Ponerse en la Linea de Salida del Ironman

gordito

Yo tambien tengo una bonita historia que contarte…

(ó cuando La Linea de Salida, es igual de importante que la de llegada… )

Quien de vosotros, pensaría que un tío con esta guisa de la foto, iba a ser capaz, siquiera de pasársele por la cabeza Nadar 3800 metros, montarse en una Bici, para hacer 180 km, para luego correrse un Maraton. Si, si “to seguido” y en el mismo dia…  . Haré un poco de autoconsuelo, vale, que viene bien para relajar mente: A ver,  ganado ya por muchas cosas: la disciplina, y constancia que no he conseguido en otras facetas de la vida, haber descubierto otra persona en mi, hacerme feliz a mi y a otros muchos que me quieren, la propia salud de uno, pero sobre todo poder disfrutar del sueño de preparar algo así. Es de auténticos priviligegiados poder hacerlo, me lo decian el otro dia, y es una gran verdad. Probablemente incluso si llegan a hacer este enunciado a mi mismo, hubiera muerto del susto en el mismo instante. Aún recuerdo, cuando en uno de mis múltiples viajes, resacosos de vuelta al pueblo, de aquella Salamanca estudiantil y nocturna, con mi buen amigo Francisco Casillas, me volvió loco la cabeza hablándome de una cosa que hacían en una isla de “las” Canarias, que se llamaba Ironman. Yo entonces que solo corría para que nos nos cerraran los bares de caña con pincho,  soñaba, y él con llegar un momento en el que tener tiempo suficiente, para podérselo dedicar y convertirse en uno de ellos. Yo aguantaba aquella charla con estoicidad, como si me hablarán chino y mira ahora… las veces que me tuviste que aguantar llamarte con “sorna” aquello de “Vamos Ironman” y mira donde nos vemos Paquito… (veinticinco años de aquello, Paco, como pasa el tiempo!)

     Pues ya pasó todo, y ya estoy preparado. Me asusta-preocupa, y solo ello generan los pocos nervios que llevo, que voy como el típico empollón, que lo lleva todo repasado, aprendido al dedillo. Nada al libre albedrio, nada a la improvisación. He cumplido con todos mis entrenos. Mejor esta sensación a haberme quedado corto, que las de ir en blanco a un examen, ya las tuve anteriormente. En mi descarga eso, si,  de nuevo, no es por quitar presión, pero lo q pase el 30-J será intranscendente … Y no lo digo por vanagloriarme, que ya sabeis, que  en caso de entrar bajo meta luego me tendréis que aguantar lo emocionante que ha sido y lo duro q es, lo que me ha costado, con ese toque épico que le pongo a todo, .. etc..etc. Pero esa será tan sólo el fin de fiesta, el buen pastel, después de un enorme banquete. El sueño de verdad, ya esta conseguido, y ese ha sido el de ESTAR EN LA LÍNEA DE SALIDA del Ironman, con todas las consecuencias y todos los respetos que ese término tenía para mi hace unos años y habría de tener para los q no saben lo que conlleva algo así: habrán sido los números más bonitos y quizás también más sufridos que haya sacado uno en su vida: 215 kilómetros de nado, 6.300 kms de Bici y más de 1.550 corridos, en casi 7 preciosos meses que ha durado todo este sueño.

Horas, en exclusiva( más de 500) robadas a los mios, que a lo mejor son los que más lo necesitan, y a lo mejor los que más al humor aguantaron,  pero que espero que reciban en forma de otros valores el día de mañana. Días en que ha habido que engañar la pereza de cualquier forma, o con un mensaje de autoconvencimiento en Twitter (Tripostureo en sentido estricto que diría mi querido @diegoibañez); o días en que ha habido que aguantar el aire, o las gotas de granizo que se deshacían en la piel subiendo mi sempiterna carretera a Cerceda (¿verdad @Alvarito?); días de salir a correr, a 35 grados, o con los labios cortados del frío, o por unas montañas cubiertas de nieve, que sino es por mi buen amigo y paisano, aún sigo por allí dando vueltas ¿eh @Codito?

Pero los he disfrutado UNO a UNO, sin desmerecer ninguno, cada piedra, cada kilómetro, cada gota de agua que he ido encontrando por el camino.

     Gracias a todos los amigos y compis q me han acompañado de forma generosa a hacer muchos de ellos, y a los que sin venir, han apoyado con constantes -ánimos y motivadores mensajes. No voy a ser tan hipocrita de decir que SIN ellos, no hubiera sido posible,  pero si que han sido mucho mas llevaderos los entrenos, seguro que si.

     Gracias a los que han tenido la paciencia de ESPERAR, (los amigos si lo son de verdad esperan siempre), a los que nunca se han ido, a los que han estado ahi, en suma: animando, respondiendo, alentando. Incluso a los que estando, es como si no estuvieran: vuestro mutismo, sin entenderlo, me hace salir con más coraje si cabe en búsqueda del ansiado objetivo. Os traeré la medalla de finisher para que si sigáis leyendo, para que sigáis opinando…parece que no estáis… pero yo se que SI.

     He aprendido lo más grande de mi admirada Maribel Blanco, y no la nombro nunca en mis post,  pero desde el inicio, me ha animado con todo, enseñado a manejar la paciencia tan escasa en mi, haciéndome ver que es posible, aparte de ilustrarme externamente de todo cuanto le he preguntado, es una eminencia técnica, pero me quedo más con sus vivencias: Gracias, teacher,  por permitirme empapar tanto “ironman”;  a todos y cada uno de mis compis de CTLR (Club Triatlon Las Rozas), de los que aprendí fuera de entrenos, mucho mas  que todo aquello que no se ve detrás de ritmos, medias y demás zarandajas… he regenerado, he descansado, he ido a gimnasios por primera vez en 40 años y realizado todo tipo de entrenos invisibles, fisios, nutricionistas…

Pero no todo ha sido un camino fácil, también, como en todo, existen decepciones, como sin duda las habrá, en tan largo recorrido, pero al igual que soy sabedor que conviene aclarar el ácido láctico para poder seguir corriendo, al igual que hay que quitar la maleza para seguir viendo el sol y abrir el camino, he decidido lavar todo ello, continuar adelante, pués la única forma de ser feliz es así, rodearte de lo que te hace sentir bien y tolerar lo demás en su justa medida. Pues eso, que fue un placer conocerlos, poco más… Todo ello, sin duda ha sido compensado, con creces, como lo será en carrera, por las endorfinas, que han ido provocando este estado de felicidad permanente en el que he estado envuelto todo este tiempo.

IMG_4724

     Empiezan los nervios, mas por la logística de llegar que por la propia prueba; los dolores obsesivos precompeticion, el SAP* (yo llamaba en Maraton a ese estado en que todo duele “Síndrome de Acojonamiento Previo”)  que tambien se exporta aqui.. y que tendran su culminación con esa cervecita de vuelta en la Plaza San Marcos de Venecia. Allí os cito de nuevo para contaros, aunque mi verdadera victoria ya os la estoy narrando hoy: estar en la linea de salida de un Ironman porque ¿sabeis que?:

     Culmino así un proceso, que comenzó, cuando un día, no hace mucho tiempo, pesaba 146 kg (casi 55kg menos ahora), y me dije que quería cambiar algo; un año y medio después, pasaba el arco de mi primera Maratón; a base de entrenamientos personales “sui generis” pero propios: primero aprendí a entrenar un Ironman, ver si era capaz de tolerarlo. Luego lo entrené.  Solo de esta forma me comprometí a cumplir fases de manera espartana, con tanta pasión que pareciera que me fuera la vida en ello Si podré decir que he entrenado muchas horas en solitario, pero jamás que lo he conseguido solo…  y ahora ha llegado el día y ESTOY EN LA LINEA DE SALIDA, y si me dejan los achaques, dispuesto a comerme hasta la guinda de este gran postre.

Preparate Klagenfurt, que vamos para allá!

orig-CFCD1610

220974_1803204452821_1621147297_1769436_4910478_o

Anuncios