Enduroman 2.011 (¡ Que bueno que viniste Eolo !)

Dedicada, a tu preciosa Isla de los vientos, tesorete, a la que tanto maldije durante las Dos hora y media que duro esto… 😉

Ele y si hablo con el José Félix este y hago el Medio? Así empezaba a plantearme el primer Olímpico, montando en el Ryanair que de ida nos lleva a la Isla. Finalmente imperó la cordura, y ayudado por mi “Ele” que se está convirtiendo en mi mejor consejera espiritual, decido hacer las cosas como se han de hacer, escalón a escalón, peldaño a peldaño. El primero que se sube es el Triatlón Sprint, después el Olímpico, luego Dios nos irá facultando.

Dejando, el frío polar con el que amenazaba la península, partimos la familia entera hacia Lanzarote, echando esta vez de menos, a todo el Rafuky´s Team, que tan buena labor realizan en las pruebas peninsulares. La maleta cargada de bañadores, manga corta… desconocedores, de lo que aquí nos íbamos a encontrar.

Escabulléndome como siempre de mi suegra, voy a recoger, cual traficante de hachís en la playa, con la sensacion de que siempre uno esta haciendo “el mal”, la bicicleta a alquilar. Una Felt F45 Full Carbono, que por 25 Euros, iba a hacerme disfrutar el fin de semana, (viniendo de Giant Alu de Ciclo-cross, cualquier cosita, me iba a parecer la bomba). El tal Michael, me advierte, si en realidad quiero alquilarla, ya que me dice textual, si yo fuera el director de carrera suspendería la prueba, “anuncian vientos fuerza 7, eso es una barbaridad luchar contra vientos de 60, 70 km/h”. Ya había oído algo por la mañana, pero no sabia que fuera para tanto… Le insinúo con mi cara, que no me pierdo yo esto, ni por un millón…

Dejados ya bártulos e instalada la familia, en el excelente apartamento que mi suegro decidió proveernos en su día (gracias al cielo y a ti Martin Fernández), decido que voy a reconocer de nuevo, (aunque me lo sé de memoria, porque es donde corro todos los veranos), y a hacerme un par de vueltas al circuito, al que tendré que dar 3 el Domingo. Lo hago a buen ritmo, y con buenas sensaciones generales. Correr aquí, oyendo literalmente el mar a cada zancada, siempre dije que es un lujazo…. y probablemente lo que me anime siempre a seguir corriendo cuando uno aparece por aqui….

Cena en casita, casera, de pasta y mucho atún. Y a la cama. Que a la mañana siguiente quiero salir a reconocer el terreno, y así pruebo la bici, antes de salir para el Bautizo. En efecto empiezo a comprobar (y dicen que al día siguiente va a ir a mas), que la Bici, no pasa de 17 km/hora ni poniendo todo mi fe, ni dejándome el alma… Va a estar jodido. Pero como es mi carretera preferida de toda la isla (la que conduce al Golfo y a Los Hervideros), disfruto, y mucho del paisaje.
La bajada, son otros “garcias”, y apenas sin pedalear, se alcanzan con facilidad los 55 km/hora.

Ale, pues probada bici, así como principal sensación, lo suave que va, y lo poco que suena todo, parece silbar al pedaleo (comparado con la mía que chirria constantemente) y guardada para el día siguiente.

Vamos al Acto Social, con el que hemos decidido camuflar este Triatlón, (es el Bautizo de un hijo de la mejor amiga de Elena en Lanzarote), y nos ha hecho el favor de ponerlo este fin de semana y así teníamos excusa para “engordar” el triatlón, que a otros ojos, lo hicimos ya que estábamos… pero que os he de confesar, como ya supondréis, que es mentira totalmente, y que fue antes el Triatlón que el Bautizo.
Bien el Bautizo, mu correcto, rico y abundante todo, pero yo me bajo a la carrera (en realidad mi cabeza está allí desde hace tiempo), quiero ver salir a los del Doble Enduroman, y además tengo de 17 a 20 horas, para hacer check-in a la bici, que nos den la charla informativa, recoger dorsales … etc… Así lo hago.

Me produce extrañeza, y eso que no es mía, dejar la bici allí toda la noche. Pero bueno, parece que vigilada va a estar. Comienza a “meterse el tigre” en el estomago… Mato los nervios, viendo salir a los del Enduroman. Suspenden la natación, (eran 7,8 Kilómetros nadando). No se si es mejor o peor, yo quería nadar, pero pensándolo bien…. Bueno a ver que pasa mañana, cuando me toca a mi. Sustituyen este tramo, por una media Marathon, antes de cogerse la bici, para hacerse 360 kilometrillos, de na. Pues eso, voy bajando de vez en cuando, veo llegar a unos a otros, me asomo de vez en cuando al mar, (parece que esta calmado), y sigo viendo llegar a unos tras otro….
Cenamos en el Restaurante con mas solera de esa preciosa isla, Casa Pedro, en donde con verguenza, me pido un plato de pasta, que ya es “pecao” y del gordo, pedir en un sitio así un plato de spaguettin… Por pedir hasta postre, que llevaba meses sin probar: el tiramisu. Continuas idas y venidas a la carpa de salida… Para Casa, a descansar… El viento sigue sin cesar… A las Doce de la noche, bajo la ultima vez, y veo llegar a un tal Gregorio Cáceres, que al parecer va primero, lleva ya, 9 horas pedaleando, y me dice uno de sus ayudantes que mínimo, hasta las 5 ó 6 de la mañana, no creen que termine… ¡ la bici! . El tío aparca su bici, y el 15 minutos se zampa un plato de paella, otro de macarrones, un litro de algo parecido al te, y pollo, mucho pollo en pechugas. Otros paran y pasar al bar con tranquilidad a tomarse un bocata con su acompañante; otros esperan apostados cual indigente en la acera, durmiendo, esperando el paso de su familiar, para decirle si quiere algo, Y lo que ya me dejo sin aliento, fue ver dar pedales a un tio, ¡con una sola pierna!, y hacia la distancia Doble Enduroman… Impresionante de verdad que impresionante…

otros esperan apostados cual indigente en la acera, durmiendo, esperando el paso de su familiar, para decirle si quiere algo,

En esos pensamientos, y ya con el cuerpo cargado de nervios, me intento auto convencer de que comparado con esto, lo que yo voy a hacer mañana, es un cuento de chinos… Pero el cuerpo y sobre todo la mente son listos de la “lesche” y saben los retos que cada uno se marca, y lo importante que son para uno, lo quieras comparar con lo que lo quieras hacer… Y no termino de mitigar los mismos… Quiero ir cerrando ya, para conciliar algo de sueño, pero ni con ese engaño, logro calmar la mente… Me levanto de nuevo…
Con Elena ya dormida, y algo malita la pobre, procedo a mi ritual de siempre (me encanta además) de preparar unas zapatillas (las de correr), las otras (las de la bici), un tipo de gafas, las de otro tipo, el Mono de Tri, el neopreno, vaselina mucha vaselina…
Oigo a Elena, decir entre sueños: No te preocupes, mañana todo va a salir bien!
Llego el día. A las 8 en punto salen los segundos héroes, los del Ironman “normal”. Publico la foto en Facebook, of course. Lo observo, desde aquella terraza, desde la que tantas y tantas veces he visto un mar en calma del que tantas y tantas fotos tengo el mar “como un plato” que dicen por aquí, observo que esta gente esta nadando, y el mar no parece mal: NADAMOS ME DIGO!!!! Alé mas nervios… En realidad, aunque quería nadar, no era una artimaña, sino de querer hacer algo más completo, pero no me hubiera importado una transformación en Duatlón, máxime después de lo que vendría…Desayuno tranquilamente, el mismo de siempre, para no variar… y aun quedando dos horas, para la salida, no aguanto más y salgo para allá…
Llego el primero, en algo tenia que ser el primero, coloco todo minuciosamente, y ya estoy preparado… Voy a ver la salida a las 11 del Medio Ironman, y veo el mar todavía bien, pero algo más picado…

Como dispongo, de tener el apartamento de mi suegro, casi encima de la salida, me doy el lujazo de subir a ponerme el neopreno a casa, y ya, desde esa terraza que me da la vida, observo, como los últimos en salir del agua del Medio, están teniendo problemas… 😦 No le digo a Elena nada (ya me lo diría a mi luego todo ella). Me ayuda ella, con el final del neopreno, y cual Hombre Rana, bajo por todo el paseo marítimo, haciendo paseillo, ante el estupor de los guiris y chinos, de los locales comerciales… Como si ellos no dieran el cante a veces…
Ultima revisión a todo (el mar ya no lo quiero ni ver), y nada … a cotillear por los mentideros, a ver que se cuece… 11:45, quedan 15 minutos, y veo que acaba de llegar con la Bici, uno de los tíos, que salió el Sábado a las 15 horas… Impresionante 18 horas dando pedales, y ahora se dispone a hacer dos maratones (84 kilómetros), y yo salgo a nadar 1.5… Vamossssssssss. Me acuerdo de todos los ánimos del personal, todos esos Vamosssss, del face los llevo aqui presentes….
El sol empieza a calentar con justicia. Me quedo con el dorsal de ese tío… 117, un tal Florindo, para ver luego a la noche, si finalmente llega…. Por la noche pondría en mi muro del Facebook, sorprendentemente su llegada, después de 11 horas corriendo…

Aparece Elena, desde la valla, me anuncia con su cara: -“La natación la han suspendido, ¿verdad afi?” – No cielo, hablan de cambiar el recorrido, pero suspender creo que no, ¿que pasa que esta muy mal? Noooo, un poco solo… La cara me lo dice todo…
Madre del amor hermoso, me asomo… y aquello, ¡ parece más Hawai que Playa Blanca !… Sabéis que soy exagerado, de narices, pero las fotos que os pongo hablan por si solas…
Los Jueces siguen reunidos, y no se sabe todavía si habrá natación… Finalmente nos reúnen en torno a una mesa, y deciden dar la salida, pero reducen el recorrido, y lo suprimen, entre bollas yo calculo, que lo habrán dejado en un kilometro a lo sumo.
Dan cinco minutos para calentar… horrible… Eso si la sensación de frio con el neopreno cero, (con eso no contaba… a ver si aprenden los de submarinismo a hacer neoprenos), pero allí sobre todo de ida es imposible nadar. Me digo para animarme: Parece que ola hay muscha, pero corriente no tanta…. A lo que me responde el de al lado: Vamos no jodas!! Aquí es imposible nadar!!!

Asi empezaba el temita... no me digais que no es Hawai (que guay)

Mas olas

… y para mas INRI, las salida en video:

Nos piden nuevamente salir del agua, para tomar la salida. Preparados. Listos…

Salgo, corriendo, de cabeza… al agua a romper la primera, ola (por arriba imposible saltarla). Descubro que la técnica, es dejar que te pase la ola, y luego golpear fuerte, hasta que venga la siguiente, será el único espacio de tiempo en que se pueda nadar bien. Mas rápido de lo que me creo, estoy en la primera y única boya, a la que tengo que rodear, para volver por el mismo sitio…. Pago la inocentada, y nado de frente, boca abierta, y me bebo “del tirón” media bahía… Tengo que parar, porque la sal no me permite respirar bien, de hecho, quiero buscar a alguien de las barcas, en medio ataque de pánico, que logro sofocar a tiempo… Sigo, paro, sigo de nuevo…
Han sido apenas diez segundos, pero que mal joder.
Salgo de la primera vuelta. Ahí estan Elena y los niños, con una cara de pavor, como si a su padre se lo fuera a comer un Tiburón en la próxima vuelta… Ale! de nuevo más ola, mas agua. Vamos Rafa que es la última. Miro para atrás, y veo que iré más o menos a la mitad. Me animo. Y ya, aprovechando la ola siempre, empiezo a hacer los primeros rolidos, y a nadar algo relajado. Corrijo trayectoria continuamente, creo que además la corriente es lateral… Pero en menos de lo que tardo en pensarlo, veo que ya estoy casi fuera… Creía que lo peor había pasado.

Paso por el control, y directo a por la bici, a 300 metros… por un pasillo repleto de gente aplaudiendo, que ciertamente anima bastante, mentiría si dijera lo contrario…

Haciendo caso a lo ensayado con Tato, en la piscina el miércoles, llego con medio traje fuera, tan solo para pisarlo, y quitarlo, y en efecto, al intentar agacharme, tengo un pequeño mareíllo, que me hace sentarme a ponerme las zapas de bici…. cojo dorsal, y casco a la cabeza… Media familia animando en la salida, y contento a hacer los 40 en Bici.

Adelanto bastantes, (sobre todo de gente de Ironman y Doble, que van mas trillados), y ante mi se anuncia en forma de bajada de moral, lo que iba a ser la tónica de esta primera parte en bici: es imposible avanzar, voy arriba de piñones, y con el plato más pequeño, y es imposible avanzar más allá de 18, 19 km/h, y con un sobo de piernas importante, las tengo que me arden…


En la rotonda, los del olímpico tiramos recto, el viento cambia, y empieza a ser de costado, al menos lo noto, en que los de delante, van con la bici, totalmente tumbada pedaleando, y estamos en recta… ME animo pensando, que la vuelta está cerca, y que recuperare lo que aquí estamos perdiendo, aunque sea bajo sin dar pedales… y en efecto así podía ser, porque apenas sin esfuerzo, de vuelta, se podían coger velocidades de 50-60 Km/h… Así hasta llegar de nuevo a la Rotonda, donde nos encontrábamos con las demás disciplinas… Allí otra vez, aire racheado, de frente, de lado… por todos sitios, pero eran los 20 kilómetros, que me había hecho el día anterior, y que solo el paisaje merece la pena. En ello me centro.
Observo al dorsal de delante, que veo, por el mismo, que va corriendo Medio Enduroman (Dobles distancias que las que yo estoy haciendo), y me voy a por el, lleva el dorsal 311, que fue mi numero de habitación en el Colegio mayor (por eso me acuerdo).
Creí que era danés, por la apariencia y por eso no le hablo, al pasar, pero se me escapa un “Good Job. Come on”. Y en un andaluz, de lo mas “jondo”, me suelta: Quillo, me lleva hasta los webos el aire… es la segunda que vuelta que doy, ya termino, pero me lleva frito, estoy de “él”, estoy de “el” hasta…
Que pena, que no este permitido el drafting (ir a rueda de nadie), porque bien a gusto me hubiera quedado con este compañero improvisado, ayudandole-ayudandome a llegar al final…
Ya se atisbaba el final, y viendo los albores de Playa Blanca de nuevo, repongo geles, (me tomo, los BCAA y un gel de café, que estaba buenísimo por cierto), agua, y a embocar, de nuevo la transición….
La hago rapidísima, cambio casco por gorra, mismas gafas, vaselina para el roce con la sal y a volar…. (es un decir eh!!!;). Como anécdota para contar: mi tio Manuel, de vacaciones por la zona, que observando mis gestos de poner vaselina para la carrera, en partes nobles: Mira si le va a dar tiempo y todo para echarse desodorante…
Carrera, parece mentira quien me lo iba a decir, pero es en lo que más suelto ando de largo, bien es cierto que es lo que más gusta, lo que más entreno.. Un circuito de 3.33, bajo un sol que empezaba a calentar de lo lindo, muy repetitivo, con subidas no muy pronunciadas, pero si muy constantes, que se repiten cada tramo. Veo que voy muy por debajo de 5, y que voy a terminar los 10 casi en record, de mi mejor 10.000 en carrera. Subidon!!! Mis compis del club, dirán que #trotecochinero4:40, pero estoy mas contento que unas castañuelas!!!

Que buena carrera, que contento estaba!!!

Allí en cada vuelta vuelven a estar ellos, los tres enanos, chocando manos… y el pequeño “rebotándose” porque he fallado las dos veces, a ver si en la tercera estoy más atinado…
Y ya en la ultima pulsera, la tercer vuelta que me ponen, observo, como voy a adelantar al tal Goyo, me da hasta vergüenza adelantarle, pero lo hago agachando la cabeza, (ira a 6.30 min/km o algo así) es el primero del Doble distancia que va a acabar, con la diferencia de que el va a llevar 23 horas , y yo apenas 2.30… , el lleva 103 kilómetros en las piernas, yo apenas 10, entra justo detrás, y la plaza aplaude enfervorecida (no obstante el tío es de la localidad), pero con una diferencia en esfuerzo… sustancial… abismal diría yo… Es igual, igual de contento, muy satisfecho, de seguir ascendiendo poco a poco, e ir completando fases, creo que necesarias, para ir completando la formación en este bonito deporte, que ciertamente cada día me enchancha más y mas.
Resultados: 2:31:13 en mi primer Olimpico. Como siempre mitad de tabla 86 de 140, y mas que contento… en un Triatlon muy duro, con un trazado exigente, con la dureza que además esta vez le puso el clima, y con la florinata del Triatlon canario en los 25 primeros puestos.

Nuevo triunfo con los Tres!!

Y la verdad es que anima, motiva y te pica el hecho, de irte cruzando con gente en todo el tramo, a los que adelantas con facilidad, (algunos llevan más de 60 kilómetros ya corriendo, con lo cual de pique bastante poco), lo que te hace a ti ir superándote más, viendo semejantes “espectáculos”.

El próximo será, Paris. Pero Vengo y no estoy sino pensando, en volver, en volver a la Isla que se ha convertido para mi en la madre del Triatlón, a realizar alguna medio de Ironman, que me hagan al menos plantear, quien sabe si realizar algun dia la prueba estrella….

Reflexión final: No se si es bueno o malo, venir a pruebas de este tipo, ya hablaría igual de las Ironman, ya no te digo de estas Doble Ironman, dobles distancias.. Y no lo se, digo porque la principal conclusión que saco de todo ello, es que tienes un listón, una referencia tan alto en todo, que ya hacer una maratón, correr 10 kilómetros, después de haber hecho 150 kms una mañana, no supone nada extraordinario comparado con lo que aquí se ve.. Y es bueno y malo a la vez… Por la referencia tan buena que supone, ciertamente la dimension de esfuerzo que coges en una prueba de este tipo, y, en cambio, por lo que puede llegar a frustrar… sino tienes la cabeza bien amueblada, y muy claro los objetivos a los que puedes llegar y a los que no.

Pena no existir este ambiente, para los que más lo merecían/necesitaban

No quisiera tampoco dejar la ocasión de expresar que Me queda la sensación, y no es falsa modestia, de haber recibido los aplausos que a otros correspondían. Y es que en realidad, como estuve pasando cada tres por dos, por la carpa donde estaban los familiares y ayudantes de los que de verdad dan nombre a esta prueba, (enduromanes), vi la tristeza de dar vueltas a un tío, con trafico sin cortar, con el solo aplauso de su mujer, o su amigo, durante toda una santa noche, o seguir dando vueltas a las 10 de la noche de un domingo a un circuito por un paseo marítimo, en el que la gente lo miraba como diciendo, ¿que hará este tio? En realidad los aplausos se los llevan, los que como yo, han llegado a las 14 horas, con una meta a reventar de gente, deseosa de aplaudir a todo lo que se moviera… Así que vaya desde aquí mi modesto homenaje a ellos, que en realidad son los merecedores, de todos los aplausos que a mi me sobraron, y les faltaron a ellos todas esas horas, que pedalearon, y corrieron, más solos que la una.

Feliz al fin y al cabo….

Anuncios

14 comentarios el “Enduroman 2.011 (¡ Que bueno que viniste Eolo !)

  1. Me has emocionado cono tantas otras veces con ese relato en el q nos haces participes a todos y parece q tenemos las olas en contra… Has conseguido todo lo q te propones e iremos a donde tu quieras… Y haremos q tus sueños sean una realidad… Tq mi hombre de metal… De hierro lo serás lo serás de eso no me cabe la menor duda!!!;)))

  2. Una crónica bárbara, ¡Bro!. Enhorabuena por lo conseguido y sobre todo por la motivación que tienes, que encima es contagiosa… Jajaja. Las fotos geniales. 😉

  3. Grande Rafa, grande!!!, grande por el tri y grande por contarlo tan bien. Y que sepas que #trotegorrinero para mi es de 5 pa’rriba, jejejejej

  4. Me has dejado sin pañuelos de papel, oseaaa sin Klinex, menuda crónica, luego tendré mas letras para describir mis sentimientos, un abrazo

  5. Muy buena crónica Rafa! En tu línea, vaya. Me encanta leerte porque describes las cosas tal y como las vives y eso hace que me meta en el papel como si lo estuviera viendo, es genial. Joder que envidia de sensaciones. Me alegro muchísimo por tí. Por supuesto mención especial para your family, son de 10!!

  6. Gracias a todos vosotros…. Es un animo muy muy constante y con ello, con vuestros ánimos me aseguro el seguir haciendo cosas para luego venir a escribirlas. Me
    encanta que os guste

  7. Como siempre un placer leer tus palabras….. llevan tanto sentimiento, que hacen que los que te “medio” conocemos como yo, nos emocionemos con cada relato….. Gracias Papito!!!! Muaaaaaaaaaaaa

  8. ya te digo tesoro!!!! Me estás robando protagonismo… pero ya verás cuando saque una horita y ponga yo mi granito de arena en el triatlón… que los que estamos al otro lado, gritando, viendo como entras y sales, como te metes en ese mar que tenía olas que… en fin… la crónica saldrá y verás como se ve todo del otro lado, como se siente la persona que está ahí cada día viendo como sales a correr, llueve o truene, como te vas a la pisco cuando yo me quedo en casita, como sacas horas de rodillo mientras los demás estamos calentitos… Rafa esto tiene mucho mérito… mucho y yo tengo que explicarte como me siento cuando te veo metido en un neopreno y dispuesto a todo…

  9. Pingback: Si, lo haré, claro que lo haré. (IronMan Lanzarote 2014) | Rafuky's Blog

  10. Pingback: Triatl-OFF | Rafuky's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s