metiendo te vuelves exigente contigo mismo, y al primero que quería satisfacer es a mi mismo. Me ha costado reconocerlo, Elena, pero es asi

Pero bien es cierto en honor a la verdad, que a su vez, son estos ánimos el saber que había tanta gente detrás lo que a su vez constituía un acicate para intentar terminarlo. A partes iguales, ojo, lo que se da por lo mucho que se recibe.  Creo que el próximo Ironman que prepare, no me conformaré solo con publicarlo en Facebook y Twitter, sino que me etiquetaré en FourSquare a cada paso por un punto, subiré fotos por Instagram,iré subiendo anécdotas a Pinterest, incluso crearé una red propia de Runkeeper para seguir on line la carrera… jajajaja. En suma: que me encanta recibir vuestros ánimos, por mucha presión y responsabilidad que suponga. Por cierto que será Lanzarote, que antes de ayer dejaba hecha su inscripción para 2.014, que no conviene dejar sin contenido, las cosas prometidas.

De no haber existido, “presión mediática” (que transcendental me pongo, me parezco a Mourinho), si de haber parado, tranquilizado ánimos, relajado nervios, hubiera acabado en 13 horas pero con mejores sensaciones en esos fatídicos kilometros que describía anteriormente…. Seguramente que si, pero claro, en contrapartida, ahora aunque no lo dijera en público me estaría quejando, de que pude haberlo hecho en menos tiempo, sino me hubiera relajado tanto, en suma, ahora no podría estar diciendo que cumplí el sueño de realizar un Ironman, y que logré hacerlo en las 11 horas. Eso es así.

Como decía al principio del capítulo es con todo esto, con lo que me quedo, y por eso lo escribo tan extenso, porque al final, el dia que muramos, lo único que nos quedará serán estos recuerdos en forma de emociones que aquí he descrito.  y estás, estas no se compran ni con todo el oro del mundo. Que de estar arrastrado por el asfalto de Robledo de Chavela, con un ojo a la virulé, la clavícula maltrecha y quemaduras por todo el cuerpo, en mi accidente del Astromad, me estaba viendo, justo un año despues,  entrando por debajo del arco de un Ironman, con la compañia y admiración de las personas que mas quiero de este mundo, es una de esas sensaciones, es uno de esos recuerdos, que perdurarán en mi por mucho tiempo que quiera pasar.

       Y ya para ir terminando, no debería buscar explicación a lo inexplicable, buscar raciocinio a lo que no lo tiene, porque probablemente, no sea ni razonable, realizar la prueba en si. Pero sino lo reflejo no me quedo agusto. Por explicarlo mal y rápido el ácido láctico, se genera en pulsaciones altas, y son los que hacen agotar las reservas de glucógeno con mas facilidad que a su vez son las que te permiten seguir corriendo mas tiempo). En el estudio de lactato que me había realizado un mes antes, me venia determinado un presumible ritmo objetivo de 5:30 incluso, 5:20 sin apenas generación del tan temido líquido-elemento (los famosos 4 minimoles), en concordancia, con lo que estaba siendo una constante en los entrenos, en que me llegué a sorprender del poco gasto cardíaco que me suponían transiciones de cuatro horas de bici y luego una de carrera en entrenos, y que me permitiera ir a 5:00 min/km, sin rebasar apenas las 140 ppm. Todo ello, correspondia totalmente con lo practicado así en entrenos, que me hizo coger una seguridad increíble, en que podría realizar el Ironman sin problemas, sin sufrimiento; pero en carrera, todo se dio la vuelta, y desde el minuto 1, todos los números se volatilizaron nada más ponerme a correr. Y empecé a temer seriamente si iba a poder terminarlo. Creo que fue lo que me agobió, y me hizo meterme más nervios aún en el estomago para terminar de montar el cocktail. Pero hemos aprendido, y en situaciones de competición no se puede llevar todo tan reglado, y hay que dejar de actuar al azar, al hecho de tener un mal día, o simplemente a que el cuerpo no estaba ese día. Otro día, seguro que lo que me cuesta es subir las pulsaciones, el Ironman es así. Ya está. No hay que darle más vueltas, que mira que me gusta. No hay lugar para la queja, ni para más explicación, o que te creías salao, que te ibas a ir de aquí sin un mísero dolor de estomago? ¡Anda ya! Si fuera así, lo haría todo el mundo.  Porque puestos a realizar balance, arroja un resultado que de 680 min esfuerzo, son apenas un 10% de los “no disfrutados”, del “rato malo”: No puedo decir que disfrute toda la Maratón (en realidad entera, ni saliendo de nuevas se disfruta ninguna), pero SI que la corrí entera, SI que tuve ritmo en toda la misma; SI que me sentí corredor en toda ella. Que porque unos pocos nervios, en un debut, atenazaran ese propenso estómago mio, creo que fué el mejor de los males: ni una sola molestia a nivel muscular, ni un solo amago siquiera de calambre… Creo, sinceramente, que no me pudo ir mejor la cosa.

No es que  pretendía hacer un Ironman sin dolor, o quizás si lo pretendía,  y a lo mejor, incluso, le perdí el respeto al IM y eso no se puede hacer nunca, porque éste te termina poniendo en su sitio.

     Sensaciones dispares pues, analizando objetivos, ya que  jamás pensaba hacer un Ironman por debajo de las 12 (el plazo es de 17 horas) pero hubiera cambiado una hora más de tiempo, por algo más disfrute en carrera, en esos interminables 7-8 kms, llevar esa eterna sonrisa que me ha acompañado hasta la fecha en todas y cada una de las pruebas que he realizado. Con Álvaro, mi hijo, la apuesta era hacer 12:40. Pero tendré tiempo, para revertir esta situación, y lograr hacer Ironman´s en 12 ó 13 horas, agobiarme porque en vez de altas, las pulsaciones sean bajas y poder disfrutar cada uno de los kilómetros que los componen. El caso será seguir disfrutándolos siempre. Será la siguiente asignatura pendiente, poder regresar a un Ironman, quitarme la espina de ese dolor de estómago, para poder sentir, dolor muscular, Seguro que sí … o no! veremos a ver…lo que es bien seguro es que será, como cada vida, uno totalmente distinto, en el que tendré otra queja distinta, y en el sobre todo me daré muchísima pena, porque aún sigo estudiando donde tendré que acudir para bajar el tiempo de 11:20 en mi próximo Ironman… ¿alguno en cuesta abajo?

Certificate Austria2

Ponerse en la Linea de Salida del Ironman

gordito

Yo tambien tengo una bonita historia que contarte…

(ó cuando La Linea de Salida, es igual de importante que la de llegada… )

Quien de vosotros, pensaría que un tío con esta guisa de la foto, iba a ser capaz, siquiera de pasársele por la cabeza Nadar 3800 metros, montarse en una Bici, para hacer 180 km, para luego correrse un Maraton. Si, si “to seguido” y en el mismo dia…  . Haré un poco de autoconsuelo, vale, que viene bien para relajar mente: A ver,  ganado ya por muchas cosas: la disciplina, y constancia que no he conseguido en otras facetas de la vida, haber descubierto otra persona en mi, hacerme feliz a mi y a otros muchos que me quieren, la propia salud de uno, pero sobre todo poder disfrutar del sueño de preparar algo así. Es de auténticos priviligegiados poder hacerlo, me lo decian el otro dia, y es una gran verdad. Probablemente incluso si llegan a hacer este enunciado a mi mismo, hubiera muerto del susto en el mismo instante. Aún recuerdo, cuando en uno de mis múltiples viajes, resacosos de vuelta al pueblo, de aquella Salamanca estudiantil y nocturna, con mi buen amigo Francisco Casillas, me volvió loco la cabeza hablándome de una cosa que hacían en una isla de “las” Canarias, que se llamaba Ironman. Yo entonces que solo corría para que nos nos cerraran los bares de caña con pincho,  soñaba, y él con llegar un momento en el que tener tiempo suficiente, para podérselo dedicar y convertirse en uno de ellos. Yo aguantaba aquella charla con estoicidad, como si me hablarán chino y mira ahora… las veces que me tuviste que aguantar llamarte con “sorna” aquello de “Vamos Ironman” y mira donde nos vemos Paquito… (veinticinco años de aquello, Paco, como pasa el tiempo!)

     Pues ya pasó todo, y ya estoy preparado. Me asusta-preocupa, y solo ello generan los pocos nervios que llevo, que voy como el típico empollón, que lo lleva todo repasado, aprendido al dedillo. Nada al libre albedrio, nada a la improvisación. He cumplido con todos mis entrenos. Mejor esta sensación a haberme quedado corto, que las de ir en blanco a un examen, ya las tuve anteriormente. En mi descarga eso, si,  de nuevo, no es por quitar presión, pero lo q pase el 30-J será intranscendente … Y no lo digo por vanagloriarme, que ya sabeis, que  en caso de entrar bajo meta luego me tendréis que aguantar lo emocionante que ha sido y lo duro q es, lo que me ha costado, con ese toque épico que le pongo a todo, .. etc..etc. Pero esa será tan sólo el fin de fiesta, el buen pastel, después de un enorme banquete. El sueño de verdad, ya esta conseguido, y ese ha sido el de ESTAR EN LA LÍNEA DE SALIDA del Ironman, con todas las consecuencias y todos los respetos que ese término tenía para mi hace unos años y habría de tener para los q no saben lo que conlleva algo así: habrán sido los números más bonitos y quizás también más sufridos que haya sacado uno en su vida: 215 kilómetros de nado, 6.300 kms de Bici y más de 1.550 corridos, en casi 7 preciosos meses que ha durado todo este sueño.

Horas, en exclusiva( más de 500) robadas a los mios, que a lo mejor son los que más lo necesitan, y a lo mejor los que más al humor aguantaron,  pero que espero que reciban en forma de otros valores el día de mañana. Días en que ha habido que engañar la pereza de cualquier forma, o con un mensaje de autoconvencimiento en Twitter (Tripostureo en sentido estricto que diría mi querido @diegoibañez); o días en que ha habido que aguantar el aire, o las gotas de granizo que se deshacían en la piel subiendo mi sempiterna carretera a Cerceda (¿verdad @Alvarito?); días de salir a correr, a 35 grados, o con los labios cortados del frío, o por unas montañas cubiertas de nieve, que sino es por mi buen amigo y paisano, aún sigo por allí dando vueltas ¿eh @Codito?

Pero los he disfrutado UNO a UNO, sin desmerecer ninguno, cada piedra, cada kilómetro, cada gota de agua que he ido encontrando por el camino.

     Gracias a todos los amigos y compis q me han acompañado de forma generosa a hacer muchos de ellos, y a los que sin venir, han apoyado con constantes -ánimos y motivadores mensajes. No voy a ser tan hipocrita de decir que SIN ellos, no hubiera sido posible,  pero si que han sido mucho mas llevaderos los entrenos, seguro que si.

     Gracias a los que han tenido la paciencia de ESPERAR, (los amigos si lo son de verdad esperan siempre), a los que nunca se han ido, a los que han estado ahi, en suma: animando, respondiendo, alentando. Incluso a los que estando, es como si no estuvieran: vuestro mutismo, sin entenderlo, me hace salir con más coraje si cabe en búsqueda del ansiado objetivo. Os traeré la medalla de finisher para que si sigáis leyendo, para que sigáis opinando…parece que no estáis… pero yo se que SI.

     He aprendido lo más grande de mi admirada Maribel Blanco, y no la nombro nunca en mis post,  pero desde el inicio, me ha animado con todo, enseñado a manejar la paciencia tan escasa en mi, haciéndome ver que es posible, aparte de ilustrarme externamente de todo cuanto le he preguntado, es una eminencia técnica, pero me quedo más con sus vivencias: Gracias, teacher,  por permitirme empapar tanto “ironman”;  a todos y cada uno de mis compis de CTLR (Club Triatlon Las Rozas), de los que aprendí fuera de entrenos, mucho mas  que todo aquello que no se ve detrás de ritmos, medias y demás zarandajas… he regenerado, he descansado, he ido a gimnasios por primera vez en 40 años y realizado todo tipo de entrenos invisibles, fisios, nutricionistas…

Pero no todo ha sido un camino fácil, también, como en todo, existen decepciones, como sin duda las habrá, en tan largo recorrido, pero al igual que soy sabedor que conviene aclarar el ácido láctico para poder seguir corriendo, al igual que hay que quitar la maleza para seguir viendo el sol y abrir el camino, he decidido lavar todo ello, continuar adelante, pués la única forma de ser feliz es así, rodearte de lo que te hace sentir bien y tolerar lo demás en su justa medida. Pues eso, que fue un placer conocerlos, poco más… Todo ello, sin duda ha sido compensado, con creces, como lo será en carrera, por las endorfinas, que han ido provocando este estado de felicidad permanente en el que he estado envuelto todo este tiempo.

IMG_4724

     Empiezan los nervios, mas por la logística de llegar que por la propia prueba; los dolores obsesivos precompeticion, el SAP* (yo llamaba en Maraton a ese estado en que todo duele “Síndrome de Acojonamiento Previo”)  que tambien se exporta aqui.. y que tendran su culminación con esa cervecita de vuelta en la Plaza San Marcos de Venecia. Allí os cito de nuevo para contaros, aunque mi verdadera victoria ya os la estoy narrando hoy: estar en la linea de salida de un Ironman porque ¿sabeis que?:

     Culmino así un proceso, que comenzó, cuando un día, no hace mucho tiempo, pesaba 146 kg (casi 55kg menos ahora), y me dije que quería cambiar algo; un año y medio después, pasaba el arco de mi primera Maratón; a base de entrenamientos personales “sui generis” pero propios: primero aprendí a entrenar un Ironman, ver si era capaz de tolerarlo. Luego lo entrené.  Solo de esta forma me comprometí a cumplir fases de manera espartana, con tanta pasión que pareciera que me fuera la vida en ello Si podré decir que he entrenado muchas horas en solitario, pero jamás que lo he conseguido solo…  y ahora ha llegado el día y ESTOY EN LA LINEA DE SALIDA, y si me dejan los achaques, dispuesto a comerme hasta la guinda de este gran postre.

Preparate Klagenfurt, que vamos para allá!

orig-CFCD1610

220974_1803204452821_1621147297_1769436_4910478_o

Soñando a Ser Ironman Finisher

   Has corrido varias maratones, montas en bici los fines de semana y en la piscina te metes porque los niños quieren bañarse contigo. Un día estás leyendo una revista deportiva y ves el último reportaje del Ironman de Hawai: fotos espectaculares, bicis llamativas, cuerpos bronceados, y de repente un pequeño cosquilleo recorre tu cuerpo… quiero hacer un Ironman

     Vuelves de vacaciones y te encuentras a un amigo que hace triatlón. Tras la animada charla, te apuntas a su club, allí tienen un entrenador que te pone un entrenamientos de 12 semanas.

     Para hacer un Ironman no necesitas una de esas bicis espectaculares, con una de segunda mano es suficiente.

     Sin saber muy bien, vas 3 días a la piscina, te levantas pronto para no robar tiempo a la familia, tu mujer te ve contento y motivado. Sigues entrenando bajo la supervisión de un entrenador que te anima para hacer el plan previsto: nadando ves que ya haces 100m seguidos. En la bici el culo comienza a acostumbrarse a estar 5 horas encima y la carrera a pie no tiene secretos para ti, ya tienes experiencia.

     Has entrenado durante varias semanas, con lluvia, viento, sol, con frío, pero también has entablado nuevas amistades, has perdido peso, has cambiado algunos hábitos de alimentación. Compartes con la familia tu reto y te van a acompañar a esa prueba con la que tanto sueñas y además vas a aprovechar a pasar unos días de vacaciones en un entorno maravilloso para compensarles las horas que les has quitado durante los últimos meses.

     Te presentas en la salida y te sale un día perfecto, nadas cómodo, en la bici has ido bien, y corriendo vas que te sales, cruzas la línea de meta con la chavalería a tu lado con un tiempo digno. Eres Finisher.

     De repente alguien te despierta de tu siesta veraienga, es tu hijo que se quiere meter en la piscina, esbozas una gran sonrisa y corriendo os metéis en la piscina, tu sueño comienza a hacerse realidad…

por Carlos Ramírez Duarte @cramirezduarte

Revista Triatlon, nº 14 Febrero 2013

IMG_0657