Soñando en Ironman (Part I)

 Ironman de Lanzarote… con lo que yo te he deseado…  

Despegando, 21:45 y salimos destino a nuestro encuentro. Al que hemos tanto tiempo buscado. Desde arriba, noche caída ya, atisbo el bonito pueblo de Manzanares El Real, lo distingo, por lo cerca que queda del pueblo el bonito lago q tiene enfrente… madre de Dios! la de horas de entreno que habré echado yo por esa carretera…

 

20140515-093633.jpg

      Y ya vamos camino del sueño. En realidad, el primer Ironman que hice en Austria, me lo encontré en el camino, (en un sorteo del patrocinador fabricante de cerveza, Stiegl) como tantas cosas me he encontrado después, pero “el mio”, el que estaba marcado en mi calendario, con letras rojas era este. El del sueño que llevamos tanto tiempo buscando.

     Y como para mi es la primera de muchas metas, llega el momento de hacer resumen del primer stage. En realidad no sé como paso, y como se produjo el cambio, pero cierto día llego a mi vida y paso: la evidencia es que te levantas siendo otra persona y ya está. Los que me quieren mucho me dicen, que simplemente fué que tuve mi momento, mi día loco (Bendita locura). Pero jamás pensé que la transformación fuera a serlo, de peso, pero también, de costumbres, de maneras de pensar de forma de ser, de hábitos… Dios mío! de tantas cosas. Y no sabes lo que te estoy agradecido. No sabes cuanto. La sensación es que ahora tengo más partes de mi… que alguien se encarga de recordar constantemente que están ahí, pero que yo desconocía totalmente su existencia..   y todo ello me hace creer, que esta apuesta, no ha sido un capricho más, de aquellos miles de hobbies que he tenido y ya está, en realidad todo se transforma en otro estilo de vida, muy diferente al que llevaba… y todo por un papelillo que se caía de una carpeta un día por una oficina, con una tabla para correr y andar; no soy capaz de encontrar otro origen, no le encuentro otra causa.. y mira que busco diariamente el empujón primero para todo esto.. porque algún día me encantaría buscarle la causalidad (que no casualidad) a muchas cosas, y esta es de las primeras que tengo en la lista para preguntar el dia de mañana a quien corresponda.  Jamás podría pensar que iba a tener un día por delante, con la intensidad del que me espera en 48 horas…

     Por ello, y en homenaje a todo esto, (y porque lo he prometido a quien más quiero) esta prueba será de puro disfrute, hasta donde se pueda llamar disfrute a estar 13 o 14 horas, pero en realidad en el Ironman, en el día que lo haces es solo cuando lo haces, cuando se produce el verdadero sufrimiento. El resto, el “camino” como le gusta a decir a mi “hermano” Ramon Arroyo, es lo verdaderamente bonito de todo esto. ¿Sacrificado? mucho, pero cuando el sacrificio antes era nulo o lo empleabas en otra cosa,  el poder disfrutar, de la construcción de un pequeño castillo de naipes: darle la verdadera base, con ritmos lentos al principio, ir marcando los incrementos en horas, ir sumando semanas, en intensidades, cuidando la alimentación, ir creciendo en ropa, en material que voy a usar, suplementar, conjugar descansos, el mimar y alimentar todo ello para mi no tiene parangón. Como tampoco lo ha tenido toda la construcción, en distintas distancias ( Triatlon sprint, olímpicos, MD y LD) que a mi juicio se ha de llevar hasta llegar a cumplir “el sueño”.

      Y digo esto porque estos días, como sabéis hemos recepcionado hasta un total de 18 bicis, que la empresa Tritransport Bike, se ha dedicado a transportar hasta Lanzarote. A todos sus portadores les preguntaba, (por eso me encanta ahora mi trabajo jeje) y me ha llamado la atención, primero muchos debutantes en la distancia en un Ironman tan duro y especial, pero lo que verdaderamente me ha dejado atónito, es que para muchos, era su primer Larga Distancia. En concreto nueve personas solo habian hecho “algún olímpico” y en algún caso, llevaban cinco meses haciendo Triatlon. Vamos como querer conocer a la chica, en el primer beso, o follartela la primera noche… Llamarme romántico si queréis, pero para mi se pierden los pasos más bonitos… Me ha dado pena, mucha. No soy quien para aconsejar a nadie, pero el recorrido hasta llegar aquí probablemente sea lo que más orgulloso me haya sentirme de terminar algo así. Y creo que se lo pierden muchos, por el solo hecho de decir “soy un Ironman”. Bueno allá cada uno,

      Vuelta a lo mio: Pues terminado ya todo, hemos preparado cuidadosa y concienzudamente todas las maletas. Menos mal que la bici esta vez ha volado “sola”. Aún así, una maleta grande, y varias de mano, aprovechando a cada uno de los críos que puede llevar una,  han valido para meter tanto andamiaje: geles, sales, complementos nutricionales, camaras, allen para los pedales, botes, computadoras, cargadores, casco, neoprenos, zapatillas de todo tipo, tritraje, portadorsal, ropa de bici, ropa de run, ropa de entreno por si salgo a hacer algo..  bolsas portatodo, y un largo etcétera

A bien que iba tranquilo, tranquilo, con la sensación, nuevamente, del estudiante empollón que ha hecho los deberes a su debido tiempo y está con el libro cerrado esperando que entre el profe y pregunte. Pero en realidad a mucho ayuda, la pedazo mujer que tengo a mi lado, que ayuda en todo…  y sobre todo el “correr en casa y con el marcador a favor”: llegar a un sitio, donde vas a dormir a escasos 200 metros de la transición, con gente conocida en casi todos los puntos de paso de la bici, con “enchufes” en media Isla para que te avituallen si es necesario, es un lujazo y tranquiliza bastante. Supongo que por mañana, empezarán algo los nervios, porque sino, voy a empezar a preocuparme de verdad.

Voy muy similar a volúmenes, con los que alcancé el año pasado. Apenas he variado un ápice ni entrenos, ni modalidades de los mismos. Quizás si influenciado por las circunstancias que he tenido este año, en el que falleció mi madre (que besado te voy a tirar cuando entre por ese arco Tomasilla) y por fin aperturamos al sueño Walktopro, fueron un robo de horas continuo, pero aún así pude sacar unos números similares: algo menos de carrera, que veremos sino pasa factura, pero que esperemos que no. También el año pasado no llevaba ningún Maratón y este año llevo uno, y muy disfrutado.

Los vaticinios, pues que os voy a decir. Nada buenos. Pero no me voy a quejar que sino mi amigo Alberto Bimu, me llama nenaza. A nadie pretendia engañar, y sabia a lo que venia…. Lanzarote? Un ironman como el resto pero con una hora mas de bici, y media hora más de carrera es como lo resume todo el mundo. Ya sabéis que intentare estar entre los tres primeros, como siempre… Hawai esta ahí mismo, y hay que calificar aqui…

Bueno si os parece os sigo contando mañana y así hago un serial por capítulos en vez del típico mega artículo al que estáis acostumbrados. Vale?

Además os cuento un secreto: si que empieza a ver nervios, porque ahora releyendo lo que os iba a colgar, se me enrojecen los ojos, señal, de que los nervios están a flor de piel… Eso ya va siendo mejor señal, ¡leche que me estaba preocupando!

 

Buenas noches que descanseis.

 

Anuncios

3 comentarios el “Soñando en Ironman (Part I)

  1. Pingback: Acerca de como preparar y terminar un Ironman?: Part I: Buscate tu Ironwoman | Rafuky's Blog

  2. Pingback: Walktopro cierra Tienda Física, y yo mitad de un sueño | Rafuky's Blog

  3. Pingback: Mesa Redonda en Salamanca | Rafuky's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s