Grande #BSS2012. Clásica Behobia-San Sebastián



No acostumbro a hacerlo, el escribir distancias ya recorridas, salvo sorpresa evidente, y esta realmente lo ha sido, por tanto dedicaré una breve reseña para describir la Behobia-San Sebastián, una de las clasicas, del panorama runner español.

Decir que si algun dia, teneis intención de correrla, os empecéis a mover cuando salen las inscripciones (allá por el mes de Mayo), dado q es complicado, y las mismas vuelan. Han triplicado en ocho años las inscripciones, y aunque para el año próximo hablan de 30.000 plazas, será complicado, con el cariz de fiebre de inscripciones que está (a mi juicio afortunadamente) tomando el asunto. Yo de hecho este año la tuve q conseguir a través de donar una pequeña cantidad a una Asociacion (de Enfermos por Esclerosis múltiple), y así pagando 5 euros más, consegui tener la misma. Si a ello uno, que olvide el chip amarillo en casa, y tuve que sumarle otros 18 a la inscripcion, me vino a salir, como el Marathon de NYC, casi, pero mereció la pena sin duda.

Elegimos para la ocasión, aunque teniamos idea de haber cogido una Casa Rural, cerca de Irún, que nos ahorrara un dinero, pero por pereza, baja anunciada de última hora y por proximidad de la fecha sin haber hecho nada, elegimos, decía, el Hotel Niza, a pleno pie de la Concha, con vistas espectaculares a su bahia, a escasos metros de la llegada. Muy céntrico para los avituallamientos de Pintxos, por la zona vieja …etc. Algo carete, pero comparado con el entono de San Sebastian, donde nada hay barato, no desentonaba en exceso. Todo un acierto.

Quizás lo más engorroso y, único objeto de crítica, sea el transporte de Trenes hasta subir a Irún, y posterior autobús-lanzadera a la salida, pero estando como está planteada la carrera, no se puede hacer de otra forma. Compramos, eso si, el Billete en la Feria del Corredor, y así evitamos las largas colas, y podemos acceder al Tren, en hora para llegar a Behobia, aunque si lo llego a saber, apuro más, para no “chuparme” las lluvias que nos tocaron esperando a salir. De hecho luego en el servicio de autobuses, desde la Estación de Irún hasta la salida, había gente que se quedaba en el Autobús, para volver a por gente, y así no mojarse… apurando su llegada:((

De todas las carreras populares, que llevo y empiezan a ser unas cuantas, si tuviera que recomendar, en las tres distancias que recorrer hasta la fecha, una de ellas seria la San Silvestre madrileña, por la espectacularidad de la misma, la siguiente el Maraton de Roma, por su recorrido, y la otra, desde ayer, seria esta, por el ambiente. No tiene nada en especial, como digo, un paisaje (a los que nos guste) excepcional, con la bruma envolviendote constantemente, subiendo y bajando “puertos”, sin parar de llover en todo el recorrido…

Constituye, por tanto, una carrera realmente impresionante, por el recorrido en sí, pero principalmente por el apoyo y cariño de sus gentes. Plagado de ellas que a un lado y a otro, paraguas en mano, no paraban de animar. Enfadánsose incluso entre ellos, porque no aplaudían lo suficiente. Niños, mayores, de todo tipo y condición. No paro de jarrearnos, durante más de hora y media, pero más que la propia lluvia en carrera, fueron peores las casi dos horas, esperando en el cajón, en la salida, donde llovió aún más si cabe, que en la próxima carrera, lo que hizo que empezáramos la carrera, totalmente mojados, sin servir para nada las protecciones en forma de sacos de plastico, bolsas de basura, ya que era imposible guarecerse de la lluvia. Pero sólo por esto, merecio la pena, sin duda. Aupa para ellos!!! De verdad, que para vivirlo!

Por otro lado, no me extraña el cariño y recelo con el que los vascos aguardan esta carrera año trás año. No quiero imaginarme, con un tiempo mejor, como debe ser la animación. Lo de ayer, a mi sinceramente me dejó muy, muy sorprendido. Vamos, como dije ayer en las redes sociales, me verán a mi por aquí año tras año.

Buena y ordenada zona de llegada, con avituallamiento de todo tipo, sólido y líquido y medalla final de finisher. Salida casí instantánea si querias, no llevándote “enjaulado” por ningun sitio, cosa que se agradece, cuando esta lloviendo a mares, y tan solo quieres una buena ducha lo más pronto posible.

Rafaaaaaaa!!!! Grito eterno, siempre a la derecha, gorra puesta, de mi admiradora, mi teacher, mi trainer… más personal. Meta.El tiempo me resultó muy muy sorprendente, porque aunque no llegan a ser 21 kilometros (estos vascos son más chulos que nadie, y la tradición es la tradición), y se quedan en apenas 20, siendo un recorrido realmente duro, donde llevaba al pacemaker del Garmin (va a ser ya como de la familia), para hacer una carrera, por debajo de 5 el kilométro, y haber acabado en 1:45, me sorprendió alcanzar a la liebre de 1:40, hasta que descubrí el pastel, de que le faltaba un kilómetro, que recuerdo haber leído en algún sitio, pero que no relacioné hasta ese momento. Crono al final de 1:36 que no mejora mi MMP de Getafe (1:40) por lo dicho, pero que me deja mas que satisfecho, por lo poco que esperaba de esta prueba, (a la que llegaba cansado y con ganas de cerrar ciclo) con el recorrido, por la tipología de la prueba y por las condiciones meteorológicas superadas, trás casi la totalidad de la carrera lloviendo a cántaros.. Puesto 2.368 de mi GE. 9.204 en la General más de 25.000 inscritos. 5000 abandonos…
Si señor, esto fué cerrar bien un año. Hasta el año próximo Donosti. 😉

Anuncios