Cuando lo esencial es más que suficiente.

Me han dicho muchas cosas bonitas, desde que empecé este maravilloso proyecto llamado Walktopro. Creedme que no es falsa vanidad: muchas. Pero de las que destacan, por el corazón de quien las escribe quizás sea esta la que mejor define y aglutina todo el espiritú que aqui se “cuece” o que aquí intento cocinar… Creo no estar equivocado… 

No lo he hecho nunca, porque siempre vierto opiniones propias por aquí, pero hoy lo hago con la de un amigo, al que el otro día vendí mi primer Salopette L1, y me ha pagado de la mejor manera con la que se puede responder a un amigo: la sinceridad. Algunos os preguntaréis, no sin razón, ¿que narices es un Salopette? Es una prenda de ciclismo, de las muchas que vendemos en U51PROMADRID, la que usamos para pedalear en bici (cullote). Llevo vendidos en apenas dos meses, más de los q pensaba vender en 1 año, pero algunos son MÁS especiales que otros y al menos me lo hacen sentir así. Quizás estemos mitificando demasiado una simple tela bien o mal tejida (seguramente), con mejor o peor badana,  pero a lo q no me resigno es a no alabar y dar graciaa a Dios cada día, compañías y sentimientos como los q me describía este Mail que leía esta mañana.

Sólo por esto de que no estoy equivocado ni en la apuesta que supone u51proMadrid, ni en los amigos de los q me rodeo para conseguirlo.

Gracias Jose, por tu sinceridad, por brindarme tu amistad.


1017111_397539917030841_1457647194_n

Desde que te conocí sabes que conectamos, hay personas con las que sin saber por qué te entiendes, sientes una afinidad especial, sabes que no les puedes fallar y sabes que seréis amigos para siempre. Este tipo de personas pueden no tener nada en común contigo o si, pueden tener edades distintas, pensamientos distintos, estar en momentos diferentes de la vida, clases sociales diferentes, pero no importa, sin saber porque conectas y punto.

Y eso pasó contigo desde aquellos primeros kilómetros se fraguó una amistad que nos dura muchos kilómetros, muchos cambios de marcha y muchos litros de sudor. 

Por todo lo dicho en los párrafos anteriores desde que me hablaste de Q36.5 estuve enamorado y como loco por probar la ropa de la que taaaann bien hablabas y de la que tan enamorado estabas, tanto que te animó a abrir tu sueño en forma de tienda con el único doble propósito de enseñar al mundo que lo esencial es más que suficiente a la vez que hacías de tú hobbie, definitivamente, un estilo de vida. 

Desde que se abrió el TIENDÓN que es U-51 Pro Madrid, he probado lo que mi modesta economía me ha ido permitiendo, primero unos calcetines y más tarde unos guantes, pasando por unos manguitos,  todo de Q36.5. Obviamente la calidad se nota y desde unos simples calcetines se nota que llevas algo superior, como cuando tomas un jamón bueno u otro malo, es jamón, sabe a jamón, el color es igual, el olor también pero cuando tomas uno de calidad todo es distinto. Sin embargo siempre pensaba en la joya de la corona, en el salopette de Q36.5, ese culotte que es el caballo ganador de la marca, el producto con el que marca la diferencia entre sus competidores. Siempre que entraba a la tienda lo tocaba, lo miraba aunque fuese de reojo y le decía… algún día serás mío, y gracias a la maravillosa familia que tengo ese día llegó y  ahora estoy enfrente del ordenador intentando describir lo que noté con ese Salopette querido y ya de paso contarte sensaciones de los demás productos de Q36.5 que tengo.

 

Culotte Salopette Q36.5 

Desde la caja se nota que es algo especial algo que es mucho más que un culotte de la Once o del equipo ciclista de la ciudad, cuando lo tienes en la mano algo no te cuadra, ese tacto no es como ningún otro culotte que antes habías tenido en tus manos, me recuerda al tacto del papel charol ese que usábamos en el colegio, además el ruido se parece muy mucho, incluso mi madre (no sabe ni quien es Contador, ni que eso se llama culotte) nota que la tela es una pasada y que es algo distinto a lo que ha visto en mis armarios del deporte.

Después de asistir y leer e incluso hablar yo mismo de las características del salopette, que si las puntadas de hilo por mm hacen que no traspase el agua, que si los paneles vectorizados de la parte trasera para que el culotte no se mueva, que si la forma de los tirante bla bla bla, quería probarlo de una vezzz y ver si todo eso eran habladurías o tanta tecnología se notaba.

Después de dar con la talla adecuada y ya en casa me lo pruebo y las sensaciones en un primer momento son buenas pero no tan buenas como me esperaba, quizás influido por las altísimas expectativas que tenía de este culotte, noto que es como una malla de correr hecha a medida, se adapta perfectamente a los muslos, la badana se pega al culo de una forma que ni notas que la llevas, pero los tirantes…noto que me tiran un poco, a primera vista no son tan cómodos como me pensaba, no te pienses que me tiran más que los de mis culottes normales no , me tiran igual pero yo de un salopette me espero más.

Y ya por la mañana me esperan 75kms por delante 2:30 suaves yo solo disfrutando de Cuenca y del  salopette, donde algunos tramos iré acoplado, otros iré de pie, es decir un buen test para el Q36.5. Mis sensaciones de este día son buenas pero no tan buenas como me esperaba, ya que, el culotte se adapta a la perfección la zona de las piernas es una pasada, es como si llevaras unas mallas perfectamente hechas a medida que ni se mueven, ni te aprietan te mantienen seco, la leche… incluso no sé hasta qué punto con ese sistema de sujeción tan perfecto que tiene serían necesarios los tirantes. En cuanto a la incomodidad de los tirantes que noté cuando me lo puse en casa , encima de la bici desapareció, obviamente notas que llevas tirantes pero ni te aprietan ni te molestan ni nada de nada de nada. El punto negativo de este día y la decepción es con la badana, esta se adapta perfectamente la llevas pegada al culo, sin moverse como si te hubiesen hecho un molde a medida, es distinta a las demás ya que notas muchooo el sillín, es como si no llevases badana, no es la misma sensación que tienes con un culotte normal donde notas que vas sentado sobre la badana y no sobre el sillín, con el salopette se nota que estás encima del sillín y ya cuando llevas algún tiempo piensas…Después de 3 horas aquí encima no se hará incómoda esta sensación??Y sí, después de 2 horas o así ya me tuve que levantar alguna vez del sillín con el objetivo de aliviar un poco la zona y eso que llevo algún que otro km en bici y el culo ya lo tengo con callo. Por lo que la badana del salopette me decepcionó ☹. Quiero tener esperanza y me auto convenzo de que igual con el paso de los kilómetros esta sensación desaparece…

El día siguiente tengo 2 o 3 horitas con un puerto  seguidos de un rodaje de 45 minutos. Después de 2 horitas encima la bici me doy cuenta de que he pensado en todo, en la cadencia, en ir comiendo , en lo que me queda por hacer, en el viento en todo pero…oyeee que llevo el salopette puesto y no me he dado ni cuenta, y creo que eso es el mayor halago y la mejor sensación que puedes tener al ponerte un culotte o cualquier ropa en general el no darte cuenta de que lo llevas puesto y eso es lo que es el salopette, un culotte que hace que lo esencial sea mucho más que suficiente. No te aprieta nada ninguna parte, es increíble como se adpata y la comodidad que te aporta en las piernas, los tirantes ni rastros de ellos, y la badana…creo que mejora con los kilómetros ya que el segundo día no tuve ni una mala sensación, es como no llevar nada.

Cuando terminé la bici y me tenía que poner a correr es tal la sujeción y la comodidad que llevaba que estuve a punto de ponerme a correr con él puesto, sinceramente no lo hice porque no me gusta el postureo de correr con los tirantes, pero dan ganas de quitarle los tirantes y ver que pasaría, estoy seguro que se seguiría sin mover.

Mención aparte tiene cuando te quitas el culotte….no llevas ni una sola marca de presión , ni en las piernas, ni en los hombros de los tirantes …NADA!! Aquí es donde te das cuenta que realmente lo esencial es más que suficiente ya que el culotte aprieta en las piernas lo justo y necesario pero no más ni menos, los tirantes sujetan pero sin dejar marca , la badana es muy fina, pero se adapta tan bien a tú cuerpo que notas que , en mi caso, con un poco de adptación no necesitas nada más. 

Por tanto , después de tan altas expectativas he de decir que el salopette las ha cumplido con creces y que lo recomendaré a todo el mundo que quiera un culotte de alta gama.El precio si, es caro, bueno caro no, el precio es alto, caro no ya que para gente que nos pasamos tantas horas encima de un asiento lo amortizamos con creces ya que es un salto de calidad en el equipamiento.

?????????????

Pdta: Teneis más descripciones del cullote, en este enlace, http://www.walktopro.es/ciclismo-2/q36-5-salopette-l1-essential, pero desde luego, que ninguna tan desinteresada, ni tan sincera como la aquí descrita.

 

1909215_382605195222303_973150259_o

Anuncios

Un comentario el “Cuando lo esencial es más que suficiente.

  1. Pingback: Mis primeros 365 dias vendiendo Q36.5: Un proyecto ilusionante | Rafuky's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s