Minientrada

 

Seguir soñando, seguir perdiendo, seguir viviendo….

 

13312679_550515458443006_5546931858319932132_n

Ya con las lagrimas secas, después de 72 horas, 45 de ellas metidas en un autobus, caminando Milán con la cojera que dejan los vestigios del ultimo triatlon, vayan mis reflexiones de la final, que escribo en el silencio de este autobus cargado de decepción y tristeza. No, no voy a acrecentar el ego de mis “amigos” madridistas, con excusas, robos o lamentaciones de siempre, los amigos merecedores de felicitación, recibieron mi enhorabuena cuando todavia estaba bajando las escaleras de San Siro dirigiendome al autobús que me traería de vuelta. Pero su comportamiento en la final, así como el de algunos de los de mi propio equipo contra los que “luché” en la propia final desde el gol del Madrid, me llegan a plantear si quiero seguir formando parte de un equipo, al que como sigamos así terminaremos abocados…

De verás que ansiaba tanto esta Copa de Europa, para ver si era parte de mi problema, y con ello mitigaba parte de este forofismo insano, que tan flaco favor hacer en el espejo en el que se pretenden fijar los hijos. Porque señores, sinceramente yo soy del Atleti, porque aquí no existen los caminos fáciles, ni los atajos para llegar al éxito, creyendo en el trabajo por encima de otras bondades para triunfar; aquí no se vive de las rentas que da el capital de una historia plagada de éxitos; aqui no se aplaude cuando conviene, ni se calla el resto de la temporada, aqui se aplaude siempre, se esté arriba, o se esté abajo; porque yo no quiero pertenecer a un equipo que dá por hecho todo lo ganado, que necesitan ser jaleados en una Final, porque permanecen mudos aún ganando, que salen de un estadio triunfantes como si hubieran ganado un trofeo veraniego; que a mitad de temporada estás poniendo a caer de un burro, y que a la semana siguiente estás con él a muerte de nuevo, hablando otra vez de gestas, noches mágicas… y no se qué milongas más… cuando hace unas horas llamaban “golfos” a su gente; porque yo no quiero permanecer a un Club de potentados, que mira a sus jugadores como auténticos peones productivos (tanto tienes, tanto me vales), y como “no los van a querer si lo hacen Campeones de Europa, por nosécuantavez… “, prefiero el “enamorado del Atleti”, en la Europa League, o en Segunda División, sin condicionantes de por medio, como es el verdadero amor; no quiero “cracks” y “alma maters” encarnados en un “señor”, que es tanto el amor tiene por sus colores, que lo primero que hace en el gol “decisivo” (¡primer balón que tiró entre los tres palos!), es quitar la camiseta, romperla y dejar su torso desnudo, una vez más para que veamos lo realmente importante… Y que nadie de ese Club lo critique y lo vean el jugador decisivo de la final… Podría estar horas…. Pero como de lo que se trata es de compartir la reflexión lo voy a dejar,

Y voy a darme un tiempo para pensar, si con esta filosofia mia tan mediocre, de no querer seguir creciendo, de seguir abocado al fracaso, que muchas veces no es sinomino de infelicidad, muy al contrario es la mejor de las felicidades, cuando hablabamos de SENTIMIENTO y tú admirado Simeone, debes saberlo mejor que nadie, sabedor de donde vienes y la cesta que te ha quedado con “tres mimbres” que tenias, hablando de tú a tú en Europa a tanto grande… pero debe ser tan díficil no entrar en esa rueda, de querer tener las mejores armas. Porque después de ver el comportamiento en la final, de algunos de mi alrededor, maldiciendo desde el Gol, ausentes de ánimos, fluyendo todo lo negativo hasta que no se vieron reforzados con el empate para volver a creer, me merecerá la pena, seguir perteneciendo a un equipo, que de seguir así, y de ganar algún día algo, terminará por convertirse en algo parecido a lo descrito… Y esó, eso si que sería algo muy triste, por muchas UNDECIMAS que se tuvieran en nuestras vitrinas. Ese día, habremos perdido la esencia que nos ha unido siempre, y que hoy renace en el silencio de este autobus, que casi 24 horas después encerrado, aun sigue gritando “Muchachos hoy viajamos juntos otra vez… “, porque si llega ese día habremos perdido lo más grande que será la posibilidad de seguir viviendo, seguir perdiendo, si, pero también seguir SOÑANDO, en que somos distintos al resto.

 

Rafa Moran. Socio Abonado 20.981 Atletico de Madrid SAD

IMG_6898

Seguir soñando, seguir perdiendo, seguir viviendo….

Anuncios

Un comentario el “Seguir soñando, seguir perdiendo, seguir viviendo….

  1. Pingback: El porqué del Camino | Rafuky's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s