42×18 La Maratón más humana de cuantas he realizado

     En realidad, el sueño de correr algo tán mágico, se monto a la propia vez que iniciaba el sueño de mi nueva andadura profesional, materializado en el proyecto Walktopro, y la tienda física u51proMadrid, de la que muchos sois conocedores. Miguel, Javier y Carlos. Así se escribe el reto. No sé como ni donde lo fraguaron, pero SI que hicieron una presentación a todo el Club de Triatlon, elaborada, muy enigmática y bien aprovechado el tirón que daban unos números mezclados, con unas equis: 42×18, 42×18… ni yo auténtico obseso de la distancia de Filípides lograba desentrañar… ¿Será un desarrollo de bici? ¿Será…? El caso es que logró embaucarnos desde el principio, desmontando con espectacularidad el enigma, despejando la “x” y nunca mejor dicho. Por ello, y por lo atractivo que resultaba el mismo, decidimos volcarnos en ayudarles en todo lo que nos precisaron.

Pero, ahora desde el responso que dá la calma y el acomodo de los acontecimientos, y desde el plano meramente personal, quería dejar una impronta escrita. Pues aunque desde Walktopro, como tienda, conseguimos una pareja de relojes gentileza @Suunto1Esp y que pusimos a su completa disposición, y la instalaciónes de u51proMadrid, siempre que nos lo requirieron, no quisiera dejar de pasar una oportunidad como este, en un blog de sensaciones tan personales, -dejando aparte su lado “patrocinio”- para manifestar lo bien que lo pasamos, y como fueron las sensaciones de correr una Maratón tan atípica, pero a la vez tan reconfortante, como la que realizamos con los chicos de 42×18. Yo desde dentro lo vivi así:

     En cierto que la distancia ya la había realizado en alguna que otra ocasión (como vosotros ávidos lectores ya sabeis) aunque esos miedos estaban superados, no hacia falta hacer como antaño, 34 kms de tirada, para saber que podíamos con ello; si nos hizo falta, en cambio, conocer el terreno, y para ello, nos subimos, apenas 24 horas, tres semanas antes, el bueno de Joserra (@jrugarte), (que subía a inspeccionar de primera mano, y al que no logramos engañar para el reto), mi compañero en estas lides D. Rafael Conde  y un servidor, a inspeccionar el camino, en bicicletas de montaña-ciclocros, mi querida Giant.

     Para ello reservamos en el Albergue del Peregrino del propio Pamplona (donde por 8 módicos euros dormimos) y levantándonos a las 6 de la mañana iniciamos, nuestra marcha (en sentido contrario y en Bici) hacia Roncesvalles, para luego deshacerla de nuevo, y así tendríamos doble visión del recorrido, su ruta y posibles explicaciones. Duro, en extremo para tíos que como yo, se han mantenido bastante alejados de las subidas, pero con la confianza de llevar a un buen compi, que aúnque no ha realizado ninguna Maratón, si se de su buen hacer por montaña, y la fortaleza mental que me iba a aportar para ello. A Joserra, después de muchas vueltas, no hubo forma de “engañarle”, pero al menos desde aquí agradecerle los buenos ratos, y los ánimos que nos dio durante todo el camino.

IMG_8389 IMG_8390

     Y así poco a poco fueron llegando los días. Lo que en Mayo, parecía lejos, lejos, estaba cada vez más cerca… Por la tienda (u51proMadrid) pasaban unos, otros, en todos se notaba la inocencia del que todo lo hacia por primera vez, sabedores de que lo que estábamos haciendo era algo grande. Bien es cierto que no éramos conocedores de la magnitud que el evento estaba alcanzando, ni se iban a llegar a los casi 26.000 Euros de recaudación, que ni los organizadores más optimistas habían previsto. Yo les insistía, por animarles, que la labor de concienciación que hacían era poco cuantificable, y que yo mismamente había estando viendo Maktub con mis hijos, el fin de semana, y eso no tiene precio, ni para ellos, ni para mi…   Y por  allí con la excusa de la compra de la ultima camiseta publicitaria, nuestra reuniones de “aladinos” , íbamos retratándonos cada uno, con nuestros miedos y con las muchas ilusiones que en el proyecto habíamos puesto, recelosos de que a cualquier cosa que saliera mal, las repercusiones eran en cadena. De hecho, muchos de los que participaron, era su primera Maratón, lo que aún engrandece más la ilusión que desde el primer momento nos transmitió el proyecto.

Ya el día anterior a la carrera, subiendo con Elena, en el viaje, empiezo a sentirme (hasta la fecha no había tenido ni tiempo de pensarlo), como parte muy importante de un engranaje que había de funcionar a la perfección, para que todo saliera fantástico. Subo para Pamplona, el día anterior a la carrera, después de cerrar la tienda. Llegamos pasadas las 1.30, y el despertador sonaba a las 6.30 para subir a Roncesvalles. Desayuno copioso, en demasía…  Habíamos quedado con ellos, en el Albergue donde finalmente íbamos a fijar el encuentro con el segundo relevo, y con caras circunspectas, deseosos de comenzar el reto subíamos en coche hacia Roncesvalles. Carlos con la misma ilusión que un niño le cuenta a su padre lo que le han traído los Reyes Magos, nos iba contando, el avance de la recaudación, lo que se organizaba con los del Colegio Logos, que no sé cuantos niños iban a correr junto a nosotros en la distancia, en un recreo, a las mismas, horas … que se presumía una recaudación grande… Todo muy rápido, sin parar de atender emisoras, Miguel (@RunnerNovato) con un teléfono, Carlos con otro entrando en dirécto para la COPE en pleno Monte Mezkiritz, y Javi (@PontonDeSalida) atendiendo TVE Navarra, en Roncesvalles… ¡ Ahí es nada!

 

IMG_8626

Las caras de Carlos, -por las de todo el equipo- hablaban por si solas…

Llegados al punto, apenas veinte minutos para dar el escopetazo inicial. Declaraciones previas (sintiéndonos unos “pro” total), las piernas ya quieren empezar a correr, porque no es la Salida de un Maraton más, es dar rienda suelta, a un montón de buenos propósitos, así lo quiero creer al menos: me siento, junto con Rafa (Conde y Morán -diría la TV), como liberando una jaula de tresmil globos de ilusión…

DSC_0207

Este sería el PRIMER paso que daba inicio a todo lo que vino después…Ahi empezaba todo, se iniciaban un reguero de sueños con los que regar el Camino

Y zás!! La carrera, sin apenas desnivel, y toda cuesta abajo (alguien no me dejará mentir, y quien conozca el Camino a fondo evaluará la pedazo de mentira que estoy soltando ;))), decía que … ah si que me había perdido… 😉  Que sin duda, es el tramo más bonito de todo el camino, y así lo vamos charlando mi tocayo y yo, todo el camino, saludando con el “¡ Buen camino !” a todo bicho que nos cruzábamos, y disfrutando mucho de los parajes, algunos verdaderamente increíbles que el Camino nos iba ofreciendo. El Camino, como ya me paso semanas atrás, iba entrando en mi, muy poco a poco, casi de manera mística. (pero eso daría para otro post)

El apoyo logístico, inconmensurable: en cada cruce, en cada atisbo de salir a la Carretera allí estaban ellos… y lo mejor es que así permanecieron los cinco días que duró el reto, con sus mañanas y por supuesto sus noches….

IMG_8613

Maltrecho gemelo… que dejaron las muchas bajadas … ;)))

Voy supliendo estos primeros kilómetros con la paciencia de mi compi, que me sufre mis dolores intestinales, fruto de un desayuno propio de un animal, como si esto de hacer Maratones, fuera el rodaje habitual de una mañana… Pero como el cuerpo es sabio, las molestias intestinales, con tanta bajada, se van diluyendo hacia abajo, y se quedan en forma de un dolor sordo en el gemelo que arrastraría hasta Pamplona. No hay mal que por bien no venga: aceptamos cambio de mal cuerpo, por dolor en el gemelo va!  Para eso está luego mi amiga Cruci, de FisioFima, (y ya aprovecho la cuña, y le doy publi a una excelente persona, y gran profesional de esto).

     No hay tiempos, ni ritmos, tan solo el Suunto Ambit, que nos va guiando por los múltiples senderos… Llegados a Zubiri (precioso pueblo por cierto), donde se hace aproximadamente la mitad (lo que vendríamos en llamar la Media Maratón Compostelana), decía que llegados aquí, están unos cuantos, de buena gente, de tíos que se piden UN DIA de trabajo, y a los que no conoces de nada, pero vienen volcados con el proyecto: No me quiero dejar ninguno, pero ahí van: el gran @Jimbilu @fjaristu, @MaiteRoncal23 @dnrunning y el correoso @NovatilloTotal. Nos llevaron en volandas, hasta Pamplona, primero llevando detraída nuestra mente, y en segundo lugar contando historias, que llevan dentro, y que nos hicieron sentir.

Mi madre como muchos sabeis, tan solo unos meses antes, se la habia llevado una puta enfermedad con el mismo apellido que por la que ahora estábamos luchando. Yo quizás mitad coraza protectora de no querer ver las cosas, mitad trasiego del año de cambos que llevaba no fuí consciente de todo ello hasta el final, como tampoco lo fuí hasta un momento del camino, en el que NO diré nombres, porque pertenece a la intimidad de cada uno, pero fue precioso descubrir, en pleno camino el verdadero motivo por el que corríamos . Creia que, hasta entonces, corríamos, -yo al menos- y que hacíamos una actividad física más, repeitda 18 veces en formato Maraton, pero ya está… loable el objetivo, pero sin transcendencia real.  Hasta la fecha no habíamos tenido verdadera constancia de lo que hacíamos y porque lo hacíamos en si, en suma,  el contacto con el lado humano de la enfermedad, y nos lo iban a brindar en bandeja …  Tuvimos que pararnos a realizar necesidades, para formar en un corro, y que uno de los participantes, nos hablara de como su hijo menor, gracias a la Fundación Aladina (@FundAladina) se recuperó de un tumor bastante complicado… “se engancho a la vida” decia el tio.. Buff!, aún se me ponen los pelos de gallina, recordándolo… Nos marcó en un silencio. A todos. ni siquiera muchos de sus compañeros, conocían el detalle, (y pinta tenían de haber realizado bastantes ks juntos). Bonita manera esta de repatir geles en forma de bonitas historias, con los que adormecer mi maltrecho gemelo, y subir las endorminas para afrontar, la última parte de tan “humana” Maratón.

IMG_8608

Que bien acogidos, estuvimos en todo momento con los “pamplonicas”…. Gracias

     Aún recogemos, a un par de “runners” más que nos aguardaban a la entrada de Villaba (el pueblo de Miguelon Indurain), para darnos entrada en la Ciudadela, y explosión a nuestra llegada a la calle Compañía, en el centro de Pamplona, donde dábamos el testigo de nuestro relevo, al compañero Javi Santamaria. Más prensa, más televisión, y la caravana partía dejándonos solos y un poco cariacontecidos de pasar del todo a la nada en tan poco tiempo… Eso si encantados de haber podido realizar mi sueño, el del propio Rafa, y el de otros muchos, que con esos miles de Euros, y con toda la campaña de solidaridad que se llevo a cabo, probablemente puedan tener un futuro algo mejor del que tenían antes de empezar todo esto… Ojalá cundan muchas iniciativas como está, que aporte tanto, y que en lugar de desmembrar, asocie y de ¡que manera! en torno a ella.

Volviamos en el coche, apenas viaje relámpago que no llego a 24h, aún oyendo por RRSS  los ecos de Villacorta (donde acababa el segundo relevo), viendo entre tweets y Me Gustas,  como salíamos en la portada del Telediario de Navarra, como recibía al segundo Aladino una banda de música, un pueblo entero haciendo fiesta… y así estuvimos casi una semana.. Ojipláticos, de ver como algo tan pequeño, había hecho una bola tan grande.

El recuerdo más bonito, fue haberme traído una deuda con el camino para volver: conocer sus albergues, sus gentes, sus costumbres, no ha hecho sino acrecentar en mi, algo, que quería hacer algún día y que no dejarñe de hacerlo aunque sea por etapas. No entré yo con buen pie en el camino, pero sin duda este si que lo hizo en mi.

 

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/telenavarra/telenavarra-24-09-2014/2775281/?media=tve

A partir del min 23:14

 

Contraportada del Diario de Navarra del dia

Contraportada del Diario de Navarra del dia

 

Agradecer a mi compañero Rafa, con el que me embarqué en este bonito viaje; a Joserra, por su acompañamiento y notoriedad, aunque fuere moral, el día de la Maraton; por supuesto a mi mujer, Elena, por involucrarse de manera tan especial en todo esto, y sin la que nada de esto, ni de nada sería posible; a todos los que participaron en el proyecto, de una forma u otra, patrocinadores, y por supuesto a los Organizadores del mismo, mi Enhorabuena por la iniciativa, y mi mas sinceros agradecimientos por darme la oportunidad de haber corrido la Maratón mas solidaria de cuantas correré nunca.

IMG_8628

Anuncios

Soñando en Ironman (y III)

Y por fin llegó el gran día: Jamás un sueño resulto tan real.

 

20140520-000116.jpg

Desde las alturas y divisando la “travesia en el desierto” que en cada vuelta era superar eso…

 

 

Buenooo, pues ya está. Ya de vuelta, en un avión cargado de finishers, todos con su camiseta perfectamente “etiquetados”, y yo, desde mi ventanilla, mirando con retrospectiva lo mucho que ayer vivimos, oteando desde el avión esa via-desierto, ese carril-arena, que tanto nos costaba pasar, hace ahora justo 24 horas.

A pesar del poco tiempo de que se dispuso en la noche, donde se atropelló todo, se pudo descansar bastante, para lo que se preveía, y a las 4:45, sin más remoloneos hacíamos caso al despertador. Las sensaciones eran de que iba a ser un día de mucha emoción, pués ante el más mínimo estímulo los ojos, sin razón aparente se rallaban… Había que convivir con eso, con lo que iba a ser una constante durante toda la prueba. Meao y llora -recuerda Rafa- a estas cosas se viene llorao y meao! 😉

Y el día amanecía, como amanecen todos aquí, de los que te dejan atónito. Y estábamos allí, en el sitio más grande donde se puede hacer un Trialton, y en el Ironman con más solera del mundo, y me repetia que eso habia que disfrutarlo, y que “de eso” habia que empaparse. Era un auténtico privilegiado que iba a vivir todos esto en primera persona. En apenas 2 minutos, estábamos en la transición, nuevamente emocionado y ya algo nervioso, dando un último repaso con Elena a la colocación de todo. Pedro (al que luego dedicaré un aparte), también aparece por allí, y valoramos no cambiar mi rueda delantera con el obus roto, pero que aparentemente tenia presión para terminar. Que gran compañía la suya, durante todos estos días… Es curioso que dicen que de una boda sale otra, y yo creo que en un Ironman, he ganado un amigo para toda la vida… Pero eso será para después.

DSC_0124

Todo perfecto, parece mentira lo poco que dan 2 horas de sí y ya estábamos a punto de tomar la salida. Nuevamente esperamos ansiosos, con Elena en Tribuna VIP junto a mi padre (pedazo de enchufe tiene esta mujer en esta isla), y todo presto y dispuesto para el gran bocinazo. Nos fundimos en un bonito abrazo, y nos deseamos suerte, toda la mayor de las que nos podíamos desear… Ningun compañero mejor para valorar algo así…

 

DSC_0169

Nos volvemos muchas veces materialistas, y la vida me enseña constantemente tantas cosas… Ver la sonrisa de un padre así… ¿Cuanto dinero vale eso?

LANZAROTE

El Agua, era el sector que más pensaba disfrutar. En esas aguas he disfrutado, otra de mis pasiones, haciendo las decos a 6-8 metros, en todas esa superficie por las que transcurre la prueba: era bucear en un auténtico acuario. Solo eso suplia, los muchos golpes, y lo difícil que era hacerse un hueco para nadar, en la primera y en la segunda vuelta, daba lo mismo. Ante lo que decidí, ir disfrutando recordando los muchos ratos, que soltando nitrógeno, me imaginaba que algún día nadaria por esa superficie. Nuevamente reencuentros. Todos estos pensamientos en positivo, servían para aliviar, el mal rato que me estaba dando el neopreno, soltándose de continuo el pliegue de atrás, y ocasionando un incómodo roce, que me hizo salir del agua, como si me hubieran picado dieciséis medusas en el cuello. Nada importaba, y estaba dispuesto a disfrutarlo hasta el final. 37 minutos cada vuelta, para hacer 1:14 de agua. Y al salir, de la misma, en ese precioso pasillo que te da la calidez que te falta dentro de aquellas frescas aguas, mis tres hijos que aparecen, cuando yo los daba en la cama, en todos los recuerdos que para ellos tuve en el agua… Queria comérmelos!!!!

      Rápido a la transición, (rápido es un decir, dirá alguno ¿verdad @jrugarte? jajaja, Pero no no es que me pidiera un Ponche Coca-Cola, en cada una de ellas, pero entended que no es la tipica transición de la casa de campo, donde en el suelo mismo plantamos pandero y allí mismo nos quitamos y ponemos todo: aquí hay que coger una bolsa, pasarla a una Campa abierta de 900 tí@s en pelotas, hay que buscar una hamaca, un hueco, gritarle a un aleman, que te pisa los bocadillos que con mimo estas preparando para la bici, hacer cola a que te pongan “blanco” de crema …etc y un largo etcétera que si bien no justifican semejante barbaridad de transición si al menos atenúan la misma: Atuendo elegido para hacer la transición: el espectacular cullote que los de chicos de Q36.5 han sacado para Triatlon (que me da a mi que no me lo voy a quitar ya en todo este año), y la Base Layer1 de la misma marca y  el Maillot Shorsleeve L1, que a pesar de lo embutida que me quedaba, y lo poco estética que en semejante body lucia la misma (parecia Fabian Cancelara pero en versión XXL) cumplió su perfección en comodidad, suavidad y lo confortable que resultaban la conjunción de ambas prendas: fui antiestético, pero funcional totalmente, ande yo caliente ríase la gente, pero logré lo que buscaba, ir muy confortable y cómodo y sin apenas notar el calor sofocante que seguramente otro tipo de prendas me hubiesen dado.

Salimos con la bici, a un recorrido, que sabia de memoria. Lo había hecho de arriba abajo, bastantes veces, con aire, con menos aire, con mucho calor…. Y sabia que lo iba a disfrutar, preveyendo un panorama de aire que iba a ser el peor de los descritos. Contaba con ello. Pero los primeros kilometros, de nuevo la emoción, las gracias a Dios, por tener la inmensa fortuna de estar ahí, de darme la posibilidad de intentarlo. La primera hora, de las seis y pico que mi mente planeaba estar encima de la bici, incluso la segunda, eran idílicas: nublado, sensación fresca NO excesivo aire (decir que no hay aire en Lanzarote, es poco menos que decir que en Cercedilla no nieva nunca), y las subidas de Puerto Calero, y la llegada a los Hervideros, en un tiempo muy bueno para lo que contaba. Lo peor vendría después.

Enfilamos, hacia el lugar mítico de este ironman: Las montañas de fuego, hago la primera de las rotondas que nos mete en ella, y comienza el vendaval, y la emoción (si de nuevo mi lado llorón), de ver tamaño espectáculo de ciclistas, y reconocer la foto que preside la imagen de la empresa que hemos creado en Walktopro, y que veo cada mañana cuando entro en u51proMadrid. Ufff que subidñon: Ahí lo tienes Rafa, lo que tantos dias has soñado, ahora envuelvete en el viento, y metete en el: no lo veas como un enemigo -me decía Elena el día antes- miralo como tu aliado. Y no se me hizo duro, cubrir esa maravillosa recta, quizás porque han habido dias que cruzarlo fue bastante más duro.

IMG_1968

Son las Montañas de Fuego, siempre he pensado que todo el que acaba esta carrera, lo hace por las fuerzas que le aportan la fuerza de la lava al pasar por aquí, sin duda…

Pero quedaba lo peor. La bici respondia a la perfección, y salvo un par de veces que por negligencia mia en el cambio me escupió la cadena, y que tuve que parar a colocarla, el resto fué un rodar suave, algo inestable con el mucho viento que pegaba, pero poco más. Iba muy cómodo y mas lo fúi cuando coronando Tinajo (que es el pueblo del padre de Elena), LOS vi de nuevo esperando la llegada del padre. Estaba yo para pocos trotes emocionales, y bajé todo el pueblo de Tinajo, envuelto en unas lagrimas como puños, que la velocidad y el propio ambiente se encargaban de secar, antes que llegaran a la mejilla. No sabía si me estaba desgastando en exceso o no, pero me parecia bonito. Me emocionaba estar pasando por el pueblo de Martín, era mi forma de darle las gracias, de saber que desde ahí arriba me estaba echando un cable, y grande, del que ya me había echado, dejándome en propiedad a la cosa más preciada, a su hija… Me sentía tan afortunado por tantas cosas…

La llegada a la Santa, y la posterior bajada hacia Famara, aparte de lo espectacular y bonito de las mismas. directamente me pusieron en contacto con “lo celestial”, y no eran pajaras, ni había cambiado los BCAA por  alucinógenos, pero estaba rozando el éxtasis en una prueba deportiva, de sufrimiento extremo. Daba gracias y mil gracias al cielo, a mi madre por haberme parido, y dejarme estas disfrutando aquello con tal intensidad. Buah!! me emociono ahora en un avión a 10.000 metros de altura con solo pensarlo…

La subida hasta Tahiche, de largo, lo más pestoso del recorrido, no resulto tampoco tal, y como estaba nublado, se hizo mucho más llevadero, pero al volver la rotonda, y embocar Tahiche comenzó, -al menos para mi- el verdadero Ironman, con un viento devastador, y un sol que empezaba a calentar lo que NO habia calentado hasta la fecha.

La subida hacía el Mirador de Haría, empezaba … “cuando EL JUEGO se pone duro, los duros empiezan a jugar” -rezaba un grafiti a mitad de calzada . Y ciertamente que dura estaba la cosas, en tanto en cuanto, a mi me dolían las rodillas, por primera vez en mi vida, de la fuerza que tenia que imprimir a los pedales, para subir por allí. No soy gran escalador, ni tengo experiencia en subidas, más alla de la que aportan los míticos Morcuera, Cotos, Canencia, Navacerrada, que tenemos por la zona…  Pero aquello me estaba pareciendo descomunal, y eso que acababa de empezar la cosa, Km 95 aproximadamente. Con la cabeza distraída, de que en 10 kilómetros daría cumplido sueño, a otro de los que tenia en este Ironman (tomar un buen bocadillo de jamón, con los pies colgados, mirando hacia la subida a Tabayesco, relajando mente y asentando el cuerpo para lo que se avecinaba), subí mano a mano oyendo las maledicencias de bastantes italianos a los que adelanté en la subida, ante lo retorcido que se ponía el asunto.

Bolsa de Special-Need. Km 104: Dicho y hecho, lo había oído a un “pro” referenciado en un blog, que esos 10-15 minutos, eran ganados posteriormente y así lo hice, y ahora visto con retrospectiva, creo que lo volvería a hacer, por lo bien que fuí de estómago durante la ultima parte de la prueba. Me lo desaconsejaron desde mil sitios, que si lo que iba a tardar en digerirlo, sobre lo inoportuno del mismo: me supo a gloria: nos habíamos encargados de prepararlo con mimo el día anterior y hacerlo así más apetecible: yendo a ultima hora al super, a buscar la ultima hornada de pan; un donuts y unas almendras, constituían mi ansiado botín, y como soy tragón fui soñando con el los 100k anteriores. De todo dí cumplida cuenta en algo más de 15 minutos. Cargué almendras para el camino y el resto las repartí entres los voluntarios que lo agradecieron enormemente. Impresionante por cierto la labor de estos, y de todo el Club La santa en todo el ironman. que mereceria un capítulo aparte, desde mecánicos, hasta los chicos que controlaban la entrada y salida de las bicis.

Enfilamos ya para el precioso pueblo de Haria, en el que nuevamente se nota el calor de un pueblo, y lo mucho que aporta el Ironman a esta isla, hasta el punto que lo hacen convivir con ella. Está tan integrado y mimetizado en la misma, que hasta las gentes desde las puertas de sus casas, en sillones, viendo la vida pasar, en sillas te ofrecen cuanto disponen… Quedaba la subida más bonita, que previo a un repecho, en el que ví gente bajarse de la bici, era lo más duro de la misma, pero comenzaba lo más bonito, ir avanzando dejando a la izquierda, La Graciosa, y el risco de Famara, era algo precioso, que cualquier persona debería experimentar aunque fuera en coche… Arriba en la cima, comentaba con un señor de Tenerifie, los contrastes acojonantes de esta Isla, hacía apenas unos kilómetros, nos asábamos como pollos, y estábamos coronando el Mirador del Rio, y veias pasar como en un cine, las nubes a tu altura, como si estuvieras subiendo un puerto de Tour de Francia. Mucha gente desperdigada hasta subir arriba, y buenos repartidores de ánimos, todos los que turistas que atónitos presenciaban tamaño espectáculo de gente desgarrándose por subir hasta arriba. A buena parte de los que ví “pasar” volando en mi parada gastronómica, les di caza antes de subir este repecho.

Dicen que cuando llegas aquí, tienes hecho medio Ironman, pero es mentira. Te dicen que es todo cuesta abajo, pero es más mentira aún. Se baja muy rápido y con viento de cola, pero apenas son 40 minutos de felicidad. Muy controlada además, porque encima con semejante vendabal, ni acoplado se lograba bajar rápido … y menos seguro. Veo en la bajada a Marco, antiguo compañero del CTLR, con el que apenas comparto dos palabras en plena bajada, y nos cruzamos ánimos… Pero terminada la bajada, hay que ponerse de nuevo a dar pedales, y de que forma, y hay que pasar Nazaret, y hay que enfilar La Geria, y hay que subir a La Asomada, me canso de pensarlo nada más. De resaltar aquí, de nuevo Nazaret, en el que los 3 kilómetros de llano más lentos probablemente que haya hecho en mi vida, han sido probablemente aquí, para después pasar a otros 3 kilometros, de auténtico pavé, muy de la Paris Roubaix, pero en versión canaria, no en vano le llaman el cementerio de los ironman: por el abatimiento que produce el terreno, las alturas de carrera que llevas ya, pero también por la de botes, botellas de CO2 y despieces de bicis que habia en aquella carretera….

Km. 158 del rutometro IM.... no en vano lo bautizan como el cementerio de los ironmanes!;)

Km. 158 del rutometro IM…. no en vano lo bautizan como el cementerio de los ironmanes!;)

Alterno relevos, esporádicos con un chaval muy joven, al que le veo una foto de (supongo seria su padre) en el manillar de la bici… #respect. Me comenta que lleva muy mal estómago, pero que de piernas no va mal…  El desgaste era igual para todos- para ya por fin, los siete últimos kilometros, casi en completa bajada (ahora si), que ademas los hice con un nudo en el estomago por el accidente de dos bicicletas  en una rotonda, y que dejo el cuerpo sosegado y tranquilo, y en silencio sepulcral hasta llegar a la T2, donde dejábamos la bici. Bien es verdad que en tiempo no me habia ido mucho pero en esfuerzo SI: tenia las piernas cuadradas, y a pesar de tener el cuerpo como un reloj, no las tenia todas conmigo, de que la cosa fuera a ir fluida…

 

Comenzaba la Maraton, y aqui en esta si que tenia que tirar de ayuda divina que no llegaba, por más que la buscaba. Tomi: vamos no me puedo creer que te vayas a portar asi… Que todavía no hayas dicho ni hola… Pues como no tires tu me parece a mi que… Las piernas no iban, no al menos como lo hicieron en Klagenfurt… Era imposible, pero es que la cabeza iba peor, no se si erá que no tenia eco… Pero los primeros 8 kilometros fueron un sopor…. Era todo mente, y eso que decidí prescindir del pulsometro, para no agobiarme por un tema de pulsaciones: no había malos cuerpos, no dolía nada, simplemente las piernas no iban al ritmo que las tenia acostumbradas en los entrenos tan solo eso… Me sorprendía, que mi cabeza, siempre positiva y despejada, a pesar de ir fresca, no encontrara el enganche, y me estuviera alertando de fallos, que me anunciaban retirada constantemente… Por primera vez flaqueaba mi cabeza… He de decir en descargo de ella, y así comparto experiencia con vosotros, que mentalmente me parece mucho más duro el segundo Ironman que el primero que hice. Porque? En el primero vas con la presión de acabarle SI o SI, aunque sea arrastras con tal de demostrarle al mundo y a ti mismo, que eres “finisher” pero este segundo, ya no tienes esa necesidad de probar que eres capaz de hacerlo, porque ya lo has hecho una vez y esa descarga, sobre todo para la cabeza, creo que es mala. Afortunadamente la mente es sabia, y mi madre más, y me hicieron darle a la carrera la lectura que merecía: buscar un ritmo cómodo y empezar a buscar sensaciones. ¿Disfrute más mi primer Maratón en 4:15 que el ultimo en 3:40??? pues no, y eso me dije…. pero no lograba engañar la mente… No me dolía nada, el cuerpo lo tenia perfecto…y ahí dejando debatir a mi lado bueno, con el malo, yo seguía haciendo kilómetros mientras ellos se pegaban… era la clave para salir del atolladero, como es esa la clave para salir de tantas cosas en la vida: empezar! seguir!.

Pero en esas que apareció, nuevamente no creo en casualidades sino causalidades, Pedro. D. Pedro me atrevería a decir.. para verme “discutir” con la señora que estaba en el giro, sobre una pulsera que me habría de dar, y que me hizo hacer un kilometro y pico más de Maraton por equivocación de una de las voluntarias, que me habia dicho que tenia que volver a por pulsera, cuando estás las estaban dando al final de vuelta, que no a mitad… Parece que lo estoy oyendo: – A olvidar, Rafuky a olvidar, y a centrarte en la siguiente vuelta…

Así lo hice, buscamos el ritmo cómodo, y fuimos charlando (más bien le fuí poniendo la cabeza como un bombo) durante la terminación de esa primera vuelta para mi, y la segunda suya. Aprendí un montón no sabeís cuanto, en todo ese impass..

Pedro, se pensaba que me le iba haciendo un favor, pero no era sabedor, del que me iba haciéndome el a mi: haciéndome sentir tan bien, llevando a un tío que vuela en bici y en maratón, a “mi” ritmo en un Ironman. ¡Que lujazo! Me vino muy bien, para memorizar un ritmo cómodo (sujeta Rafuky!!;), un ritmo finisher me repetía (me recordaba a Santi Asuar en Guadalajara), pero que era suficiente, para hacernos avanzar; pero sobre todo me vino genial para mi cabeza, y para mi amor propio.

Fué bonito y emocionante, cuando él me dejaba (cumplimentaba ya su vuelta corta), de nuevo “solo” ante aquella segunda travesía de nuevo hacia el Desierto que era Playa Honda, y el abrazo que le dí, anticipandole al Finisher que tenia a 5 kilómetros ya…. Fué dejarlo, y derrumbarme a llorar… Otra vez, si otra vez… Asi no había forma de coger ritmo… Pero esta vez lloraba, por haber aprendido tanta generosidad de mi madre; por lo mucho que me aporta de manera constante todo esto: conocer alguien así, con el que has compartido algo tan intenso, en momentos puntuales de este fin de semana, ese agradecimiento, esa generosidad,… no sé.. Es lo más bonito de todo esto, lejos de marcas, de objetivos, aqui se habla de generosidad y compañerismo, compromiso de las que están llenas esas siglas que se llaman Ironman, y que van mucho más lejos que un simple logotipo en una gorra o en una camiseta. Una autentica filosofía de vida, algo que  forma el ser de forma muy distinto, al menos al que yo tenia concebido antes… Debatiamos ayer, si se ha de estar muy cuerdo o no, para familiarmente hablando preparar una prueba así, y en efecto, como os aburrí ayer, yo puedo responder con rotuntidad que SI, pero porque la prueba va mucho más alla que unas distancias, que unos entrenamientos. Es la esencia de la misma en si, envolverte en ella, y crearla parte de tu proyecto de vida e INTEGRARLA en el mismo… No es que haya de girar todo en torno a ella, es que tu vida ha de ser enfocada bajo estos principios que dan la perseverancia, el trabajo, el esfuerzo, y el compañerismo… Esas son para mi, las auténticas recetas, no las cabras, los cambios electrónicos ni los “rotor” en los platos de la bici, que también están muy bien pero que sino vienen acompañados de todo eso, se quedan vacios, sin contenido de ningún tipo.

 Nos dejaremos de rollos, porque por otra parte, la carrera seguía, y comenzaba lo mejor, era difícil transmitir entonces sensaciónes, pero me iba acordando, constantemente de los amigos pendientes on-line de la carrera, de los pasos por cada kilómetro. Era la alfombra de chip, mi conexión directa con los muchos que sabia que estaban siguiendo al otro lado, el método que me mantenía en comunicación con ellos, sabedor de que cuando contabilizara el tiempo, iban a llegar las reacciones y los pensamientos de que lo estaba pasando regular. Eso me incomodaba, porque NO era cierto, y el problema es que eso no lo pueden transmitir estas alfombras: iba cómodo, muy comodo, (alguno dirá que poco menos que andando a ritmos de 5:40 -se iban a algo más por las paradas, y por los despistes que me hacia coger mi Atleti, que me hizo pasar a dos o tres bares), pero iba con mucho autocontrol, sabedor de que ese era el ritmo, por mucho que yo tuviera memorizado otro muy distinto. Y si me habréis de preguntar que, ¿de que parte estoy más orgullosa de toda la carrera? Diré que de esta, de haber sabido leer la carrera, y saber que el ritmo a mantener era este. Como objetivo siempre, no andar ni un paso. Ese era el pacto. A mucho contribuyo el llevar a Pedro, y me vino muy bien para la autoestima, que él, infinitamente mejor corredor, iba muy conformista con un ritmo, que a él si le debía desespererar, y ese tema solo de cabeza, a mí me vino de perlas: me despejó totalmente y empeza a vislumbrar, que no sin cierto sufrimiento, la carrera tenia un fin… Abandoné todos los pensamientos tremendistas y empezé a disfrutar de la carrera, y ahí comenzó mi verdadero disfrute.

Pues de esta guisa, y con la cabeza en mi Atleti, ¡ que esa era otra! y que en el fondo me vino cojonudo para distraer la mente, y como el paso por kilometro empezaba a no importar, no me cortaba un pelo (Pedro es testigo) de entrar en bares a preguntar a los camarero como iba el futbol, y en todos tenían puesto al Arsenal, (para mi desgracia), pero la fortuna de nuevamente sonrié para entar en uno de ellos, y ver marcar a Godin el 1-1, Buah ! que subidon ni el mejor de los geles!!! Corriendo salgo de aquel bar, cual forofo ExtremeFun, al fin y al cabo es lo que soy, y sabedor que la vuelta que me queda hasta Playa Honda, en la que no hay un solo manifiesto de vida, me van a impedir saber el resultado hasta la vuelta donde el partido estaría terminado.. Pero hete aquí que me encuentro a dos paseantes, a los que como autentico favor, les arrebato el movil previo permiso, para actualizar el resultado: 1-1 a falta de 5 minutos: Este Atleti… no me liará la de siempre!!!! No había ya solución, había que esperar hasta llegar de nuevo a la civilización y ver el resultado: subidon somos campeones… !!! ya todo iba a resultar mucho más fácil, ya solo quedaba disfrutar los últimos 10 kilometros, que los realice más rápido que el resto, y con sensaciones de menos a más (quien me lo hubiera dicho en el 2!!!), adelantando a mucha gente en eso último 10k., auténticos personajes de 2 metros que caían como torres.

Como muestra, siempre mejor, con esto os meto un poco en carrera, y así os transmito un poco lo que allí se vivía. Espero que no le moleste a Pedro, que es el interlocutor del mismo, y que gentilmente me ha hecho llegar esta perla:

 Embocando esa finish line, y en esa Avda Playas, repleta de gente, al fondo, en las Montañas de Femes,  a pesar del bullicio existente, se hizo el silencio, oyendo de fondo a Pedro radiar y grabar mi entrada, de repente las nubes se aliaban en perfecta sintonía con el arco de meta queriendo ser partícipes de algo … El resto ya lo sabeis…porque me hartaré en días sucesivos de poneos fotos, si es que los personajes de Finisherpix, deciden dármelas algún día: Entré en meta bandera del Atleti of course y de España en alto (y hubiera llevado la de 42×18 sino es por la logística de los encargos, leche): Elena, mis hijos, mi padre metidos bajo el arco de meta, y fundiéndome en el abrazo más emotivo que haya tenido jamás…. El Ironman más feliz de mi vida, en el que a pesar de lo relatada más he disfrutado, y más me he sentido realizado… Lanzarote es nuevamente la magia lo fue en su día cuando te conoci, y hoy lo ha vuelto a hacer, Elena, terminándome de ganar tu isla para siempre.

0702_024122

Este Ironman, cerraba muchas cuitas, incluso, creo que un periodo de mi vida. Ha sido un año duro, pero a pesar de haber sido todo precioso, en él se han juntado muchos cambios, y quería ponerle el clip final, para archivar, pasar página, y empezar con otro, que seguramente tendrá su historia detrás como Maribel se encargaba de recordarme el otro día, y es que cuando todo esto te aporta tanto, no te cansas de recibir tantos inputs en forma de brutales sensaciones. en cada uno de los que aún están por venir, por eso sé que no me equivoco al haberme “enganchado” de algo así, no puede ser sino, que algo que carece en principio de sentido pueda aportar tantísimas cosas.

Cataplún: Con tanto ajetreo, holpe con la mesilla, y me despierto del sueño. Son las 11 de la mañana, y hay que abrir @Walktopro, para seguir construyendo más sueños.

Agradecimientos:

Gracias Tomasa, sabia que no me ibas a dejar solo, espero que no dejes de venir a verme nunca, sobre todo cuando me vea en estas tesituras. Sé positivamente, que estabas en aquella nube, te reflejabas de hecho en mi cara cada vez que miraba al cielo, y  no quisiste perder la entrada de tu hijo, ni aquel bullicio que tanto te gustaba, por nada del mundo. Seguro que te hartaste de repetirle a San Pedro, lo bien que corría tu hijo, y seguro que hasta les dijiste que un Ironman tenia 370k de bici,  y que yo ya había hecho 40 ediciones, y que había ganado dos-como no eras exagerada!- todo por engrandecerme verdad??? Aquí te hubiera gritado, ahora no me queda más remedio que perdonártelo. Te llevo siempre conmigo Mamá.

Ocaso

A TI por permitirme hacer en todo momento lo que hago, lo que disfruto, y lo que es mejor, disfrutarlo tú conmigo. El ironman que tu te pegaste no tiene nombre: pero no no hablo solo, de pasar la misma noche de “desvelo” que yo, ayudándome y supervisando cada paso que hago (que ya sabes lo mismo que yo de esto), preparando la comida, ayudándome con las bolsas, viendo las carreteras que había que coger, para verme muchas veces en la bici, cargando con 3 criaturas, una madre y un suegro… y hacerte 2 kilómetros corriendo para darme un trago de TotalRecovery fresquito… No, no solo hablo de esto, también hablo de horas y horas y horas, de sonrisa constante, de “permitir” licencias un fin de semana trás otro, de coberturas en Walktopro, para que pueda hacer lo que más me gusta, y por tu apoyo constante, en hacer a alguien tan feliz como me hiciste este día y como me has hecho desde que te conoci. Doy gracias al cielo todos los días de haber conocido alguien así, pero sobre todo de que decidas seguir conmigo aún y compartir cada minuto de tu vida conmigo. Te quiero feúcha.

 

IMG_7527

A mi hermano por su silencio, nadie te entenderá nunca el mismo pero yo SI, lo hago mejor que nadie… y lo comparto, porque sé que en tus silencios escondes tantas cosas… “te quiero un webo…” quien iba a pensar esa frase en ti hace unos años…

A mi padre, por su saber estar, y por su ayuda y preocupación. Verte caras así de felices, me hacen sentir, que no se esta equivocado cuando realizas cosas, tan inexplicables hace unos años para ti.

A mis hijos, porque empiezan a ser sabedores, de que los valores que se transmiten a traves de una prueba así, han de perdurar impasibles y trasladables a todas las cosas de su quehacer cotidiano donde tanto les queda por vivir. Estoy muy orgulloso de lo bien que aguantasteis tantas horas de carrera…

Por supuesto a Pedro.  esperando que aunque no seas mucho de esto, cada vez que leas alguno de estos párrafos, veas alguna de las fotos, sea un recuerdo de los bonitos días que allí pasamos

DSC_0129

A mis amigos, los de verdad, los del grupo de Whatsapp creado a tal efecto, al CTLR en pleno, a los que os acordasteis y enviasteis SMS la noche anterior…  por Facebook… no os haceís ni idea de lo mucho que aportais, y lo mucho que llenáis los momentos de vacío , cuando sobrevienen las ganas de dejarlo todo, y a mi me vienen eh! aunque parezca que no, más veces de las que pensais. Pero es increible, saber que seguis ahí. Gracias por hacerme sentir un tío grande, cada vez que estoy entre vosotros.

Mención especial para el Club La Santa, por bien organizado de todo y mención especial para el propio Kenneth Gasque… la fama no se cría muy al contrario hay que ganarla, y hay que saber muchas porqué un tío “manda” tanto como muchos le critican, despidiendo a todos y cada uno de los que salían del agua a coger la bici, y dando uno por uno, la entrada hasta las 12 horas, a cuantos entraron en meta!!

 

20140516-191207.jpg

 

 

ironman