LA Séptima era Madrid

Ya está hecho. No debería escribir sobre ello pues no aporta nada a lo que ya he realizado, como digo siempre, y en el blog hablo siempre de sensaciones nuevas… pero era mi “PRIMER MADRID”, y eso aunque no sea novedoso, conviene que tenga cobijo en estas memorias mías en forma de post que a estas alturas le da a uno por escribir, y en las que encuentro cada vez más sentido, todo sea dicho de paso.

 

IMG_2753

LO pienso y  digo siempre que termino alguno:  Un IronMan no, porque eso sí es para gente enferma :)) pero una Maratón si es una experiencia q recomiendo a todo aquel que pueda proponerse el reto al menos una vez en la vida. Yo el pasado finde semana corría mi 7ª MaratónA (ya, ya sé que mal escrita, pero a mi por el respeto que me produce la distancia, equiparable al de cualquier mujer, me gusta feminidad la misma, y por eso, como he dicho en alguna ocasión, me gusta llamarla “La Maratón”; quizás también, porque aquella ya lejana de Roma, me harté de leerla en todos sitios como la Maratona di Roma.

El caso es que llegaba con menos entreno que nunca (casi 8 meses renqueante de lesión), apenas 500 kilómetros (que lejos de aquellas tiradas mías de confianza, cuasi obsesivas de mis primeros Maratones preparados en específico), y que me llevaban a cumplimentar 1200-1400 kms- pero con las mismas ilusiones que el primero que corrí. No me gusta presumir de falta de entreno muy al contrario creo que mi principal virtud es el tesón q pongo en estos, pero este año en carrera, pero en lo que a carrera se refiere, acabamos de salir de una lesión desesperante creemos que en el sacroiliaco que nos tuvo impeditados hasta bien desde Mayo que hicimos aquel épico Lanzarote  y hasta bien entrado Diciembre … Cambiado todo; técnica de carrera, zapatillas, buscando con el Stryd cadencias que me permitieran apoyar menos, y buscar más equilibrio, sesiones de Biofeedback, trabajo específico de fuerza para aflorar partes ocultas de mi musculatura … en fin

Pero aún así el afán de mejorar siempre estaba ahí, y mi idea era machacar los 42k a ritmo medio de 5:15 con el timing que como siempre Javi (@jsolalo) me había mimosamente diseñado. No llevábamos plan específico tan solo el de calcar el Timing, sin más pretensión q saliera pero yo interiormente llevaba la esperanza de estar en torno a 3:45.

Hasta en una ocasión así, y jugando en casa,  el Team funciona a la perfección. Nos levantamos bien pronto, para  dejar a Susan la entrañable amiga americana de Elena, que de buena gana se hubiera quedado y partimos hacia la calle Ibiza donde buscamos sitios, para luego no tener que andar mucho; Elena tenia todo estudiado (como siempre) y pude disfrutar de ellos hasta en cuatro sitios distintos. Me gusta ver siempre sus caras entre mezcla de satisfacción, aburrimiento y asombro…

Ya en el mismo Parque de Retiro nos separamos, para ir buscando los cajones, y olvido embadurnarme en vaselina, en mi ritual de ungüento típico, por lo que me tocará buscar a Elena nada más salir y realizarlo en público…

Afloran las primeras lágrimas (si soy así de jilipuertas y me emocionan estos momentos algo tan simple como ver bajar un tío en Paracaidas, ya ves tu… pero creo que la explicación a esto es otra: la Maratón es fiesta, es como poder dar gracias de seguir teniendo vida para seguir corriendo…

Pistoletazo y toda la subida hacía Plaza Castilla la hice cumpliendo el plan, 5:15, 5:30 u con la idea principal de que Madrid era una Maraton donde había que llegar entero al 30. Localizo a Elena con las tres joyas, justo en Colón, y hago una mini-parada, en mi cita con la vaselina. Todo en orden.

Aunque el recorrido me era muy conocido lo había hecho en varios años bien la primera o la segunda parte ayudando y yendo a ver a compañeros y amigos, me sorprendió el ambientazo que reinaba en buena parte del recorrido. La bajada cómoda por Bravo Murillo, la casa de mis primas, de mi tío… Madrid es todo  recuerdos, de un tipo y de otro… La siempre emotiva despedida en el 14 de los de la Media y la mirada de aquella joven que chocándote las manos decía: – ¡ mucha fuerza a los de la maratón!

Cuando digo que la  Maratón es como la vida misma es por cosas así: con una simple mirada te haces amigo de alguien que no conoces, y de la forma más tonta a veces, “cuando mejor vas y mas sincera la crees” se deja ir y duele porque es algo en lo que, como la propia carrera, has puesto esfuerzos, esperanzas, tiempo de manera desinteresada… y sobre todo ilusiones  Lo vi a lo lejos y me tuve que frotar los ojos: estaba allí apostado en San Bernardo, enfrente de Registro de Ultimas Voluntades, quizás hasta era una señal: pero cuando algo  no sale no sale y aunque no me considero recoroso e iba en plenitud de facultades físicas y sobre todo mentales no me salió ese abrazo a un amigo, y quizás lejos de los seis minutos que finalmente se me fue la Maratón es lo único que me pueda reprochar a mí mismo en esa excelente mañana de Domingo.

Si en cambio lo hice, con otro, con el que igual de dolido SI me salió ese abrazo sincero… bastantes kilómetros después… no lo sé Espero algún día encontrar explicación a tanto en mi cabeza. No me creía ser capaz de albergar rencor, pero si debo serlo en parte, o quizás fuera -y lo digo más por calmar mi conciencia- por la mala leche que se me iba poniendo a medida que pasaba tanto kilómetro … Sea como fuere, continuamos por el excelente paso por GranVia, Callao y Sol, Mayor, a buen ritmo y con gran afluencia de gente, por la zona sin duda más bonita de la carrera.

Sabia, -porque así se lo había pedido- que Elena estaría en la Casa de Campo. (dime un sitio donde te gustaría SI o SI que estuviera -me dijo), y justo nada más pasar el “Angliru” que han puesto en la zona de Lago, nada mas verlos, es donde empezó mi debacle. Tuve un amago de recuperación en el espectacular ambiente que la gente de TriMad tenía montado en la puerta de su tienda, con un “espectacular” Rosendo pero apenas fue un espejismo en diez minutos seguía estando muerto. Ni la última despedida que le estaba dando al estadio de mis amores, el Calderón me hacia vivo…

Había que tirar del poco oficio que uno empieza a acumular y despejar la mente en toda la subida Atocha fijándote siempre en el que pasabas para poder seguir vivo. Llegados al principio de Castellana, mucho más ambiente, la gente más cercana pero el ritmo seguía mas invariable que un seiscientos de época rodando por la A6: costaba un monton meter kilómetros por debajo de 5:50 prácticamente imposible

Y mira que llevábamos previsto el bajón en el planning, que hasta el trainer (que ya me empieza a conocer demasiado bien) me había puesto de poder realizarlo incluso a 5:45/km, pero no era capaz de meter pasado ese Calderon, ningún Kilómetro por debajo de 5:55-6:10.

pllaning

 

Y así hasta que en el Km 37 mi querida Tomasa que ni en estos momentos acostumbra a  dejarme solo (y las veces que lo hace acostumbra a enviarme un angel), decidió enviarme otro en forma  de hermano “chiquitillo”, que yendo más atufado todavía que yo, iba con mucho más ritmo. A el le vino bien porque se sintió fuerte tirando de mi , y a mí de “diamantes” que diría el bueno de Pedro en una situación similar,  porque me hizo subir el ritmo considerablemente y acabar los últimos cuatro kilómetros a ritmo de 5:30… ¡ Increíble lo que es la cabeza ! (Bien es cierto que eran los mas favorables ya… )

Entramos juntos en meta, casi jugándonos el sprint :))) y como a los dos … ¡ nos parieron así de efusivos ! …  solo con la mirada y una foto nos quisimos decir todo …

Me hizo mucha ilusión volver a rememorar que fue con él, con el que comencé todo.

 

compo3

Sorpresivamente fué el primer maratón que no he acabado como el anuncio típico y bien sorprendido estoy de ello: cero agujetas, hubiera podido trotar al día siguiente, cuando no he podido bajar ni dos escalones sin apoyar en mis anteriores: Javi dice que es la nueva musculatura que funciona, yo no sé si será la cadencia que hace menos impacto, la sesion de sauna y agua fría casi al terminar en el Gym o que el caso es que a 24 horas estaba como una rosa, con dolor muscular casi cero, y  eso no o he podido decir en ninguno de los séis anteriores.

 

instagram

Anuncios

Un entrenador de Verdad

IMG_0266

“Entrenadores son los que entrenan a sus deportistas” (cit. Anónimo)

Los hay, los que yo llamo “de barra de bar”: aquellos que lejos de querer prosperar, dicen continuamente al Triatleta lo “maquina”, o “crack” que es, y lo bien que funcionan sus resultados; los hay que indecorosamente (su título en mano eso SI), se llevan mensualmente su ración a cambio del “enorme trabajo” de mandar arcaicas tablas en Excel que una vez impresas poner con un imán en la nevera, sin más feedback que el de saberse memoria las quejas del personal, porque son las mismas de un año para otro (haciendo del Control+V, el servicio más excelso que realizan a la sociedad porque además, logran saciar las conciencias de quienes la reciben, y así poder justificar al Mundo que tienen SU entrenador… Dios me libre, yo de criticar donde emplea cada uno su tiempo su dinero, y donde encauza sus necesidades: las ganas de autoengañarse del ser humano, son de los mas variopintos -incluidas las mias- , y libre es cada uno de coger la opción que mas le llene. A algunos le parecerá que es mas importante que su pareja esté contenta con el entrenador que tiene, y al contrario le parecerá criticable, que yo sepa lo que es la batería FRC, y los ciclos “de carga” que tiene en mi caso, porque ni lo voy a necesitar nunca, y los watios son solo para los “pro”… Libertad absoluta en maneras de “autoengaño” unas y otras, pero en las que yo por “suerte o fortuna” me creo haber pasado por varios, y hablo de la que creo me va mejor a mi.

Podríamos entrar a debatir, pero no será el caso, de las “titulitis”, los profesionales, los que no, los que se esfuerzan por aprender, los que consideran que los saben todo y que ya no hay nada que deban aprender… casi tantos entrenadores como personas. Yo desde luego tengo claro, que en la vida, elegiría siempre, -y lo llevo a mi terreno de la Abogacia – al involucrado, al estudioso incansable que considera que se puede seguir formando, aprendiendo, un estudiante con la carrera sin terminar pero continuamente formado y sin parar de aprender, que el recién titulado, que no sabe ni donde ha de sentarse en el estrado ante el Juez, y no se va a molestar ni en conocer nuevas bases de datos de legislación, nuevos procedimientos… porque eso SI el ya tiene SU TÍTULO … que si me apuras llegará a usar como arma arrojadiza contra los que carecen de él, para contratar a seis chavales y poder usar el mismo amparándose en lo mucho que sabe por su titulación. No digamos ya si lo tiene desde hace tiempo, y encima puede meter la coletilla de Titulado ¡¡¡ desde hace más de treinta años!!!! cuando a mi juicio, mas que un haber debería ser un handicap, no haber vuelto a tocar un libro, ni dado un avance desde la carrera…

Decía que de entre todos estos sub-grupos, que proliferan al abrigo de lo popular que estamos volviendo el deporte como modus vivendi, está el genero de los que personalizo en @jsolalo (pero me dá que hay alguno que otro más), que reúnen sin ambages, y son excelentes Licenciados, a la vez que estudiosos de lo más novedoso en el mundo del entrenamiento, porque se quiere SEGUIR FORMANDO. Lo contrario sería mediocridad y estos no la conocen. Desempeñan además, correctamente su labor, la viven desinteresadamente, y tan claro tienen su cometido que no cogen de forma personal más de lo que pueden abarcar. En esta dinámica es en la que últimamente he tenido la fortuna de encuadrarme, y quería compartir hoy unas líneas sobre el personaje que vamos a hablar, Don Javier Sola, como entrenador @jsolalo, seguidle en Twitter si queréis aprender de verdad.

Aclaración: Lo más malpensados que los habrá, ahora ya no manejo Facebook pero nunca sabes a que manos desaprensivas puede ir a parar algo tan personal, decía que  seguramente pensarán que hemos acordado algo así, para promocionar, mínimamente  en RRSS al sujeto en cuestión: nada más lejos, ni él sabe que llevo este articulo en ciernes un tiempo, (de hecho me costará a buen seguro una buena reprimenda, porque se creerá no merecedor de reconocimiento alguno) y lo que es mejor no lo necesita, pués me consta que no puede ni quiere de forma personal llevas más entrenamientos que los que puede abarcar. Pero dejo la maledicencia de cada uno en opinar lo que más oportuno crea, estamos en Internet, ¡oiga!

Aún no sé como resultará este año en cuanto a objetivos y resultados. Vaya tela, el que me oiga a mi decir algo así: no dejo de ser un tío del montón tirando para abajo, cuyo éxito es seguir haciendo ESTO año a año, pero creo firmemente en los objetivos, como forma de  continuar creciendo, progresando, y mantener vivo el entrenamiento semanal que tanto aporta en mi vida diaria, y hace centrar a un recién auto-diagnosticado TDAH como yo (aunque esto si que daría para llenar otro post).  Sin ellos por pequeños avances que fueran seria un planteamiento mediocre, aunque luego habrá que conformarse con lo que viniera, pues como digo siempre el mérito será en mi caso seguir haciendo deporte, pero desde el inicio este no puede ser el planteamiento, porque son ya muchas las veces que se ha entrado en meta, para conformarse con aquello de lo importante es entrar, NO el tiempo.  Haciendo un paralelismo con los entrenadores vistos anteriormente, tal y como criticaríamos los entrenadores que consiguen su titulo y se echan a dormir, es misma mediocridad la de Triatletas que van a su segunda o quinta prueba, con el solo éxito de acabar, cuando ya han tenido esta sensación unas cuantas veces, creo que al menos a priori lo que toca es “exigirse” al menos un mínimo para continuar creciendo y dar sentido a las horas de entrenamiento; al menos a priori es un planteamiento respetable, pero a mi juicio sin un pelín de ambición personal es difícil buscar sentido a tanto entreno.  Luego suficientemente es de larga una temporada, las vicisitudes de una casa y un trabajo o la propia prueba para tener que conformarse con el “finisher”, pero creo que salir siempre a por ello no saca a relucir el verdadero premio el día de la prueba y que no son todos esos dias de entrenos.

 Como algun buen amigo diría, es como “ir a la escuela de la bici”: desde volver a enseñarte a correr, a meter watios en un jodido aparato que no hace sino fluctuar de manera cuasi epiléptica ¡ como para mantenerlo a los datos que él dice! Por lo que creo igualmente, que el compromiso no por mí parte, sino por la suya, es tan equitativo, llegando a ponerse a la misma altura de las muchas horas que invierte el deportista, había de de ser premiado de alguna forma, abrumado como estoy ya, en este casi ocho meses que llevamos juntos, de sus continuas muestras de amistad personal y profesionalismo.

Porque solo con él he aprendido la disciplina (bien es verdad que la traía ya enfermizamente impuesta, ahora entiendo que para sobrevivir a muchas cosas), que una cosa es salir, y otra cosa es salir a hacer el trabajo bien. Con Javi, no, aquí no vale salir un Martes en pleno invierno a hacer 2 horas de bici, no; ni siquiera que se ponga “en verde” el TP de turno es suficiente (#everydaygreen)..  aqui hay que salir a hacer algo, en busca de un trabajo específico para avanzar en algo… para buscar adaptaciones, para mejorar la carrera …

Me repite continuamente, cada vez que le saco los colores (me tienes en demasiada estima, Rafa -me dice siempre-), que su mayor satisfacción la constituye su trabajo, pero a mi lo que me sorprende aún más, en un mundo de “egos” tan gigante como el que estamos desarrollando, es que se interese igual por una gran profesional, mucho más justificada de su tiempo como Maria Pujol, que por un aspirante a globero como yo, enviándome videos y gráficas a las tantas de la madrugada, para animarme lo bien o mal que va el cambio de técnica de carrera, para correr sin dolor…  ahí es donde radica su grandeza. Diseccionar con paciencia el recorrido de una prueba larga, para decirte donde se ha apretar o aflojar; llamarte a los diez minutos de terminada una prueba, para escuchar de tu voz o por simple Whatsapp, como ha ido todo, e interesarse de manera real y sincera por las sensaciones que has tenido… para ver donde se puede mejorar…  es un entrenamiento de otra galaxia.

 

Llegado el punto en que además, nos hace disfrutar por partido doble de lo que el deporte supone, máxime si como yo eres exponencial de “freak” y te gustan todo el tema de las medias, los datos cruzados, el CTL para valorar tu estado de forma y otra serie de cosas en las que tan eminencia es en todo ese campo, haciéndote sentir como si el verdadero profesional de esto lo fueras tu: ¡ que paradoja!

 

Pues todo esto y mucho más, sin haber aún casi empezado le debo a D. Javier Sola (@jsolalo), este es su método, y lo que le diferencia y separa de los demás. Ni mejor ni peor, simplemente distinto. Consideraba que humildemente, debía dar RECONOCIMIENTO, en este minúsculo y autobiográfico blog, que lejos de buscar publicidad, me sirve como todos sabéis recordarme en un tiempo, que me tropecé con gente tan profesional, que tuve la inmensa fortuna de aprender con ellos, y de convertirme en un Triatleta mejor de lo que era.

 

Lanzarote, algo más que un Ironman

… o de como a veces las cosas, basta con cerrar los ojos y desearlas muy muy fuertemente para que se produzcan.

Nota Aclaratoria Inicial para los de “escribes mucho”, “se me hace muy largo”: a pasar página o leer el Marca 🙂 con cariño eh:
Al igual que el añ0 anterior escribi desde el barco que nos traia a la Isla en estas mismas fechas el post del fallido Larga Distancia de Vitoria ESTE AÑO REPITO fecha, para escribir básicamente lo mismo pero con otras sensaciones, pero en el escensario de esta terraza en forma de regalo del cielo que Dios nos dá cada verano. Ha pasado tiempo, SI, mucho desde entonces, pero para mantener vivos recuerdos tan intensos, hilvano las muchas notas de recuerdos y emociones que por guardaba almacenadas, siempre en ánimo de tener impresiones de primera mano, con las que rememorar sentimientos tan reales;  fue el consejo de un viejo sabio, que de esto sabe un rato, y que a la postre fue el origen de este blog en su fase deportiva: escribe siempre al poco tiempo lo que “vivas” te servirá para tenerlo fresco en un futuro… y volverlo a rememorar esos momentos como si te estuvieras trasladando allí de nuevo. 
Pues así, largo el post si, muy largo como todos los míos, no olvides que escribo más que para ti PARA MI, con el objeto de tener todos los detalles en unos años, (lo digo siempre lo sé pero no puedo evitarlo) y seguro que está ha sido una de las experiencias más intensas y bonitas que jamás he vivido nunca

 

     Había sido un invierno complicado. De toma de decisiones futuras, que afectaban, bastante mi plano laboral, cierre de Walktopro y de futuro de vida a medio plazo. Dos episodios estomacales de las malas pasadas que hace la cabeza, el mal llamado stress,  y alguna decepción con esos que se mal llaman amigos y tratada por mi terapeuta particular… y a un mes de la prueba, un deshecho de más de mi cuerpo salía fuera a decirme que lo mismo no era tan fácil dar unos cuantos miles de zancadas en una Maraton, por muy bien que fuera andando en bici, y muy bonita la Cervèlo que me trajeran los Reyes Magos… e inflamaban la sacroiliaca a limites que aún, a día de hoy, tres meses después, me tiene renqueante, después de no haber dejado fisio, osteopata, neurocirujano o quiropráctico en Madrid sin visitar (paso por quirófano incluido).

Se daban así todos los ingredientes, para hacer que MI Ironman, culminaba “algo” que no podía permitirme el lujo de tratar como algo más, si  a eso le unes, que había preparado a un grupo fundamentalmente de buenos amigos, que en tan alta consideración me tienen, a los que machaqué durante semanas para que vinieran conmigo en mi animo de abrir nuevas vías en @walktopro, y que venían “em-bebidos” (nunca mejor dicho) de mi mano, totalmente confiados en lo que yo hiciera … la responsabilidad era mayúscula. El grupo lo preparé en exclusiva, con la dirección técnica de Maribel Blanco y SporElse que consiguió meter a DIEZ finisher en linea de meta cada uno con sus objetivos.
Era pues este un Iroman que cerraba, o pretendía al menos hacerlo muchas cuitas. Tomada ya decisión sobre el cierre de la tienda, quizás empezaban a ser demasiadas cosas “las abandonadas”, no me podría permitir el lujo de fallar. Ahora alguno entenderá el porqué el empecinamiento, la razón por acabar con algo con tanta cabezonería…

La propia Maribel, más que entrenadora ya amiga, conocedora de todo lo que llevaba,  mas que consejo, recomendación me insistía los días antes en que buscará mis cinco minutos, a solas, para mí, para reflexionar, para volverme a encontrar… Y me ví apenas veinte minutos antes de la Salida de la prueba, aún noche cerrada, para convertirme en un mar de lagrimas  de tensión que me acompañaron hasta la T1, y así empezaba todo…

Pero el Ironman en realidad comenzaba, como comienzan todos: por el excitante y duro camino. Por los SIETE meses anteriores de entrenos y compañia, que es en realidad lo que los hicieron grande. Ese fue nuestro verdadero tesoro como grupo, y solo pasado el tiempo lo descubriremos de verdad. Porque en esta ocasión lo de menos fué la prueba, sin duda. Aparecer con un grupo allí, de gente a la que te unían ciertos lazos de amistad que genera el propio deporte, y venir hermanado con muchos de ellos, y con ganas de seguir compartiendo momentos con ellos, es algo que probablemente valga más que cualquier otra cosa… y es lo que fundamentalmente me gustaría dejar reseñado.
Todo ello además era extrapolable a mi repentina lesión, porque en realidad aún a dia de hoy, habiendo ya pasado el tiempo, sigo pensando que lo que allí paso aquellos dias, fué lo más parecido a un milagro. El sacro, o lo que fuere, se fué pinzando, mas, mas y más, y ya no es que no me permitiera correr nada en todo el mes de Mayo, es que empezaba a dolerme “en parado”, y ya la excusa de los SAP* y esos dolores que describo siempre antes de una prueba ya no valia.

*SAP: Síndrome de acojonamiento previo. empecé a usarlo en mis primeros Maratones, como los primeros nervios que hacen que acudan dolores donde sabemos positivamente que NO los hay.

 

automotiv

Post automotivacionales con los que intentaba dar ánimo a algo que pensaba iba a ser imposible.. Hay que ver lo poderosa que puede llegar a ser la mente..

     En aquellos días previos, por Facebook intentaba AUTOANIMARME (en realidad lo hago siempre para cualquier cosa, me sirven mucho de esos las Redes sociales la verdad) diciéndome que hacer una buena bici me daria muchas endorfinas, para quitarme pseudo cojera de Lord Inglés, que si el magma de aquella tierra…  ¿Eh, Amaya? Pero hasta mis propios compañeros hacian silencios a mi cojera, cuando me metia en el coche… Percibia sus silencios… Incluso “alguno” que me grabo un pedazo video hace dos años,  estaba jodido por lo completamente convencido que no podría terminar… Malos augurios, no pintaba bien la cosa… Era la verdad. Los condimentos eran los mejores, el ambiente reinante con el grupo era sensacional, lo pasabamos bien allá donde fueramos: reconociendo circuitos, en La Santa, en la cena antes del Ironman… el grupo de Whats que estaba que ardía….  pero cada vez la sensaciones eran peores.

De esta guisa los dias anteriores, la mañana del día D, amanecía sin presión, consciente de que no iba a poder ni un paso en la carrera a pie, ni casi nervios que los de ver a mis compis, sobre todo a los que debutaban, que cara tendrían, lo conseguirían… apenas esos eran mis temores. Si me levantaba pesaroso, mucho más de lo que por si me levanto en cualquier de una prueba de este tipo y con lagrimas en los ojos, por lo que esperaba en la cama: Voltaren esperando en la jeringuilla. Le decía a Elena, que qué alucinógeno habíamos cenado la noche anterior, que no sé como era tan iluso de albergar esperanza alguna de poder correr más alla de una hora… que era lo máximo que había podido correr el último mes en tres ocasiones hasta que vencía al dolor… Pero claro, aquí iban a ser cuanto menos CUATRO veces eso….Ella siempre positiva: ahora cuando pases por las Montañas del Fuego, recargas…. y era así porque la táctica en mi cabeza era clara: iba a intentar “salirme en la bici” (bajé una hora y veinte minutos a mi anterior), donde la lesión no molestaba nada, para ver si generando mucha endorfina, podia llegar a la T2 al menos para poder hacer media maratón, o una primera vuelta… Pero no se si sería esto, o quizás pudieran más, las ganas de poder ver disfrutar por aquella Avenida a todos mis amigos, poder abrazarme a ellos, y poderles decir lo orgulloso que estaba de ellos.. fueron los que hicieron el resto, porque de verás que no existe otra explicación, lógica o médica al menos.

 

FullSizeRender

Atisbaba entonces, cuando veía a cada uno de mis compañeros contagiando alegría, y corroboro ahora pasados tres meses, el poder que tiene la cabeza, sobre cualquier parte del cuerpo humano, y lo importante que es tener una meta, y tener claro a donde quieres ir, para terminar consiguiendo lo que te propones, si lo haces en la mejor de las compañías y lo deseas con toda tu alma. Por eso, no lo catalogaré de milagro pero si al me servirá como le dije a Elena para muchas cosas, en el deporte y en la vida: si ves que un dia lo paso mal o en cualquier prueba recuérdame siempre esto para cualquier otra faceta de la vida, porque tenemos mucho ganado ya-le dije-. Lecciones de vida sin duda, como la que meses antes nos dio otro grande, @jrugarte que aprovechando la fuerza interior que aporta un grupo, logra recuperarse de una fractura de clavícula un 18 de Febrero, y no solo lograr terminar con nota el propio Ironman, sino que en dos meses, estaba haciendo el Media Distancia de Arenales…otra historia, que él como no es mucho de blogs, tan buena gente que carece de Ego, y que la gente se perderá pero que es otra de esas historias, que merecería ser contada.

     Iñigo, embadurnado como pocos de esta filosofía de vida tan particular, siempre dice y coincido plenamente con él, que el momento previo al nado, de la T1 que es el momento de recogimiento que más le gusta, se corta el ambiente, el silencio, las miradas, las risas nerviosas….Aun así esta vez hubo uno que lo quee más, sin duda a la hora que sonó el despertador. 4:00. Como ya he dicho antes, pinchamos los calmantes acordados y subimos a desayunar. Allí estaban Iñigo y Alberto, (que envidia me daban, esos si que iban a disfrutar hoy) y hacia la Transición. En la tensa espera, densa la calma, casí tanto como cerrada la noche, se palpaban los nervios típicos… Parece que vas tiempo de sobra, y falta tiempo para todo… lo de siempre: rellenar botes, comprobar presiones, distribución de bolsas…. Repetir gestos, una y otra vez… Y hacia la playa con el Neopreno. Busqué, ahi mi momento de soledad, mirando al cielo, como intentando buscar explicaciones de si lo que estaba haciendo era lo correcto… Y allí oculto entre la carpa donde todo el mundo cambiaba neopreno, este hombretón se derrumbo a llorar, decidiendo dejar lastre de todo lo acumulado que llevaba… Y lo peor es que ya no pudo dejarlo hasta bien entrado en la fila de los que iban a nadar, impregnando a todos los participantes de esa tensión, que entristece y por momentos da fuerza para estos momentos.

   Y el caso, es que tales augurios se transformaron totalmente en carrera. Porque en los 3 sectores, incluso en el de carrera, cuando me ví corriendo, fuí eufórico. En la natación, decidí nadar paralelo a las boyas, por mi querida Playa Grande. tan querida, tan querida, que allí estaban hasta Gorka y Kiko, uno manejando la cámara y el otro la barca, como si fueramos a hacer una inmersión de las muchas que hemos hecho por la zona. Que subidón fué verles. El nado salío mucho mejor de lo que pensaba, a pesar de haber recibido palos en las dos vueltas, ya era hora, de que la natación, me diera lo que otros cantan en cada Tri. A la salida del agua, y haciendo la transición, y como Dios es muy justo, tuve cuenta de poderle demostrar al gran Joserra entre risas, donde poner un pandero entre tanto “guiri” él que unos años antes, me decia si tomaba cognac en las transiciones jajaja.
De ahí a la bici, y tres cuartas de lo mismo. Fuí encantado con ella desde el principio. En lo que empieza a ser una tonica tradiciónal, salir el penúltimo de mis compañeros del agua, me tocó “remar” en bici. Primero salude a Brenda del Reebok con la que habia cruzado algunos mensajes por Twitter, y a todos los compañeros del grupo @walktopro @Trilasrozas, y no me pareció que fuera a hacer un viento excesivo. Dí caza a Nieves y Rafa Hicar y a Amaya, en la subida a Puerto Calero. Mucho más adelante a Fonseca y a  Javi.
Fuí comodo en bici, intentando calcar el warningmap, que cual piloto de F1, y para la ocasión me habia pasado @jsolalo, estudiándolo hasta el viento del ultimo minuto, y todo fué un coser y cantar, clavando el tiempo de 6:30 que habíamos acordado.

IMG_0144

Muy buenas sensaciones, la bici un rodar de escándalo, y yo disfrutando de la Isla, como sino fuera a hacer otra cosa en el dia… que equivocado estaba!!! Iba a correr,  y vaya si lo iba a hacer!!!

Cuando cogí a Fonseca, otro subidón, el tío iba eufórico, disfrutando como él sabe, y dándome a gritos las gracias por “haberle traido” hasta aquí. En realidad pasábamos por uno de los puntos calientes, que es Tinajo, donde se monta un ambiente ensordecedor… Cogí al bueno de Javier Ramos (sin duda mi descubrimiento de este año: de una Boda nace otra, pero de un Ironman siempre me traigo un amigo para siempre, hace dos “mi” Pedrito, y este año le ha tocado a él `que suerte y que aprendizaje por delante tengo…. ), llegando a Famara, e hicimos unos cuantos kilómetros juntos, comentando la jugada… Seguía con mucho ritmo, y él como es muy inteligente decidió ir cediendo… Afronté la primera subida de Los Miradores, donde ya si aprecié mucho más viento, y sobre todo mucho más constante… Y coroné arriba, un año más, en busca de mi preciado trofeo: bocata de jamon. Esta vez lo acompañé con un Voltaren (oral esta vez) y un omeoprazol que me permitiera proteger al estógamo, para lo que se avecinaba… bajada fugaz hasta Arrieta, donde disfruté de los mejores momentos de la bici, ¡ya te tengo amortizada querida!: rodar fino, velocidad salvaje adelantando mucha mucha gente… Llegamos a las T2, con el lap previsto en un tiempo que hacia unos años me hubiera parecido inalcanzable y que el trainer, me dijo que sería mi tiempo la noche anterior, a poco que cumpliera el plan. Pero quedaba la eterna duda ¿podria correr? No era un poquito, no, era una Maratón entera a las tres de la tarde…

     Lanzarote es de los Ironman, en que tienen la amabilidad de cogerte la bici al llegar, decidí descalzarme, dejando las zapatillas en la bici, para poder ver más la realidad que se avecinaba descalzo, y si iba a poder tolerar mucho o poco tiempo el momento en que el dolor hiciera acto de aparición….
Fruto de la emoción, hice la transición de mi vida (8 minutos que para mis costumbres esta todo muy muy bien), no siendo que le fuera a pasar el tiempo a los calmantes, asi que ni corto ni perezoso, salí a afrontar la carrera, a lidiar con lo que estuviera pasando. Acordándome de los consejos de David Loras, del propio Javi, de transición lenta… Fué todo fluyendo 5:40, 5:25, hasta que decidí instalarme en un ritmo cómodo que me permitiera definirlo toda la carrera. Sabía que no iba poder permitirme el lujo de parar mucho en los Avituallamientos, y que en cuanto parara iba a estar “muerto”, sin poder movilizar nada, como de hecho asi fue… Pero debía intentarlo, era mi obligacion. En la Rotonda de Matagorda, estaban ellos y ellas: infinitos, inconmensurables, dándote la vida en cada paso…¡ que poco conscientes son ellos, pero  ojo lo importantes que son! :

13304977_901517666625989_1661439726487643982_o

 

     En cuanto ví a Elena me tiré a por ella:  – ¿donde esta Joserra? – ¿pasaron el corte las chicas? – llego, voy bien, pero necesito algo más…En realidad se lo decia con la boca pequeña… Aún el dolor no habia hecho acto de aparición, pero lo estaba pasando tan bien, que queria terminar, y quería verles la cara a todos… Y para ello quería egoístamente, anticiparme  a necesitar “algo más”.. La carrera iba a ser larga y aquello acababa de comenzar.
Fui sonriente en todos los sectores como dije, pero en el de la carrera especialmente: ¡estaba corriendo! ¡que coño! ¿que mas quería? Grité al bueno de Ivan Alvarez, a Raña, gritaba en realidad a todo el mundo, porque iba platónico estaba corriendo y a fé que no lo dejé de hacer en toda la carrera El posicionamiento de nuestros supporters en Matagorda, fué clave, era doble ración. Los metros de Maribel a mi lado (que lujazo rodar con ella al lado la Maraton de un Ironman, ver la admiración que despertaba en esta Isla…) quien me iba a decir Elena, que aquella Avenida de Las Playas con las que paseamos en aquél descapotable el día de nuestra boda iba a ser muchos años después fuente inagotable de tantos buenos sentimientos, de tan buenos recuerdos…Iba pensando en todo ello,sabía que el cruzarme con todos  cada uno de ellos me iba a  dar unas fuerzas tremendas, pero lo que no me quitaba de la cabeza, el abrazo que me iba a dar con otro grande, Joserra, y que esta vez el que le iba a quitar todas las fuerzas que él me quito en Ibiza iba a ser yo…¡ lo iba a evaporar !

joserra
En realidad se corria aún más facil que con la bici, recibiendo y dando abrazo a tanta gente… Es increible lo que, por extraño que parezca, te llegas a llenar de vitalidad. Eso que dicen del “fluir los espíritus, los karmas”… yo que soy todo terrenal…  Me iba abrazando con todos y cada uno de los acompañantes, de mis amigos, intentándoles exprimir todo lo mejor que llevaban dentro, y lo hacia además con avaricia, porque me sentía “mas necesitado” que ellos, con unas caras que daba gusto ver, a excepción de la del pobre Fonseca, otra vez a avueltas con sus disyuntivas estomacales. A grito “pelao” con Nieves empezando la carrera, y que corría más por no oirme, la cara de sufrimiento, y siempre de determinación que siempre lleva Amaya…. el bueno David Manzanares, dándome ánimos recordándome lo memorizado que tenia el circuito y el RITMO…   Y así fue transcurriendo todo, hasta que el dolor se desenmascaró, en la ultima vuelta, y empezo a despertar… pero lo habia hecho tarde, porque ahí si que sabia que le tenia la batalla ganada, y mas lo supe aún cuando tuve la fortuna de devolver (la vida siempre te da una oportunidad de redimirte o de perdonar, y hay que aprovecharlas siempre) el favor que anonimamente también hicieron conmigo en otro Ironman (lo relaté en Vitoria un año antes), intentando ayudar al bueno de Javi Mayor (Triatleta de TriatlonStore Canoe, y a la postre uno de los propietario de unos “garitos” llamados el Triciclo y el Tandem, en los que no se come pero que nada mal), y yo dándole consejos de estrujar más el plátano a uno de los mejores cocineros de España jajajaja al que en uno de sus amagos para empezar a andar, le grité que los de ese Club no andaban… que había que hacerlo como fuera, “trotecillo, trotecillo, platano muy masticado, y el primer placebo que se te ocurra” Que gratificante fué su abrazo en meta… Es de esas cosas que te terminan de confirmar que haces el deporte correcto.

     Lo demás ya es consabido, ya me pasó en mi anterior Lanzarote, cuando apenas hacia un mes que nos habías dejado, y ojala sigas apareciendo siempre en cada acto de los que me queden en la vida, para verme/te tan feliz: nuevamente se nubla la vista, se vuelven a agolpar los recuerdos, y esta vez aún faltaba bastante para anochecer, pero volviste a emerger, en realidad no te separaste de mi en toda la carrera, ni me dejaste a solas un solo segundo, sino a ver como cojones te crees que hubiera podido acabar algo así. Sé que usted D. Martin Fernandez, también tuvo algo que ver en el affair.

13268515_901506916627064_6335171166094069403_o-2

Fotón de Iñigo Carrillo: ¡ cuanto sabes amigo!

     Para finalizar, los que hayan llegado hasta aquí, y como corolario de todo, un premio en forma de frase: dicen los videos con los que cierro el POST,  que algunos ya hemos visto una docena de veces, “una experiencia de vida acojonante“. Y no es una frase hecha: El Ironman, me reafirmo cada año, es mucho más que una simple carrera con unas distancias insalvables y el salvaje entreno que lleva detrás: es un camino que si lo sabes rodear y le sabes dar de “comer” a diario, te aporta cien veces más de lo que tu le das, te devuelve con total seguridad el doble, de lo que tú le has aportado. En formato de satisfacciones, de amistades, y eso es lo que tanto como yo, como el grupo que encabezaba nos hemos venido: con la maleta repleta de recuerdos que perdurarán en nuestra conciencia durante muchos, muchos años… No hay otra experiencia de las que yo haya vivido, que te reporte tanto, no al menos con tanta intensidad:

Permitirme en el apartado de agradecimientos, (ya donde tanto hemos leído.. ) acordarme de Iñigo,inconmensurable en su labor, sabedor como nadie de lo que iba pasando en todo momento por mi cabeza y que me hizo una de las fotos más bonitas y expresivas que me han hecho jamás en esto del Triatlón: gracias por ser como eres. De Juanan, de Alberto, de Isa, de Guio, de Laura, de Eva, de la alegría con que la más joven del grupo madre de Nieves nos contagiaba a todos….de todos los acompañantes del resto del grupo sin los que todo esto no hubiera sido. Gracias por hacer un fin de semana fantástico e inolvidable, y sin cuya presencia esto no hubiera pasado de ser un Triatlón más.

No me puedo olvidar ni quiero,  de la aparente inocencia de Luis, su sufrimiento y a la vez la satisfacción; de los abrazos sinceros de otro amigo (y además tocayo) que se viene recién hechito para casa: Rafa Hicar; de los agradecimientos del mentor Dani con el que no me cruce porque debía volar por encima de mí como Superman; de Pedro, al que vociferee cuando creí que no me había saludado a mi cruce, y claro que lo había hecho con la humildad que lo hace todo… del grupo en sí  y como no de ti Maribel, que hiciste ya en su día posible lo imposible y hoy lo reafirmas mucho más, porque ahora, aquí sentado mirando al mar, parando ya estas autoflagelaciones que tanto me gustan, os aseguro que fué tan intenso lo vivido,  que toda la factura y el precio tan alto  lo pagaría mil veces, por lo mucho que recibi, y lo que merecen la pena por encima de  las casi 36 horas de silla ruedas posterior, y lo renqueante que aún a día de hoy estoy por ello. Pero de eso, de eso ya habrá tiempo para recuperarse, el alma y tanto recuerdo podrán con ello, y constituirá parte del próximo capítulo a escribir en Roth el año próximo… sino fuera así no tendría de qué quejarme.

 

 

 

 

 

 

 

El Entrenamiento por Vatios I: Comparativa de Potenciómetros

 

medidores

*Nota PREVIA:     Hoy me van a perdonar mis ávidos lectores, sedientos de aventuras épicas, y emociones fuertes como las que suelo autobombear por aquí, pero me surge la necesidad de compartir, los pocos conocimientos que sobre una tipología de entrenamiento he aprendido este tiempo, y me gustaría compartir con ellos. Lo dicho, que en nada vuelvo a las andadas, pero que me perdonen ustedes este paréntesis. byRafuky

     El Vatio como tal es una unidad para medir la potencia que estamos imprimiendo a los pedales, y por tanto la fuerza con la que estamos moviendo la bicicleta, en cada pedalada que estamos dando.  Evidentemente con limitaciones en cuanto al peso, por razones obvias, (no cuesta lo mismo subir a un personaje de 94 kg, que a uno de 66 kg), por lo que se relativiza todo a los W/Kg que al final es el resultante para “compararte” con el resto de personas que usan este sistema de medición. Empezaremos deslindando y dejando claro lo que debería resultar evidente: a alguien se le puede llenar la boca diciendo que mueve 309 W, que en una persona de 92kg, será una medida discreta, y en alguien de 70 kg, empezará a ser una cifra más que seria. A partir de todo ello se ha construido una metodología de entrenamiento, que os vamos a intentar desgranar, desde un punto de vista totalmente aficionado y entendible por el público en general, y por gente que no quiera quebrarse la cabeza en exceso.

En los últimos años, en esto que hemos dado en llamar “la era de tecnologia de la información”,  vivimos en  la época en que se mide todo.  Todo es medible, cuantificable: nuestra  simple actividad diaria, los teléfonos ya  monitorizan los pasos que damos, las  escaleras que subimos… Existen ya pulseras,  que por 90€ son capaces de precisar, hasta  las horas de calidad de sueño.. Todo en  perfecta concordancia (nótese la ironía) con la sociedad de  consumo en que nos vemos inmersos, y que tan  poco sentido y proyección tiene muchas veces,  pero a la que un sector de la gente en  general y de los deportistas en particular  les apasiona especialmente. Guiados por esta  especialización que está tomando todo esto,  en lo referente a nuestro deporte,  :  Dinámicas de Ciclismo, Datos dinámicos, a las  pruebas de esfuerzo se han unido los Bike -Fiting, las métricas y dinámicas de carrera, los estudios  personalizados, pruebas de pisada  y postura de nado, con  grabaciones… existe una batería inmensa  cada vez más, de herramientas a nuestro  alcance, que nos impone la propia  especialización que nuestra pasión va  tomando. Pero realmente, en carrera ¿son  realmente útiles? ¿hasta que punto son  necesarias? ¿nos ayudan en algo?

vatios1

IMG_0637

 

     Realmente si me preguntais si el  entrenamiento por vatios es preciso e  indispensable para la actividad de todo  ciclista/triatleta, en franca opinión os  debería decir que NO. Ahora bien, es obvio  que cada vez más existen ciclistas o  triatletas exigentes consigo mismo, tienen  necesidad de estar midiendo sus progresos, y  no necesariamente quedan en los puestos de  arriba… Que ¿está de moda? Algo evidente si vemos la evolución de todo ello. Cada vez hay más gente que con mas o menos criterio introduce los vatios en su rutina. Con la bajada de precios que ha  experimentado en los últimos tiempos, se  pueden adquirir ahora productos que te hagan  tener más control sobre ti mismo en una  prueba larga (y no ir tan a ciegas),  planificar entrenamientos de otra forma, y  sobre todo poder ir viendo tu evolución, como  factores que te pueden ir dando idea que a lo  mejor, si te lo puedes permitir es un  elemento más a valorar o no, para meter en tu  próxima mejora de la bicicleta, como lo  pueden ser unas ruedas de perfil, o un  pulsómetro… Cuestión de preferencias, de  metódicas, y en muchos casos de bolsillo.

Por continuar con antecedentes, partimos y  reconocemos la mayor del silogismo, y que  vaya por delante para empezar a entendernos:  el que suscribe es un “freak”. y no me  molesta el termino si por él entendemos,  alguien con excesivo interés por las cosas  bien hechas, que vive con apasionamiento todo  lo que hace… o bien como la persona que practica  desmesurada y obsesivamente una afición.  Bien. Aceptemos barco.

Pues desde mi aterrizaje en este bendito  deporte, para mi cuasi religión (como me  habéis oído hablar alguna vez, por lo mucho  que me ha dado), no me digais porqué, me llamó la atención el  entreno en vatios. Quizás lo ví desde inicio, como una forma de mejorar,  de seguir progresando en todo esto, y como  toda novedad, me atrae.

Desde hace unos años, y desde que aposté, que  pasaba a larga distancia, empezó a rondarme la cabeza, que la  única forma de medir si progresaba o no, no  lo constituia un tema solo de pulsaciones.Primero empece con un estimador “virtual” (una  cinta en el pecho) que aseguraba convertir  pulsaciones en vatios. En realidad yo, estuve  usandolo un año. Sun funcionamiento simple: con las  pulsaciones buscaba un algoritmo, que aunque  alguno –con claro interés comercial- se  atrevió a defenderlo como buen sistema para  series cortas, a mi simplemente me sirvió  para ir familiarizándome con la terminologia  de vatios, ir cuantificando TSS y otras cosas  que ahora no vienen al caso, y que seran  objeto de un post posterior.

Así pues, sin ser ningún experto un año  familiarizándome con terminologías, formándome en este tipo tan específico de entrenamiento, donde he esbozado lo que a  continuación os expongo, haciendo en este tiempo del Libro de Coogan cabecera en todo esto, (y en donde si quereis profundizar, es un libro muy denso, pero es el ABC del entrenamiento con potenciómetro)  estuve pues acumulando información sobre este  tema, y lo poco que he podido extraer os lo  daré en esta entrega y una posterior de terminologia referida al entreno con potencia.

blog3

Cinta Medidor Powertap, la vía más barata (apenas 50€) para entrar en el mundo de la potencia.

Muchos, los más curiosos, me preguntan que  qué programa uso, que cuáles son los programas  en que me muevo. Que su Garmin no les hace  las barritas, y los graficos que me hace a  mi. Existen infinidad de aplicaciones que  veremos en la próxima entrega, todas  gratuitas, desde Strava a Training Peaks, o  programasIMG_2106 de análisis como Golden Cheetah,  que permiten interpretar todo esto. Lo iremos  viendo, como veremos de manera muy somera, como se cuantifican todos estos datos, como se hace una Prueba FTP, y todo lo relacionado con este maravilloso mundo.

Pero lejos de todo esto, el gran inconveniente es que cuando a  todo el mundo le hablas de “vatios” ve el  signo de $$ y les tira para atrás una  inversión que exige poco menos que una bici,  y a la que creen que no le van a sacar la  mitad de partido. Nada más lejos de la  realidad, de verdad que no … : ni la  inversión es tal en productos, y si van a  sacar partido de ella, y mucho, por muy  populares que fueren. Productos que hace solo  unos años valían miles de euros (por poco más  de 60 euros se obtienen estimadores, y por  poco más de 500 Medidores reales), pero es  que incluso las propias App (Strava sin ir  más lejos), simula frecuencia cardiaca  traducida en vatios y puede ser una excelente  forma de ir metiéndonos en todo este mundo, sin inversión alguna.

Sin pretender hacer los números a nadie, en  cambio, no muestran este rechazo, a llevar  desarrollos Durace, o invertir en otro tipo  de cosas, en los que todos somos muy libres,  pero no son tan -digamos-, productivos.

Nada más triste, y en @Walktopro lo venimos  pregonando, que infravalorar lo que se compra de la peor forma que se puede hacer: sin saber manejarlo… Triste tener  un reloj con funciones GPS que ademas dice  que tienes un IF tal y que no sepas  interpretarlo, o que es un TSS simulado,  datos que SIN ningun medidor adicional te está dando un reloj, y a los que no hacemos  caso…EL IF, TSS son términos que con un  poco de ayuda nos pueden hacer entender los  datos que muchas veces nos dan nuestros  relojes y a los que no préstamos atención.  Desde el proyecto que lideró en Walktopro, nos  negamos, a la inversión en productos, que no  se expriman en el porcentaje que merecen, como bien sabéis.

Por el contrario, muchos verán -y lo  entenderé, ojo- en estas lineas el clásico  flipado, que ahora entrena en vatios (no lo  hacen ni los profesionales, y lo hace el  listo este; -¡pero este que cojones se ha  creído!… ). En efecto, para un tío como yo,  que como digo siempre no pretende (ni puede)  grandes marcas no está de poco el sacar  disfrute de ello y si me sirven para  recrearme en estadísticas y  pautas básicas  que me puedan hacer mejorar aunque sea un  poco mis escasas cualidades para esto y me  hagan mas entretenido el entrenamiento, me  ayuden a seguir buscando motivación por una planificación mejor… ¿Por qué  prescindir de ello?

Respetando así,  todas las opiniones, creo  que si hay algun margen de mejora, si se puede  mejorar mínimamente de un año a otro, si  existe un baremo de comparación objetiva que  no sean las manidas medias en Km/h, es sin  duda el entrenamiento en W. Sólo buscando una  herramienta fiable, extrapolable,  que nos  ayude a catalogar nuestro estado de forma,  seremos capaces de ver si somos  cuantitativamente mejor o peor que el año  pasado, podremos determinar cual es el ritmo  óptimo en una competición sin miedo a  equivocarnos.

“…utilizar un medidor de potencia en una competición larga como un Ironman es como HACER TRAMPAS. Cuando todos los demás están luchando con el viento en contra… intentando adivinar esfuerzo que necesitan hacer el triatleta que lo lleva solo tiene que seguir la potencia prescrita…” (sic. Joel Friel “The Triathlete’s Training Bible“)

Existen en el mercado medidores de varios  tipos de los que hablaremos, del menos  asequible al más. ¿Diferencias? Las formas de efectuar las mediciones, fundamentalmente.

Basicamente:

a) Integrados en el Pedal. Llevan los  medidores integrados en el mismo, aquí  destacan por encima de todos Polar, Garmin, y  recientemente PowerTap que ha incorporado este tipo de medición en el modelo P1. Opciones por  encima de los 1300 euros, y con la ventaja de  llevar medición independiente de cada pie, con todo lo que ello implica:

Medidores-de-potencia-Garmin-Vector-S

Porque dentro de este segmento, y a raíz, de la especialización que está tomando el tema, con pruebas biomecánicas, para determinar y prevenir lesiones, conviene prestar atención a este tipo, dado que miden las dinámicas propias, tipo de pedalada, torque, forma de pedaleo, incluso la fuerza que hacemos con uno y otro pedal, más datos que incorporar por si eran pocos los que manejábamos.

A valorar, la opción de una marca reciente  BePro, que ha sacado su modelo al mercado,  que en version de una o dos pedales, los  podemos tener desde 499 €uros en la opción de un solo pedal, 699 € en ambos pedales. Bien es verdad  que una limitación importante en cuanto a  bateria (32 horas de autonomia), pero es una  opción novedosa que esta ahí y conviene valorar.

Es una opción ideal para gente con dos  bicicletas, dado que con un simple  atornillamiento del pedal en su segunda bici,  dispondria de Wattios en ambas, sin mas  complicación.

b) Integrados en la Biela-Platos. Aquí las galgas de  medición van integradas en la propia biela, o  en su defecto en el Plato (Quark, Power2max,  Pionner).

Medidores-de-potencia-Rotor-PowerMedidores-de-potencia-Stages

Rotor, con su flamante INPOWER, ha irrumpido  con fuerza con precios que van desde los 499  hasta los 999 dependiendo de las Bielas  elegidas. Es un sistema que aunque toma  mediciones con biela izquierda, van referidas al propio eje, y extrapola las  mismas en comparativa con su homónima del  lado derecho, dando resultados de eficiencia  y pedaleo en AMBAS piernas.

Esta misma marca, dispone además de su  sistema POWER, que SI tiene medición  independiente, pero en cambio es mucho más  caro (cercano a los 1.299€). A cambio diferencia sin extrapolación la medición de ambos pedales, pudiendo establecer métricas como las habladas en los medidores de primer tipo, los denominados “de pedal”.

Un escalón aún por arriba, estarian marcas  pioneras como SRM, Quark, Pionneer, que por  encima de 1.500 euros, incorporan medición en el propio plato, empiezan a tener  soluciones, aunque es un mercado en evolución  que al ver lo que está viniendo, varia sus  precios con frecuencia.

Quien ha roto el mercado en este sentido aquí  ha sido Stages, que con bielas de medición de  una sola pierna y por 599 € ha logrado un  sistema fiable, con el que tener una  referencia en vatios, integrado totalmente  con bielas Shimano y de otras marcas. Por  lo que la inversión aquí es mínima, ya que  con una sola biela izquierda, tienes una  medición objetiva, una referencia para  empezar a introducirte en tan apasionante  mundo.

c) Integrados en el Buje trasero de la rueda.  Son las ruedas esas que vemos más “gordas”, y  que albergan en su interior el propio medidor. Eran, casi el  unico sistema antaño, y el que solian llevar  los primeros profesionales que empezaron con  este tema… A partir de 700 Euros, puedes  tener un juego de ruedas con medidor  Powertap, que destaca por la fiabilidad de la misma, y todo el desarrollo que han tenido desde entonces.

blog2

d) Las ultimas tendencias nos hablan de  medidores integrados en la propia zapatilla,  que se cargan cada salida desde el propio pedal, y que por  tecnologia Bluetooth o ANT+, nos van diciendo  por presión contra el pedal, los vatios  generados. Se nos antojan aún demasiado  caros, y con un desarrollo por delante.

Medidores-de-potencia-Luck-Cycling-Shoes

Ventajas de los distintos sistemas sobre los  otros:

a) Los medidores de bielas, al igual que  los pedales, tienen como principal  característica que al no ir asociados a una  rueda, por lo que puedes disponer de medición  de vatios, tanto con un juego como con el  otro. En cambio su principal debilidad viene  constituida porque no son trasladables (-al  menos fácilmente- de una bici a otra, en caso  de disponer de más de una), Defecto que si  viene cubierto por los medidores en pedal,  pero claro, a costa de un precio muy  superior.

Esteticamente a mi me parece la opción más  recomendable, y para los fanáticos del peso,  no introduce un peso excesivo en la  bicicleta.

b) Los medidores de buje, dicen que son  los más precisos (aunque el tema de la  precisión es liar mucho el concepto, ya que  lo que se necesita en vatios, es un concepto  universal referido a una persona), y como  parte buena, manejan la idea de que son  facilmente intercambiables entre una bici de  ruta y una cabra de competición, por ejemplo.  Pero en cambio, si dispones de más de un  juego de ruedas, y utilizas alguna para  competir, no tendría mucho sentido, dejar de  usar los Vatios en competición (que es para  nosotros una de las principales bondades de  tener un medidor) , o prescindir de ellos, en  los entrenos. Con lo cual obligaría a tener  DOS medidores, lo que encarece aún más el  proceso.

c) En estos medidores además, el cambio  de batería es algo más complejo que lo es en  Medidores de bielas, o incluso en los de  pedal que es reemplazar una por otra, como en  un juguete. (en concreto el INPOWER, lleva  una pila AA integrada para más de 300 horas  de uso, facilmente remmplazable).

d) El principal lastre que acumulan, es  que si dispones de ruedas de competición, o  dispones de dos bujes (disparando entonces el  precio), o te resignas a no llevar potencia en  competición, que es para nosotros una de las  principales bondades de tener un medidor

En favor del entreno en vatios

• Que el entreno en pulsaciones es mas ineficiente, porque “poner” el corazón en  Zona3 -por ejemplo- requiere un minuto y medio , cuando  trabajando con vatios los tiene desde el  primer segundo… Si la serie es de 3 minutos, ya hemos perdido la mitad de la misma…  Aparte la percepción es muy  relativa, expuesta a factores externos, que  en el entreno por vatios no existen, al aislar  todos esos factores a un numero objetivo  independientemente de la inclemencia que  exista fuera. (aire en contra, circunstancias del terreno, de la vía … etc … etc.)

• Es una herramienta infalible en  pruebas de largas distancia, o rutas con ascensión de  puertos, en los que es medible tu nivel de  esfuerzo (el que has entrenado durante todo  el año), y saber casí de forma científica  cual es el ritmo óptimo, para no derrochar  fuerza antes de tiempo, como hemos visto.

En contra el entreno con potencia como veremos  más adelante, requiere algo de dedicación que  a lo mejor todo el mundo no está dispuesto,  porque son personas nada metódicas, que por no llevar, no llevan computadas a lo mejor ni lo  que entrenan al año; puede llegar a ser  obsesivo, en la consecución de entrenos, que  ahora SI que tienen un numero y unas  directrices, lo que en ocasiones, y sino se  saben combinar adecuadamente pueden  constituir un problema, por desmotivaciones  varias, y otras cosas que suele dar el  entrenamiento por sensaciones. Consulta con  tu entrenador para conjugar ambas cosas.

Es más anti-social, cuando el deporte deberia servir para todo lo contrario, ya que se fomentan más salidas en solitario (es como más se rinde, ya que en grupeta los vatios quedan desvirtuados desde el mismo momento), aparte que entrenar un entrenamiento de Series con vatios, es insufrible para el acompañante, salvo que lleve especificamente el mismo entreno que el tuyo.

En cambio, puedes comparar objetivamente, con otros compañeros tu nivel de forma (con la salvedad de relativizar los vatios a los kg, que peses como dijimos anteriormente), y testarlo de una forma fiable, que no sean los tramos del Strava, o la media en Km/h de la última competición …

Una ventaja añadida, es que puedes determinar con sencillas pruebas, que tipo de ciclista eres, en que aspectos has de incidir más en tus entrenos.

Como ves muchas ventajas, desventajas y  precios, pero habrás de ser tu, los que  valores y decidas, cuales son tus verdaderas  necesidades, nosotros desde Walktopro solo  podemos ayudarte a elegirte, y como siempre a  ayudarte a usarlo, y a exprimir tu aparato al  máximo, si es que finalmente al final has visto productivo para tus intereses hacer una inversión de este calibre. En una próxima entrega hablaremos de  parámetros técnicos, y otras explicaciones  que te harán sacar todo el partido a tu  entrenamiento,

Cualquier medidor de los aquí descritos,  puedes consultar con nosotros en Walktopro,  te lo intentamos adecuar a tus necesidades,  adecuándolo a lo que más necesites, y  contando el presupuesto de que dispongas. No  dudes en consultarnos cualquier duda que tengas al respecto.

 

 

 

 

 

 

 

El ángel de la Guarda existe y aparece en Vitoria

Cuando la mente falla, y alguien de repente decide ponerte un ángel de la guarda a tu lado. 

Foto del día 2-8-15 a las 9.57

Impresionante el nivel de abstracción que se logra conseguir en un barco, escribiendo bajo las estrellas tan sentido como esto… 1 de Agosto de 2.015 Comienzan mis Vacciones

     Voy en barco, camino de mi segunda tierra, Lanzarote, y en unos pocos días hará un mes. Justo. Una de esas veces que uno recibe una lección de las buenas… de esas que no se olvidan… No es exagerado si dijera que una lección vital. Bien es cierto, que a veces -casi siempre- para adquirir visión de las cosas, no hay nada como dejar de coger perspectiva, y en la abstracción que produce la simple cubierta y la soledad de un barco en plena noche, en plena travesía da mucho de si, y es lo que he hecho he dejado un tiempo prudencial para valorar mejor los errores, y alabar en suficiencia los pocos aciertos que hubiera para seguir creciendo, y que no siempre  se dejan entrever en caliente al terminar una prueba así . El primero, aunque luego para mi cosecha los resumiré al final, un error de concepto que os voy adelantando: Hay que fijarse las metas, y ambicionarlas, como la mejor forma de progreso, y autoexigencia consigo mismo, pero NUNCA, JAMÁS, estas pueden tapar la consecución de un gran logro, y eso es lo que me paso a mí, en Vitoria un 12 de Julio de 2.015. Por tanto prometo que lección aprendida, NO en el sentido de querer ambicionar volver a bajar de 11 h en ningún Ironman, (propósito más que loable sino queremos caer en la mediocridad de no luchar contra uno mismo) … sino el hecho de que NO conseguirlo por la razón que fuera, no puede tapar un esfuerzo tan bonito, ni tirar por la borda tantos meses de trabajo. Porque sí, la historia de todo Ironman, comienza como bien sabéis, muchos, algunos meses antes. Muchas mañanas robadas a la calidez de la cama, de la familia y de la propia vida, para buscar mañanas recias de frío, de dolores ya mas propios de la edad, que de los polizones en busca de las dos, o seis horas de entrenamiento Atrás quedan este año pruebas míticas: la propia Maratón de NewYork en Noviembre de 2015,  La Maratón de Barcelona, El Triatlon 113 de Elx-Arenales, el malogrado Olímpico en  casa campo (primer Fail), la III Marcha Cicloturista Titanica, la competición por equipos en el Cto. España con mi Club, y el impresionante Triatlon de Zarautz. Tal bagaje de pruebas para llegar con ahínco, a la prueba objetivo de la temporada. Después de ya más de tres años, preparando la distancia, te das cuenta que uno de los principales inconvenientes de la LD, es la dependencia que tienes de que una prueba salga mal… y es que ¡ hay tantas cosas que pueden salir mal !… Tantas que de salir alguna, lo malo, es que no puedes decir al mes siguiente hago otro. Ni por logística, ni por dinero, ni sobre todo por SALUD…. Pero hasta Vitoria había ido todo estupendo, por primera vez entrenaba con entrenador personal: en entrenos, en cero molestias, en músculos que pedían a gritos darle cera al cuerpo. No quería reconocer, y además jamás lo hubiera hecho, que iba entregado a bajar totalmente de las 11h. De hecho alababa esos días, la sinceridad de como el amigo Fonseca, relataba en su blog, sus aspiraciones con total honradez, y yo flipaba: Vamos no reconozco yo esto, aunque tuviera un 99% de posibilidades de conseguirlo… Así de “ruin” es uno. Los piques con el propio Fonseca, –como luego me ha reconocido el– es cierto que no ayudan a crear un clima de autoconfianza en una prueba así. Hay que recuperar cuanto antes una mentalidad que aunque competitiva no nos permita estos niveles de tensión jajajaja. Que no te preocupe eso, que en Lanzarote aprendemos, Dani… (por los coj… jajajaja).

     Para el anecdotario, y el extratriatlon como siempre de 10, en un pueblo a los mismos pies de circuito de bici, una casa Rural con encanto en el pueblecito de Narbaja (Narbaiza), y unos días con Elena, y los enanos, que fueron fantásticos en todos los sentidos, compartidos además con la familia de Iñigo, y posteriormente con más compañeros del CTLR, que hicieron dar aún más sentido a pruebas así.

IMG_2472

Excelente elección, como siempre la del pueblo elegido para la “concetracion retiro espiritual anterior a todo Ironman que se precie…

     El día de la prueba, la mañana comenzaba fresca, con una ligera lluvia que hacia presagiar, que no solo iba a ser húmeda la primera parte de la prueba. pero bueno, veníamos de la experiencia de Zarautz, que había pasado a la historia, por ser el Primer Triatlon del que no se había salido de la T1, así que no seria eso algo que nos fuera a echar para atrás. Relajado, esperé la llegada de todos los compis para desearle suerte, saludé al bueno de Nacho Otero, que suplió algunas de mis carencias en el llenado de bidones, últimos toques a la bici, cual pura sangre de carreras se tratará, y hacia el pantano… Estuve con Iñigo, desde entonces hasta el bocinazo de salida. Todo el tiempo. Sabedor que estaba ahí en mucha parte por mi, (como contribuí a que estuviera en Lanzarote, otro grande Daniel López Almagro, como he contribuido a que iremos otros ocho ¡catorce! a los que este año “engaño” para llevármelos a Lanzarote al 25 Aniversario del Ironman más duro del mundo… En realidad es de lo que mas orgulloso me siento… es como hacerles descubrir la luna a otros y ejercer de Guia -perdonarme la petulancia-. En el fondo les envidio, como envidio a todo aquél que va a descubrir un Ironman por primera vez… Y aquél día, al que envidiaba era a él, por eso no me separé de su lado: quería empaparme de sus miedos, y sus incertidumbres, esos que se tienen siempre en cada Ironman que haces, pero que solo las primera vez que los experimentas se transmiten de manera tan noble. No quería perderme ni uno… Disfrute mucho de los momentos previos, sin apenas nervios, con la tensión de toda gran prueba, y con el emocionado abrazo que nos dimos al comenzar. Era sabedor de que iba a salir por delante de mi en el agua, que lo iba a pillar en la bici, y que mucho, mucho debería volar en la bici para sacarle al menos media hora que me permitiera afrontar una relativa carrera tranquila… ¡ Cuan lejos iba a estar de la realidad !

IMG_2550

De Iñigo lo dicho; mucha envidia mucho querer empaparme de lo q él estaba sintiendo… eso solo -como todo lo desconocido- solo se vive una VEZ

IMG_2587

     Y del abrazo con un amigo, ahí sin pensar, me puse a nadar, con otros 1.000 paisanos, con muy, muy pocos golpes, el día que los reciba en un Triatlon no sé que va a ser, porque no sé si es que huyo, o tengo demasiada fortuna.. Pero el caso es que ahí estaba después de un increíble 1:10 nadando saliendo por patas hacia la T1.  Increíble, ya me parecio Klagenfurt en 1:08 increíble… Imagínate ahora… Tu valiente ingenuo y eterno ignorante que habías pregonado a los cuatro vientos que jamás harías una marca como aquella de tu primer Ironman… La natación además creo que nadando más solo que nunca, sin referencias de ningún tipo este año, pero logro hacer buenas medias de natación por lo recto que estoy nadando, sino no me explico tiempos así…

En la bicicleta, lo reconozco: disfruté. Mucho. Los días previos, incluso el día que vinimos a recorrer el circuito con Iñigo y Joserra, iba salivando: puf Rafa, este es tu terreno.. Dios que ganas de coger y darle aquí .. Y ¿esta recta? y ¿esta otra?  Que ganas de soltar….  Me encontraba fuerte… como siempre, habían contribuido para ello los comentarios de todos con cuantos anduve en bici aquellos meses… ¡ que parte tan importante son en todo este circo esos ánimos! Y ciertamente se cumplieron todas las expectativas. A la salida un grande,  Eneko Llanos, dando ánimos a todo el personal… y el resto fue un volar… En el Garmin, tan solo TRES datos eras los que llevaba a la vista en la pantalla principal: Velocidad; Pulso y Watios. Lo que más veía eran 35/ 140 / 250 que se aproximaron a las medias que en los que había entrenado,  me permitía adelantar a un montón de gente, y a tropezarme con mi “compañero de fuga”, Nacho Otero, que fuimos adelantándonos la mayor parte del recorrido, en unos relevos encubiertos, que bien hubieran merecido un premio jajajajaja. Eso si, respetando los 10 m, porque había de cada jeta, que vaya tela.. Pero bueno allá cada uno…

triathlon-vitoria-2015-917895-29387-2309

Primera vuelta, regulando mucho, en la que adelanto a Iñigo y charlamos por un minuto, hasta que viene uno de los jueces a ver si es que somos marido y mujer o que… Le doy ánimos ya que me cuenta que ha perdido el reloj, mintiéndole en la media de bici que llevaba para así animarle y hacerle ver que la suya tampoco estaba siendo mala, al costarme una vuelta pillarle casi… Los mismos ánimos que el me intentaría devolver unas horas más tarde, cuando me adelanta en carrera…

 Segunda vuelta  a más… y tercera buscando la T2, más pendiente de los números y del acumulado que llevo que otra cosa… Bromeando con Nacho, sobre que ya estaba hecho,  adelantamos justo entrando en Vitoria a una Arrate Mintegi que iba la pobre bastante tocada…

11728817_10205827617107006_7051177140913952054_o

Dos panoramicas más, del espectacular recorrido de bici.

     Rápida transición (ambas realizadas para mis costumbres en tiempo récord, en las que ya no tomo café y postre, y copa de cognac, y me conformo con un triste carajillo sin puro ni na 😉 y a correr. Bromeando con Nacho Otero, cuyo justo premio fue dejarme entrar antes que yo en la transición jajajajajaj, al que echo en cara que no me vaya a esperar en salir a correr juntos: – Te espero fuera, que voy meando me dice…

     Lo que había al salir a correr era digno de una bacanal romana: Una ebullición tremenda en Vitoria, ver a los compañeros levantar la mano, a Rafa Conde, Joserra, que acababan de terminar su Medio… Paré a darle un besazo a Elena.. Euforia contenida por todos sitios… Pelos como escarpias…  Iba fuerte..  pero todo se diluyó…. En apenas tres kilómetros, como el que lo tiene todo de repente, te vuelves a mirar las manos, y ves que todo se ha escurrido entre ellas,  y que estás ahí solo teniendo que afrontar 39 kilómetros por delante, en cuatro vueltas, de las que no has hecho sino empezar la primera… Ay que joderse!!! en segundos!!!

A día de hoy, pienso que si hubiera desconocido el dato, del tiempo corrido que llevaba .. hubiera hecho una Maratón “normal” e igual que en Klagenfurt salió un impresionante crono (para mis capacidades) sin pensarlo, aún más hubiera sido el de aquí, pero NO se puede tener toda la fiesta el mismo día… Así que habrá que dejar ese asalto al sub-11 para más adelante.

Empecé a correr, buscando excusas que me mantuvieran en carrera: Va Rafa, busca las pantorrilleras azules de Fonseca, a ver por donde anda y te metes con él un poco… Mala señal: dejo irse a Nacho Otero, al que llevo a la vista, los dos primeros Kms…. ¡ que error !

Nada no funcionaba. Rafa mira que ambientazo, no me jodas que no es un gusto correr así… eres un puto privilegiado…  Hago los primeros diez (primera vuelta), en una hora parando en cada avituallamiento, y al inicio de la segunda vuelta, es la primera vez que paro a andar. Está vuelta se hizo eterna: 1:30 minutos… Me cruzo con Iñigo, él no me ve, y calculo que le debo de sacar como 3 kms, en 45 minutos calculó que a ritmo que voy lo tengo encima, y aunque solo sea por la honrilla, no me puede adelantar andando… ¡¡ Que cabrón que fresco va!! y yo con cada vez más ganas de ponerme andar, de querer dejarlo…  Y así intento mantenerlo, aunque cada vez más lento, me termina pasando, y con la boca pequeña, me ofreció quedarse a haberme acompañado, -lo digo en broma, porque sé que de habérselo pedido se hubiera quedado. Pero en el estado de apatía que llevaba, ni hubiera sido bueno para mí, y hubiera sido peor para él, no por un tema de ritmo que también, sino mas bien por un tema de haberle contagiado la apatía que llevaba  y que no me estaba sabiendo administrar.  De hecho recuerdo perfectamente lo que le contesté a su ofrecimiento: -Tu tira, que yo voy ver de que manera amueblo esta cabeza….  y que jodido que empezaba a tenerlo…El se merecía disfrutar de su Ironman, a lo grande, como lo terminó, que para eso lo había trabajado.

Antes, finalizando la primera vuelta, el que  ya me había adelantado era Chema Azcárate. Del Atleti, oiga. Dirige Correr no es de cobardes en Gestiona Radio… pero joder que ritmazo!… menos mal que es del Atleti…y con ese gracejo de tío del sur: – Dale Rafa dale y ponte guapo que salimos en la tele: la Plaza rugía, pero más por nosotros o por la pasada que me estaba dando Chema, porque venia por detrás el duelo del primero contra segundo: Paredes y Santamaria, ambos en un duelo fratricida que entraba en su fase final.

En uno de los cruces nos preguntamos: Oye has visto a Dani? -me dice-. Nada. Ni rastro de Fonseca… Luego al llegar, a casa me entero que  (otro punto más para reafirmarme en todo lo que pudo salir mál y no salió) se había retirado. Ya me podía yo haber vuelto bizco hartándome de mirar pantorrilleras azules, a ver si el amigo Fonseca iba delante o por detrás…(para Fonseca solo: No se que se te paso por la cabeza, aunque si puedo intuirlo, ni las muchas y poderosas razones que ese maldito estomago te jugaría, pero si me gustaría decirte que mis ánimos para ti fiera desde aquí, esta no cuenta y nos queda un Lanzarote pendiente aunque ahí casi que perdemos el crono eh!!!). Cerrado paréntesis.

     ¿Que paso PUES? ¿Que paso a partir de esa entrada triunfal en bici Rafuky? Aún una semana después, me seguía preguntando que es lo que me había podido pasar. Llegar a la T2 con un tiempo corrido de 6:38, una espectacular bici en 5:20 (media de 33.3 Km/h), me hicieron ser sabedor de que lo que no supe fue administrar ese rédito. Ese día conocí al que algunos dan en llamar el GOBERNADOR CENTRAL, primo hermano del tío del mazo, al que ya tenia gusto. Cuando no se sabe manejar la cabeza… todo entra en fatiga, da igual el entreno que lleves, y como te encuentres ese día: MANDA LA CABEZA SIEMPRE, no era nada nuevo, pero conviene recordarlo siempre.  Conocía lo que me quedaba de Maratón, Sabia que era una Maratón fácil muy concurrida entre sombras, habíamos estado aquí hacia pocas semanas.  Las maratones de los Ironman las vengo haciendo en torno a 4:10, si lograba hacer lo que hice en Lanzarote el año pasado en una Maratón bastante más arida y dura, y con una bici más zurrada, no solamente iba a bajar sobradamente además de las 11 horas… era el objetivo… sino que lo iba a hacer mas cercano a 10:40 que otra cosa, y lo que a la postre me acabo matando. Porque lejos de llegar exhausto, llegué fresco como nunca, guardando en bici (con media de Watios de 240W y pulsaciones de 138pp), y  con ganas de correr, y con mucha euforia, pero que se disipó, a los pocos metros, de dejar la algarabía de la T2 y entrar en la soledad de tu cabeza, con las vueltas que quedaban.

Una de las grandezas de preparar algo así siempre he dicho que es el CAMINO (tengo un amigo que se llama Ramon que es especialista en hacer caminos de esos) y la gente con la que lo compartes.. si encima tienes la suerte de conocer buena gente… Quizás del modesto bagaje que empiezas a acumular ya en esto, por poco que uno lleve en ello, sea el de amigos, …  Yo en Vitoria, afortunadamente, iba con la agenda repleta… disponía de tres mil referencias tanto en el Half (Triatlon Phoenix, al completo, Isra, los 3 cracks de mi Club Triatlon Las Rozas: Santi, Joserra, Rafa Conde, como en el propio Ironman, Nacho Otero, el propio Iñigo, mi máximo rival el bueno de Fonseca, David Abellan, Javi Lopez, Chema Azcárate… todo regado de buena gente con la que distraer, todo ruedas buenas a las que seguir, ruedas suicidas para no seguir un segundo, y gente con la que realmente podía competir en realizar un segmento similar a ellos… Me los imaginaba regados por el circuito dando ánimos y distrayendo la mente… había dedicado a construir en mi imaginación una carrera idílica que no salía por ningun sitio… ¡ Una mierda para mi ! Se desvanecía el sueño de un fin de semana perfecto, los compañeros con los que soñaba chocar cada vuelta no se veian, solo Javi Ramos, permanecía impertérrito allí, los del medio habian volado, todo me venia ajeno, todo se desvanecia… Solo esperaba llegar en cada vuelta, para buscar el abrazo de Elena, era lo único que me mantenía en pie, eso, y que los críos no vieran abandonar a su padre por primera vez  en algo…

IMG_2554

En cada vuelta uno acababa ena fuente de la que voy a beber de todo.  ****Nota al pie al final.

     Y es que ya desde el primer momento algo no marchaba bien, eso q en la bici me sirvió para ir pensando con alegria, a quien llevaba delante a quien detrás… en la carrera, no. No sé si por el hecho de tratarla como si fuera un mero trámite, hizo que  la ambición excesiva de bici, diera paso a un desanimo descomunal en carrera: no quererme enganchar a correr con Nacho Otero, que sabia que teníamos una Maraton similar, (un año antes en Riaza, habíamos corrido a un ritmo similar y sabía que era buena compañía) o al propio Iñigo, cuando me adelanto aunque hubieran sido unos pocos kilómetros, aunque aquí en cambio, su Maratón es infinitamente mejor que la mía (por mucho que fuera su primer IM)…. pero al menos unos pocos metros, haber distraído algo la mente que un simple Vamos…  demostraban mi extraña apatía…

     Si me preguntais que si me dolían piernas, si era un problema físico os diría que no, con franqueza. ¿Estómago? Así de inicio tampoco, aunque luego se fuera poniendo por el hecho de la situación que me estaba generando. Simplemente mi cabeza no le decía a mis piernas que andaran… ¡ Que frustración, por Dios ! Sentado en un banco, y después de más de cuatrocientos metros andando a un parque, intentando meter los dedos para vaciar un seco estomago que no tenia nada, para empezar de cero, intentando analizar, paré y me dije: Rafa, Adios, no pasa nada , tienes que ser coherente porque esto lo has criticado siempre.. mira cual es el camino más corto, y se vuelve a intentar en próximas veces, no has de dar explicaciones a nadie, todos saben de donde vienes, y sobre todo TU sabes donde vas.. Así que ¿que más da?

     Y es esos momentos de dudas terminando la segunda vuelta, en los que un completo desconocido pasa por tu lado, te da una palmada diciendo lo que quieres escuchar, y alehooop: trotando trotando logras sacar adelante una SEGUNDA vuelta que tenias totalmente perdida, y que al compararte (que mísera es la condición del ser humano, que no le basta con una autoretrospeccion para salir adelante, sino que tristemente siempre tiene que contrastarla con el sujeto que tiene enfrente) con el de al lado, que es quien te ha sacado, quien ha tirado de ti, y aún le queda otra vuelta más que a ti, que es lo que comparando, lo que te hace crecerte, y cascarte la cuarta y ultima vuelta, más rápida que las tres anteriores, pero que te lo ha dado tu comparación con el… Que curioso!!! Aprendiendo que en la peor de las situaciones, hay siempre una mano amiga, que anda mucho peor que tu, y te está ofreciendo su ayuda y sobre todo involuntariamente su ejemplo, para que te sirva de ayuda a ti para seguir, y a lo peor, está infinitamente peor de lo que crees estar tu… Que buena reflexión ¿verdad?. Tenemos, nuestra vida repleta de ello, y sino mirar a vuestro alrededor, solamente hay que hacernos sabedores de ello.

Quizás, vale que no ayudara en exceso el entrar desde la primera fuente, a beber agua metiendo literalmente medio cuerpo en la bañera, cayendo a plomo. Me lo advirtieron varios de los corredores, pero yo necesitaba bajar ese calor de la forma que fuera..

Tampoco ayudaban a distraer la mente los dos espectáculos dantescos con la DYA a tendiendo en segundos (uno de ellos lo vi derrumbarse delante de mi al entrar al Parque) , el fantasma del tio que había muerto en Frankfurt una semana antes en una prueba similar… Todo sumaba en mi creciente hipocondría.

La Organización dicho sea de paso espectacular : avituallamientos, ambiente simpatía en general de la gente demostrando una vez mas que se puede llegar a estar a la altura de la franquicia IM sin pedir algo desorbitado por ello. Enhorabuena de verdad; o el propio público incansable en toda la carrera: El camarero, que se salió en mitad de su turno a animar a todo bicho humano que pasaba por el parque: – Vamos Txapeldunes!, y que gritaba el tio, con una bandeja en la mano, y la otra para chocar y dar ánimos, o esa señora-admiradora que me salió en el tramo más duro de carrera, que debía ir viendo mi deterioro en cada vuelta, y cada vez con menos fuerza me decía: Vamos Rafuky, Venga que ya queda poco (segunda), Animo (en la tercera), y un VAMOS RAFUKY, cachis en los mengues mira que si se me pasa decirte algo en la ultima… que me hizo esbozar una de las pocas sonrisas, y salir disparado, a disfrutar los últimos 4km que tenia por delante…

Mentalmente, seguramente, iba estableciendo en mi fuero interno un paralelismo con la situación actual q nos toca vivir, viendo que se derrumba un castillo de naipes por el que luchas no se … todo devenia  en pesimismo.. Y la grandeza fue encontrar la luz… y como único mérito en la prueba, fue TENER PACIENCIA para poder llegar a ella.. Porque el caso es que seguía luchando, e intentar, lo intentaba todo, de veras que lo hacia, porque creía (inocente de mi) que esas tablas las manejaba: chocar las manos de los niños, (ya he dicho en alguna ocasión que los máximos beneficiados somos quienes las recibimos por la fuerza natural que dan); intentaba involucrarme bebiendo un txiqui de Cerveza, ante unos golfos muy salaos que había en el parque y con los que me metí en el bolsillo a la concurrencia, dando un pequeño trago, intentando sumarme en la fiesta que estaba siendo el Ironman Vitoria, o intentando bromear con compañeros del Triatlon Phoenix, apostados en una terraza con sus cañas… Nada funcionaba…

Mencion aparte en este punto, lo traicionera que puede llegar a ser la jodida cabeza: que manera de actuar Virgen Santa!!! Aquello de mis inicios del lado negativo, y del positivo y que relataba en todas mis anteriores crónicas, es un anuncio al lado de esto, que manera de pegar, y de pegar fuerte, a la linea de flotación de mi orgullo más interior: que cojones te haces tu aquí, si tu no ni vales ni nunca has valido para esto? Donde cojones crees que vas??? a Bajar de 11 h jajajajaja pero tu te has visto??? Para eso hay que empezar a hacer deporte con 7 años, gordopilo! no ahora, que te crees que con una bajada de 45 kg… Y encima montas un @Walktopro en forma de tienda en torno a esto.. .Te digo yo…  ¿Que? Se puede ser más hijo de puta??? Alguno que lo sea, y lo habrá, dirá: pero sino le falta razón…. y lo peor es que lo mismo es verdad… pero porqué este chico no hace caso, y deja de hacer el chorra en su blog, y deja correr a los pros de verdad? Pero entonces dejamé a mi a ti preguntarte como has caído por aquí ángel de Dios…y que haces leyendo esto?

Pero siempre pasa igual, solo cuando cruzas la linea, y miras todo lo que queda por detrás… (y aunque no quedara JURO que sería exactamente igual), tienes la valoración propia, (y ahora pasado casi un mes no te cuento) pero sobre todo de los tuyos: Mira Papá ese entra una hora y pico después que tú, y mira que “tableta” que tiene… Mira ese otro Papa, es mucho más joven, y mira que rápido corre… pues también una hora y media mas que tu… y así se fueron mitigando las dudas, y así fue como me fui sintiendo más de lo poco que el cabrón ese me hizo sentirme…

Porque un rato pasas de no tener nada a tenerlo todo, con un parcial entre los 160 primeros tios de más de 1.000 montando en bicicleta,  a sentirte la mierda más absoluta de entre todas las mierdas… y a los cincuenta minutos, vuelves a tener la situación a la inversa.  Que montaña rusa de sensaciones…

     Real como la vida, misma, por eso me tiene tan enganchado esta disciplina, por los paralelismos y el reflejo que tienen en la vida, los entrenos, los esfuerzos y la propia prueba en si. Establecía sin duda, un paralelismo, con la situación laboral y el incipiente reto empresarial que tengo por delante, en la que cuesta cada día un montón dar un paso con el otro, cunden desanimos, y cuesta salir adelante, como cuesta esos días que te levantas que no puedes con nada. … y es entonces cuando te aparece alguien, que te dice lo que deseas escuchar, que te hace saber que le ha pasado en bici como un tiro, y que eso no se puede quedar ahí… así que venga trote, trote.. poco a poco… “trotecillo, trotecillo,” y enganchas carrera otra vez, y ya no dejas de hacerlo en los últimos 23 kilometros, restantes, cuando llevas 15 de autentico sopor…  y termine el jodido Ironman, como todos con mayor o menor grandeza acabaremos el fin de nuestros dias… Era la vida misma… Ojalá el día que llegue, que llegarán los momentos complicados, sepa tener la paciencia y saberle dar entrada a ese ángel que nos ayude a llegar con dignidad a nuestra meta final de la vida.

triathlon-vitoria-2015-917895-29381-1298

triathlon-vitoria-2015-917895-29381-1297

rabia contenida al entrar que demuestra todo lo malo que llevaba y que había que sacar antes de entrar en meta para llegar limpio

     El resto ya lo sabéis,entro en meta buscando primero a Elena a dar las gracias a la fuente de la que llevaba bebiendo toda la carrera, como la fuente de la que llevo bebiendo toda una vida, y la que nos queda por delante; en segundo lugar a los niños, que estaban ahí (la cara del preocupación, cuando aparecí porfin, después de la segunda de las vueltas era todo un poema); y en tercer lugar, a Javi Ramos, al que no tuve poco menos que parar (y se me eriza la piel de pensarlo) para fundirme en un sentido abrazo con el y mostrarle mi más sincero agradecimiento, el resto ya se lo dije a él. Gracias

     Rabia contenida al entrar, mirada al cielo, buscando a LA de siempre, porque además quizás fuera ella el ángel de la guarda que puso a aquel catalán a decirme lo de “trote trote, no andes”, no lo sé, el caso es que, volví a entrar en un Ironman en 11:21 (Tú valiente ingenuo y eterno ignorante que habías pregonado a los cuatro vientos que jamás volverías a hacer un IM en 11 horas…bis ), que después de la debacle, con solo haberlo sabido gestionar habria de darme por satisfecho, pero que no lo ha hecho hasta bien pasadas las semanas que he tenido tiempo suficiente para administrar tanto bueno…

Epílogo:

Por último y ya para finalizar….Como sabéis que el objetivo ultimo de estos post, son siempre releerlos el día de mañana, CUANTO MAS EXTENSOS MEJOR, dejo los errores que pude cometer por el hecho de rellenos en su día y no volverlos a cometer.. Seguro que si, porque estos irán ademas grabados a fuego.

NUNCA, NUNCA MAIS:

          -NUNCA MAS: relajarse tanto tras una bici espectacular. Al Ironman como a la vida, no hay q perderle la cara nunca; jamás esta todo hecho, en una vuelta a la esquina como aquella de la Pza de la Virgen Blanca, te pega un revés, y te ves solo corriendo teniendo que solventar una papeleta de 39 kilometros por delante, con muy poquitos posibles para administrar aquelllo… Quizás sea la lección y por eso la pongo en mayusculas mas grande. Quizás el haber hecho las cosas como hasta la fecha había ido haciendo todas, poco a poco, peldaño a peldaño, me hubiera dejado haciendo las cosas en lo que las preveía, como ya he dicho pero no sirve lamentarse… Lección aprendida, y además de las que graban a fuego: Jamás pensar que algo esta hecho por muy fácil que resulte lo que tienes por delante… Hay que rematarlo.

          – NUCA MAS volver a correr sin referencias, con algo que te obligue cada km en saber como va el cuerpo. Solo llevaba la temporal de cada vuelta e ir viendo la de Km a Km te anima y desanima pero te va marcaba un tempo, sin duda Wrong y de los gordos!!

          – NUNCA MAS volver jamás a sustituir los sándwich de pavo, que llevaba siempre como un abc en mi alimentación,  por los de jamón ibérico estos son mucho más ricos pero muchos mas perjudiciales…

          -NUNCA MAS se puede tirar uno a la piscina con esas ansias aunque haya tanto calor. A lo mejor tirarse de cabeza en las fuentes no era la mejor de las ideas… pero, en mi defensa decir que era la manera en que mi cerebro rectilíneo (como aprendo eh Juanito),  me ayudaba a sofocar el calor, creo que sino no hubiera podido dar ni un paso.

          – NUNCA MÁS desaprovechar, dejar pasar, fijar una referencia en alguien algo, quizás si me hubiera intentado enganchar a Nacho, como hice con el gran Pedro otrora, si hubiera intentado seguir unos metros a Iñigo… pero no tenia nada que intentara meterme en la jodida carrera.. ni una sola motivación. Y si, y si…?

          – NUNCA mas TENER TAN ALTAS EXPECTATIVAS, ni de ambiente ni de gente, ni lo que podia constituir un fin de semana y no fué… Las cosas deben fluir naturalmente, no se pueden preveer ni imaginar con esa precisón, Don Calculadora.

          – y sobre todo… NUNCA NUNCA MAS, PERDER LA FE EN TI MISMO

– Como único objeto al haber, la buena natación, la excelente bici, y ORGULLOSO en cualquier caso de soportar el agotamiento en carrera… y haber sabido gestionar, en forma de espera de unos minutos complicados, que permitieron dar paso a esa oportunidad para lograr gestionar una situación complicada.

Pero a lo mejor, y como corolario de todo quizás simplemente estaba, en que tenia que volver a disfrutar,  en otro momento… pero ya tendrá que ser´pasados dos años, porque el año que viene haremos Lanzarote ´16… y ahí el verdadero sueño del sub11 si que se diluye, pero se diluye de verdad… 😉

Resultados: (Tiempo Final 11:21:08 Tú valiente ingenuo y eterno ignorante que habías pregonado a los cuatro vientos que jamás volverías a hacer un IM en 11 horas…bis2 )

Puesto 380 de 1000. General (343º puesto en el agua, 167º puesto en bici, 575º  puesto en carrera)

Puesto 88 de 250. Grupo de EDAD (80º puesto en el agua, 33º puesto en bici, 144º  puesto en carrera)

Agradecimientos:

  • A Elena, por demostrarme cada día que pasa, que es un fondo inagotable de buenos recursos. Cada día que pasa descubro algo nuevo en tu interior.
  • A Iñigo y toda su entrañable familia, porque a lo mejor de un Ironman, nace una Boda, o vete tu a saber jajajaja. Pero fue genial pasar unos días con vosotros.
  • A mi hermano Ramon Arroyo, al que llevo presente siempre en estos avatares, y porque a lo mejor esos minutos de indecisión pensando en lo que él haría en situación similar, fueron los que permitieron aparecer al ángel de la guarda.. Gracias por aguantarme tanto, y de tanto!
  • A Juan Desabi, por el mimo y la paciencia que me ha llevado todos estos meses. No hay frustración alguna en algo que probablemente solo tenga explicación en mi ya de por sí complicada cabeza.
  • A todos los que con sus mensajes de ánimos por privado, antes y después, haceis creer todavía a uno, que la magia de tener amigos que te quieren y aprecian, no es una utopia… Me haceis sentir ¡ Tan bien! Gracias de corazón.
  • Y a vosotros, contados lectores, que permaneceis fieles a mi larga y aburrida escritura, gracias por vuestra fidelidad siempre.
triathlon-vitoria-2015-917895-29378-1847

Empezando a vislumbrar la ultima y cuarta vuelta. Ay que joderse como cambia el cuento, se iluminaba hasta la cara de pensarlo…

triathlon-vitoria-2015-917895-29381-1299

Surfido? quizás el que más reflexionado…

IMG_2553

IMG_2532
*****Permitidme añadir la Leyenda que puse en Facebook referente a esto, y que sirve como un bonito recuerdo de una foto que tiene tanto sentido para mi:
Los Motores: (que ahora tan de moda están) Llevamos tantos motores dentro… y muchas veces ni nos damos cuenta, ni les somos agradecidos … Y cuando funcionan todos apenas le damos importancia… Es lo normal, como cuando compramos un coche: hemos pagado su precio en forma de entrenos ¿porque no iban a funcionar? La musculatura (calambres), el estomago (con sus vomitos), el corazón (fatiga), la propia bici, Pero ¡ ay cuando falla el más mínimo!: hoy yo rompí uno, el mecánico, reventando una cubierta en un entreno rutinario con compañeros… lo podía haber roto unas horas antes y me hubiera tocado el otro día en mi prueba de la temporada …. Sin embargo ahí no agradecí (y hay que hacerlo siempre) que llegara uno a meta pues pueden darse fallos otros … MIL y no eres consciente hasta el final. A mi modesto juicio UNO de los principales es LA MENTE es sin ninguna género de dudas ya, la clave de todo capaz de tantas cosas, lo es incluso para hacerte sentir tan fuerte para terminar cosas imposibles, pero hacerte a la vez tan débil de ver lo que tienes al alcance como algo poco menos que utópico. Pero hay “otro” MOTOR este es sin duda el mas importante, os recomiendo a todos los que pensáis asumir un reto -sea el que sea- lo tengáis siempre muy cerca, siempre presente …. te hace tirar con un simple “contacto” para seguir dando un paso, y otro y otro y otro.. Y Yo aquí os presento al mío … Menos mal que lo tenía ahí para beber mi “TotalRecovery”… sino aquella fatídica carrera hubiera colgado el dorsal … muchos muchos kilómetros antes de que la maquinaria terminara de gripar!!! Dedicado a todos los que están AHÍ al pie del cañón en una prueba, larga o corta ANIMANDO y dando lo mejor de si. Creo que si los que nos jactamos de hacerla estuvieran vacías y sin apenas eco, NO LAS TERMINARÍAMOS JAMÁS!!!

 

IMG_2501

IMG_2589

comentariosblog