Roth ´18; Try#2: La Persistencia garantiza justicia, y es la Constancia quien mientras… la mantiene VIVA® by Rafuky.

Persistencia: De Lat. 1. intr. Mantenerse firme o constante en algo.

Nota Aclaratoria como siempre: Largo muy largo. Responde a necesidades como siempre, de revivir con todo lujo de detalles en un futuro cada vez más cercano todo eso que me hizo disfrutar tanto, por eso me recreo tanto; esta vez no había ninguna necesidad como si la hay otras veces, de decirle a las RRSS nada, esta vez todo había quedado dentro y lo sabia quienes lo tenias que saber. La insistencia del coprotagonista en ¿donde esta el post? y la necesidad antedicha hacen posible que vayais a perder 20 minutos de vuestro tiempo en ello. Pero será vuestra elección. Comenzamos

      No soy rencoroso, ¿o si? no lo sé, pero venia buscando JUSTICIA: el título redundante del post (Try2) así lo adelanta: cuando hay un segundo intento, es que el primero fué fallido. Se lo comentaba a otro buen amigo,  currante como pocos de esto, y que recientemente ha conseguido su sub10* en Vitoria hace unos días, también en un segundo intento: – Suerte no, Manu deséame justicia joder que entrenamos un huevo de horas al año,  para fiarlo todo a la suerte. (*Esto juro que lleva escrito desde 2 de Julio de 2.018, porque hay personas que como el Mago Merlin que vienen del futuro y todas estas cosas ya las han visto).

 Muchas veces la obstinación, el trabajo duro, desgraciadamente no son garantías de nada, pero si te olvidas del tema temporal, y las dejas pasar casi siempre suelen dar resultado. Como la vida misma, te devuelve todo cuanto le das… esa frase la escucho resonar tumbado en meta, extenuado del esfuerzo y recibiendo puñetazos en el pecho del protagonista de esta historia… pero no adelantemos acontecimientos. 

Decidí abandonar la presión, para no frustrarme, rayado  de intentos imposibles para correr la Maratón en 4h (ó eso creía) este mismo año. Me dije a mi mismo, que para que esto fuera disfrute, quizás debería recordar de vez en cuando de los 146 kg que vengo…  y que quizás el mérito tan solo esté en realizarLOS y prepararlos.  Pero por otro lado, no me resignaba  a que algún año llegara la tan ansiada carrera perfecta “para liar el taco”. Un año este en que por circunstancias excepcionales se me cruzaron 2 IM por acompañar a un buen amigo a su primer Lanzarote, y por la cejación que tenia de quitarme la espina en Roth, el caso es que siendo hombre de #ONEIronmanYEAR, se me presentaron ambas oportunidades en poco más de dos meses y arriesgúe. La logística y la situación complicada que tenemos en casa, hacia que el viaje muy al contrario de aquel primer RothVideo, tuviéramos que hacerlo en plan pareja, en cómodo avión, alquilando coche en Munich en unas minivacaciones de enamorados, fantásticas, muy lejos de las “penurias” de la AC.

face

Ya en esta entrada de Facebook, me dije que para que esto fuera disfrute, quizás debería recordar de vez en cuando de los 146 kg que vengo…

Permitirme aquí,  en lo extenso ya del post, hacer un publireportaje con mi amigo Alex de Tritransport al que pretendo hacer toda la publicidad del mundo, porque el servicio que da y las comodidades que proporciona son absolutamente increíbles. No dudes en contactar con él si tenéis algún Ironman y os queréis despreocupar de la bici: trato top, y fiabilidad. Yo era la primera vez que lo usaba porque todos los Ironman que hasta la fecha había ido por Europa hablamos viajado toda la familia en autocaravana, pero la verdad es que no tiene precio ni el trato de la bici, que te desentiendas de ella, y dejes toda la gestión de algo tan necesario en una prueba de este tipo. Gracias Alex, solo los que te conocemos sabemos el curro que lleva eso por detrás, y lo poco que lo agradecemos muchas veces.

IMG_2638.jpg

Así de espectacular lucia la Transición de Roth desde el MavicAir.

Al lio que nos dispersamos. Llegaba eso sí fuerte, abandonado ya de muchos tecnicismos, y muchas de mis “freakadas”, resignado de otras, y avalado con mucho entreno, como siempre,  pero con pocas esperanzas, convencido ya como estaba a que no podré nunca correr una maratón en 4h por principios de fisiología deportiva… Mandaban los números del ultimo IM de Lanzarote, de este mismo año. Era una norma básica que había contrastado con “especialistas” en la materia y a ella me había resignado. Pero guardaba un AS en la manga, que ni en mis mejores sueños, soñaba que fuera a cuadrar. Ya recordareis a mi Madre que falleció hace unos años, pero me envía siempre alguien.. debe ser por aquello de no estar solo… Ella me decía siempre: – Hermoso que tu no estás acostumbrado a estos esfuerzos, que has estado muy gordo Rafa, tu si te cansas TE paraS. Por ello, acostumbra a enviar UN ANGEL, como  ya hizo en Vitoria que recordareis me mando el primero en forma de amigo catalán “trote, trote no andes” que me animara a seguir en el IM que peor lo he pasado nunca; luego se me presentó ella en Lanzarote cuando atardecía en mi segundo LZ, y que acabé feliz pero en silla de ruedas con una trocanteritis en la cadera; o me mandó otro, incluso en este mismo Roth del año anterior, a Nacho, en forma de profesor de Educación Física de un instituto de Valencia. Pero esta vez me enviaba, me tenia reservado, uno de verdad… de carne y hueso. Me mandaba a un buen amigo, que por edad podría ser mi hijo, forjada amistad en penurias de aventuras de carretera, para ayudarme en el empeño que nos traíamos entre manos. Era lo que el bueno de mi amigo aún desconocía, y mi madre se había dedicado a planear a nuestras espaldas, Codito de ahí que cuadrara todo: el viaje un año antes, la plaza con lo difícil que es, salir en la misma oleada -de entre 4000 tíos en mas de 14 turnos-, hasta el mismo bañador, en el mismo color cuando nos desvestíamos para ponernos al neopreno.. ahora…… que me fueras a coger, justo donde más te necesitaba, justo en los kms donde te podía “aguantar” fue ya de brujería… capaz de hacerla solamente mi señora Madre, pero en realidad yo no te quería anticipar nada, para que no te pusieras nervioso. ¡ Hasta el segundo de entrada fue el mismo, amigo, como para no desempatar un año de estos!

La natación muy accidentada, con lo relajado que se nada aqui.  Mira que se me había dado Lanzarote bien este año apenas un mes antes, pero aquí ya empezó mal -un poquito de excusita, venga! soltándose las goma de las gafas, y después rompiéndose la hebilla del reloj… 1h:17: ¡ Hoy tampoco va a ser el día ! En mis más optimistas sueños, me había planteado una natación en 1:10-1:12 para intentar el asalto… 5:35 bici, y 4:00 de Maratón y 15 min Transiciones. Así que me resigne a que tenia que ser otro el día del asalto al sub11: a gestionar Rafa, y a disfrutar como tú sabes. Pocos errores permitía el plan perfecto y ya se han cometido.

De salida, -aún a sabiendas de ocasionar algún pesar- con un Tritraje de Endura (el D2Z Road Suit) espectacular, muy cómodo testado ya en Lanzarote y en Marbella este año, que me iban a hacer ganar unos minutos interesantes en las transiciones porque iba a hacer todos los sectores con el mismo (hemos pasado de 22 minutos a 14!! ya me duermo algo menos). Muchas veces los sentimientos de pertenencia van mas dentro de lo que manifiesta externamente un simple traje.

En la bici, esta vez no hubo mala interpretación con los datos. Cuando le das a los pedales, sabes sufrir y te mueves en los 239w medios, salen los planes, que es lo q no supe interpretar el año anterior, donde mi candidez creía que con 204w íbamos a hacer milagros. (1400D+ para los de “la planicie” que es Roth :):

IMG_2763

Cuando al TP le das vatios, te devuelve rendimiento. ¡ No hay otra!

Ensayamos el día de antes, en un accidentado y corto reconocimiento del circuito (corto por averías varias que hicieron derivar nuestras bicis al caro Hospitality, el uno por montajes de ultima hora, el otro por cortar el cable del di2 en el desembalaje), un ritmo que a Codo se le antojaba “pelin” fuerte… Yo fantaseaba con poder hacer buena parte del recorrido juntos. Pero Codo (hábil como pocos en detectar rueda buena) no quiso ni saber de mí, cuando le dí alcance justo cuando empezaba la segunda vuelta. Como otro buen amigo, Javito, hizo muy inteligentemente en Famara, unos años antes… ;)))

IMG_2589

Las “familiares” en la sala UVI del Hospital de Bicis, esperaban ansiosas noticias de las mismas….

En realidad, en carrera, fue un subidón cuando Elena me gritó… (como me conoce ¡ señor mío!): – Rafa, ¡ ahí está, lo tienes a 500 metros !, que me hizo salir de mi zozobra de que estuviera siendo una bici regular, y me hizo crecerme para pensar que pudiera estar haciendo un sector espectacular. Muchas veces cuando se entrenan tantas horas en solitario, pierdes la noción de como estás en realidad, porque no hay agravio comparativo con nadie (del que ahora os hablaré y que yo tanto necesito para tener seguridad), salvo tus propios vatios, y como estoy regañado con ellos últimamente… ver a Codo, que le había recortado al menos 10´ (que era lo que calculaba me había sacado en la natación. Con Codo apenas había quedado este año, apenas una salida en Diciembre, con el pie pisado por un caballo, y que salí aún sin calas, porque sabia la ilusión que le hacia, pero  sabia que este es de los  que venia preparado, con muchas y concienzudas horas de bici; con un medio que me contó había saldado con media de 36 Km/h, me hizo creer que si seguía perseverando, que si seguía manteniendo ese ritmo, podría estar orgulloso de la bici que hiciera, como de hecho así fue.

Es por eso, que a pesar de la buena e irreal Maratón que hice, y digo irreal Maratón, porque es para entendernos, como si teniendo un 600, te dejan un día para una carrera un Ferrari. Pero fue la bici del sector que mejor gestioné, y más orgulloso me hace sentir por dos razones: porque lo hice solo sin ayuda (la carrera en parte sigo pensando que es innegable por la ayuda de Codito, aunque él diga misa); y segundo, porque supe reponerme con esfuerzo y tesón, y no desanimarme dando cobijo a los pensamientos  negativos: que iba a sacar una media similar a la del año anterior, (en la primera vuelta tan solo mejoraba 10 minutos, mis “normalitos” 6:03 del año anterior) cuando muy al contrario iba a sacar un tiempo fantástico, de estar volando, literalmente, encima de mi bicicleta; a ello con seguridad contribuyó la segunda de las vueltas, donde llevado por la emoción de coger a Codo, no solo mantuve la media de la primera vuelta, sino que la aumente en 10w, para pegarle un recorte de mas de 40 minutos de a lo que había hecho el año anterior. Esto que se dice y se gestiona tan fácil desde aquí, en carrera es complicado… porque cuando estaba en carrera daban ganas de tirar todo por la borda y volver a la comodidad, a buscar excusas fáciles que dar a lo que esperan de uno, y solo los que lo han sufrido saben lo que cuesta dar la vuelta a la tortilla revertir eso  y ello explica el motivo por el que estoy tan orgulloso de este sector.  Mantener media de 33, una hora tras otra, concentrado en un dato solamente hace que las horas pasen muy lentas y sino se le dan refuerzos positivos (que no venían en ganancias sustanciales de tiempo) era complicado mantener donde agarrarse que no fueran los acoples de la P5. Ahí es donde hay que PERSISTIR como dice el título del post (cuya frase no es copiada, sino bien meditada en carrera y con ®) como única arma de conseguir justicia, y sobre todo de CONFIAR EN MI, una vez más.

20x30-CRKR1417.jpeg

Habia mucho concentración. Pero eran muchas horas por delante para mantener ese esfuerzo, y habia que jugar… como Grizzman, sin el Fornite, pero en la bici

Esto me sirve  ahora además, para  ver en perspectiva ya en frío,  el distinto enfoque que dio Codo a nuestro encuentro corriendo, yo en bici salí a por el “picado” de demostrarle/demostrarme ¿que? y él sin embargo me dio una lección en carrera, cuando pudo hacerme lo mismo, y decidió quedarse a mi lado… por eso lo de generosidad amigo, otros hubieran tirado, arriesgando hacia lo desconocido, pero hubiesen tirado, aunque solo hubiera sido por despecho de la bici… Tú decidiste quedarte, ya me dejaste claro buscando qué, pero eso no quita tu grandeza, nobleza, y como supiste anteponer lógica, y preferencias personales, a la ambición de un tiempo o de ganar (bien ganado) al amigo, con lo que tanto habíamos bromeado todo el año. (No me vayas de oveja muerta, que te conozco que me decías cuando iba de “humilde” ; o el ¡ Ojalá me ganes, -con que te retaba cuando me venia arriba- eso significará que ambos estamos bajando de 11h!)

Por eso Codito, por todo eso y mucho más, y con esto zanjo el tema -que al final vamos a parecer dos cansinos pagando la cuenta de un Restaurante-: el generoso fuiste tu. Mucho que aprender de ti, porque yo sería de los que a riesgo de estamparme hubiera tirado… de haber podido.

Porque tampoco pretendo justificarme.  Mucho me temo que los  que me conocen saben que soy un tío que se pica hasta con su sombra, que si hubiese nacido toro me hubieran “indultado” en todas las plazas, y que si Dios me hubiera dotado de facultades para esto seria alguien inaguantable -de momento ahora solo lo soy escribiendo y hablando como buen Tdah que NO pone foco-; Eso no es ninguna novedad, pero lo que me preocupaba y se lo comentaba a Elena (esa pedazo Coach que me ha puesto al alcance la vida) es que no sé si es esa eterna manía de compararme la que me hace llegar a este estado, de rendir por encima de mis posibilidades; pero no sin criterio ella me decía que el deporte un componente fundamental es la competencia (unas veces contra uno y otras contra los demás), y mucho más cuando te apuntas a una Competición, como su propio nombre indica. No obstante en ese afán comparativo-competitivo, me ha llevado a ganar en alguna ocasión algún triatlón a compañeros que son mucho más completos de que yo, y tan solo el hecho de compararme con ellos, me HAN hecho mejor de lo que EN REALIDAD soy, haciéndome correr mis mejores carreras, sabiendo que daba igual si es por delante o por detrás por donde iban, ayuda igual. Y Roth Parte II fue un buen ejemplo.  Con Codo se daban ambos extremos: intenté ir tirando cuando iba delante, por encima de lo que le hubiera hecho de haber estado solo, para que me cogiera cada vez mas lejos, y no importaba que me hubiera pasado, pues hubiera ido siempre con idea de ir llevándolo a la vista y que me fuera sacando cuanto menos mejor en cualquiera de los dos casos rindiendo por encima de lo que lo hubiera hecho en solitario.

Y con ese aprendizaje me consuelo, pero por eso digo que me siento como haciendo un poco de “dopping sentimental”, como “aprovechándome” del compañero con el que compito, porque es mérito compartido, sin duda debido a alguien que te hace llevar ritmos que tu sólo ni soñarias. Es lo que obtengo, de esto que para mi, lejos de ser una virtud es un defecto: rindo más cuando me comparo con alguien. No sé si lo explico bien, pero sino dijera esto me estaría quedando algo dentro de mi que NO es mérito mio.

Por contra, y este es el aprendizaje bueno, también me ha enseñado, que puedo exigir más de lo que mi mente me hace conformarme cuando estoy sin esa competencia cercana, escondiéndome en el competir contra mi mismo en que tantas veces nos excusamos cuando las cosas van mal… Descubro que en solitario la mente se hace más conformista, y es fuera donde crece mucho más buscando la competencia . Resumiendo: A mi competir, y más si es con conocidos aunque sean mucho mejor que yo, me hace ir por encima de mis posibilidades (sobre todo las mentales).

  Por todo lo expuesto, la carrera, lo ya mencionado: totalmente irreal, sigo estando convencido que un tío con su mejor Maratón (como es mi caso) preparada en específico y sin hacer nada antes, es 3:40 le va a costar siempre un montón hacer la maratón de cualquier Ironman en 4:15, 4:30, pero el otro día tuve la inmensa fortuna de contar con la ayuda desinteresada de Codo, con un circuito lleno de sombras, muy llano, con un airecito fresco con 24º, todo fue un cumulo de circunstancias que permitieron el “milagro”.

Solo la fortuna de que se hubiera dado esa casualidad me permitió mantener el ritmo, cuando venia la flojera, y tornar a azul, todo lo que se venia negro. Literalmente le dije. “cuando te veo se me quitan todos los dolores”; de la alegría que me inundaba le tiraba la mano al cuello, que él me quitaba –no te apoyes que voy muerto-, pero tan solo quería abrazarlo de la emoción … Él, en cambio, me decía con una cara que no era la suya,  que me iba buscando como agua de Mayo, le leo después con orgullo en FB, que se sintió protegido (“con la seguridad que te dá un padre cuando eres pequeño” como de los piropos más bonitos que me han dicho y que Ojalá el día de mañana pudieran decir mis hijos aplicado a este u otro ámbito)  y a mi no se me ocurría otra cosa para animarle (que ocurrencias!!) que pensara lejos de que quedaba mucho, que lo quedaba era bien poco, que esto se nos acababa, pero que lejos de proporcionarle alegría le proporcionara pena, porque “ya se nos acaba Codito” ya no sabremos si volvemos a correr algún Ironman juntos. No se me ocurrió mejor técnica para que no se le hiciera eterno los 14km que nos quedaban juntos; luego con bromas para dar liviandad al asunto sobre que no nos parábamos en una Barbacoa que estaban haciendo unos lugareños, con un aroma que desprendía, porque – claro, como eres vegano… No se si estas chorradas le calaban o no, el caso es que íbamos con un ritmazo por el km.30 (ritmazo para mi claro, para el era un “ir tocándose los huevos” que le permitía hasta dar arcadas intentando vaciarse el estomago: Ay que joderse como es esto de los ritmos jajaja. En todos los IM que hasta ahora había hecho, necesitaba ir buscando refuerzos en mirar las pulseras, o cruzarme y ver las caras de los que todavía tenian que recorrer lo que yo ya había hecho, para reafirmarme…  . Aquí no hizo falta, tal era ¡ la alegría que llevaba¡ Tanta que primera vez, en un Ironman, a estas alturas, aún no había parado en ningún avituallamiento, y por todos pasaba cogiendo, algo solido, 3 vasos de agua, que me echaba por dentro o por fuera “a demanda”.  Le iba soltando improperios para hacerlo sentir importante y poner en valor lo que iba haciendo (no obstante lo era, porque aunque el confiara en mi experiencia, él era quien marcaba el ritmo) me llevaba con la lengua fuera, como aquella carrera en nuestra querida Cuenca a la que me llevó engañado un año, conocí por fin el Rio Cuervo, y corrimos por sitios con nieve ¡hasta las rodillas! – Codo, cabrón me llevas muerto… así me revientas… Cada vez que veíamos a  “mi entrañable” Flora (su madre) o a Maria, les decía: –Decidle que no abuse de un señor mayor, que no tiene compasión. Pero era con la boca pequeña, iba feliz, sabiendo que era un ritmo que podía mantener, y me/nos iba a dar la vida hasta el final. Por ultimo quería que se lo creyera, basándonos en lo mucho que se lo había currado: – Rafa, si nos queda lo peor... – Que cojones Codito, lo peor para los que no han entrenado, nosotros venimos con los deberes hechos, y a esos no hay bajón que valga… 6km y 3 cuesta abajo… ¡ No me jodas!

codo im.jpeg

Aunque pueda parecer que por lo estrecho de tiempo lo fuéramos hablando, (apenas 46 segundos) mentiría si os dijera que lo pensé como posible en algún momento. Ni ya en la mala natación que me hacia presagiar un día de no intentarlo, ni en la bici, y en la carrera sin mirar el reloj; mentalmente sabia que íbamos a estar en torno a las 11 y pico y me estaba ya conformando con vivir lo que estábamos viviendo, y conformarme con mejorar mi mejor marca en IM… Tuve tentación de mirarlo, pero hubieras sido un ingrato con él si le cargo esa presión añadida y hubiera sido muy injusto emborronando un recuerdo que estaba siendo maravilloso. Cagamos, meamos nos avituallamos, estaba siendo precioso (aunque esté metido lo escatológico en la frase). Por eso decidí callar… y entrar en meta sin conocer aún el tiempo pero levantando brazos como si el objetivo se hubiera conseguido. Ni siquiera el tiempo que me dijo Elena que se impresionaba en el arco a nuestro paso me permitió verlo. Tan poco sabedores éramos, que dejamos pasar a gente por delante, me encantó aquello de: “Déjalos pasar Rafa, busquémos nuestro momento“. Solo tumbados en el césped, dí vuelta al reloj, miré tiempo total, y le dije a Codo: – No sabes lo mejor amigo: Hemos bajado de 11!! y tu sabes lo importante que era para mi. Y así fue… – Cabezón, cabezón, eres un puto cabezóny lo de los puñetazos en el pecho que os decía al inicio como la agresión más dulce que recibí nunca y así un montón de recuerdos y caras inconfesables que quedarán en nuestra memoria por siempre. 

Si que me pareció reseñable y por eso os pongo la foto, que al entrar en meta tuve la extraña sensación de estar ajustando cuentas con alguien…. Vuelvo a jurar que no sabia tiempo exacto…y el bueno de Codito no me dejaría mentir,  pero tenia la sensación y las fotos lo demuestran q el objetivo estaba nuevamente cumplido (había disfrutado si) pero esta vez, me  daba la sensación que  había sido con nota. Así lo reflejaba en mi mirada a Elena…

20x30-CRKA2249.jpeg

Terminando: mi sueño sub11 me ha perseguido desde aquel primer Ironman de Klagenfurt, que ya os glosé en su día, y que juro fue el primero que hice sin saber que existía la palabra “subX” relacionada con un Ironman. Y ciertamente pensaba, y no era ambicioso creo, que si sin pretensiones logré hacer marca, pasados los años con mas experiencia, mejor material, mas vivencias, podría rebajarle esos 20 min para hacer sub11. En Vitoria lo tuve muy cerca; “los” Lanzarotes  no cuentan para estas lides, y Roth el año pasado me puso en mi sitio, demostrándome que al Ironman ni se le puede vilipendiar por mucho que entrenes ni pedirle cuentas por muchas horas que le dediques… Así que aquí, como decía al principio venia a ajustar cuentas, como un ser vengativo y rencoroso. Buscando obtenerla sobre todo con mis enanos, que me habían hecho “bullying” con el tema todo el año, ante el más mínimo despiste: Papi, así no; Papi así se nos va el sub11, cada vez que me comía con ellos unas palomitas, o los llevaba al McDonalds a por una hamburguesa… ;)))) .  De hecho entré por casa a la vuelta con el certificado mordido en la boca.. riendo en un afán de demostrarles que cuando se cree, y se trabaja se consiguen cosas, porque entrenos me han visto saltarme pocos.

36735820_957207747773773_9120636767026806784_n.jpgAhora ya logrado el objetivo, lo dije las muchas veces que falle en el intentó agarrándome a la frase como consuelo, pero lo sigo pensando: el Ironman a pesar de todo es una prueba, que cuando metes en la ecuación el parámetro de tiempo corres el riesgo de mandar al traste muchas cosas, obligándote a optar solo por el resultado, vuelves al Ironman el ser más ingrato cuando a lo mejor te habrías de quedar con lo que has aprendido del mismo, independientemente de como haya sido este. Que tienes que hacer muchos IM para obtener la perspectiva que te da poder manejar los tiempos, y que esta vez salió bien, pero que hay otras ocasiones que no sale así y se tiran por la borda meses de entrenamiento jugados a una sola carta.

Me sigo quedando no ya con el sub11, que vete tu a saber cuando volveré a conseguir si es que lo consigo alguna vez más. Porque lejos de todo ello me vuelvo a quedar con la filosofía de vida, y los aprendizajes que me ha hecho obtener. Por eso estoy tan enamorado de esta prueba, por este modo, por ese estilo de vida que me permite llevar, por poder contar historias como la de Codo esta vez, la de JaviR, Isra, PedroM, la de Joserra, Ramon, Álvaro, Santi, Dani (mentor), Nieves, Amaya, RafaH, Luis, JuanitoDV, IñigoC*, Jesus, DavidL…  y la de tantos otros que he tenido la inmensa fortuna que me hayan acompañado en todo este camino y a los que digo que me siento orgulloso de haberles metido el gusanillo del Ironman en sus venas, y haberles incitado a realizar al menos uno en su vida.

Se lo dije a él en carrera, y juro q lo decía sin ningún miramiento, ni con ánimo de hacerle sentir mejor que lo que ya estaba porque él tampoco lo necesitaba ya, pero probablemente  sea el q más intenso he vivido de los 7 que llevo hasta la fecha: fue muy bonito el primero por supuesto, los 3 que hice en LZ porque nunca seré objetivo con esa carrera, y  principalmente con la edición en  que junto con otros 14 pirad@s, a los q engañé vilmente, conseguimos ser todos Finishers. Pero este ha sido especial, por el logro, SI, no me engaño, pero también por haber exprimido hasta la ultima gota de mi, y también, por todo lo q estaba surgiendo,  por lo mucho que había vivido desde dentro, y lo consciente, y el estar presente,  que por primera vez habia sido las 11 horas que habia durado esto.  

Al igual q con Joserra describía el año pasado el momento inicial en el que flipábamos literalmente  viendo aquellos globos en el Disneyworld del Triatlon que es Roth,  en este me quedo con los ratos pasados a la llegada  y que en este corazón quedarán por mucho tiempo… hasta aquí podemos leer….

20x30-CRKV0008.jpeg

El resto ya lo conocéis, 10:59:14, Puesto 859 de casi 4000 tíos y sobre todo otra experiencia más acumulada, más aprendizajes que integrar. Aún no se donde acabaremos el año próximo (Niza, Wales quizás Zurich…), pero ya quitada la fijación seguro que en alguno donde sin dejar de fijarnos cotas que no nos vuelvan conformistas,   disfrutemos como lo hemos hecho en todos en mayor o menor medida, y que nos sigan dando la razón de ser, estructura y estilo de vida, que nos dá este bendito deporte.

 

Agradecimientos:

     A ti Codo, por todo lo que ya te he dicho, porque sin tí no hubiera sido posible,  y por todo aquello que nos dijimos tumbados en aquel césped. Ay Codito, Codito quien nos lo iba a decir… Tenia la sensación de que eras alguien especial, pero después de todo lo que hablamos, confidencias reveladas 24h antes, lo cuesta arriba que en ocasiones se pone la vida y las decisiones que a veces tenemos que tomar, me sorprendiste porque siempre lo haces de forma acertada: eres capaz de dejar ambiciones, pensar de manera fría… en un mundo en este que nos devora, en el que nada es suficiente nunca, y conformarse en lo razonable parece que es la excepción. Es tan raro en alguien tan joven, vea esto con tal claridad. Curisoso que en la Charla tipo TEDx que les di, el pasado mes a chavales de 15 años, sobre los valores del IM, (y que los que no la hayáis visto ya estáis tardando llevamos casi las 300 reproducciones, -ratio del 90% visionado de los 20 minutos que dura-) les aludía a  conceptos como generosidad, y de lo que  se aprende muchas veces si dejamos el resultado (el tiempo en este caso) al margen y aprendemos del camino que nos lleva hasta él sea bueno o malo. Que bueno! todo concentrado ahí en el mismo sitio, viviéndolo en primera persona,..;). Que lecciones más grandes le dan a veces los amigos a uno!! y que no hacen sino dar valor a todo lo que vivimos en una prueba de este tipo Por eso ahora valoro el doble la generosidad de Jose Codoñer que decidió no aventurarse a seguir (y como se lo agradeceré), y tener la ama de ir arrastrarse conmigo. Ya sabes y tú especialmente porque me lo llevas oyendo en las muchas salidas, lo que me gusta establecer paralelismos entre Ironman y la vida Por eso estoy aún más que seguro que todos esos valores que llevas incorporados de serie, y serán garantía de éxito para ti en un futuro, y te ayudara a sobrellevar todo lo que te venga por delante… Ah, una ultima cosa: Te dejé pasar primero, porque soy del Atleti, y lo de entrar segundos empezamos a interiorizarlos.. pero ¿cuando desempatamos? ;)))

     A ESA, por ser la de siempre, por mantener viva en mi la llama de todo esto, la que me ayuda a superar cada día con una lección todo lo que viene por delante, la que anima cuando se está bajo, y la que te alaba la constancia, como principal arma para que sigas adelante, y a la mejor consejera que puede tener uno en la vida. Que poco consciente eres de todo lo que aprendo de ti, y que intento aplicar en cada carrera y en la vida cada dia que me levantó. Te debo un POST por cierto, pero confórmate de momento co n un párrafo jajajaja.. y una foto!!!

 

IMG_2329.jpg

Gracias a Javier Sola, que aunque no seguiré con él el año próximo, ha sido una parte muy importante de esto, por los valores que me ha enseñado a mi como deportista, y por haberme enseñado a personalizar la formula W que he necesitado en cada momento. Me  mostraste optimismo cuando te mostré mis miedos a hacer dos IM este año y tu lo viste claro: Adelante! Tu me enseñaste a correr de nuevo, a salir de aquella lesión, a demostrarme con datos, porque era mejor meter cadencia a pie que no meterla …  Me pasa contigo,  lo que con la bici, las ruedas que llevo y con tantas cosas: me sobra entrenador por todos lados… y quizás sea otro de tu larga lista de espera quien tenga que pasar a ocupar mi lugar, alguien a quien puedas exprimir mucho más de lo que has hecho conmigo. Gracias de corazón, sabes donde tienes un amigo para siempre: no nos salió a la primera, pero a la segunda lo hemos “bordao”.

Y a la persistencia, por habérseme sido regalada del cielo, en bolsas de 1.000kg, sin ella sería imposible prosperar en nada en la vida. Y gracias también a la Constancia que es la que hace más llevadero el camino.

A todos cuantos leeis, pasais, opinais, y los que no opináis, da igual: soy consciente de los muchos piropos que ya habéis dejado y que me alientan a seguir adelante, cuando vienen mal dadas. Cada paso por la alfombra, era un poco conectar con vosotros y saber que estabais pendientes. Esto también ayuda, no sabeis cuanto! Nos volvemos a ver en 2019 ;)))

 

poder persistente

 

 

Anuncios

Roth ´17; Try#1: Cuando la recompensa es el ESFUERZO y no el RESULTADO

Nota Inicial que debería dejar pegada en todos mis post: Lo digo siempre SON MIS MEMORIAS, las quiero leer y releer cuando sea mayor, no llevan otra finalidad… y esta vez, si me suelen quedar enormes para hablar de un Maratón, el ladrillo, es de casa entera… así que absténganse los eruditos, concisos y breves, que se aburrirán como ostras, y se dediquen a leer las múltiples Biografias de otros personajes más ilustres que yo, y que abundan la Red. Al resto, Bienvenidos a casa de nuevo… 

Una vez hecha la advertencia publicitaria, mi consejo, es que lo leáis por partes: primera el propio VIAJE FAMILAR; una segunda, sobre unas REFLEXIONES en torno a la naturaleza de la prueba; tercera unos RETAZOS muy breves (en comparación con otras veces) de lo que fué la prueba… o en su defecto vayáis a la parte que más os interese… porque sino va a ser lo único que leáis estas vacaciones jajajajaj.. Comienzo entonces.

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y NO en el resultado. Un esfuerzo total, es una victoria completa”. Mahatma Gandhi

img_4377-e1500997401158.jpg

 

 

Part. I: Apenas diez dias fantásticos

El viaje comenzaba anunciador de algo; recién comenzada la aventura, todas las ilusiones se tornaban a fundido a negro, cuando con apenas 296 kms, poco más de los 226 que tiene un Ironman, la Autocaravana, explosionó subiendo La Muela, un golpe seco como si la misma se hubiera partido en dos, debido ser al ver los Molinos de viento a pocos kilómetros de llegar a mi querida Zaragoza…

La Virgen del Pilar de la que tan devoto soy (no obstante llevo una cinta con sus dimensiones en ambas bicis) decidió tender su manto, y hacer que la avería no fuera más allá de un simple manguito, y conseguir que un buen amigo, consiguiera que nos dejaran abierto el taller para chequear la misma, borrar el error y poder continuar la marcha. No sin antes, rezar a todos los santos y vírgenes,  dejando un cuerpo regular, en negociaciones con el Seguro CAP, primera en la frente ya que no responde sino de 72 euros para la noche (que he de adelantar yo), no se hacen cargo ni del perro ni de la mercancía (por supuesto bici es mercancía jajaja), y me enredo en unas diatribas absurdas con una señora sobre la distinción entre PMA y TARA del vehículo que llevo, y de si sé aproximadamente la carga que llevo…  tirado en plena A2, con una estúpida telefonista que para todo me enviaba requería de efectivo o mi tarjeta, y de una empresa de alquiler de caravanas (Caravanning K2), que no estaba dispuesto a facilitarme otra, porque es “epoca” y no manejan vehículo de sustitución: flipante. Me veía pues puesto en casa, al día siguiente y con el viaje totalmente acabado…

Nuevamente Elena una vez más, me sorprende siempre positiva (que raro!), buscando soluciones para todo y todos, y llevando a los niños al bar más cercano, dimos en llamar a Pablo, amigo de Zaragoza, que fué el que realmente encauzó el problema haciendo que permaneciera un taller abierto que nos atendiera, para ver si al menos podía ser una chorrada (como así fué) y poder terminar el viaje… lo que me obliga otro año, a volver a agradecer a la “Pilarica” en Octubre tal milagro, porque yo de lo poco que entiendo de mecánica, y con el porrazo que pegó la furgoneta daba poco por ella la verdad; bien es cierto que era nueva, con poco mas de 3200 kms….

En tales diatribas me encontraba con el gruista llevando la AC al Taller en un trailer, (una vez que hicimos ver a la señora que la AC pesaba mucho y no podíamos meterla en cualquier sitio)  donde nos esperaban, teniéndole que escuchar  decir no se qué jilipolleces de los ciclistas invadiendo las carreteras… y mi mentalidad como es de finisher a toda costa, ya me había hecho contactar con el bueno de Alex de Tritransportbike, buen amigo, y al que conozco de mi época en Walktopro, que da un excelente servicio en el traslado de la bici, y el bueno de él me había planificado ya todo: -no te preocupes, te recojo bici en Barcelona que voy yo mañana, y preocúpate de buscarte vuelos a Frankfurt y “dejarme la bici en un sitio conocido que el resto lo tienes hecho”.

Llegando por ello a la conclusión que ya me anticipaban los iniciales kilómetros del  viaje pasando la templada noche por la oscura y cara autovia francesa que daban por pensar a uno, y que compartía con Elena, en conversaciones para no dormirnos: que tu propones y es Dios quien dispone, y que tu te puedes querer estar hoy en un sitio, y veremos si estarás o no, y sobre todo a la hora en la que estarás… que bien traído a lo que a Roth íbamos a realizar, pudiera traducirse en: tu te has propuesto hacer esto en 11 horas, pero ya veremos si lo haces en 12, 13 o en 15, o si ni siquiera vas a tomar la salida. Nuevamente el Ironman real, como la vida misma, que diría mi querida Silvia Dguez. autora de Finishers Books.

Aun con la seguridad que me daba saber que Alex venia detrás, la subida no fué igual. Ya de por sí siempre se van con miedos, cuando llevas la casa acuestas y a toda la familia, sin más planificado que lo que iba dentro, ni un sitio donde parar y mucho menos donde dormir, (es lo que tiene el “autocaravanning” que dirían “algunos” por el Stelvio), pero en esta situación, con estos antecedentes la noche para cruzar Francia iba a ser “toledana”…  (el plan era no dormir en Areas de servicio, para lo que había que cruzar Francia del tirón y ahora con mas motivo, así que con estos estómagos que preparaba el escenario parábamos pasado Lyon, a echar la primera cabezadita, después de casi 1600 kms, con el escaso descanso de los repostajes….y la esperanza puesta en que el viaje resultara, tan solo saliera…

Con ese primer descansillo, en el  segundo día la idea era acampar en el Lago TitiSee  en pleno comienzo de la Selva Negra, cerca de Friburgo, Triberg, Gengenbach … a los que poderle dedicar apenas un rato en nuestra pasada, donde había multitud de campings y por suerte caimos en uno, no sin antes rodear el lago entero, que luego recorreríamos a pie.. en una carrera ideal. Camping Bankenhof (GPS 47.88565, 8.13008) La idea no pudo ser mejor, dormíamos fresquitos, teníamos luz, agua y duchas confortables, y dormimos fresquitos, con vistas espectaculares y aprovechábamos incluso a darnos un baño con Zanco en el Lago, y Pablin a saltar en sus camas elásticas …

 

El tercer dia, decidimos improvisar al ver que existía muy cerca un Parque Acuático, con mil piscinas, y distintos ambientes, con la mala suerte de que el de niños, lo abrían a las 15horas, por lo que decidimos entrar los mayores, a darnos unos relevantes “chorritos”, antes de seguir nuestra incursión hacia Triberg, donde comimos en la Autocaravana – en lo sucesivo AC-, y donde bajamos posteriormente a conocer la ciudad y a dar cuenta de su famosa Tarta de Selva Negra, que tampoco fué ninguna maravilla, que todo hay que decirlo…

IMG_3779

El día apremiaba y la única preocupación era siempre llegar antes de las 19:00 al sitio donde pretendíamos dormir para ver si había plaza libre.

El cuarto dia, la idea era conocer el Playmobil Fun Park, por lo que llevábamos mirado para dormir la noche anterior en Camping Zur Mühle en Zirndorf (GPS 49.43118, 10.92628), que resultó ser muy completo, a escasos metros del parque (fuimos andando). Estábamos tan agusto, que decidimos ampliar un día más la estancia en el mismo, y no bajar a Roth, sino el día anterior a la prueba, ya que en el Camping que habilitaban, por muy bien que estuviera carecíamos de luz, agua y los servicios más basicos, por lo que íbamos a dejar estas “penurias” para cuando fuera realmente necesario, que era el día antes de la prueba, dormir a escasos 150 metros de la Transición.

El Team funcionaba a la perfección… IMG_3824

En el mismo día, visitábamos el Parque y bajábamos a Roth a recoger dorsales y ver un poco ya el ambiente, (yo empezaba a necesitar ya tener contacto con lo que habíamos venido a hacer), para volver de nuevo al Camping a la noche, a disfrutar de una cena y otro anochecer en familia… de esos que tanto echaré de menos cuando pasen unos años…

El quinto dia, había quedado con Joserra temprano, dado que Elena e Isa corrían la Carrera que organizan para las mujeres, y queríamos aprovechar para conocer un poco el circuito de bici.

 

 

Ya quedamos instalamos en el gran Camping que montan la organización para los dos próximos días. Reconocido el circuito, quise verlo con optimismo y bastante asequible, me impresionaron los muchos cristos regados a lo largo del recorrido, y de los que en el video pongo alguna muestra.

 

Por la tarde colocar pegatinas, entregar la bici, y hacer todo eso, que pasa tan tan rápido cuando tienes algo tan importante y en lo que has puesto tantas energías durante todo el año. Paseo por la tarde, por los alrededores del Lago, y de Hippolstein, con Elena, un café rápido  y a preparar el camastro a Joserra que durmió con nosotros y poco más, al día siguiente era el gran día, del que ahora habemus relato.

El Sexto dia, fúe el del Ironman de Roth, en realidad Challenge de Roth, no es franquicia Ironman, pero las distancias son las mismas, solo faltaría… y del que ahora os hablare largo y tendido. Por diversos avatares, no terminamos con un cansancio tan acusado como en otras ocasiones, (habría que determinar las causas), y todavía tuve tiempo de reírme con los tres crios, ducharme, tomar una buena salchicha y su cerveza (Papá así no hacemos sub11 me decía el marica del pequeño), recoger la bici, y esperar al autobús que nos trasladaría de nuevo al Lago Hippolstein donde teníamos aparcada la Autocaravana, y al bueno de Zanco que esperaba pacientemente…

El Septimo día, teníamos concertada (era el día mas propio jejeje) entradas en Legoland Park: Había que madrugar, dado que estábamos a 170 kms de Gunzburgo, donde se encontraba el parque. Así que a las 6:30 estábamos abandonando la acampada hippie que había sido Hippolstein, para estar  todo el día subiendo y bajando montañas rusas, sorprendiéndome una vez más, porqué unas veces tanto y otras tan poco… en lo que a agujetas se refiere después de un esfuerzo…

IMG_4159

Desde las 11 que abrimos el parque, hasta las 18:00 y con ya un cansancio aparente, empezamos a bajar dirección Schangau, donde al día siguiente queríamos estar a primera hora, dando de forma casual con un área tranquila, regentada por una peluquera y su marido, en Ettenbeuren (GPS 48.3752,10.3602) donde nos atendieron genial, y tuvimos un resto de tarde jugando al Monopoly, aprovechando para ordenar la AC … y luego volviendo a cenar en familia, eso que en Madrid practicamos tan poco…

El Octavo dia, el plan no era muy ambicioso, si que queríamos llegar temprano al Camping que habíamos visto, sin más pretensión que pasar el día descansando: para mi gusto fué el acierto del viaje: a los pies del Castillo de Neuschwanstein, con un entorno bestial, un agua cristalina, que nos deparaba el famoso Camping Brunnen (GPS 47.5973, 10.73734) y donde pasamos el día, reponiendo la despensa en el super, montando en bici, y corriendo con Zanco, finalizando por la noche en el McDonald de Fussen, al que por supuesto nos acercamos en bicicleta, como la práctica totalidad del personal en ese sitio. Ha sido para mi, el lugar más bello de los que he visitado jamás, tenia un embrujo especial, y a buen seguro que no me me dejará Dios morirme, sin volver por aquellos lares…

 

IMG_4239.jpg

El Noveno día abandonamos el Camping, con mucha pena, (aproveché incluso para nadar en tan espectacular sitio apenas 25 minutos) ya que a escasos 3 kms disponíamos del Ticket Center para ir a visitar el Castillo y no teníamos que madrugar en exceso. A mismo que accedimos con una calesa tirada por unos caballos, que nos “aromatizaron” la subida entre risas, y en una visita al Castillo que nos gustó mucho a todos. A las 11.30 terminábamos la visita, no sin antes dar cuenta de un copioso almuerzo a base de Salchichas en uno de sus bares, y empezábamos, -ahora si- a pensar en ir volviendo para casa…

Llegábamos a los pies del Lago Constanza (Camping Gitzenweiler (GPS 47.58452, 9.70471) pasadas las 14:30 horas, al ultimo Camping que nos acogería, enorme con multitud de tiendas y Autocaravanas fijas, que daba la impresión de que estuvieran allí todo el año, donde aprovechamos para descansar la tarde, tirados en la piscina, y en empezar a recopilar recuerdos con los que dar forma a estas memorias, compartiendo la única pizza que comimos en todo el camino, viendo caer la tarde sobre la multitud de caravanistas.

El Décimo dia, saliamos de Lindau, con la determinación de hacer muchos, muchos kilometros, sin apenas descanso, hasta que no estuviéramos bien entrados en Francia y a escasos mil kilometros de España, donde ya haríamos números para tener entregada la caravana

Cruzamos frontera con Suiza, donde yo creía estar llegando a Chechenia, con todo el mundo parado sin querer pasar nadie, y las advertencias de una señora que nos hacia negativas con el dedo (yo entendía. donde os vais a meter? y Elena siempre más positiva que tirasemos que no pasaba nada jajajaja). Finalmente cruzamos Suiza, que no olvidemos, pasa de la UE como de comer mierda, y contribuimos con 50€  (Elena 93€ que es más generosa ella) cada uno en forma de Roaming a potenciar su ya de por sí, excelente PIB. 243€  que nos dejaron en nuestro sitio… por pardillos!!!!

Pasamos la noche cruzando Barcelona y Zaragoza, donde paramos a echar una cabezadita de dos horas, que fué el escaso margen que nos permitió la vuelta, y llegar con tiempo suficiente a casa, para dejarla AC como nos la entregaron, descargar todo y llevarla de vuelta a soltarla a su destino.

En el vídeo os hacéis una composición de lugar mejor de todo… los que quieran ir mas a la chicha, a continuación.

Sino ves el video prueba en este enlace: https://vimeo.com/225757182 

Part. II. Análisis y SENTIMENTALISMOS sobre la naturaleza de la prueba Ironman.

Empezaré esta vez por el final, y anticiparé las conclusiones y reflexiones varias, que me servirán por partida doble como excusa por no lograr el objetivo, y por otro lado para dejar el relato (tercera parte) mas corto pues ese tipo de aventuras, ya los conocen los asiduos lectores, y las sensaciones son muy muy similares en todos y cada uno de  los ironman que hasta la fecha he realizado (probablemente el día que deje de tenerlas dejaré de hacerlos, por eso os remito a la heroicidad mostrada en otros post (vÉase Klagenfurt), pues este va a ir más de autoconocimiento, y aprendizaje de experiencias, de acúmulo en suma de todas ellas, que como diría la amiga esa innombrable que menciono en cada post me hagan tener la solidez necesaria, y me sigan haciendo crecer como triatleta: – Rafa, para competir algo en LD hay que tener muuuucha experiencia…

Referentes a la propia prueba muchas reflexiones…la primera ya la habéis leído en esa primera mitad:  la obtenida cuando veía que se podría marchar todo al traste, tirado en plena A2 con toda la familia, y una AC cargada de todo tipo de enseres, agua, espaguetis, un perro y la propia bici…

Pues sin apenas quererlo, y con toda la seguridad que llevaba en este Ironman (probablemente el que más de los que llevo realizados hasta la fecha), tal pensamiento fué calando en mi, para pensar que lo mismo el tema tiempo había que dejarlo un poco del lado, tal y como estaban viniendo dadas las cartas… menos mal, que íbamos preparando el golpe ….

Algún incauto (aquellos que se dedican a chismorrear en mentideros cuando no tienen de qué hablar, y juzgar de uno sin saber ni conocer nada de lo que se esconde detrás, valorando lo que ellos creen lujos sin conocer miserias), Y bien es cierto que otros buenos amigos, con mejor intención me preguntan constantemente que si el cansancio del viaje descrito,  pudiera haber influido en el rendimiento en la prueba; lo niego rotundamente porque NO lo hizo, pero de haberlo hecho, lo repetiría  una y mil veces por ver las caras de felicidad de mis hijos, que no olvidemos es muchas veces parte importante de todo esto. Tampoco voy a parar a dar más explicaciones a quienes no la merecen y van a continuar en sus trece por mucha argumentación que utilices, ni van a entender nunca que a veces son mas importantes las formas y el conocer el fondo, que el juzgar a la ligera aptitudes, pero al menos a los amigos, para su tranquilidad explicarles que nadar en un lago custodiado por cisnes, rodar en bici alrededor de un Lago en probablemente el sitio más bonito de los que haya estado en esta tierra, con tu hijo pequeño, o ver las caras de una madre viendo a una familia entera -a ratos- sonreír, para mi no ha tenido precio estos días…

Así que derivada la x, que despejé en buena medida con un tío de ciencias, que este año se encuentra en barbecho por atropello, y “señorito” de esto por excelencia, pero conocedor de la esencia y con el que tuve la posibilidad de rodar pocos días después,  llegué a estas modestas conclusiones:

     Venia a esta prueba con una pretensión que sabían muy pocos (admiro la nobleza de los que lo dicen sinceramente), para no presionarme en exceso, cual era  bajar mi mejor tiempo en Klagenfurt, conseguido hace unos años, y por dar respuesta algún año de estos a la pregunta que mi buen amigo Iñigo Carrillo que se compadecía cuando finalice mi primer IM en 11:20, diciéndome que donde cojones pensaba ir a bajar esa marca…  (y empiezo a pensar que tenia mucha razón jajajaja)

– ♠Es el Ironman una prueba complicada en sí, en la que se manejan un montón de variables, y en la que sobre todo se está en liza muchas horas, y en once trece, quince horas, pueden pasar muchas muchas cosas…

– ♠Es el Ironman una prueba, que a nivel popular, cuando le metemos en la ecuación el parámetro tiempo, corres el riesgo de que se vayan al garete muchas cosas, y empezar a manejar frustración, cuando lo que deberías tener es eterna satisfacción de haberte puesto de nuevo en la linea de salida con todas las garantias, y los deberes hechos y LLEGAR A META POR QUINTA VEZ y a eso me aferré, y eso me salvó: no concibo otra forma de hacerlo, no me la han enseñado: mis 200k reglamentarios de nado, mis 6500 kms sagrados de bici; o mis 1000k de carrera a pie (este año algo más menguados por la lesión del sacro), aparte de sus correspondientes 100 horas de gym. Todas y cada una de ellas,  VAN CONMIGO EN CADA IRONMAN, desde aquel primero que preparé en solitario a las órdenes de DonFink y su libro “Atletas de Hierro”.

– ♠Es el Ironman mas que un deporte, una filosofía de vida en si, en el que para no caer en  decepciones, conviene analizar y ser honesto consigo mismo y ser sabedor  de donde se está, de donde se parte, y donde se va. Porque igual que es de importante una cosa, es importante tener un objetivo siempre. Dicho objetivo ha de ser REAL, bien es verdad, como real considero, aún reconociendo mi poco margen de mejora (bastante mejora fué estar ya no haciendo triatlon, sino echar a aquel tío de mi cuerpo a que corriera un poco), intentar abordar 11:20 de hace unos años, con peor material, sin la experiencia que dan seis años, y con entrenamientos sacados de un libro y no de un tío con la seguridad que me dá ahora entrenar.

– ♠Es el Ironman, una prueba en la que has de aprender a valorar, lo que te aporta, a otro nivel porque son muchas las horas que se invierten en algo así, como para intentar sacar rendimiento un día al año tan solo perdiéndote el resto del camino.

NO ENTIENDO otro concepto, que el del trabajo bien hecho, y el de intentar obtener mejora, justificada y adecuada al nivel de cada uno como he dicho. Ir a un Ironman con lo puesto, (como desgraciadamente cada vez van muchos), sin un método, y un trabajo detrás, y sin un objetivo claro, me parece (quizás no sea la mejor palabra para definirlo) de una mediocridad tremenda. Otra cosa serán las circunstancias sobrevenidas a la prueba. Haberme presentado en Roth sin pretender mejora alguna (máxime en un Ironman plano como es este), pudiendo haber entrenado bien, sin lesiones a Dios gracias ni grandes problemas, si que me hubiera parecido el mayor de los fracasos.

Que es igualmente cierto que cuando haces un Ironman, pones todos los huevos en la misma cesta.. Pues si, pero es que esa cesta a mi me encanta… esa cesta es la del trabajo de 7-8 meses, la de horas encima de una bici que me han hecho tan feliz… y cuyo entrenamiento tanto me ha aportado en esos meses.

huevos

… como decía la noche anterior a la Gran Cita….

Opino que el  verdadero mérito lo tienen los q entrenan a regañadientes, que les cuesta un mundo salir un día a entrenar ¡que tortura!: yo soy un afortunado, sin sacrificio hago lo que me gusta, y al que le encanta salir a entrenar y lo pregono a los cuatro vientos:  #yosientreno, y lo pregono a los cuatro vientos… Verdad ¿Manu Pascual?

De todo esto saben igual que yo amigos y compañeros que te regala este maravilloso mundo, que como el propio Manu (que intentó y no consiguió por poco su sub10), o el bueno de Luis Gallegos, (2xFinisher Lanzarote ganados a pulso), son sabedores de lo que es no cuadrar muchas veces las cuentas, y a los que llevé presentes como a otros tantos durante la carrera…. A ti también Juanito que sabes granuja a tu modo como darme donde más duele, y a ti Javito, no te me pongas celoso…  A todos os llevé presente en la carrera, y ayuda ser sabedor de que tienes compresión y eco al otro lado de lo que haces.

 

Part. III. La Prueba en si.

Y ya una vez hechas las reflexiones decir que el Challenge Roth, me ha parecido la prueba más espectacular de cuantas he realizado, y llevo unas cuantas épicas de este tipo: Zarautz quizás se quiera aproximar en algo en la parte de carrera… o la Behobia, en alguna parte se asemeje a lo que aquí se vive en TODA la carrera.

Pero es que aqui el griterío es ensordecedor desde que sales a nadar al  Canal… Aquí ese embrujo de preparar material en silencio que corta, no existe….  Me salió del alma la frase que dije a Joserra cuando andábamos a las 6;30 de la mañana dejando bolsas de un lado a otro, y hablándonos a gritos para entendernos: ¡ Esto es el Disneyworld del Triatlon, tio! No me equivocaba en nada: Frodeno pasando entre nosotros como si nada,  seis u ocho globos aerostáticos, dispuestos a despegar, con el colorido que daban; el ancho del canal ocupado de gente que no paraba de animar; el recorrido de nado marcado de principio a fin; una bicicleta bonita, con mucha animación, con DJ´s y animadores que gritaban tu nombre a la entrada de cada pueblo… un espectáculo… que culminaba el Solar Hill, la colina de Hipoolstein, donde de forma inexplicable rompes a llorar sin saber muy bien porqué, y le das las gracias a la vida, por regalarte un momento tan especial…..

Desde que dejé los entrenos con el CTLR, es cierto que la Natación (aun cumpliendo escrupulosamente el volumen de horas y metros) es a la disciplina que menos me he preocupado en mejorar, pero es cierto también que este año, aun sin neopreno estaba nadando realmente bien (matizo como siempre: para mi, claro), y había conseguido hacer series de 100 en fatiga muy por debajo de otros años, lo que me daba confianza de hacer un buen sector en 1:10 aproximadamente. A continuación, en la T1, la única duda que creía tener (ojo las que vinieron después ;)) se disipa al destapar el neopreno, y verme el Tritraje del club, abierto “de par en par” por lo que decido salir con culotte y maillot que tenia preparado…

Esté fue la segunda pequeña decepción a gestionar, (la primera salir en 1:16), pero como llevaba mucha seguridad en lo que quedaba por delante, decidí montarme a la bici  con el “Pacing” marcado como siempre por el entrenador, y afrontar lo que quedaba, con el firme propósito de no mirar la media de velocidad, para no obsesionarme en demasía, y poder disfrutar del circuito.

Iba suelto, muy suelto, se rodaba rápido y en los repechos para no pasarme cumplir a rajatabla, dejando pasar a bastante gente. Todo marchaba yendo muy cómodo… hasta que en el increíble ambiente terminamos la primera vuelta y vi un parcial de apenas 30.1, que me hizo sabedor de que no iba a llegar a la media prevista de 32 Km/h ¡ ni borracho !

Ello hizo que me hundiera moralmente, y empezara mi cabeza a funcionar a todo tren : lastima horas que lleves, cuanto más cariño pones a algo peor te sale, no tienes suerte en la vida… etc … etc… esas cositas tan agradables que te dice la mente cuando quiere tocarte los cojones  y que lo dejes todo…

orig-CRIF3891

¡ Que desperdicio no hacer rodar bien a eso! :))

Logré reponerme y comenzar segunda vuelta, sin mirar el Garmin nada esta vez, (como tampoco hice en la carrera a pie), intentando dar la vuelta a la situación y meterme en el increíble ambiente que tenia la carrera: paré a dar un beso a Elena en esa vuelta (lo que nunca en bici), ella se extraño, pero no le quise decir nada… tampoco tenia mucho que decirle pues no sabia lo que estaba pasando; paré a ver si la rueda rozaba en algún sitió aunque yo no tenia sensación de ir frenado, pero bueno por ir descartando cosas… las descarté todas, menos la que mi cabeza tenia que haber detectado desde el principio: con media de 210w que llevaba hasta la fecha, alguien que lleva entrenando con ellos, dos años ya, debería saber que no dan suficiente para sacar esa media…

El garrafal fallo no lo tuve claro, hasta que  no aterricé en Madrid y me dio por comparar entrenos con la carrera: las cuentas cuadraban otras veces porque la media de watts se iba a 236-250;  Conclusión: confianza obsesiva, ciega y excesiva en el uso de la tecnología: no se pueden confiar tantos meses a un aparato y un dato, y a veces hay que aprender a usar un poco la lógica con los mismos.

Había habido un error del programa BestbikeSplit (que en mis tres anteriores pruebas clavó la misma, prediciendo con total precisión el tiempo que iba a hacer en el sector de bici), del bueno de Javi, o de quien quisiera, pero YO debería haberlo detectado, primero por fatiga muscular que no tenia, luego por la propia media de Watts, que nunca miró en carrera cumpliendo siempre el Pacing por tramos, y para colmo, el otro parámetro que podría haberme ayudado a identificar tal situación que hubiera sido el pulsómetro lo dejé metido por error en la bolsa de la carrera…..En cualquier caso, el fallo del programa y mío, pero confianza ciega en entrenador del que solo puedo hablar (y os suelo hablar de vez en cuando de él maravillas), por su entrega, por su implicación, por el privilegio que supone seguir con un pedazo “sensei” como es él, y porque lo reflejen o no los números, el salto en bici y la evolución es evidente. Gracias @jsolalo

Quizás no haber llevado detrás a Joserra, y haber apreciado a posteriori sus valores de bici, y el excelente sector que realizó, me hubiera refugiado en el aire (que sopló) o en cualquier otra excusa que disimulara el bajo rendimiento, pero fué precisamente este hecho, el llevar una referencia tan objetiva y conocida con la que comparar, lo que me hizo buscar un análisis de otro tipo, pues para ambos fueron iguales las circunstancias, y él acabo rindiendo mucho más de lo que yo hice, cuando en condiciones habituales, eso no suele ser asi…

De la carrera, reseñar que me  sorprendió el poco drafting (he hecho otros Ironman con la mitad de participantes en las que ha sido vergonzoso el mismo), y la cantidad de PenaltyBox existentes a lo largo del recorrido para cumplir las sanciones que imponían los jueces.

Por último, la carrera a pie, me dio para gestionar todas estas decepciones… y para más. Aún yendo como iba mal de cabeza, intentaba ir manejando la decepción que suponían las 6:03 horas de bici, pesaban como un lastre, y no llegaban por los pelos ni a los 30Km/h de media en un circuito rápido, rápido. Esperaba buscar a Elena, porque quería abrazarla y contarle todas esas lindezas que me decía mi cabeza, para que fuera ella la que me sacara del error, me diera dos tortazos y me dijera que el verdadero sueño, y la verdadera suerte de mi vida fué conocerla a ella, pero no la veía… necesitaba escuchar de su boca lo que yo me venia repitiendo y que me servían para reanudar marcha en cada avituallamiento

Me plantee la carrera nuevamente de supervivencia, como lo fué en Vitoria las dos ultimas vueltas, con la diferencia que en Vitoria iba jodido, aquí sin apenas desgaste iba apesadumbrado, intentando hacerme con una cabeza que gritaba constantemente la mala suerte que tenia en la vida, el cariño que le pongo a las cosas y lo mal que me salen siempre (vease Walktopro), o el porqué haces de esto tu vida por momentos…  : tenia que conseguir correr como sabia y como llevaba entrenando, – Te paras si quieres en cada avituallamiento, pero TU terminas; y así lo hice, pero con la pequeña pega, que había casi más avituallamientos que bares tuvo mi pueblo antaño, con lo cual, el tema se iba a postergar demasiado…porque el ritmo no era malo, jugando con las cadencias, pero las paradas eran continuas.

En el 14 me vino el primer y único bajón gordo, después de una parada a mear, iba andando literal, con muy pocas ganas de nada, y pensando en todo… lo malo y nuevamente y  como siempre acostumbra Doña Tomasa, decidió enviarme un angel, (en realidad siempre lo envía, Vitoria, Lanzarote la segunda de las veces) esta vez en forma de otro catalan, que de nuevo, esta vez se llamaba Nacho, y NOS vinimos de perlas para gestionar situaciones complicadas.

Lo perdí de vista cuando vi a Elena, y lo volví a coger posteriormente para seguir “poniéndole la cabeza loca”. Me decía constantemente que tirara, que llevaba más ritmo que él…  pero como él no paraba en los avituallamientos y yo si, nos iba viniendo de perlas… Era profesor de Educación Física, en un Instituto, y nos fuimos contando nuestras batallas, coincidimos después en el Autobús que nos devolvía bien entrada la noche a Hipoolstein, y aunque el diga lo contrario, no sabe el buen favor que me iba realizando.

Elena, por ese entonces acababa de aparecer en Roth y iba con un café en la mano y Pablin en la otra, totalmente despistada sin saber a que altura andaba y es que nos teníamos que ver rato después, casi en el 21k, La pobre había venido desde Hipolstein, apurando para verme la ultima vez y tuvo que esperar más de dos horas un Cercanias.

Me crucé con Joserra, el otro compi que del Club venia a realizarlo, y nos fundimos en un sentido abrazo, cada vez que nos veíamos, como en Lanzarote´16. No daba crédito a que apenas le sacara un par de kilómetros, llegó incluso a decirme, que si ya era mi segunda vuelta jajajajajaja. Había tenido un año “complicado” y estaba allí corriendo y fue lo único que le recordé, con el ánimo de que le dieran las fuerzas suficientes que me temia le iban a faltar después.

A partir del kilómetro 25, empecé a visualizar META, y a dejar de pensar en lo que no tenia solución, y ver esa FinishLine en forma de estadio que tenían preparada…  y cuando se empieza a restar kilómetros empiezas a ver las cosas desde otra perspectiva: el abrazo a Elena ya estaba dado, y había oido lo que quería escuchar; había corrido el Triatlon más espectacular de cuantos se hacen en el mundo, y que muy poca gente tienen probabilidad de hacer en su vida; iba  a ser finisher de mi QUINTO Ironman quien me lo iba a decir cuando afrontaba aquella primera Maratona ¿quien? Probablemente ni yo mismo con lo mucho que me quiero…

Lo demás lo dejo a la descripción de las fotos, no se puede obtener tanta felicidad junta, en una sola foto, solo la vergüenza ya de hombre mayor de Marcos, y la de su propia madre, q nunca se cree protagonista de nada, cuando lo es de todo, impidieron que la foto fuera completa…

orig-CRIT4750

No mucho más que añadir, ni más episodios de “epicidad” que los descritos: esta vez el sufrimiento fué exclusivamente mental, de frustración interior que conlleva el riesgo de llevar un objetivo “ambicioso” que fué lo que nos permitió mantener la ilusión durante los meses de preparación y que a veces juega estas pasadas, pero aún con todo y con eso, la prueba la disfruté en toda su inmensidad, sabiendo rectificar a tiempo, y lograr poner a tiempo ese manguito (que tan bien pusieron los mecánicos a la AC días atrás), pero esta vez en el motor interior que nos llevaba aquella tarde por las bonitas y repletas calles de Roth.

Para finalizar, el último recuerdo quiero que sea para ti, “Principesa” del video, porque el viaje de mi vida lo empecé contigo, y todas las etapas que nos tocan y tocarán vivir, las iremos superando porque eres la mejor entrenadora que la vida me pudo poner al lado feucha. Y aunque muy manido, muy dicho, sabes que nada de esto, de lo que llevo publicado en este Blog de sueños, que relata las cada vez menos modestas andanzas, hubiera sido posible sin ti…

IMG_3996

Principesa del Video, Princesa de mi vida

¿CONTENTO? SI en la medida que hay que tener los pies en la tierra, saber de donde se viene y donde se quiere llegar: quedar entre los 1700 primeros, de más de 4.300 participantes, amen de hablar del nivel popular de este Triatlon, es para sentirse orgulloso, cuando te quedas en meta esperando a ver los “cuerpos” y las edades que entran por detrás…  Pero al igual que el opositor que se tira un año preparándose concienzudamente no puede estar orgulloso de aprobar sn más su examen, porque ha de esperar un número más alto en base al tiempo que ha dedicado, y es por lo que que volveré a opositar sin duda, y la principal razón, por la que sin todavía haber cumplido una semana de la vuelta, estaba con el gatillo apretado, esperando que abrieran plazas para intentarlo de nuevo en esos 4 ó 5 segundos que duran las Inscripciones

Volveremos Roth, y volvemos para  saldar la deuda que tenemos pendiente. Espero al menos, disfrutar tanto como lo hice esta vez, en la que parecía que estaba corriendo mi primer Triatlon

Archivo 26-7-17 1 12 17

 

certificate-3

____

LA Séptima era Madrid

Ya está hecho. No debería escribir sobre ello pues no aporta nada a lo que ya he realizado, como digo siempre, y en el blog hablo siempre de sensaciones nuevas… pero era mi “PRIMER MADRID”, y eso aunque no sea novedoso, conviene que tenga cobijo en estas memorias mías en forma de post que a estas alturas le da a uno por escribir, y en las que encuentro cada vez más sentido, todo sea dicho de paso.

 

IMG_2753

LO pienso y  digo siempre que termino alguno:  Un IronMan no, porque eso sí es para gente enferma :)) pero una Maratón si es una experiencia q recomiendo a todo aquel que pueda proponerse el reto al menos una vez en la vida. Yo el pasado finde semana corría mi 7ª MaratónA (ya, ya sé que mal escrita, pero a mi por el respeto que me produce la distancia, equiparable al de cualquier mujer, me gusta feminidad la misma, y por eso, como he dicho en alguna ocasión, me gusta llamarla “La Maratón”; quizás también, porque aquella ya lejana de Roma, me harté de leerla en todos sitios como la Maratona di Roma.

El caso es que llegaba con menos entreno que nunca (casi 8 meses renqueante de lesión), apenas 500 kilómetros (que lejos de aquellas tiradas mías de confianza, cuasi obsesivas de mis primeros Maratones preparados en específico), y que me llevaban a cumplimentar 1200-1400 kms- pero con las mismas ilusiones que el primero que corrí. No me gusta presumir de falta de entreno muy al contrario creo que mi principal virtud es el tesón q pongo en estos, pero este año en carrera, pero en lo que a carrera se refiere, acabamos de salir de una lesión desesperante creemos que en el sacroiliaco que nos tuvo impeditados hasta bien desde Mayo que hicimos aquel épico Lanzarote  y hasta bien entrado Diciembre … Cambiado todo; técnica de carrera, zapatillas, buscando con el Stryd cadencias que me permitieran apoyar menos, y buscar más equilibrio, sesiones de Biofeedback, trabajo específico de fuerza para aflorar partes ocultas de mi musculatura … en fin

Pero aún así el afán de mejorar siempre estaba ahí, y mi idea era machacar los 42k a ritmo medio de 5:15 con el timing que como siempre Javi (@jsolalo) me había mimosamente diseñado. No llevábamos plan específico tan solo el de calcar el Timing, sin más pretensión q saliera pero yo interiormente llevaba la esperanza de estar en torno a 3:45.

Hasta en una ocasión así, y jugando en casa,  el Team funciona a la perfección. Nos levantamos bien pronto, para  dejar a Susan la entrañable amiga americana de Elena, que de buena gana se hubiera quedado y partimos hacia la calle Ibiza donde buscamos sitios, para luego no tener que andar mucho; Elena tenia todo estudiado (como siempre) y pude disfrutar de ellos hasta en cuatro sitios distintos. Me gusta ver siempre sus caras entre mezcla de satisfacción, aburrimiento y asombro…

Ya en el mismo Parque de Retiro nos separamos, para ir buscando los cajones, y olvido embadurnarme en vaselina, en mi ritual de ungüento típico, por lo que me tocará buscar a Elena nada más salir y realizarlo en público…

Afloran las primeras lágrimas (si soy así de jilipuertas y me emocionan estos momentos algo tan simple como ver bajar un tío en Paracaidas, ya ves tu… pero creo que la explicación a esto es otra: la Maratón es fiesta, es como poder dar gracias de seguir teniendo vida para seguir corriendo…

Pistoletazo y toda la subida hacía Plaza Castilla la hice cumpliendo el plan, 5:15, 5:30 u con la idea principal de que Madrid era una Maraton donde había que llegar entero al 30. Localizo a Elena con las tres joyas, justo en Colón, y hago una mini-parada, en mi cita con la vaselina. Todo en orden.

Aunque el recorrido me era muy conocido lo había hecho en varios años bien la primera o la segunda parte ayudando y yendo a ver a compañeros y amigos, me sorprendió el ambientazo que reinaba en buena parte del recorrido. La bajada cómoda por Bravo Murillo, la casa de mis primas, de mi tío… Madrid es todo  recuerdos, de un tipo y de otro… La siempre emotiva despedida en el 14 de los de la Media y la mirada de aquella joven que chocándote las manos decía: – ¡ mucha fuerza a los de la maratón!

Cuando digo que la  Maratón es como la vida misma es por cosas así: con una simple mirada te haces amigo de alguien que no conoces, y de la forma más tonta a veces, “cuando mejor vas y mas sincera la crees” se deja ir y duele porque es algo en lo que, como la propia carrera, has puesto esfuerzos, esperanzas, tiempo de manera desinteresada… y sobre todo ilusiones  Lo vi a lo lejos y me tuve que frotar los ojos: estaba allí apostado en San Bernardo, enfrente de Registro de Ultimas Voluntades, quizás hasta era una señal: pero cuando algo  no sale no sale y aunque no me considero recoroso e iba en plenitud de facultades físicas y sobre todo mentales no me salió ese abrazo a un amigo, y quizás lejos de los seis minutos que finalmente se me fue la Maratón es lo único que me pueda reprochar a mí mismo en esa excelente mañana de Domingo.

Si en cambio lo hice, con otro, con el que igual de dolido SI me salió ese abrazo sincero… bastantes kilómetros después… no lo sé Espero algún día encontrar explicación a tanto en mi cabeza. No me creía ser capaz de albergar rencor, pero si debo serlo en parte, o quizás fuera -y lo digo más por calmar mi conciencia- por la mala leche que se me iba poniendo a medida que pasaba tanto kilómetro … Sea como fuere, continuamos por el excelente paso por GranVia, Callao y Sol, Mayor, a buen ritmo y con gran afluencia de gente, por la zona sin duda más bonita de la carrera.

Sabia, -porque así se lo había pedido- que Elena estaría en la Casa de Campo. (dime un sitio donde te gustaría SI o SI que estuviera -me dijo), y justo nada más pasar el “Angliru” que han puesto en la zona de Lago, nada mas verlos, es donde empezó mi debacle. Tuve un amago de recuperación en el espectacular ambiente que la gente de TriMad tenía montado en la puerta de su tienda, con un “espectacular” Rosendo pero apenas fue un espejismo en diez minutos seguía estando muerto. Ni la última despedida que le estaba dando al estadio de mis amores, el Calderón me hacia vivo…

Había que tirar del poco oficio que uno empieza a acumular y despejar la mente en toda la subida Atocha fijándote siempre en el que pasabas para poder seguir vivo. Llegados al principio de Castellana, mucho más ambiente, la gente más cercana pero el ritmo seguía mas invariable que un seiscientos de época rodando por la A6: costaba un monton meter kilómetros por debajo de 5:50 prácticamente imposible

Y mira que llevábamos previsto el bajón en el planning, que hasta el trainer (que ya me empieza a conocer demasiado bien) me había puesto de poder realizarlo incluso a 5:45/km, pero no era capaz de meter pasado ese Calderon, ningún Kilómetro por debajo de 5:55-6:10.

pllaning

 

Y así hasta que en el Km 37 mi querida Tomasa que ni en estos momentos acostumbra a  dejarme solo (y las veces que lo hace acostumbra a enviarme un angel), decidió enviarme otro en forma  de hermano “chiquitillo”, que yendo más atufado todavía que yo, iba con mucho más ritmo. A el le vino bien porque se sintió fuerte tirando de mi , y a mí de “diamantes” que diría el bueno de Pedro en una situación similar,  porque me hizo subir el ritmo considerablemente y acabar los últimos cuatro kilómetros a ritmo de 5:30… ¡ Increíble lo que es la cabeza ! (Bien es cierto que eran los mas favorables ya… )

Entramos juntos en meta, casi jugándonos el sprint :))) y como a los dos … ¡ nos parieron así de efusivos ! …  solo con la mirada y una foto nos quisimos decir todo …

Me hizo mucha ilusión volver a rememorar que fue con él, con el que comencé todo.

 

compo3

Sorpresivamente fué el primer maratón que no he acabado como el anuncio típico y bien sorprendido estoy de ello: cero agujetas, hubiera podido trotar al día siguiente, cuando no he podido bajar ni dos escalones sin apoyar en mis anteriores: Javi dice que es la nueva musculatura que funciona, yo no sé si será la cadencia que hace menos impacto, la sesion de sauna y agua fría casi al terminar en el Gym o que el caso es que a 24 horas estaba como una rosa, con dolor muscular casi cero, y  eso no o he podido decir en ninguno de los séis anteriores.

 

instagram

Mesa Redonda en Salamanca

El Ironman como superación personal.

 

presentacion.jpeg

     En este afán mío de ser cumplidor de sueños venir a reflejarlos por aquí, y poder rememorarlos en un futuro cada vez mas cercano, otro más se volvió a realizar en la tarde del pasado mes de Febrero. Porque si, volver a un sitio donde te creíste parte importante de un proyecto y que a la vuelta de 25 años te vuelvan a dar la oportunidad de hablar de lo que te gusta, (tan distinto de lo que me gustó), de disfrutar compartiendo una experiencia que tanto me llena y que al mismo tiempo, sigas volviendo a tener ciertas reminiscencias de todo aquello después de tantos años es cumplirlo si y sentirse muy, muy realizado en lo personal.

Y eso mismo fue lo que ocurrió la noche de 22 de Febrero en mi querida Salamanca donde tuve a bien cumplir con una Mesa Redonda que organizaron antiguos compañeros del Colegio Mayor Tomas Luis de Victoria, enmarcadas dentro de la promoción de la Asociación de Antiguos Alumnos y que a propuestas de la Comisión de Deportes de la misma, versaba sobre el “Triatlón y su enfoque determinado en el Ironman”. Amablemente, en detalle que les agradezco por lo que disfruté de la misma, la Dirección del Colegio Mayor Universitario y la propia Asociación de Antiguos Alumnos, tuvieron a bien acordarse de mi, y aunque no sin recelos al principio logramos cumplimentar una charla  en formato de Mesa Redonda que os reproduzco al final y que terminé viviendo con mucha intensidad por todo lo que para mi suponía…

IMG_1742

Transformando el dicho de que “lo que natura no dá, Salamanca LO presta”, hablamos de lo divino y de lo humano de mi transformación, de los 142 a los 42.195 pasando por los 226K, en fin hablamos de sacrificio de vida  y de experiencias que para mi han sido increíbles y de las que estáis informados todos los que por aquí soléis andar.

No son frases manidas, cuando a uno lo reciben “como en casa”, y no exagero si digo que me quedé enamorado una vez más, incluso hasta algo morriñoso como cada vez que piso aquella última casa del cementerio, de la emoción de recordar que siempre es bonita, y de confirmar -una vez más- la inmensa fortuna que en mí supuso mi estancia allí, primero por lo que me marcó como el ser que soy ahora, y sobre todo volver a unos orígenes donde además se dió la paradoja de dar la charla en la antigua ubicación del Gimnasio que tampoco frecuenté en su dia…

Como en la presentación decía el “bueno” de Jesus, que tan dignamente tiene a bien dirigir aquella casa, fuimos capaces de “vencer al futbol” (había Champions televisada ese dia), y aglutinar a no menos de treinta chavales activos que no pararon de preguntas durante las casi más de hora y media que duró la misma. Fué, por tanto, una satisfacción después de tanto tiempo volver al sitio donde tan joven me sentí en su día, y donde me realicé en los años personales más bonitos que uno puede gestar en la vida de un Colegio Mayor, y volver ahora 25 años después de manera tan distinta… Como satisfacción fué la de compartir con todos ellos, ver sus caras, y redescubrir con extrañeza  como lo vengo haciendo en mi Club de Triatlon,  que todavía quedan chavales con un montón de valores y que no rehuyen de palabras como sacrificio, dedicación o esfuerzo a edades muy tempranas, (yo con 24 años solo recorría garitos de Gran Via de arriba abajo). Muy al contrario tan interesados estuvieron que no pararon de preguntar sobre la alimentación, lesiones, sacrificio, pensamientos internos que pienso compitiendo incluso hubo alguno que me propuso hacerme un “youtuber” de moda, -en detalle que le agradezco-.

Dicen que nadie es profeta en su tierra y a fé que es cierto, pero yo en esta aún no me siendo mi tierra me siento siempre como en mi verdadera casa, y hoy por petulante que suene me he sentido un poco así  viendo las caras de los chavales. Gracias a todos por hacerme sentir tan bien. Gracias por vuestras miradas cómplices, por hacerme sentir tan querido en algo tan nimio pero sobre todo GRACIAS por dejarme una vez mas beber ese “elixir de juventud” con el que vuelvo a seguir cargando las ganas de seguir adelante unos cuantos años más.

IMG_1807

Adjunto os dejo el video con el grueso de  la Charla (poco más de treinta minutos), en las que he dividido en un segundo video la casi mas de una hora que dió la misma, para charlas y preguntas que era lo que verdaderamente iba buscando en los chavales.

 

Video Presentación INCORPORADO que se ha suprimido en charla por ser de mejor visionado aquí:

 

@ColegioMayorTLV

http://www.tomasluisdevictoria.com

http://www.antiguosalumnostlv.com

https://www.facebook.com/Colegio-Mayor-Tomás-Luis-de-Victoria-343776009332422/?fref=ts

https://www.facebook.com/aatlv/?fref=ts

 

portada.jpeg

Etapa 1 Cornellana – La Espina

Ningún inicio soñado podría haber sido mejor … 


 Madrugamos para Coger el Bus que nos llevaría a Cornellana verdadero inicio del camino, no sin antes anoche haber cumplido con la visita a la Catedral de Oviedo donde en la zona de su Casco Antiguo degústanos un GinTonic recordando los viejos tiempos…

A las 10:15, estábamos saliendo del primer sitio en Cornellana donde hemos desayunado e invertido nuestros primeros ahorros: Café y Donuts bombón para iniciar el camino (llevaba más dos años sin probar uno), y nos hemos puesto a la tarea.

En las primeras estribaciones ya hemos podido comprobar lo duro del mismo, demasiada subida, bajada, cuesta y pendiente en una etapa que presumíamos llana y que sino llega a ser por una buena señora que salió rauda a la puerta a gritarnos que giráramos para la montaña de frente hubiéramos seguido por la generosa carretera que tan bien y confiadamente nos iba marcando el camino. El Wikiloc había piado también pero sino llega a ser por ella hubiéramos ido lejos a dar la vuelta … 

Mode Retrato by iPhone7 Plus (el modelo también hace).

Las ganas de ver y avanzar y lo frescos que veníamos han hecho el resto. Paisaje de la Asturias profunda enormemente ambientado bosques de eucalipto, y robles  donde apenas sabes dónde pisas … como en él propio día a día a veces. 
Hemos pasado por Salas como primer pueblo importante, y ahí es donde ha comenzado lo duro de verdad en una constante ascensión de casi 11 kilómetros hasta llegar a La Espina primer punto y aparte de nuestro recorrido
Poca gente nos hemos cruzado, mucho menos nadie realizando el camino. Apenas dos señores mayores (mayores somos nosotros pero ellos más) que nos han dado la pista, no sin antes bromearnos sobre lo mucho que nos quedaba, para descubrir uno de los de las sorpresas  de hoy, cuál ha sido Las cascada de Nonaya que nos ha inundado de su belleza y paz. Supone un desvío de apenas medio kilómetro, que está pareja extrañamente no encontraron, pero que bien merece la pena. 

El clima está siendo de lo mejor. Hace disfrutar el doble el paisaje. Ambos hemos tenido que sustituir la chaqueta que llevábamos por un forro polar más liviano, por el calor que hacía y esperamos que se mantenga así y nos siga haciendo este tiempo el camino que de verdadero gozo estamos teniendo

Hemos podido comprobar la belleza de los bosques y senderos preciosos que tiene esta tierra y el camino ya nos ha regalado los primeros momentos de dureza en tres rampones que escurrían las botas… 

Haciendo camino…


Hoy como era excepcional y salimos tarde ni una sola parada prevista, salvo la breve de las cascada descrita y llegamos con mucha hambre donde en Casa Cándano hemos dado cuenta de un quinto de cerveza con un bocadillo de pechuga de pollo y un café. (7,80 de Cuenta y a otra cosa) 

Ha salido casi una media maratón de auténticas buenas sensaciones que esperemos vayan confirmando con el paso de los días. 

La llegada al Albergue El Cruce en La Espina (donde amablemente nos atendió Carmen), ha sido confirmarnos en lo que venimos buscando: soledad, frío y una tarde-noche por delante. Apenas una estufa de gas a un canal  y 8 solitarias literas con las que afrontar el descanso … 

Terminamos etapa en La Espina donde no es habitual hacerlo al no ser fin de etapa pues es idea realizar la variante de Hospitales y para ello nos obliga a realizar esta antes de afrontarla. Veremos si el tiempo nos sigue dejando y podemos realizarla. Ojalá que si.  

Para la cena tampoco nos quisimos complicar en exceso, después de intentar la búsqueda de la plaza del pueblo, enfrente mismo de donde estábamos un “Hotel” Casa Aurelio unos tristes calamares con una bandeja de pintxos de bacon que no hemos sido  capaces de hacernos entender para qué calentaran  y a dormir en la nevera que tenemos arriba …. Mañana será otro día .. 

Hora de Amanecer: 08:00 (cogido Autobús desde Oviedo 09:00 q Cornellana)
Llegada Destino: 15:30

Tiempo: 5 horas 24 minutos 

Horas Andando: 4 horas 18 minutos 

Kms Recorridos: 20.8 Kms
Desnivel Metros:  841 metros
Kms. Acumulados: 20.8 Kms
Grados: 10-16 Grados 
Gastos: 4.20 € Desayuno – 7.80 € Comida  19,40 € Cena. Donativo Albergue: 15,00 € Total: 46,40 €  Acumulado: 799,20

Os dejo enlaces y datos caminoS y rutas: