Vig-Bay 2011: La Media Maraton mas bonita de España

Pues nada, para quitarme la espinita clavada, de no haber corrido la Media de Madrid, en un alarde de desesperación, el mismo Domingo, mientras los demás corrían esa carrera, escribí un Mail a la organización de la Vig-Bay, (carrera de la que me habían hablado como la mas bonita de las que se corren en España). Agotan dorsales en semanas, y hacia meses que estaba cerrada la inscripción.

Contestado el mismo Lunes a la mañana, me confirman un dorsal, como favor personal pero ha de ser ese mismo Lunes el ingreso. Confirmado el dorsal, gracias a Mar de la organización, pongo a buscar Hotel, y denegados dos en Vigo se me “enciende” la bombilla con el Parador de Baiona, del que no tenia referencias… Diana!!! Acierto de pleno. Por todo.

Se lo “vendo” a Elena, en la tarde del Lunes, recién levantada de siesta, para que no se me niegue… y como es habitual en ella… SIEMPRE SI!!! VAmoooooooossssssss. 1250 kilómetros, para correr 21!!!! Tamos locos o que?

Te quiero, bicho.

Salimos al alba, casi, de la mañana del Sabado, y a las 13.45 estamos en el Verbum de Vigo, a recoger el dorsal. Check-in en el parador. Siestecita reparadora. y carrerita muy corta, antes de dar un paseo, por el recinto amurallado, muy, muy bonito. Por la noche, encima tenemos la suerte, de disfrutar de una de las cuatro cenas medievales, que, anuales, organiza el Parador, con representación teatral de la llegada de la Pinta a Baiona, todo muy bien aderezado en ambiente intimo, cubiertos de madera.. totalmente recomendable.

Ciertamente la carrera cumple todo lo que dicen de ella. ¿Espectacular? lo es y mucho. Corre por todo el litoral desde Vigo a Baiona, y es un deleite para todos los sentidos. Incluido el del “tacto”, cuando notas en tus piernas, la ascensión desde el kilometro 6 al 9, mas o menos: Visto el perfil, te llegas a preguntar que topógrafos tiene Galicia que lo ven todo llano. Porque es bastante irreal, el dibujado con el que luego existe….pero claro, si lo pintaran mal, la carrera perdería reclamo.

Es la única pega de la carrera, por poner alguna, en mi eterna queja, que ya es de nacimiento y de vicio. Por lo demás una carrera perfecta a la altura de cualquier Maratón europea que se precie, donde prima sobre todo el trato al corredor, por encima de todo.

Como decidimos dormir en Baiona (excelente elección, ya que al no acabar donde empieza hay que volver en Autobuses, con el rollo que eso es– aun así lo tienen perfectamente organizado), Tuvimos la fortuna de encontrar habitación en el Parador y estaba justo a las puertas de la llegada, y de la Salida del Autobús para tomar la salida en Vigo. Eso si muy pronto, a las 8.30

Una vez en Vigo, mucho tiempo de espera, pues hasta las 10.30 no salía la carrera. Paseos varios en solitario por la Playa de Samil, de un lado a otro, y oyendo a los corredores, que en el fondo somos un poco como los cazadores, fantasear con sus tiempos, sus carreras, sus tiempos en Maraton….cual piezas de caza con muchas muescas de puntas que mostrar…

Después de ir al baño dos veces, soportar los envites de “seguras escoceduras” en carrera, dolores de rodillas inventados, dolores estomacales, destinados a repetirse en carrera y que me haran dejarla….  lo normal en estos casos… (lado izquierdo)

Se da el pistoletazo de salida, y a correr desde el km.1. El día que amanecía nublado, sin posibilidad aparente de lluvia iba despejando, pero al menos hizo “de toldo” hasta la parte final de la carrera, donde apareció con justicia.

Iban cayendo los primeros kilómetros, y el ritmo, para mis costumbres no era malo, 5.25 que me conformaba con seguir. En el kilometro 7, en plena subida primer bajón, pensando en que queda el triple, pensamientos que de nuevo disipo, dándole la vuelta al silogismo, y pensando que tan solo me quedan 15, los mismos que me hice “chupados” el miércoles, antes de quedar a tomar cañas con los amigos…

Así vamos pasando hasta el 10, donde el recorrido, ya se vuelve más cómodo. Mucha gente en toda la carrera. En todos los “concellos”, la gente recién levantada, algunos casi con legañas en los ojos, aplaudían, y se arremolinaban en las curvas a aplaudir a todo el mundo, al primero y al ultimo. Animaba bastante la verdad, y más tan lejos aun de la meta. Es continuo, las miradas hacia la derecha, donde ves todo el litoral, con ese verde de los Montes Gallegos, ideales para coger aire, fuerzas y seguir “bebiendo” de esto.

Me observo además muy constante, pues una vez pasado “el repecho”, el Runkeeper, me sigue cantando los kilómetros muy regulares 5.34 km/min. Voy contento y disfrutando un montón.

Impecable la organización de esponjas y avituallamientos cada 5 kilómetros. Ya en el kilometro 15, y con la vista del Parador al fondo, (parecía q estaba al lado y no llegaba nunca), hace acto de aparición el sol y no nos deja hasta la llegada. Son los kilómetros mas duros, pero placenteros como los anteriores, mucha gente animando, y la visión a la derecha, que quita el “sentio” de la costa Gallega con las Islas Cies, en todo su esplendor.

Recta final, solo empañada, con el sonido de dos ambulancias a toda leche (es mi sino ;)), quito los cascos, y disfruto de la llegada, viendo a Elena a la izquierda, siempre impasible y paciente a mi llegada: Rafiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!

En cuanto a la carrera nada, técnico reseñable, pues como se ha notado, nada “tésnico” soy, y rápido mucho menos.  Los minutos iba cayendo a 5.30 de media ponderada (Pace), y eso para mi es más que suficiente, es correr, un minuto por debajo de lo que entreno habitualmente. Al final se quedo en un 5:34 y un tiempo de 1:57:23, muy por encima de lo que hice en Getafe, (1:50), pero bien es verdad que aquella llana por completo…

Ya lo dije alguna vez creo, nunca se puede decir de este agua no beberé, pero mi obsesión por los tiempos es apenas nula e inexistente. Tan solo aspiro a seguir terminando carreras, en buen estado, buena forma, y disfrutarla como lo hice con esta. Quizás sea mi envergadura, que unida a mi peso, me hacen muy difícil conseguir marcas muy por debajo del 5 min/kilometro. A lo mejor se podría pero con cambios (bajada de peso, cambios en zancada, en entrenamiento en cuestas series… ) que de momento no estoy dispuesto a asumir, porque esto es para disfrutarlo y de momento lo concibo así. Asi que en el apartado de marcas, todas las que se le puedan exigir a un tío de 1,84 y 100 kilitos de peso… 😉 Lo dicho que con llegar… y disfrutar como lo hago….

Ahora eso si, es bonito, ir fijándote liebres imaginarias en carrera. En este punto, me gusta siempre coger el ritmo de una mujer, y es acojonante, ir rodando con ella, corredora popular como tu, a lo que yo llamo buen ritmo, y ver lo bien que corren algunas de ellas…. La que “me llevo” del 15 al 20, donde ya no pude seguirla, fue fantástica Nunca leerás, esto, pero a TI gracias.

En resumen, Una carrera de esas en la que te sientes, mimado y protegido como el más profesional. Con ánimos constantes en linea de meta, una post-meta larguísima, con un puesto exclusivo de plátanos por ejemplo, otro de bebidas energéticas, uno hasta ¡¡¡ de helados!!!, carpas de masajes, pero de las de verdad, con fisios curando sin parar, no de las que ponen un cartelito para publicitarse … todo gratuito para el corredor. Mas de un kilometro, desde que llegas, de mimos constantes, constantes preguntas sobre tu estado, líquidos de todo tipo para “dar y regalar”. Si a ello le sumas la excelente Camiseta técnica… Da un coctel, de los más completos que yo hasta la fecha he corrido.

….Y la playa a 20 metros, donde no pude evitar la sensación de desnudarme, a excepción del cullotte, y darme un baño que hizo época…..

Repetire sin duda. y mas sabiendo la predisposición del Parador, para con los corredores, de dejar la habitación a las 18 horas, lo que da tiempo, para tomar cañita, después de… Mariscada durante… y siesta en la misma habitación, para dejarla a las 18 horas, y estar de vuelta en Madrid a las 12.30.. Alguien da mas, en menos de 36 horas?

Pues eso, que volveré, y no será tarde.

Anuncios

2/2 De los 142 kilogramos a los 42.195 motivos para seguir corriendo.

(Antes de empezar: Recomendado, cogerse bolsa de patatas o similar, y buena Coca Cola o Cerveza, a ser posible de tamaño superior a 33cl, para poder sobrellevar la lectura).

En mi entrada anterior..Os decía…os decía muchas cosas… casi todas, las referentes a la preparación han quedado desvirtuadas, quizás y a lo mejor en exceso, por ello el relato de mi marathon ahora lo  haré como una segunda parte, que complementa al anterior en vez, de un articulo nuevo. Nunca olvidéis, y lo he dicho alguna vez, que ni mucho menos es altruista esto, ni con compartirlo pretendo presumir, o hago acto de generosidad alguno, pues para mi, como el 90 % de lo que aquí publico, tiene un lado egocéntrico y egoísta que es, que todo que sea mi diario el día de mañana, y así poder verlo con perspectiva, haciendo algo, que si hubiera tenido que hacerlo para mi solo no lo hubiera hecho….

Eran las 6.30 el día en que iban a correr. Sin poder asomarse a la ventana de las habitación, y cerradas herméticamente, aún no sabían el frio que iban a tener, y si el día seria del todo soleado o no. Por lo que sino es por Elena, esa mujer a la que el menda le debe todo, hubiera ido en manga corta.. y hubiera cagado. Empezaba el primero buen consejo de la mañana. Igual que lo fue, el consejo de no arrancar la uña, doce horas antes de la Marathon, igual que lo fue, las recomendaciones en comida, igual que la idea de venir a Roma,…  Igual que lo ha sido TODO hasta la fecha. Asi que vaya por delante, mi admiración, eterna, en la ciudad eterna, a la mejor mujer del mundo. A la que permanece siempre impasible al ademán, a la que ayuda en todo, a la que siempre esta paciente en todo, a la paciencia personificada, y a la que tiene unos webos como el caballo del Victoriano, de la Piazza Venecia donde acabo la Maraton, por tanta fuerza de voluntad. Es la tercera vez que te lo digo, y creo que lo hago para ver si todavía es mas verdad de lo que ya es, pero SIN TI NADA DE ESTO SERIA POSIBLE. Pero eso es otro cantar…Pero quería dejarlo claro desde el principio… He dicho.

Deciamos, deciamos que….

Cogiamos el avión el Viernes 17, muy muy tempranito. En la retina, el video que me acababa de enviar mi amigo Jorge, referente a un padre que acaba ya no una Marathon, un Ironman (que suma al marathon, 180 kilómetros en bici y 3.800 metros a nado) con un hijo con esclerosis “colgado” en la espalda. Me emociona verlo, justo en la cabina del avión antes de partir, antes de hacernos apagar los móviles, y me conjuro para acordarme de ello, cuando lo este pasando peor, (si es que hay algún rato, que lo necesite, porque sinceramente, creo que no me va a hacer falta…  ¡Buff! que equivocado estaba.

En la llegada del Viernes, apenas tiempo de ir a la Feria del Corredor (a lo que venimos venimos) para recoger dorsales, y tomar un fallido plato de pasta, para cumplir la tradicion. Descanso para el Hotel, del madrugon.

El Sábado y como para aprovechar un poco el turismo que se supone que da el salir de casa al “extranjero” -que dicen por mi pueblo-, me niego a realizar otra cosa que no sea montar en autobús, siempre con el objetivo de visionar, desde arriba, y con las piernas cruzadas el recorrido que nos esperaba al día siguiente. Dicho y hecho. OpenTour al canto, y así pasamos, la casi totalidad del día Sábado esperando que entrara el ansiado Domingo. Son estos autobuses,  a falta de tiempo una buena manera de conocer la city.

Para ser del todo sincero, y como aquí no estamos para decir mentiras, no puedo: deciros que algunas de estas líneas algunas las tenía escritas y hablaban de un posible maratón duro, pero vamos, de ponerlo yo en plan duro, para que no hubiera parecido tan fácil, como yo a priori preveía. De hecho me decía a mi mismo, tendré que exagerarlo un poquito, para que parezca que no todo el mundo puede realizarlo, y parezca que en realidad es complicado, porque yo, a priori no lo veo tan difícil…. y además sino lo pongo yo difícil parecerá que le quito valor a lo logrado.. Bufff. que error, que error….Delete, Delete que tengo que empezar de nuevo.

En honor a la verdad, y sin pretender buscar una justificaciones, he decir que fue tan fácil la experiencia de superar los 35 kilómetros, cuando lo habíamos entrenado, que a fuer de ser sincero, pensé que esto iba a estar chupao… pero … ¡cuan equivocado estaba!

Nervios a flor de piel, las 24 horas antes, mosqueo con Elena incluidos (que aguante señor, que aguante!!!),… En fin la familia que quiere a uno tanto, que lo malcostumbran a que le perdonen todo. Pero lo cierto es que algo de tensión si tenia, y un montón de ganas de empezar a correr. Pero tampoco es que quisiera salir a hacerlo, dicotomías inexplicables, porque de hecho mi tío, hace media hora larga el día antes, y yo me niego.. Tension decíamos…

Preparativos previos.
Ya en el desayuno, uno atisbaba, que no todo iba a ser tan fácil. Allí, en el mismo hotel donde estábamos nosotros, había no menos de 25 personas, algunas mayores, que no era el primer ni el segundo marathon que corrían. Verlos en el desayuno y sus caras de cierta preocupación, de que “esto” le causaba respeto… Era curioso que todos mantenían la misma cara de escepticismo. Me empieza a “acojonar” el hecho de que esta gente, con tantos a sus espaldas, ande con esas caras de concentración.  Y aquí el menda, porque haya corrido dos días, vaya tan sueltito., con nervios, pero sueltito y confiado en si mismo… y en su tío “of course”, que para eso han entrenado juntos…. .:(

Creo que ese fue mi primer error: haberle perdido el miedo a la distancia, y pensar que lo iba a terminar mucho más fácil de lo que finalmente fue. Las experiencias negativas que me contaban gente que los habían terminados, las atribuía siempre a lo mismo: no han entrenado ni la mitad que yo…. Yo lo haré más fácil, no se si en menos tiempo, pero más fácil seguro.

Desayuno mis Crakers de Prima, conmigo traídos desde Madrid, (maniático que es uno: de hecho la pechuga de pavo Campofrio, no la traje porque no me dejo la doña, que sino), de heccho, quería que el desayuno fuera igual que el que venia haciendo todos estos meses en Madrid, y no quería dejar nada al libre albedrío, de un posible imponderable, a que me pudiera fallar.…. De hecho estuvo a punto de fallarme (y solo Dios sabe porque no paso), una uña, que se me clavo, al darme un fuerte golpe contra la cama descalzo, dejando sangrando y con dolor, la misma noche del Marathon, pero que inexplicablemente me dejo acabar la carrera, y solo me dolió una vez pasada la linea de meta… son de esas cosas que…dejan pensativo a uno… Pero no quiero ni pensar, que podria haberme quedado sin correr, o no terminar, por algo así….

Pues eso, consumidos mas de 6 litros de agua el día anterior, empachado de pasta, mañana tarde y noche, desayuno casi idéntico al de casa, y preparados las dos tiras de gel, y la pastilla de glucosa, y el bote para elaborar Flectomin…

Lujazo, el calentamiento en un sitio tan emblemático.

Pues nada Barrita de Isostar en el metro, y bajando hacia el Colisseo. Lujazo estirar antes de entrar en los cajones, “sujetando” el Colisseo, y allí entramos, cual Gladiadores a la arena, los 3 valientes, Elena, mi tío Jesus y servidor. Coincidimos en los instantes tensos, con un chaval de Barcelona,  que semanas atrás había corrido la Maraton de su ciudad…. y que a “hurtadillas” me cuenta luego Elena, que le da un consejo “Cuando te ataque el dolor, acuerdate que haces esto porque te gusta”. Grande. Le doy un besazo tremendo, en la seguridad de que llegara al 15 kilómetros, para nada esperandome mucho más de ella, (bastante ha realizado ya) y a fuerza de ser sincero, agobiado también, por el que pasará.. máxime cuando solo ella y yo sabemos que estamos aquí, a quien engañamos… y porque..etc… a ver como explico yo, si pasa algo… ¡bah! mejor no pensarlo. Veras como me viene el pensamiento en la carrera…veras como me viene en efecto, así seria…

Salida a la arena. Ave Caesar: Moriturus te saluta Cesar!!

Pistoletazo de salida. Muchisima gente, pasamos por el arco, casi cinco minutos mas tarde. Empieza a costar correr un montón. Hay mucha gente, y vamos andando prácticamente los dos primeros kilómetros, trotando un poquito, pero andando. Y veo que mi tío, se va a agobiar por lo “mucho” que estamos tardando en hacer el primer kilometro. Le digo que no se agobie, que lo recuperamos, en los restantes. Comenzamos zizagueantes, con continuos cambios de ritmo, intentando seguir al tío. Lo que en otra carrera me hubiera agobiado, aquí me hace crecerme, y aunque se que son malos los cambios, y más para mi, que debido a mi “habilidad” puedo acusarlo en algún tobillo, voy de subidon, siguiendo al “membri”, e intentando bajar el crono. Finalmente ponemos la media a 5.30 min/km, a ver cuanto podemos mantenerla….

Tengo motivos, para ir de subidon. Perfecto, de la uña no me acuerdo. No me molesta en absoluto. El empeine no me duele nada. El tobillo y la cintila que dio guerra la ultima semana tampoco. Creo que lo de pensar mas en la “uña” me ha hecho olvidarme de los posibles dolores potenciales. Tengo motivos mas que buenos para seguir contento. Han caído los pimeros 12, y a pesar del desgaste, y el buen ritmo llevado, no voy nada cansado. Han caído solos sin apenar darme cuenta.

La llegada al Vaticano, me pone la piel de gallina y se me sonrojan los ojos. He de sujetar la emoción me digo, que no conviene gastar mucho llorando, ¡que eres mu llorón coñe Rafa!.  En verdad es emocionante. A mayor abundamiento (que diría mi viejo profesor de latín), en las pantallas de la Plaza de San Pedro, están retransmitiendo la misa, y la imagen de Benedicto XVI haciendo la imposición de manos, se me queda grabada… hasta bromeo con mi tío y le digo: – mira, Jesus, hasta Misa vamos a oír y todo. Como es muy creyente hace una mueca, ya que no admite bromas con esto….

Antes, de nuevo, los sonidos de una puta ambulancia, me habían puesto en alerta, ¿no pasara nada verdad Ele? 😉 buff que cabeza más cabrona, puede llegar a tener uno….¡hemisferio izquierdo, hemisferio izquierdo, que le follen!!!

La cosa se empieza a complicar en el kilometro 28 pero recibo rápidamente un mensaje de Elena, que me anima, como el mejor pastillon de glucosa. El mensaje además de ponerme más a tono y centrado me ha hecho distrarer la atención sobre un tío que están metiendo en una ambulancia. Na, no se habrá preparado me digo.

A pesar de lo agreste del terreno, la parte mas fea de Roma, entrando por la incorporación de una autovia  de tres carriles en cuesta, con los coches allí parados y pitando, sigo bien, y el SMS me ha animado bastante… Me sigo diciendo que no hay dolor, que he bajado un pelin el ritmo, pero que lo bonito esta por llegar.

No se lo he reconocido a él, pero un palo psicológico, sufro, cuando nos pasa el globo de 4.15 (para los neófitos, son un par de señores, que van pasando con un globo colgando, en el que indican el tiempo que piensan hacer, son profesionales y lo suelen cumplir). Me desilusiono un poco, porque se que mi tío, quiere y puede entrar de sobra muy por debajo de ese tiempo y no va a poder ser. Le digo que tire detrás de ellos, que no me va a hacer falta, que llego pero que el entre con ellos. Me repite que hay que entrar juntos… Yo me hundo, porque quería que al menos el premio mío a él fuera, en forma de entrar por debajo de esas cuatro horas. El dirá que no, pero yo se positivamente que eso es así.

He de hacer la observación, que finalmente no se si adelantamos a estos pacemakers o no, en el ir y venir de los últimos kilómetros, el caso es que no logramos entrar por debajo de 4 horas, pero si al menos por debajo de 4.15 que marcaba aquel globo.

La carrera sigue avanzando. Recibo SMS literal, me quito el móvil para mirarlo: “21 en el autobús!!! No queda nada mi vida!!! Tq mi amor animo cielo!!!”: El SMS me hace mirar la carrera de otra forma, pero me iba a durar poco. Estabamos en el 31,5 y a punto de entrar en la “zona bonita”: “Si el recorrido en su totalidad es una obra maestra, lo que te espera a partir del kilómetro 35 es sencillamente bestial: Piazza del Popolo, Piazza di Spagna, Fontana Di Trevi y Piazza Venecia, para que desde ahí subir otra de vez de nuevo al Coliseo y finalizar”.

Eso que había leído, en un articulo me lo repetía a mi cabeza continuamente, en el animo de que aquí “empezaba lo bueno” y realmente que empezaba, pero lo bueno de verdad…

La foto soltada a la Feria donde soltaron los dorsales 24 horas antes, con todo lo negro que se ponía el asunto, no me hacia presagiar que la carrera, se fuera a poner así de cuesta arriba.

Venga Rafa, sufre un poco, vamos a subir el ritmo… se descuelga mi tío…. ¡Tocate las pelotas! sufre dice… Me lo volverá a repetir casi llegando a meta..

Unos kilometros mas deante, me reta a seguir con la broma, que le lanze el día anterior, de que en el kilometro 34, le iba a lanzar el hachazo: ¿Venga no era aquí donde me ibas a atacar? Me rio por no llorar! Aun asi, para que se crea que voy bien, hago el amago entre risas…

Peor rato del 35 al 39…

Me empiezo a derrumbar, es lo malo; pero lo bueno es que es que va a ser poco a poco. Como no tenia ningún dolor físico del que preocuparme, me empiezan a preocupar y agobiar verme las pulsaciones tan altas en toda la carrera (172 casi todo el tiempo), y empezar a ver a gente, tirada en la acera, en posición del “muerto” que nos enseñaron en los cursos de  buceo, y expulsando agua por la boca.. (me pone muy mal cuerpo el asunto). Me preocupa, también el hecho, de solo querer coger fruta en los avituallamientos para MORDERLA compulsivamente, y luego escupirla, y que en los avituallamientos de spongging (donde te daban una esponja humedecida en agua), solo la cogiera para estrujarla, nada más, como pretendiendo “escachar” algo/alguien…(son ganas de morder, de estrujar, pero sin animo de nada mas)

Todo eso va haciendo mella en mi y me va poniendo muy, muy mal cuerpo, y me vienen indicios de vomitar, que logro capear, distrayendo la cabeza, y viendo una bandera de España al fondo, a la que le grito, casi sin fuerzas: “Esa Española guapa!!!”. Se Rie.

El culmen del desanimo se produce, cuando llego al punto mas deseado del recorrido. Paso el 30 (el famoso muro), sin rechistar, el 31, y el 32, esperando llegar a la Piazza Navona, donde comienza el espectáculo visual, pero me hundo… me hundo al comprobar que no me produce la recompensa esperada, y que al revés, la cabrona de mi mente (la izquierda, eh, la izquierda siempre!!;)  me agobia con pensamientos del tipo: ¿que haces aquí? (había sido la advertencia mas general que me habían hecho todos los “consejeros” que tuve). En efecto, lo que iba a ser la imagen perfecta y bonita se va a convertir en el rato amargo, la vengativa de mi mente no soporta ver tanta gente en las terrazas con cerveza fresca, sentaditos y aplaudiendo al personal, que pasaba a escasos centímetros de ellos. Me hace maldecir todo y pensar que esto es una mierda y que igual de bonito es ver esto tan maravilloso en manga corta haciendo fotos y tomando un helado y no haciendo el jilipollas y sufriendo. Ni el recuerdo a la imagen de Elena, del ejemplo a los niños, a mi mismo, ni el intento de recuerdo del video de Jorge sobre el padre en el ironman, vienen a mi mente y solo me acuerdo ahora que escribo estas lineas. Intento cambiar de música, que en otras ocasiones me ha funcionado… ni con esas. Empezaba a agobiar todo….

Notaba que me estaba estancando en los kilómetros, y aunque no tenia ninguna duda, ya a estas alturas de acabarlo, si pensaba que podrían ser eternos y meterme en tardar 9 ó 10 minutos en hacer cada kilometro….. De hecho estuve a punto de decirle a mi tío, que me esperara en meta, que llegaría, pero que no sabia cuando.. No lo hago, por no desanimarlo a él, después de estar toda la carrera conmigo, no le puedo dar ese “premio” sin saber como iba a andar él de mente…

Llamarme exagerado, que lo soy, pero el efecto que mi vista le producen las calles estrechas cercanas a la Fontana, con un mar de gente “yendo y viniendo”, vagando por la calle, unos andando, otros mal pisando los jodidos adoquines, alguno descalzo, varios retirados llorando, un par de camillas a mitad de calle, otros andando, otros empezando a parar, otros estirando al margen de la acera, quizas ¿como paso previo al abandono? …Y si lo hago yo? Bah!! a “estos” les dices que llegaste, pero no te contabilizo bien el GPS, Elena ya esta mas que orgullosa de ti…  Venias a hacer media Rafa… !!!! Pero…¿Y mi tío?, ¿que huevos hago con él que lo llevo delante?…… Buffff.. que desasosiego, pasaba uno, poco menos que retirando tanto “cuerpo”, con la misma celeridad que  intentaba quitar estos pensamientos de la cabeza.

Esta era la vision, que lleve durante toda la carrera: Ese numero 12, era inconfundible. Observar a mi tio el de la Gorra, en constante atención, pendiente del sobrino… era un lujo.. 😉

Levanto la mirada. Sigo observando a mi tío al fondo camiseta 12 de la Carrera del Madrid-Atleti que corrimos en Noviembre…. (es mi imagen durante toda la carrera), inasequible al desanimo, y con fuerzas para ir gritandome, Ti Amo Raphael, Forza Tutti,, lo consigues, y bromas similares, que me hacen despertar de tanto pesimismo. A mi pregunta sobre si le queda algo de agua, me responde en negativo cruzando las manos. Me dice que me quite los cascos de una jodida vez. Pero esta vez le hago caso, y hago los dos últimos kilómetros, sin ellos, escuchando la ebullición de la calle. Ambientazo en general en todo el recorrido, pero aqui es un espectaculo ya. Con unas ganas locas, veo el Km.40 con avituallamiento. Bebo con autentico desmán, hasta se sorprende el tío que me la da y pienso que si me da flato ya llegare andando, pero me quiero beber el Tiber, pero yo solito….

Para mosqueo, que me hace venirme un pelin arriba (tampoco mucho eh), se me mosquea una alemana, (ó eso parecia por el exabrupto)…. porque he escupido a un lado, y por poco le doy: premio, ha sacado mi mala ostia, y la he mandado a la mierda.. Aprovecha Rafuky, aprovecha, que debe ser de lo poquito que te queda si hablamos de fuerza.

Vamos Rafa!! Vamos Rafa!!! (me creo Nadal en Roland Garros, ya que me lo grita una chica del publico, a imitaciones de los que me iba dando mi tío). Bromeo gritandole en la distancia: Vamos Jesus, que esto es como en la Entrega de la Virgen… que se nos va, que la carrera se nos acaba ya….Mira para atrás, y como sabe que queda la cuesta de subida al Coliseo, me debe ver mal, y me va animando de continuo, quedan 800 metros, venga coño “sufre un poco”, es la segunda vez que me lo dice, y  me juro a mi mismo que si me lo dice otra vez no se lo que hago con el… me lo cargo

Me va esperando, en realidad lo lleva haciendo toda la carrera, (lo disimula de puta madre),  me pide entrar a sprint, sprinto 3 ó 33 metros y medio,.. no puedo mas los suficiente para cogerlo y entrar abrazados en meta.

El contenido del Emocionado abrazo lo dejo para elrecuerdo y para mi intimidad, el sabe lo que es y la emoción me embarga cuando hablo de ello por el recuerdo en si y por su comportamiento impagable en la carrera

Guardare celosamente esas secretas palabras que para ti y para mi quedaran para siempre, como algo grande, muy grande, comparable con muy poquitas cosas.

Llego a la meta, y LA veo en la esquina primera, de las vallas que separan al personal, justo donde empezaba a estar el publico normal. Está ahí, es ella. Ella también lo ha conseguido. Ha llegado al final, a su final, se ha cogido su autobús, y esta ahí esperandome para darme un abrazo., Me derrumbo sin quererlo DOS veces después de terminar. No tengo brazos para abrazarla más fuerte. Esta es la primera. Ella lo sabe, y me da los dos abrazos necesarios, para sujetar a la mole que se cae… el nerviosismo me hace derrumbarme de nuevo una vez más, cuando desaparece mi tío a por su bolsa… Hay que sacar fuera tanto que llevábamos dentro.. Pero es bueno, es bueno llorar… y mas por algo tan, tan bonito y soñado. El lloro es emocion con abatimiento. Al menos eso creo.

Guiados por la perfecta organización, nos quitan el chip. Si la Fontana me impresiono… aquí el espectáculo a la llegada a Meta es dantesco (imagino que también dependerá, del enfoque con el que se mire, que sera proporcional al estado en que acabes): Filas de mantas térmicas como damnificados de una catástrofe el espectáculo (salvando las distancias) pero os juro que es tremendo. Recientes en la memoria, todavía las imágenes de recientes catástrofes, impresiona ver tanta manta térmica, si, si de esas que ponen en los accidentes de trafico. Por Dios que horror!! Hay que andar caminando con cuidado, para no ir pisando a la mucha gente que hay tirada en mitad de la calle….

Son enormes (aquí creo que ya son los nervios), las ganas que tengo de vomitar, pero las suplo dando bocados a una manzana que me acaban de dar. De hecho, hasta que no andamos un par de veces arriba abajo, no se me pasan. Observo que ha pasado ya 45 minutos, y me olvide de desconectar el pulsometro con la emoción. A pesar de todo es una barbaridad las pulsaciones  de media que marca (168 de media habiendo estado parado casi 45 min).

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
No se llega a apreciar, pero fiaros: que en la                    inscripción pone mi nombre y  4:17:07
 
Muy contento, a pesar de todo y de la impresion de ponerme la “chisma” esa.. por Dios que repelus…

Subimos para arriba, otros dos kilómetros, mal andando, hasta el Hotel.. entre bromas, sobre la forma de andar, descalzo por toda Roma, fantaseamos sobre el homenaje que nos vamos a dar, y las Moretti que nos vamos a tomar. Ha merecido la pena sin duda. La próxima repetimos aquí? Londres?

Ha sido un día duro, bonito…..Es curioso anoche miedo a no dormir, hoy miedo a despertar. de nuevos esa extraña dicotomía: Si anoche no conciliaba el sueño por nervios responsabildades querenciosamente asumidas y demás, ahora el miedo es a dormirme y despertarme para tenerLA que correr de nuevo, es curioso las sensaciones que llega a producir la mente

Despues de esta experiencia ya no tengo dudas de porque corro. Después de todo esto, tengo cada vez mas claro, que quiero seguir corriendo cosas de estas que les llaman Maratones, me haré viejo corriendolas, si Dios quieres Jesus, siempre si Dios quiere.

Por que esto no es un deporte, es un estilo de vida, es un sentimiento, es emoción, dolor, sudor, lagrimas, alegrias, hermandad, amistad, compañerismo. Porque hoy, a pesar de haber pasado mas de 48 horas , apenas puedo andar, y ya estoy pensando en cual será mi proxima carrera. Porque cuando nos colgamos un dorsal,  ya nadie es ni del PSOE ni del PP, ni nacionalista ni extremista, ni ateo ni cristiano, ni del atleti ni del barsa ni del madrid,  NO, somos corredores, compartiendo un mismo espiritu. Y tampoco tengo dudas, porque me creo, engreído de mi, que con cosas como estas, como ponía el otro día el amigo Cristobal en boca de Máximo Décimo Meridio, el Gladiador por excelencia,
, “haciendo cosas como esta, tenemos nuestro eco en la eternidad”, al menos en la eternidad de cada uno… ;), esa que como los objetivos en la vida nos los fijamos todos, y son, o han de ser tan respetables en todos.

Correre más, sin duda. Creo que la próxima vez, la clave estará en no mirar a los lados, y seguir mi ritmo, sin mirar y pensar en nadie más que en mi. No se puede ser tan curioso, ni tan hipocondriaco cojones. No perder nunca respeto a la distancia, será otra de las consideraciones que tendré en cuenta, cuando vuelva a preparar algo similar. Y nunca creerme, que iba tan tan entrenado, porque a veces hay que pecar un poquito más de humilde, y no pensar que llevo los deberes tan bien hechos….A pesar de todo, creo que la experiencia y disciplina de entrenamiento. El haberme entregado totalmente a la disciplina casi diaria de correr, ha merecido la pena…

Empiezo a acumular muchas de estas contigo Jesus… seguro que seran muchas más….

Jesus 52 años contemplan a 39 . Pero, permitame usted decirle: el lujo ha sido el mío, tu que te empeñas CONSTANTEMENTE en decir que lo es tuyo por el hecho de poder hacer deporte con tus sobrinos . Sin ti, una experiencia tan en positivo nunca hubiera sido posible. Puestos a fanfarronear, no puedo decirte que hubiera llegado, tampoco que no. Pero lo que si puedo decirte a ciencia cierta, es que ni mucho menos con el gusto, el afecto, amor y cariño que para mi te has ganado para siempre. Hiciste que esos dos o tres últimos kilómetros, fueran de lo más llevadero, un camino de rosas, comparados con el infierno lento que podrían haber sido, y poderme fundir contigo en un abrazo a la llegada, que a lo mejor de otra forma no hubiera sido posible. Ala ricon, y lo voy a ir dejando, porque me empapo los ojos de lagrimas, tengo gente enfrente, que pudiera ver a todo un “Commander ” -que dirían mis amigos de las motos- llorar, y no quiero llegarte a la fibra que te lo haria hacer a ti también… Un abrazo Tio, creo que con el abrazo quedo todo dicho.

Y a todos vosotros, avidos lectores, amig@s (si cuando he llegado aqui, ha quedado alguno) como siempre las gracias. Por los ánimos recibidos, los mensajes enviados por todos, y por llegar hasta aquí leyendo, porque muchas veces aguantar este coñazo, tiene más merito que correr la propia Marathon.

Pdta: Ah! y correr no es de cobardes… cobarde es quien se rinde. 😉

MARATONA DI ROMA: Veni, vidi Vici. Ahora a por ¿cual?

Diploma_10477

como este tenia, y tengo las piernas. Por Dios que dolor, ahí, ahí, en ese agujero mismito.
Solo en el proceso de activacion del chip, logré quedar por delante. Aqui SI te di el hachazo y pude contigo jajajajaa

De los 142 kilogramos a los 42.195 metros (Previa) ó 42.195 motivos para correr

“sin correr no hay impacto. Sin impacto no hay dolor. Sin dolor no hay placer”

A menos de 15 dias, ya sueño con la salida

Ya queda menos….Se va acercando el momento. Se va acercando la hora de la verdad. y como dicen los psicólogos expertos en marathon, al igual que ocurre en los primeros kilometros de cualquier carrera, el hemisferio izquierdo del cerebro (claro no iba a ser el derecho), manda a veces constantes señales de desanimo, que hay que capear para seguir corriendo. Y cada vez uno se siente más “nervioso”, con ansiedad de acabar el embarque el que nos hemos metido. De hecho, ya son varios los días, en que “no me lo puedo quitar” de la cabeza, y aunque todavía no me amarga el sueño, si son constantes en el día mis pensamientos en ello. Como será? Llegare? el muro? los adoquines serán tan incomodos? y si? bufff… siempre obsesionado por alguna pequeña lesión que pueda frustrar el sueño… ya queda menos… tengo agotados ya no la cabeza, los músculos del pensamiento que me van a doler… ya queda menos…. Siento la necesidad de reafirmar la mente en la falta de problemas. Es increible como arremeten contra uno, pero es igual de increibles los mecanismos que acomoda el cuerpo y como se defiende con subterfugios del alma que el cuerpo se va buscando.

Esto, no conviene engañarse, ni es una vocación ni soy una promesa en ciernes… como todo empezó siendo algo en corta ambición. Una carrera, aunque fuere Marathon, que poder correr con Elena, en hacer 10 kilómetros por una ciudad desconocida haciendo turismo, ya que íbamos de viaje y coincidía una Marathon en aquella ciudad

No os voy a meter un rollo, de como empece a correr (eso ya lo hice antaño), pero si al menos introducir en la distancia, de como un tío de 142 kilos, se pasa a plantear quitarle el “1” a la pesada y ponerse a correr 42.195 kilómetros. A medida que me he ido “metiendo” e involucrando con todo ello, han ido pasando las distancias, a 10 kilómetros, luego intentar media marathon, para posteriormente pasar a intentarla hacer entera. Total la inscripción estaba pagada desde hacia 6 meses.

Sé positivamente, que hay otros muchos igual de preparados o mejor que yo, con muchos mas años corriendo, mas cualidades y que no se han atrevido con ello, porque honestamente se consideran no preparados. Eso me da mucho respeto.

A mi, la impulsividad de mis actos, una de mis mejores pero también mi peor cualidad, me dice de intentarlo, de querer saber cual es esa sensación, de experimentar….pero en contrapartida, es el miedo a poner el pino demasiado alto…. ¿no me estaré extralimitando, yendo de “sobrao” una vez mas?….

A lo largo de los años, y gracias a Dios, por la fortuna que he ido teniendo, en primer lugar por conocer a la mujer que tengo, y que me permite, con tres hijos, estos “lujos de tiempo” y mucho mas (entrenar casi dos horas diarias, y compaginarlo con el tenis, las motos, amigos … etc… etc), no es fácil, y ella me deja coordinarlo bien, siempre con una sonrisa cuando llego de cualquier parte.

Decia que a lo largo de estos años he podido ir haciendo realidad mucho de los sueños que he ido teniendo de pequeño…. el jugar casi a diario al tenis o padel (la raqueta siempre fue mi obsesión desde peque, quizás porque tenia enfrente del apartamento de mis padres una pistas privadas preciosas donde nunca pude jugar, y los pijos de vecinos lo hacían a diario…), el hacer submarinismo al igual que lo hacían mis “madelman” otra de mis pasiones (quizás porque era mas de secano que los chopos), o el tener una moto, que nunca me dejaron tener (quizás por la muerte en accidente de moto de un hermano de mi padre)… Todos los he ido cumpliendo. Todos “en real”: juego al padel en todos los clubes y sitios que jamas pude soñar; doy (me dan mejor dicho) clases de tenis dos días; buceo “de habitual” en un paraíso como es Lanzarote, e iremos a bucear con tiburones algún día; motos, tengo “la mejor” y la disfruto y exprimo al máximo. Los que me conocen además saben la pasión con las que vivo las cosas que me gustan, las devoro!!!!

Todos estos hobbies (no olvidemos que un amigo los definía, como (“errores de calculo en la búsqueda de la felicidad”) los cojo y creo que mantengo con un animo y un ansia voraz de querer disfrutar y pasarlo bien. No me lo toméis con el animo de presumir de todo lo que hago, es un relato de lo mas sincero que no pretende eso….

El descubrir el hecho de correr no ha sido menos. Y aunque bien es cierto, que “esto” no era de mis ilusiones de pequeño, ojalá lo hubiera sido, ya que con el frenesí con la que cojo las cosas, y el ímpetu que le pongo a todo, ni el mismo Said Aouita me hubiera hecho sombra a mi….Fuera bromas, El Marathon es deseado en la medida que colma, un esfuerzo, para el que nunca me vi capacitado, incluido la fase mental. Por ello lo deseo tanto. Y salvo experiencia muy en negativo, me da que no será el ultimo. Es una manera en la vida, de ir proponiendo un reto cada vez mas distinto. En el que cada vez tengas que batir a algo con tu llegada a meta, y a su vez te permita horas de pensamiento que dan las horas previas de entrenamiento en solitario, liberación de endorfinas, bienestar posterior.

Para ello ha existido detrás esta preparación intensa, que como soy tan maniático he cumplido con meticulosidad, y lo que es peor hacérsela cumplir casi al mismo ritmo a mi tío, so pena de echarle la bronca mundial, verdad Jesus?

Afrontamos algo, en lo que tengo puestas muchas esperanzas. Creo que se lo debo al hecho de correr. O, que coño, me lo debe el a mi por tantas horas ahí, después de llegar de trabajar, lloviendo, o con frío (la otra noche, nevando). Pero quiero comprobar esa satisfacción, el comprobar paso por paso, en una ciudad desconocida totalmente para mi, que se siente, al ver colmado, todo lo que has ido pensando en esos ratos solos, rodando horas y horas, kilómetros y kilómetros en solitario. Todo lo que he repasado, y a veces madurado… ¡ tantas horas!

Estoy seguro de que merecerá la pena.

No tengáis ninguna duda, pero ninguna, que aparte del “SER” en forma de mujer, que menciono en las primeras lineas de este post, me acordare, y mucho de todos los que por aquí, o por allí no habéis parados de dar ánimos, y, porque no, a los que han tocado los webos este tiempo, que también ha sido un acicate importante.

Este es otro de los puntos. Os puede parecer egocéntrico. Lo podréis llamar presunción, vanidad personal, o llamarme engreído directamente (no lo haréis, porque ya me he encargado yo de eliminar a los que me lo pudieran llamar jejejeje)…pero como me sale así lo digo: ha sido una parte fundamental del proceso, el pensar en las caras que pondríais much@s, cuando me vierais terminar 10 kms, cuando vierais que llegaba a 20 kms, o cuando llegue por primera vez  a 30 kms… En los ánimos, en las risas de después, en lo de “te quedas en el chasis”… en lo de “el runkeeper del Rafuky, todo el día pitando.. “De veras que anima… Cualquier cosa publicada, te anima a seguirla, a realizarla, aunque no sea por defraudar al resto. Cuando los de fuera te importan y los quieres tanto, no es que sean mas importantes que tu mismo, pero si temes un poquito defraudarles, hiere tu orgullo personal mentalmente, y te hace llegar a cosas que a lo mejor por si solo no intentarías… y por eso muchas veces te embaucas en una hora corriendo, cuando en silencio a lo mejor lo dejabas en 40 minutos. Se que pregona justo todo lo contrario, de lo que la Biblia dice Jesus, cuando alude a “… que tu mano derecha, no sepa lo que hace tu mano izquierda”… pero… y es justo, no se si honesto,al menos reconocerlo.

Igual que de veras, que también me acordaré, el orden de factores nunca altera el producto, de los tres bichos que tengo por hijos, Marcos, Alvaro y Pablo. A ellos de alguna forma se intenta dar ejemplo en la vida, con el teson, la lucha diaria, la preparación y el esfuerzo. Unas veces es garantia de exito y otras no lo es. Pero espero que la imagen de no ponerse nada por delante, de planificación, de preparacion casi diaria, les haya calado, y les sirva para afrontar, quizás algun dia con otro prisma, las muchas historias que a buen seguro les planteará la vida.

Os digo que de verdad fue importante y como fue importante, al menos para mi, por todos y por mi el primero, LO HARÉ.

He leído no se cuantos libros, referentes a ello, tropezientos artículos, sobre su preparación…. Creo que los condicionantes físicos, han sido tenidos en cuenta, mi hipocondría, no me hubiera dejado hacerlo de otra manera: revisión cardiológica, pruebas de esfuerzo, de láctico, estudio biomecánica de la marcha, ante la única lesión que he tenido, en la cintila iliotibial, todo ello tendente, a perder mas de 42 kilos como sabéis, moldear y depilar unas piernas, que ya quisiera el del anuncio de Nike (no tengo abuela) y dejar unas pulsaciones de 96-98 en reposo que tenia antes, a poco más de 46 que tengo ahora… y aumentar la frecuencia cardiaca máxima hasta las 208 ppm.

Creo, igualmente. que las etapas han sido cumplidas con éxito. Como reza la leyenda de la evolución de todo corredor que se precie de serlo, he corrido, andando, mezclando la carrera con caminatas; he conseguido hacer 50 minutos de carrera continua; he conseguido terminar una carrera de 10 kilómetros; incluso unos meses mas tarde, terminarla por debajo de 50 minutos… he conseguido terminar una media maratón, incluso terminar alguna por debajo de 1:50. Ahora queda el Marathon. Lo terminaré sin tiempo, porque la verdadera honra será acabarlo y poner fin a tanto sacrificio y esfuerzo… Creo que la recompensa merecerá la pena…

Igual que merecerá la pena, el seguir posteriormente corriendo y devorando etapas de esta faceta que descubierta a mi “vejez” me tiene enamorao, pero nunca mas que tu Reina, que eres sabedora que sin ti nada de esto, ni de nada, seria posible.

Al igual que, y estableciendo un paralelismo con las aficiones descritas anteriormente, en el buceo me encomiendo a Neptuno (por eso, entre otras cosas soy del Atleti), para que vigile mis inmersiones, mi propio tío Tonin vela, desde lo mas parecido que habrá al cielo, por mi seguridad cuando voy en moto… Seguro!…. aquí venderé mi alma al Soldado Filípides*, que fue el primer humano en correr la distancia, entrare en su club, y como no me dejará solo y comprenderá que los esfuerzos realizados son mas importantes que toda marca, y a buen seguro, nos llevara en volandas a la Meta en el Coliseo, donde luchaban los Gladiadores, para venir a contarlo raudo y veloz, como este soldado lo tuvo que realizar para dar la noticia recorriendo Maratón desde Atenas: Amigos alegraos que hemos ganado esta Batalla a los romanos!.

En cualquier caso, biensabido tenéis que os lo contaré en este mi escaparate publico, que también es vuestro…

Cuando corres el temor no te alcanza
Cuando saltas la duda queda atrás
Cuando juegas la voz que oyes es tu voz
y cuanto más la escuches más libre te sentirás

No quisiera despedir el extenso articulo en formad e ladrillo que me ha quedado (o Encíclica que dirían algunos), sin hacer uso, aunque solo fuera del animo que me da verlas, de imágenes que han sido mi banda sonora, durante estos meses. Espero que os guste

Espero que, algun dia el esfuerzo que han visto en su padre les sirva algun dia, para afrontar con capacidad de sacrificio las multiples pruebas que les pondra la vida.

El “SER” del que os hablo tanto…

Vaya paciencia la tuya ¿eh Jesus?

Creo que la preparacion “it´s correct”… No solo baje peso, también consegui bajarlas…


Ahí esta la medalla del finisher, el ansiado trofeo.

Creo Modestamente, que la preparación fue la correcta

Dices tu de anuncio….

Sino existian animos, ya mes los daba yo, fantaseando una entrada por debajo de las cuatro horas….Seria…


… casi un año esperando… pero merecerá la pena.


Fuerza y Valor, cual Maxímo en el Circo Romano… Irá por vosotros Seguro. ¿Y sabeis porque? Porque todos los caminos conducen hasta aquí, hasta Roma. Sé positivamente que el dolor estára ahi, y sera mi amigo porque habre llegado a él, donde nadie habra podido seguirlo, y también se, que  este dolor será pasajero, pero, a cambio, la gloria será eterna, y el orgullo sera para siempre.


*la gesta del soldado griego Filípides, data del año 490 a. C. Dio nombre a esta carrera, tras haber corrido unos 40 km desde Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa. En honor a la hazaña de Filípides se creó una competición con el nombre de “maratón”, que fue incluida en los juegos de 1896 de Atenas inaugurados por el Barón Pierre de Coubertin. Los 42.195 m por los que hoy día conocemos el Maratón datan del año 1908, cuando se celebraron los Juegos Olímpicos de Londres y la reina estableció, sin quererlo, esta distancia como la distancia oficial de la carrera de resistencia por antonomasia. Esta distancia es la que separa la ciudad inglesa de Windsor del estadio White City, en Londres. Los últimos metros fueron añadidos para que la final tuviera lugar frente al palco presidencial del estadio.